Conéctate a nuestras redes

Artículos

Especial Lollapalooza Chile 2017: Rancid

Publicado

en

En la séptima edición de Lollapalooza Chile, uno de los nombres más esperados por los fanáticos nacionales es el de los norteamericanos de Rancid, la legendaria banda punk que por fin realizará su debut en escenarios locales, el próximo sábado 1 de abril. Erigiéndose como uno de los números más pesados del cartel, tanto en estilo como en historia, el primer encuentro con los de California se avista como un acontecimiento musical sin precedentes, uno del que cualquier asiduo al punk no puede quedar indiferente.

Formados el año 1991 por Tim Armstrong y Matt Freeman, amigos de la infancia y ex miembros de otra agrupación de culto, Operation Ivy, Rancid marcó el recambio de bandas punk en Estados Unidos, siendo los máximos responsables junto a Green Day y The Offspring de sacar al estilo del underground y llevarlo a los grandes escenarios, elemento clave en la carrera de la agrupación y que justifica su inclusión en el line up de un festival como Lollapalooza, donde prepondera el pop y el rock alternativo. Rancid tiene la capacidad de encajar en el lugar que lo pongan sin comprometer una pizca de su esencia. Lanzando su disco homónimo el año 1993 bajo el amparo de Epitaph Records, sello fundado por Brett Gurewitz, guitarrista de Bad Religion, el cuarteto -que selló su alineación sumando a Brett Reed y a Lars Frederiksen, baterista y guitarrista, respectivamente- se propuso sacar adelante una de las carreras más remarcables para una banda de su especie.

Como teloneros de gira de The Offspring y promocionando su segundo álbum, “Let’s Go” (1994), Rancid rápidamente se transformó en un nombre importante en su país, tanto así, que el sello fundado por Madonna, Maverick Records, estuvo detrás de ellos para ficharlos, dando pie a numerosas leyendas urbanas, como la que dice que la reina del pop les envió fotos de ella desnuda. Como sea, los estadounidenses decidieron mantenerse en Epitaph para lanzar su próxima placa “…And Out Come The Wolves” (1995), uno de los trabajos más exitosos de su carrera, sobre todo en lo económico, ya que lograron disco de oro con una obra que fue reconocida como un “revival del punk”, característica que contrastó con el mix de estilos que representó “Life Won’t Wait” (1998), el siguiente hito en su discografía.

“Rancid” (2000), el segundo álbum homónimo del grupo, se decantó por sonoridades más hardcore sin lograr el éxito de los lanzamientos previos. Esto, a diferencia de “Indestructible” (2003), larga duración que se instaló en la posición número 15 del ranking Billboard gracias a la gran distribución que les dio el sello Warner Bros. Records, en un movimiento altamente criticado por los fanáticos del grupo, quienes vieron con malos ojos su asociación con una casa discográfica tan poderosa, en desmedro de los sellos independientes que siempre apoyaron su carrera. Concluido el tour de “Indestructible”, los integrantes del grupo se tomaron un descanso para dedicarse a sus proyectos personales.

Listos para salir a tocar en vivo nuevamente, el cuarteto se preparó para realizar unas cuantas giras más con su formación original, antes de que Brett Reed se retirara del conjunto el año 2006 para luego ser reemplazado por Branden Steineckert, ex baterista de The Used, con quien grabaron el disco “Let The Dominoes Fall” (2009). Con esta misma alineación lanzaron su más reciente larga duración, “…Honor Is All We Know” (2014), el cual sigue manteniendo en alto el nombre del grupo, el que, después de décadas de espera, se decidió a visitarnos en el escenario de uno de los festivales más importantes de nuestro país. Para no perdérselo, el debut de Rancid en Lollapalooza Chile es uno de los grandes conciertos a tener en cuenta.

Por Sebastián Zumelzu

Artículos

Los clásicos de Knotfest Chile 2022: Judas Priest y Slipknot

Publicado

en

Las vertientes del metal pueden ser tan amplias como difíciles de abarcar, pero si se buscan puntos de comparación como para trazar líneas de referencia de la amplitud del género (si es que le podemos llamar así tan libremente), dos muy buenos nombres pueden ser Judas Priest y Slipknot, las bandas que encabezan la primera edición del Knotfest en Chile, este 11 de diciembre, y que llegan en momentos muy dispares, pero muy positivos a esta cumbre musical.

En 2019, Slipknot editó uno de los mejores discos de ese año, y probablemente el más aventurero en materia de géneros en toda su carrera. Lo electrónico irrumpía como un valor en sí mismo en varios pasajes de “We Are Not Your Kind” (2019), así como también apostando por la construcción más compleja de elementos de producción en las canciones. Este espíritu continúa en “The End, So Far” (2022), séptimo álbum de estudio del combo que ya no es el estandarte de un sólo estilo como fue con el nu metal –rótulo que tanto les pesó–, sino que ahora es un nuevo estándar en versatilidad, flexibilidad y mezcla de ideas que, sin perder en brutalidad y marcas características del grupo, consigue capturar un nivel de creatividad musical que se quisieran muchos. Slipknot no vive de recuerdos, porque felizmente están en un momento creativo excitante para ellos y para quienes les escuchan.

En cambio, Judas Priest está en un momento celebratorio, pero retrasado por múltiples factores. Cuando los formados en Birmingham dicen que celebran “50 Heavy Metal Years”, es medio siglo de historia, de influencia, y también de mucha creatividad, en serio, sin exageraciones. En 2018, habían lanzado el muy buen “Firepower” y en 2020 iban a embarcarse en esta gira que, por la pandemia, debió ser suspendida. Dos años después, por fin vuelven a Chile en este plan de revisión amplia de su discografía, perfecto para recién iniciados en esta institución del heavy metal. De hecho, es muy interesante cómo los Dioses del Metal serán, tal vez, la banda más purista en el género que se suba a los escenarios de Knotfest Chile 2022. Y es que es imposible subsanar la relevancia de discos como “Screaming For Vengeance” (1982), que con la distancia temporal pueden ser vistos por lo que valen, y no como pasó en su momento de lanzamiento, en que no lograban impactar en momentos donde el sonido dominante no venía desde lo heavy en el metal, sino desde el glam, que en un giro irónico del destino fue influenciado desde el look por Judas Priest.

Lo que sí tienen en común Slipknot con Judas Priest es cómo la visión contemporánea muchas veces no es la más adecuada para leer la relevancia de una propuesta musical única y original. Mientras en Slipknot tiene que ver con mochilas que cargar y una caricaturización de su sonido, amparada en su forma de vestir y mostrarse visualmente, en el caso de Judas Priest viene desde el desdén al metal clásico, tildándolo con demasiada facilidad de algo anquilosado, sin acercarse a observar con profundidad la calidad e innegable desarrollo de un sonido particular que ha trabajado la agrupación. Es la perspectiva la que ha entregado la chance de reconocerles más allá de fanatismos, y por ello estas referencias para el género completo son puntos altos de la temporada estival de conciertos en Chile.

Toda la información sobre el line up y entradas de Knotfest Chile 2022, la encuentras ACÁ.

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Free LSD Free LSD
DiscosHace 6 días

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
DiscosHace 1 semana

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
DiscosHace 2 semanas

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
DiscosHace 2 semanas

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
DiscosHace 3 semanas

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
DiscosHace 3 semanas

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Luz Figura y Sombra Luz Figura y Sombra
DiscosHace 4 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “Luz, Figura y Sombra”

Cómo Asesinar A Felipes nos tiene mal acostumbrados a sembrar expectativas en la espera de cada uno de sus lanzamientos,...

Aethiopes Aethiopes
DiscosHace 1 mes

Billy Woods – “Aethiopes”

En “La Odisea” de Homero, África subsahariana era llamada Aethiopia, hoy conocida como Etiopía; mientras que Aethiope se transformó en...

God's Country God's Country
DiscosHace 1 mes

Chat Pile – “God’s Country”

El ejercicio de escuchar música en formato álbum es una experiencia que se puede abordar de muchas maneras. Ya sea...

Publicidad
Publicidad

Más vistas