Conéctate a nuestras redes

Artículos

Especial Lollapalooza Chile 2017: The Strokes

Publicado

en

Uno de los cabeza de cartel más solicitados en la historia del festival Lollapalooza en nuestro país regresa para dar su segundo concierto, a doce años de su legendario debut en escenarios nacionales. Los estadounidenses de The Strokes vuelven a la capital este año, para ser más exactos, en el cierre de la segunda jornada del certamen, que se llevará a cabo el próximo domingo 2 de abril, presentado su más reciente trabajo titulado “Future Present Past” (2016), EP de escasas tres composiciones inéditas más un remix, que sirve de excusa para decir “seguimos aquí” y darse una nueva vuelta por el mundo, incluyendo Chile, en una cita que se hizo esperar demasiado y que seguramente se transformará en uno de los hitos de la séptima edición del festival.

Formados el año 1998 por el vocalista Julian Casablancas y el guitarrista Albert Hammond Jr., después de ser compañeros de cuarto en Nueva York mientras estudiaban en la universidad, el grupo sumó a sus filas a Nick Valensi como guitarrista principal, a Nikolai Fraiture como bajista y a Fabrizio Moretti en la batería, formación que se mantiene intacta hasta el día de hoy, y la que dio vida al EP “The Modern Age” (2001), donde sobresalió el sencillo “Last Nite”, quizá la canción más popular que ha escrito el quinteto en sus casi dos décadas de trayectoria. Con el lanzamiento de su debut discográfico, “Is This It” (2001), The Strokes se transformó rápidamente en un fenómeno mundial, logrando calificativos tan grandes como el de “salvadores del rock”.

Y es que con su fórmula que mezcla garage con algo de post punk e indie rock, los norteamericanos conquistaron al mundo con hits de la talla de “Someday” o “Hard To Explain”, entre otros. Su éxito fue enorme y pronto se transformaron en referentes del rock para muchos grupos alrededor del mundo, a pesar de que no faltaron los críticos que indicaron que se trataba de mal reciclaje de ideas y sonidos del pasado, acusando a la banda de producir más humo que música. Pero los hechos hablaron por sí solos, y con su segunda placa los neoyorkinos demostraron a todo el mundo que lo suyo era auténtico y poderoso. “Room On Fire” (2003) presentó singles de la talla de “12:51”, “The End Has No End” y la imprescindible “Reptilia”. En lo más alto de la ola, la agrupación dio por finalizada su racha con la publicación de “First Impressions Of Earth” (2006), que a pesar de no contar con la misma frescura de sus dos primeras obras, se las arregló para meter ruido con canciones como “You Only Live Once”, “Juicebox” y “Heart In A Cage”.

La banda se tomaría un descanso de cinco años para editar nuevo material. “Angles” (2011) llegó como un álbum colaborativo –ya no todo pasaba exclusivamente por las manos de Casablancas–, con un sonido que combinó su rock de garaje con sonidos electrónicos, cortesía de las influencias de grupos como MGMT, Arctic Monkeys y Crystal Castles. En su cuarto registro de estudio, el quinteto logró reinventar una fórmula que necesitaba de nuevos aires. Dos años más tarde sería lanzado al mercado “Comedown Machine” (2013), otro disco que nació de un trabajo de composición grupal y que logró reconciliar a la banda con los fanáticos, quienes se sintieron algo desplazados por el cambio de estilo que mostraron en su anterior entrega, retornando a sus raíces pero sin dejar de indagar en nuevos estilos. Prueba de esta búsqueda son las tres composiciones que nos entregaron en su último lanzamiento, “Future Present Past”.

Habiendo realizando este breve repaso de la historia del grupo, dejamos la invitación hecha para que el próximo domingo 2 de abril, en el Parque O’Higgins, vivamos una jornada que de seguro estará teñida por la nostalgia de toda una generación que creció con la música de The Strokes y sus imprescindibles primeros álbumes, y por todos aquellos que han seguido a la banda hasta hoy y esperan con ansias escuchar en vivo lo mejor de sus trabajos más recientes.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Las tres etapas de The Raconteurs

Publicado

en

Raconteurs

No debería ser tan adecuado catalogar a Jack White como el líder de The Raconteurs, pero sin duda él es su cara más visible. Más allá de eso, la banda ha forjado una imparable carrera desde 2005, transformándose en uno de los proyectos más interesantes del oriundo de Detroit, con tres álbumes de estudio hasta la fecha que sonarán fuerte el próximo 13 de noviembre cuando el conjunto llegue por primera vez a Chile con un concierto en Coliseo Santiago. Desde sus inicios hasta ahora, The Raconteurs ha ido quemando diferentes etapas, desde las exploradoras canciones de su primer LP, pasando por el rock más radial en el segundo, hasta derechamente las composiciones con carácter de stadium rock de su tercera placa. El proyecto es, sin duda, el punto de encuentro entre músicos que van adquiriendo experiencias por fuera en sus distintas entregas musicales, forjando en conjunto su sabiduría y carácter al encontrarse aquí reunidos.

Lo que surgió como una idea entre Jack White y Brendan Benson, se vio materializada en el primer disco de la banda, “Broken Boy Soldiers” (2006), con el dúo acompañándose de Jack Lawrence y Patrick Keeler para desarrollar un trabajo donde fueron explorando distintas veredas del rock, pasando por la psicodelia y el garage, entre otros estilos, lo que generó toda una novedad debido a la variada instrumentación, algo poco habitual para White en sus trabajos con The White Stripes hasta “Get Behind Me Satan” (2005), obra que sirvió como puntapié inicial para que el músico ampliara la paleta de instrumentos y estructuras que maneja en sus composiciones. Además de sencillos más conocidos como “Steady, As She Goes”, “Broken Boy Soldiers” o “Level”, este álbum cuenta con algunas gemas escondidas, como “Hands”, “Store Bought Bones” o “Blue Veins”, donde se demuestra lo bien que funciona cada pieza del conjunto cuando trabajan a paso firme, cómodos y totalmente cómplices de cada movimiento que se ejecuta.

Fue así como la banda incorporó más elementos del blues y un rock mucho más radial en “Consolers Of The Lonely” (2008), un trabajo que llegó de manera sorpresiva con un anuncio apenas la semana anterior a su lanzamiento. Con los ojos de la crítica ya sobre su figura, la banda mantuvo la vara en alto en términos de calidad compositiva, destacando el mega hit “Salute Your Solution” y otros pilares fundamentales de su catálogo, como “Old Enough”, “Top Yourself” o “Carolina Drama”, donde los factores acústicos del country son incorporados a la manera en que la banda ya acostumbraba a operar. Todo eso, gracias a la unión de Benson y White, donde se encuentran dos mundos completamente diferentes, permitiendo que la banda diera sus primeros indicios hacia el rock más clásico tipo Led Zeppelin o The Who, algunas de las principales comparaciones que se hicieron al momento de que publicaran su segundo trabajo, el que vino acompañado de un silencio discográfico que se prolongó por poco más de una década.

Help Us Stranger

En algún punto de ese período comenzó a gestarse el regreso triunfal con “Help Us Stranger”, álbum que los traerá por primera vez a Sudamérica y donde la banda toma riesgos para beneficiarse de un sonido mucho más maduro y estructurado, recordando mucho al rock de estadios que desarrollaron durante la década del 90 bandas como Guns N’ Roses o The Rolling Stones, utilizando muchas estrategias, como la combinación de guitarras acústicas con eléctricas, coros de doble voz y un teclado cada vez más prominente no sólo en este trabajo, sino que también en el resto del repertorio. Dichas canciones tienen una ventaja particular a la hora de enfrentarse al show en vivo, y esa es que la banda entiende muy bien cómo adaptar la música a diferentes contextos, cambiando los tempos, incorporando pasajes de improvisación o simplemente modificando la forma en que estas son interpretadas.

Ya con tres álbumes a su haber, The Raconteurs parece finalmente haber encontrado su norte en el rock que pretende hacer. Y no es que hayan tardado toda su carrera en concretar algo como esto, sino más bien es un reflejo de la madurez sonora que la banda fue adoptando cada vez mejor a medida que sus otros proyectos le tomaban el tiempo entre un álbum y otro. Muchas veces se ha debatido de si Jack White es un innovador o simplemente reinterpreta estilos, lo cierto es que tiene mucho de ambos, por lo cual no se le debe quitar méritos cuando se analiza su obra. Eso sí, cuando hablamos del cuarteto (o quinteto en vivo, si se considera a Dean Fertita dentro de la alineación), nos damos cuenta de inmediato que son cuatro fuerzas que, más que opacarse entre ellas, se combinan a la perfección para conformar un combo imparable, el que de seguro derribará Coliseo Santiago cuando la banda repase estas tres importantes obras en el mes de noviembre.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 5 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 5 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas