Conéctate a nuestras redes

Artículos

Especial Lollapalooza 2013: Tomahawk

Publicado

en

Como a uno más de la casa recibimos a Mike Patton cada vez que regresa a nuestro país, el lugar que se ha convertido en asidero para sus creaciones más personales y experimentales, atrayendo siempre a un grupo no menor de fieles dispuestos a sumergirse en la mente de un hombre que parece no tomar descanso. El año pasado fue uno sin Patton, vacío que aumentó la ansiedad de los fanáticos que, a finales de 2012, se enteraron de que uno de los proyectos más potentes del músico estaría presente en la próxima edición de Lollapalooza. Claro que antes de enfrentarse a Tomahawk, hay que tener en claro un par de cuestiones. Sin duda, el nombre de Mike Patton es el gancho principal para acercarse al espectáculo, pero este no es un proyecto completamente moldeado por el músico, sino que estamos ante una verdadera superbanda, en cuyas filas desfilan exponentes insignes del rock underground estadounidense, quienes vienen a ser los verdaderos cerebros detrás del sonido de Tomahawk.

TOMAHAWK 01Duane Denison, guitarrista y miembro fundador de la extinta banda de noise de culto, The Jesus Lizard, comenzó a enviar cintas con grabaciones a Mike Patton, quien se encontraba viviendo el ocaso de Mr. Bungle y el apogeo de Fantômas. Surgió la idea de colaborar y así fue como sumaron a la agrupación a John Stanier, baterista de los clásicos Helmet y los más recientes Battles; y finalmente a Kevin Rutmanis, bajista de The Melvins. El cuarteto tomaría el nombre de Tomahawk en honor a la mortal hacha que portaban los nativos americanos, para dar forma a una banda que se nutre de las influencias de un colectivo de lujo, logrando poner en un balance perfecto la calidad técnica de sus integrantes, la libertad que entrega la experimentación y la noción de crear un producto accesible para todo tipo de público, no por nada durante mucho tiempo se sostuvo la idea de que Tomahawk era lo más “escuchable” que había realizado Mike Patton desde sus días en Faith No More.

El sonido de la guitarra de Denison se convirtió en el puntal de la propuesta de la banda, apoyado en la base de la precisa batería de Stanier y el bajo de Rutmanis. Mike Patton, por su parte, siempre haciendo de las suyas, volviendo a demostrar la versatilidad de su voz, que al igual que en Fantômas, adquiría la capacidad de mutar hacía formas inimaginables, cortesía de una serie de sintetizadores y efectos que se han transformado en uno de los principales fetiches del vocalista. Bajo esta fórmula fue lanzado durante el año 2001 el disco homónimo de los americanos, quienes no tardaron en llamar la atención, primero por su espectacular formación, y luego por su material que iba desde lo lúgubre de temas como “101 North”, hasta lo perturbador de “Flashback” o “God Hates A Coward”, nunca inquietando con complejas estructuras ni delirios de experimentación, sino que por el propio poder de las atmósferas y un cierto hálito de cinismo y crueldad en sus letras y sonidos.

TOMAHAWK 02No tardaron demasiado en seguir con un nuevo lanzamiento, siendo “Mit Gas” (2003) el disco más popular de la banda, con el cual salieron del mundo subterráneo para arremeter con temas como “Rape This Day” y “Mayday”, que a más de alguno recordaron los años de “King For A Day… Fool For A Lifetime” (1995) en Faith No More, por el simple hecho de tener a un Mike Patton desgarrándose en cada nota de sus agresivas letras. Por un lado, “Mit Gas” se desprendía del hermetismo y noción más underground del disco debut, para llegar a lugares más extremos, pudiendo confirmarse una mayor presencia de Patton en el proceso creativo, aunque este siempre ha señalado que “el jefe” en Tomahawk no es precisamente él.

Rencillas dentro del grupo, sobre todo por parte de Rutmanis, quien en reiteradas ocasiones se declaró incomodo dentro del grupo, sumado al poco tiempo para reunirse a componer debido a los diferentes proyectos en los que estaban involucrados cada uno de sus integrantes, pusieron a Tomahawk en un receso discográfico de cuatro años. Bajo este ambiente de tensión se dio a luz a “Anonymous” (2007), tercer disco de Tomahawk, y el que más se sale de los parámetros de los estadounidenses. Para el registro se tomaron como base las composiciones de los nativos norteamericanos, las cuales Denison descubrió en sus viajes por tierras indígenas y en un libro que adquirió, en el cual se encontraban una serie de piezas musicales escritas por compositores anónimos, de ahí el nombre del álbum, que se transformó en un trabajo totalmente conceptual y en el punto de quiebre para el cuarteto, que ahora pasaba a ser un trío, ya que Rutmanis salía definitivamente de la banda, incluso durante la preparación de “Anonymous”, proceso del que el bajista jamás se enteró.

TOMAHAWK 03Así es como Tomahawk volvía a quedar a la deriva, hasta el año pasado, cuando el trío anunciaba la integración de un nuevo talento para cubrir el puesto de Rutmanis, siendo Trevor Dunn, histórico recurrente en gran parte del trabajo de Patton desde Mr. Bungle hasta Mondo Cane, como el nuevo bajista del grupo. Es así como lanzaron al mercado “Oddfellows” (2013), precedido por el box set compilatorio “Eponymous To Anonymous” (2012), devolviendo a la banda a los sonidos de sus dos primeros discos, quizás sin alcanzar la misma frescura que en esos álbumes, pero confirmándonos que las mentes maestras habían regresado a su causal para seguir asaltando al mundo con su rock/pop/alternativo/experimental.

Tomahawk se presentará en dos fechas durante este Lollapalooza, primero en un sideshow imperdible en la Cúpula del Parque O´Higgins el próximo 4 de abril, para luego pasar al escenario principal del festival el día domingo 7 de abril. En ambos shows podremos vivenciar de forma directa la consolidación de esta banda de súper músicos.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

Artículos

Discos chilenos destacados 2020

Publicado

en

Discos chilenos destacados 2020
Anterior1 de 5
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Este pudo ser un año sin ningún lanzamiento y eso podría haber sido lo más justo del mundo. 2020 estuvo marcado por la crisis político-social en nuestro país, y luego por una crisis sanitaria-cultural a nivel mundial por la pandemia. La música en vivo se apagó casi por completo por la imposibilidad de tener masas de gente en conjunto en el mismo espacio, y con ello la principal fuente de ingresos de la industria musical también ha dejado a miles de trabajadores de la música en la cuerda floja. Pero en vez de silencio, son muchas voces las que se han alzado, en múltiples estilos y mensajes, y la música ha sonado fuerte, claro y ha servido para demostrar el valor de las artes y cultura en un contexto de adversidades e incertidumbres. Allí, las y los músicos chilenos han colaborado, dialogado y generado instancias para mantener la presión sobre las autoridades para que se hagan cargo de la crítica situación, pero también han brillado en materia de creación, generando una gran cantidad de material valioso, en diferentes géneros.

Muchos EPs han formado parte de los proyectos surgidos, incluso con la motivación de la pandemia. Quizás es ese aislamiento forzado el que también ha hecho que la mayoría de los proyectos que destacamos en este listado 2020 de HumoNegro sean, justamente, trabajos surgidos desde una labor solista (Alexander Quinteros, Chini.png, Rubio, Nico Carreño, Cevladé) y además con mucha sensibilidad reflexiva. En tanto, encontramos bandas que se consolidan (Alectrofobia, Adelaida, Niños del Cerro) y otras que sorprenden, pese a sus ya sólidas trayectorias (Cómo Asesinar A Felipes, Yajaira, Poema Arcanus).

La creación artística siempre es esperanza y brillo, y en medio de incertidumbres que nublan el rumbo, esperamos que estos discos que seleccionamos entreguen al menos parte del retrato de un año donde todo fue más difícil, pero donde, aun así, hubo luces y sonidos. Desde HumoNegro, un reconocimiento para las y los compositores e intérpretes que mantienen viva la música chilena. Aquí, en orden alfabético por banda, nuestra humilde selección de EPs y LPs destacados 2020.

