Conéctate a nuestras redes

Artículos

Especial RockOut Fest 2016: Valium

Publicado

en

Es engañoso el ámbito de la experiencia para las bandas y artistas con muchos años de carrera, porque se puede caer en la ambivalencia de ser muy bueno pero no tener un gran impacto, y además de que las experiencias sean lastres que generen la sensación de veteranía para proyectos que no son tan viejos. Por ello es refrescante lo que logra Valium con su punk rock melódico, que en vez de quedarse en una zona de confort y generar una evolución lineal sin mayores matices, lograr revertir la comodidad para hacerse de un estilo que día a día resulta más atractivo.

VALIUM 01Valium no inventa nada, y bien lo sabe Francisco Fernández, Noel Frez y Erwin Werb, quienes en vez de vender un cuento chanta, prefieren hacer bien las cosas, tomando elementos que conocen y reconocen. No es casual que tengan una participación en un tributo a Descendents, quizás la banda más influyente del punk pop mundial, y que en sus discos también aparezcan ideas que no se escaparían a lo entregado por Millencolin o SUM 41, pero con un toque más hardcore en la compacta forma de tocar que tienen. Además, no temen a agregar al ska o una sensación más fiestera en su sonido, tal como su último sencillo, “Una Vez Más”, que aparece en el buen “Nuestro Lugar”, último disco a la fecha del trío que se escapa un poco de los afanes de echar la talla de “In-Descente”, aunque no deja de tener esa energía juvenil.

Es imposible no pensar en andar en skate o jugar Tony Hawk con esa sonoridad. Es una vuelta a la adolescencia, o mejor dicho un nuevo tipo de adolescencia, esa que evita la inmadurez, pero no por ello pecará de seriedad ostracista. Tras telonear a NOFX y con su show venidero en RockOut, queda claro que Valium es de verdad, y tal vez lo único que falte para que sean uno de los grandes referentes del punk nacional, sea que exista una industria que valore en el género a un estilo musical digno de ser escuchado, y no sólo que está para hacer un circle pit y pasarlo bien. Ambas cosas no son excluyentes, y gente como el trío en Valium no se va a permitir esos deslices.

VALIUM 02Valium se formó en 2005 tras la disolución de Blame, banda donde estaba Francisco con Nane, el otro guitarrista que tuvo Valium y que ya no está. En 2006 se ponen a tocar en serio, y en 2007 lanzaron “Valium 2007”, un demo que con siete temas ya les permitía entrar en los circuitos, alejándose de los covers de un comienzo. Casi una década después, y con tres discos a su haber, la banda cuenta con más historias que nunca y aun así pareciera que tuvieran un mundo por conocer. He ahí una gracia que, en medio de gente que se cree más importante de lo que es o que tiene más capacidades que las que realmente es capaz de usar, reluce más: la honestidad de simplemente mantener los ojos abiertos, los sentidos despiertos, y la creatividad sin mayores presiones.

Lo único que le puede jugar en contra al trío es precisamente que no inventan nada, no son portavoces de un estilo demasiado único, sin embargo, al lado de la entrega y genuino gusto por hacer lo que les gusta, ello se minimiza, y por eso cuando abran RockOut Fest el próximo 3 de septiembre, tendrán una de esas pruebas importantes para una agrupación que aún muchos desconocen. Ahí dejarán en claro que tienen mucho para ofrecer, y con una capacidad cada vez más tensa y dúctil para hacer brillar sus canciones, su show en vivo probablemente los erija como una de las sorpresas de un festival con muchos nombres seguros, donde podríamos agregar a los chilenos de Valium, tipos con experiencia que dan la impresión de ver todo por vez primera, prístinamente, y con ello también hacerlos sentir parte de la audiencia del espectáculo. Son uno de nosotros, y he allí una conexión fácil y verdadera que esperemos dé buenos frutos.

Por Manuel Toledo-Campos

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Las tres etapas de The Raconteurs

Publicado

en

Raconteurs

No debería ser tan adecuado catalogar a Jack White como el líder de The Raconteurs, pero sin duda él es su cara más visible. Más allá de eso, la banda ha forjado una imparable carrera desde 2005, transformándose en uno de los proyectos más interesantes del oriundo de Detroit, con tres álbumes de estudio hasta la fecha que sonarán fuerte el próximo 13 de noviembre cuando el conjunto llegue por primera vez a Chile con un concierto en Coliseo Santiago. Desde sus inicios hasta ahora, The Raconteurs ha ido quemando diferentes etapas, desde las exploradoras canciones de su primer LP, pasando por el rock más radial en el segundo, hasta derechamente las composiciones con carácter de stadium rock de su tercera placa. El proyecto es, sin duda, el punto de encuentro entre músicos que van adquiriendo experiencias por fuera en sus distintas entregas musicales, forjando en conjunto su sabiduría y carácter al encontrarse aquí reunidos.

Lo que surgió como una idea entre Jack White y Brendan Benson, se vio materializada en el primer disco de la banda, “Broken Boy Soldiers” (2006), con el dúo acompañándose de Jack Lawrence y Patrick Keeler para desarrollar un trabajo donde fueron explorando distintas veredas del rock, pasando por la psicodelia y el garage, entre otros estilos, lo que generó toda una novedad debido a la variada instrumentación, algo poco habitual para White en sus trabajos con The White Stripes hasta “Get Behind Me Satan” (2005), obra que sirvió como puntapié inicial para que el músico ampliara la paleta de instrumentos y estructuras que maneja en sus composiciones. Además de sencillos más conocidos como “Steady, As She Goes”, “Broken Boy Soldiers” o “Level”, este álbum cuenta con algunas gemas escondidas, como “Hands”, “Store Bought Bones” o “Blue Veins”, donde se demuestra lo bien que funciona cada pieza del conjunto cuando trabajan a paso firme, cómodos y totalmente cómplices de cada movimiento que se ejecuta.

Fue así como la banda incorporó más elementos del blues y un rock mucho más radial en “Consolers Of The Lonely” (2008), un trabajo que llegó de manera sorpresiva con un anuncio apenas la semana anterior a su lanzamiento. Con los ojos de la crítica ya sobre su figura, la banda mantuvo la vara en alto en términos de calidad compositiva, destacando el mega hit “Salute Your Solution” y otros pilares fundamentales de su catálogo, como “Old Enough”, “Top Yourself” o “Carolina Drama”, donde los factores acústicos del country son incorporados a la manera en que la banda ya acostumbraba a operar. Todo eso, gracias a la unión de Benson y White, donde se encuentran dos mundos completamente diferentes, permitiendo que la banda diera sus primeros indicios hacia el rock más clásico tipo Led Zeppelin o The Who, algunas de las principales comparaciones que se hicieron al momento de que publicaran su segundo trabajo, el que vino acompañado de un silencio discográfico que se prolongó por poco más de una década.

Help Us Stranger

En algún punto de ese período comenzó a gestarse el regreso triunfal con “Help Us Stranger”, álbum que los traerá por primera vez a Sudamérica y donde la banda toma riesgos para beneficiarse de un sonido mucho más maduro y estructurado, recordando mucho al rock de estadios que desarrollaron durante la década del 90 bandas como Guns N’ Roses o The Rolling Stones, utilizando muchas estrategias, como la combinación de guitarras acústicas con eléctricas, coros de doble voz y un teclado cada vez más prominente no sólo en este trabajo, sino que también en el resto del repertorio. Dichas canciones tienen una ventaja particular a la hora de enfrentarse al show en vivo, y esa es que la banda entiende muy bien cómo adaptar la música a diferentes contextos, cambiando los tempos, incorporando pasajes de improvisación o simplemente modificando la forma en que estas son interpretadas.

Ya con tres álbumes a su haber, The Raconteurs parece finalmente haber encontrado su norte en el rock que pretende hacer. Y no es que hayan tardado toda su carrera en concretar algo como esto, sino más bien es un reflejo de la madurez sonora que la banda fue adoptando cada vez mejor a medida que sus otros proyectos le tomaban el tiempo entre un álbum y otro. Muchas veces se ha debatido de si Jack White es un innovador o simplemente reinterpreta estilos, lo cierto es que tiene mucho de ambos, por lo cual no se le debe quitar méritos cuando se analiza su obra. Eso sí, cuando hablamos del cuarteto (o quinteto en vivo, si se considera a Dean Fertita dentro de la alineación), nos damos cuenta de inmediato que son cuatro fuerzas que, más que opacarse entre ellas, se combinan a la perfección para conformar un combo imparable, el que de seguro derribará Coliseo Santiago cuando la banda repase estas tres importantes obras en el mes de noviembre.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Railer Railer
DiscosHace 5 días

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 5 días

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 5 días

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 5 días

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 2 semanas

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 2 semanas

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 2 semanas

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 2 semanas

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 3 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 3 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Publicidad
Publicidad

Más vistas