Conéctate a nuestras redes

Artículos

Evanescence: La difícil misión de demostrar su vigencia

Publicado

en

A comienzos de este año se conoció la esperada noticia de la tercera visita de los norteamericanos de Evanescence a nuestro país, tras casi cinco años desde último paso por territorio nacional, en 2012. Y de inmediato se formó un manto de incertidumbre respecto a la vigencia y poder de convocatoria del quinteto nativo de Arkansas, quienes no han editado material nuevo desde hace más de un lustro, “Evanescence” (2011), y que al menos en Chile ha visto mermada considerablemente su fanaticada, sorprendiendo primero con un multitudinario y exitoso show debut en la Pista Atlética del Estadio Nacional en 2007, pero que cinco años más tarde no sería capaz de completar el aforo del Movistar Arena en el marco de la gira “Evanescence Tour”, destinada a promocionar su álbum homónimo. Es de esperar que la carismática personalidad de la siempre bella Amy Lee, entremezclada con la cuota de nostalgia que generan los éxitos pseudo góticos de la banda, sea aliciente más que suficiente para volver a cautivar al siempre exigente público chileno.

Con el fin de allanar un poco el camino a un nuevo encuentro con los oriundos de Little Rock, presentaremos un recorrido por los hitos más relevantes de la historia de la agrupación, contextualizando una trayectoria que amalgama el éxito, las polémicas y los infaltables desencuentros creativos y emocionales que no pueden faltar en toda banda de rock. La génesis de Evanescence se remonta a 1994, cuando se conocen los dos pilares que fundamentaron el proyecto, el guitarrista Ben Moody y la vocalista Amy Lee, el primero con una habilidad innata para la composición, y la segunda con una personalidad profundamente cautivadora y un exquisito manejo del piano. Fruto de esta sociedad se desprenden los primeros registros de la agrupación en formato EP: “Evanescence” (1998), “Sound Asleep” (1999) y “Mystary” (2003), todos editados de manera local y con muy pocas unidades disponibles, elementos que a esta altura deben ser considerados verdaderos objetos de colección por los fanáticos más recalcitrantes. Adicionalmente existe un álbum demo titulado “Origin” (2000), que incluye algunas canciones que más tarde serían incorporadas en su disco debut.

El debut oficial de Amy Lee y compañía viene de la mano del exitoso larga duración “Fallen” (2003), obteniendo siete discos de platino en EEUU y catapultando a la banda a los primeros lugares del Billboard Top 10. Este álbum contiene la canción “Hello”, dedicada a la hermana de la vocalista que falleció a la corta edad de tres años de una extraña enfermedad, además de los cortes “Whisper”, “Imaginary” y “My Immortal”, que ya se habían presentado en su álbum demo “Origin” y que fueron reversionados para esta placa. Posterior a la grabación del disco, el tecladista David Hodges decide abandonar la agrupación para dar vida a un proyecto de rock cristiano bajo el nombre de The Age Of Information. Tras esta muy exitosa primera experiencia discográfica se gatillaron algunas diferencias creativas al interior de la banda, las que culminaron en la deserción de Moody durante la gira europea en 2003. Generalmente la fama viene de la mano con las controversias, y así quedó en evidencia en 2006, cuando Amy Lee demandó a su ex manager, Dennis Rider, por negligencia profesional, malversación de fondos, deuda fiduciaria y acoso sexual, indicando que el acusado se drogaba durante las reuniones de negocio, que utilizó en varias ocasiones la tarjeta de crédito de la cantante para comprar regalos a sus amantes, además de tratar de intimar con ella. Rider había demandado meses antes por incumplimiento de contrato, solicitando el pago de comisiones faltantes por U$ 10 millones.

En el mismo año nuevamente se producen cambios en la conformación de Evanescence. El bajista Will Boyd renuncia al proyecto para dedicar más tiempo a su familia, siendo reemplazado por el ex guitarrista de Revolution Smile, Tim McCord. Tras un extenso proceso creativo sale a la luz el segundo disco de la banda, “The Open Door” (2006), que tuvo críticas positivas de los medios especializados y ganó el premio a álbum del año en los MTV Australia Video Music Awards 2007, además de ser nominados al Grammy a la mejor interpretación de hard rock por la canción “Sweet Sacrifice”. Según Amy Lee, durante la grabación de este disco Disney le encomendó la creación de un tema para la película “Las Crónicas de Narnia: El León, la Bruja y el Ropero” (2005), el cual se traduciría en el corte “Together Again”, que, sin embargo, fue descartado por la producción por ser considerada demasiado “oscuro”. El tercer larga duración del conjunto, el homónimo “Evanescence” (2011), sorprendió gratamente por la renovación de su sonido, incluyendo algunos matices electrónicos, pero sin perder su base más rockera, lo que en parte se atribuye a la influencia del reconocido productor Nick Raskulinecz.

El próximo 4 de mayo Evanescence se presenta por tercera ocasión en nuestro territorio, siendo el Movistar Arena el lugar escogido para una nueva incursión de Amy Lee y compañía, con la esperanza de una propuesta potente y renovada, que supere lo mostrado en su anterior presentación en 2012, dando señales claras que el quinteto todavía tiene mucho rock por ofrecer y que se encuentran más vigentes que nunca.

Por Gustavo Inzunza

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Chilenos en Lollapalooza 2020, Parte 2: Consolidando escenas

Publicado

en

Lollapalooza Chile

Aunque Lollapalooza Chile 2020 tiene más de cien artistas en total, la mayoría se fija en los cabezas de cartel, en esos nombres que tal vez no vendrán nunca más y que se presentan como oportunidades únicas. Pero también existe una miríada de actos chilenos que complementan la parrilla de forma precisa. Una apuesta por nombres emergentes en lo urbano, mezclado con artistas ya consolidados en el rock o en el indie, el festival que se desarrollará entre el 27 y el 29 de marzo en el Parque O’Higgins tiene múltiples colores, de los cuales te mostramos algunos tonos a continuación:

  • Para leer la primera parte de este artículo, con seis nombres más, entre los que se encuentran Pánico, Camila Moreno o Inti-Illimani & Quilapayún, haz clic AQUÍ.

Saiko

Tal vez la banda chilena más importante que faltaba que debutara en el escenario de Lollapalooza Chile, Saiko no sólo entera una carrera de más de dos décadas llena de éxitos, sino que también lo hace con una solidez escénica que viene de la experiencia y de la confianza que tiene la actual formación: una especie de dream team de la música chilena. A la voz inconfundible de Denisse Malebrán y el bajo de Luciano Rojas, se suma en batería el ex La Ley Mauricio Clavería, además el arreglista, productor y multiinstrumentista Martín D’Alesio.

Luego de muchos movimientos, la banda parece estar en un punto de madurez y tranquilidad que en vivo consigue mezclar efectivamente los éxitos de sus primeros discos (principalmente “Informe Saiko” de 1999 y “Las Horas” de 2004) con los tracks más nuevos, como “Fluvial” (hecho en colaboración con Sebastián Gallardo de We Are The Grand) o “Sabes”. Pop, rock, intensidad, dulzura, convicción y un carácter pionero en la música chilena, hacen de Saiko la última gran banda nacional vigente que debía debutar en el escenario del Parque O’Higgins.

Alain Johannes Trio (performs “Euphoria Morning”)

A estas alturas no debiéramos entregar credenciales de quién es Alain Johannes, pero no es malo recordar una que otra. Por ejemplo, que junto con Natasha Shneider fueron quienes produjeron el álbum solista debut de Chris Cornell, “Euphoria Morning”. Este álbum, salido en septiembre de 1999, tendrá un nuevo giro en el escenario de Lollapalooza Chile 2020, protagonizando lo que será el retorno de Johannes al festival, en formato trío, con los hermanos Cote Foncea (Lucybell, Dracma) y Felo Foncea (De Kiruza).

Johannes muchas veces ha comentado la cercanía que tenía con Chris Cornell y cuán importante fue para todos quienes participaron el hecho de grabar “Euphoria Morning”, un disco que, además de su carga emocional, posee melodías que distanciaron al vocalista de lo que hizo en Soundgarden, llevándolo a un rock más profundo, de texturas más ricas, mucho más parecido a lo que Alain y Natasha cultivaban en Eleven. Y es precisamente ese tipo de sonido el que será evocado en un show único con Johannes y los hermanos Foncea, que son prenda de garantía al momento de sonar en vivo.

Fernando Milagros

Luego de experimentar con múltiples recursos sonoros, pareciera que en “Serpiente” –disco que editó en 2019– Fernando Milagros volvió a la guitarra como muleta única, siendo las seis cuerdas y la garganta del cantautor lo que domina las melodías propuestas en los nueve tracks del sólido y cálido LP.

Esa cercanía orgánica es toda una novedad para el artista que en “Nuevo Sol” (2014) o “Milagros” (2017) tuvo en los trazos electrónicos un complemento clave. También es ese tono más ligado a lo psicodélico, con percusiones orgánicas y bajos más profundos como elementos que terminan de cuajar la mezcla, el que sonará en Lollapalooza Chile, con un músico que vuelve a sus raíces, pero con las enseñanzas marcadas en canciones más directas y llenas de detalles por descubrir ahí donde es más difícil: escondidas a simple vista.

Yorka

Las hermanas Pastenes son un halo de luz y de fuerza en el escenario nacional, haciendo un pop sofisticado, juguetón y bello, pero no por ello menos potente. En eso ayudan mucho las voces de Daniela y Yorka, quienes se apoyan y generan sensaciones de alto impacto, cantando sobre temas variados, con canciones que en el contexto de la protesta social han encontrado más oídos y más lecturas.

Esto también se relaciona al trabajo que ellas han hecho en terreno, con Yorka –quien es profesora– haciendo clases de canto en múltiples contextos, acercando la música a distintos territorios. “La Canción Es Protesta” es una de las mejores composiciones surgidas tras el estallido social, vinculando el sonido del canto nuevo con un pop del siglo XXI, y es ese tipo de conexiones lo que convierte a Yorka en un proyecto relevante, precioso de descubrir y atemporal en su sonido, en su mejor momento.

Slowkiss

La mezcla que hace Slowkiss podría ser un desastre si sólo se ve lo que hay en el papel. Pop, shoegaze, punk, elementos góticos incluso, pueden parecer cosas que en la mezcla podrían perder algo, pero el cuarteto chileno logra mostrar todas sus facetas, en una propuesta que, luego de mucho trabajo y convicción, es parte de los sucesos imperdibles del rock chileno en el último tiempo.

Aunque la masculinidad frágil haga que algunos le enrostren su pasado como parte de Supernova a Elisa Montes, lo que consigue la formación que la tiene a ella, Natalia Diaz, Andie Borie y Ricardo Pozo no pierde el tiempo en el pasado, y entrega rock directo como el que inunda “Patio 29”, el disco que lanzaron en agosto pasado y que será la columna vertebral de lo que promete ser una vibrante presentación en Lollapalooza Chile 2020.

Catana

Una de las voces más interesantes y versátiles dentro de la escena urbana, Catana ganó notoriedad con su mixtape “Qween C” en 2018, un trabajo que dejaba en claro cómo la intérprete podía rapear, cantar, trapear y también mezclar estilos en su voz. Con líricas afiladas, la artista también ha explorado en notas más sostenidas, en el R&B y en más recovecos musicales con colaboraciones múltiples.

“CA” es el último single editado por Catana, que muestra el camino reflexivo, pero lleno de reafirmación, que la tiene como uno de los nombres a seguir no sólo en la música chilena, sino que en la esfera latina. Tal vez porque, en medio de solistas que se ponen al centro como objeto de escrutinio, una voz que observa al resto con la confianza y el carisma que tiene Catana no sólo resulta algo lleno de novedad, sino también ocupa espacios que estaban ahí, a la espera de un talento como el de la oriunda de Cerro Navia, que llegará a Lollapalooza Chile a confirmar las sospechas que hay sobre uno de los secretos mejor guardados del rap chileno.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 2 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 3 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 4 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Publicidad
Publicidad

Más vistas