Link a los streamings de cada álbum pinchando en las imágenes.


“Animita”

Adelaida

Tras el éxito de “Paraíso” (2017), Adelaida no se durmió en los laureles y comenzó el proceso de creación de su cuarto disco, uno que llegó este 2020 y trajo consigo nuevas texturas para la banda de Valparaíso. “Animita” es un trabajo enérgico y honesto, donde el trío compuesto por Jurel Sónico, Naty Lane y Lele Holzapfel sigue buscando su fórmula definitiva, jugándosela con varias sorpresas a las que no nos tenían acostumbrados, pero sin perder su esencia. El LP, que nació como una ofrenda a Émile Dubois, personaje emblemático de la cultura popular porteña, se posiciona como uno de los grandes registros del año. Tal como grita Naty Lane en “Kraken”: “¡Es un ruido necesario!”.


“Era Luz”

Alectrofobia

https://open.spotify.com/album/0d8R4U0j0ZemcWxkHL0Yb5

La escena del rock “a secas” parece estacionada en los clichés en todo el mundo, y por eso es interesante cuando una banda intentar refrescar el sonido y las ideas. Alectrofobia ha marcado los últimos años del rock chileno con su vocación por un sonido de calidad internacional, y desde ahí ha construido canciones que, sin estacionarse en una sola vereda sónica, transmiten potencia y mensaje. “Era Luz” es un álbum donde la calidad de grabación, mezcla y masterización se suman a la intención de cantar y contar sobre las crisis que ocurren en nuestro país. Desde el punk rock hasta el hard rock, pasando por americana o post grunge, Alectrofobia crea grandes canciones en un disco que consolida sus fortalezas.


“2020”

Alexander Quinteros

La cuarentena ha sido un espacio de aislamiento, pero también de contención y otro tipo de creatividad. Alexander Quinteros trabajó en confinamiento un disco lleno de ambientes y atmósferas dignas de retratar este año, al que coherentemente nombró “2020”. Tracks breves, pero completos en su composición, con arreglos precisos, a los que ni siquiera el truco innecesario del “audio 8D” les quita la capacidad de enfocar –mediante emociones y gradientes– el año más difícil para mucha gente. Quinteros se la juega por lo instrumental y conceptual, y en una temporada donde el tiempo parece líquido y las consignas gritadas parecen desvanecerse, “2020” dibuja un borroso pero fidedigno documento de la pandemia.


“Rfd2”

Cevladé

La censura tapa la boca, pero también genera reacciones. Cevladé se vio en la necesidad de responder a la censura a “Requiem For A Drink” (2012), motivada por la alta rotación de su tema “El Lamento del Pueblo” tras el estallido. Tras bajar el disco de las plataformas, el artista tomó desafío de contar de nuevo la historia de Mario De La Milnova y “La Orden RFD”. “Rfd2” es una especie de continuación y remasterización del disco censurado. Nuevos bríos, interpretaciones más crudas, una producción más clara, pero también más densa y oscura, caminan un trayecto aparentemente conocido con nuevos ojos, líricas y con la rabia renovada. Un rescate de la propia historia, convertida en declaración.


“CTRL+Z”

Chini.png

En el computador, el comando CTRL+Z se encarga de deshacer algo, de convertirlo en un paso en falso y olvidarlo. En un EP, Chini.png lo convierte en un código para presentarse como solista, y también para acompañar, reflexionar y hacer catarsis. Amores, países, movimientos sociales y mitologías se cruzan en cuatro canciones que, pese a derivar en un trabajo corto en duración, termina pegando duro en las sensaciones que libera. Chini Ayarza arma un vehículo de empatía y de identidad, más aún que en Chini & The Technicians, poniéndola al servicio de una atmósfera de esperanza y desilusión, profunda y terrible, adentrándose en sucesos e ideas a las cuales cualquiera querría aplicarle “CTRL+Z”.

Anterior1 de 5
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Itaca Itaca
DiscosHace 2 días

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 5 días

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 2 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 2 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 3 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 3 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 1 mes

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 1 mes

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 2 meses

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas