Contáctanos

Artículos

Especial Lollapalooza Chile 2017: Catfish And The Bottlemen

Publicado

en

En medio de la necesidad de trascender, la búsqueda de rasgos únicos es sin descanso. La ambición, la inseguridad o el ego hacen que se quiera realizar algo inolvidable y sin comparación, pero cada vez es más complicado, y lo que termina predominando es la experimentación o el cruce de estilos. De ahí que propuestas como la de los galeses Catfish And The Bottlemen parezcan más rupturistas de lo que realmente son. En estos tiempos, un rock sin mayores pretensiones es, sin duda, muy pretencioso, o al menos un tanto idealista, concepto que facilita que aparezcan los paralelos con Oasis u otras bandas que tienen la arrogancia de su parte.

Si bien Van McCann, el guitarrista y cantante, no busca ser un tipo desagradable, es parco y en la superficie recuerda a referentes como los hermanos Gallagher o el John Lennon más irónico. La diferencia es que McCann no trata de parecer el tipo más inteligente ni el mejor de todos, sino que simplemente quiere pasarlo bien y sorprenderse en el proceso, disfrutando. Aunque “The Balcony” (2014) y “The Ride” (2016) no son los discos más interesantes de los últimos años, es difícil no advertir que Catfish And The Bottlemen es de las pocas agrupaciones que se la juega por las guitarras en estos tiempos y lo hacen de forma atractiva, sin necesidad de tracks adicionales que les quiten frescura en vivo.

Aunque sus trabajos discográficos no han generado mayor revuelo crítico, en parte por lo limitado de los recursos que emplean, el consenso es que lo que producen sus shows en vivo es una cuota de pasado con la vibra del presente, dándose una conexión entre el cuarteto y el público de forma orgánica, sin mayores artificios, y eso hace que, por suaves que sean algunas de sus canciones, los metan de lleno en el tímido revival del rock que emerge desde ciertos proyectos. Entonces los comparan con The 1975, pero mientras los galeses buscan bastarse a sí mismos para provocar impacto, Matt Healy y los suyos se apoyan en todo lo extra que sea posible. Ahí The 1975 se parece a todo lo que hay más allá, en cambio Catfish And The Bottlemen gana un terreno propio, con sus propias manos.

Muchas veces las canciones del cuarteto surgido en Llandudno, Gales del Norte, pecan de simplonas, con letras demasiado literales, evitando las metáforas de forma casi virulenta, pero esto se condice con la declaración más célebre de McCann: “En estos tiempos todos comenzaron a pensar demasiado fuera de lo establecido tratando de ser artísticos y diferentes. Nosotros queríamos quedarnos dentro de esos márgenes”.

Teniendo las cosas así de claras, y aprovechando sus recursos al máximo sin perderse en lugares inseguros, han conseguido hacerse de voces de aliento, fans, y en especial de un show en vivo vibrante y lleno de seguridad hacia sus propias capacidades. Si es o no el revival del rock da igual, porque hoy por hoy la trascendencia no es algo que le preocupe a esta banda, sino que puramente dejar su huella en el presente más inmediato, lo que sustenta su gracia y también su gran éxito.

Por Manuel Toledo-Campos

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Especial En Órbita 2017: Parquet Courts

Publicado

en

Parquet Courts

El deseo de rebelión y las ganas de expresar lo que uno siente internamente, siempre serán motivos más que suficientes para desenvolverse en la música de carácter independiente. Bandas de la cultura DIY (Do It Yourself) realizan este ejercicio desde hace muchos años, manifestando todo su pensamiento frente al contexto político, social o cultural que se han encontrado en un determinado momento. Así, en la actualidad, vemos cómo Parquet Courts optó por transitar esa vereda, gestándose en el seno callejero y caótico de Brooklyn, escenario perfecto para que el cuarteto conformado por A. Savage, Austin Brown, Sean Yeaton y Max Savage lograra expulsar todo su estado interior.

Formados en 2010, Parquet Courts cuenta a la fecha con cinco trabajos de estudio, entre los cuales se han deslizado por estilos que van desde el indie rock hasta el post-punk, garage e incluso el rock experimental. Con “Human Performance” (2016) como su último álbum (si no contamos a “MILANO”, su placa colaborativa con Daniele Luppi lanzada este año), el cuarteto se aventura en explorar toda la cultura de violencia propia de Estados Unidos, abarcándola en canciones como “Two Dead Cops” o “One Man No City”, que reflejan el sentido más marginal y arriesgado de una sociedad que constantemente tiene algo que decir contra sus autoridades. Bajo aquel contexto agitado, el interés por inspeccionar a una sociedad en aparente decadencia va creciendo desde una perspectiva personal y exhausta, temática que se tornó un poco más recurrente de manera progresiva a partir de “Light Up Gold” (2012), su segunda placa discográfica.

Pese a estar siendo constantemente aclamados por la crítica de manera general, es cosa de poner algo de atención en la manera que su música es entregada. Parquet Courts no busca sorprender, ni poner excesiva atención en detalles pretenciosos o minúsculos, sus composiciones son directas, certeras y bien seguras del mensaje que quieren entregar, razón por la que quizás la banda se moleste, debido a las comparaciones que regularmente se le hacen con héroes anónimos del rock alternativo de los noventa como Sebadoh o Guided By Voices. Muy por el contrario, Savage y compañía no buscan ser reconocidos como la reencarnación o sucesión de algo, sino más bien como el surgimiento de un movimiento bajo sus propios términos, fuera de las etiquetas y tediosas comparaciones que son tan recurrentes en la actualidad.

“El rock está cambiando y la gente no puede ver cómo avanza porque están esperando que aparezca el próximo Fugazi”, relataba Andrew Savage en una ocasión, algo que probablemente haga referencia a cómo la gente prefiere estar pendiente de manera casi desesperada de la aparición de una nueva banda que venga y lo cambie todo. El único problema de eso es que se ignora lo que de verdad está pasando, privilegiando la manufacturación casi publicitaria en vez de la expresión verdadera y las revoluciones desde una vereda autosustentable.

Tal como poco a poco el mundo comienza a notarlo, Santiago también tendrá la oportunidad de hacerlo cuando el cuarteto traiga toda su potencia y furia al festival En Órbita 2017, donde seremos testigos presenciales de ese torbellino llamado Parquet Courts, uno que promete hacer notar su presencia, desestabilizando toda concepción de lo mal llamado “independiente” en estos días.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 3 días

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 4 días

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 5 días

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 1 semana

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 1 semana

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 2 semanas

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 2 semanas

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 2 semanas

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas