Contáctanos

Artículos

Especial Lollapalooza 2013: Tomahawk

Publicado

en

Como a uno más de la casa recibimos a Mike Patton cada vez que regresa a nuestro país, el lugar que se ha convertido en asidero para sus creaciones más personales y experimentales, atrayendo siempre a un grupo no menor de fieles dispuestos a sumergirse en la mente de un hombre que parece no tomar descanso. El año pasado fue uno sin Patton, vacío que aumentó la ansiedad de los fanáticos que, a finales de 2012, se enteraron de que uno de los proyectos más potentes del músico estaría presente en la próxima edición de Lollapalooza. Claro que antes de enfrentarse a Tomahawk, hay que tener en claro un par de cuestiones. Sin duda, el nombre de Mike Patton es el gancho principal para acercarse al espectáculo, pero este no es un proyecto completamente moldeado por el músico, sino que estamos ante una verdadera superbanda, en cuyas filas desfilan exponentes insignes del rock underground estadounidense, quienes vienen a ser los verdaderos cerebros detrás del sonido de Tomahawk.

TOMAHAWK 01Duane Denison, guitarrista y miembro fundador de la extinta banda de noise de culto, The Jesus Lizard, comenzó a enviar cintas con grabaciones a Mike Patton, quien se encontraba viviendo el ocaso de Mr. Bungle y el apogeo de Fantômas. Surgió la idea de colaborar y así fue como sumaron a la agrupación a John Stanier, baterista de los clásicos Helmet y los más recientes Battles; y finalmente a Kevin Rutmanis, bajista de The Melvins. El cuarteto tomaría el nombre de Tomahawk en honor a la mortal hacha que portaban los nativos americanos, para dar forma a una banda que se nutre de las influencias de un colectivo de lujo, logrando poner en un balance perfecto la calidad técnica de sus integrantes, la libertad que entrega la experimentación y la noción de crear un producto accesible para todo tipo de público, no por nada durante mucho tiempo se sostuvo la idea de que Tomahawk era lo más “escuchable” que había realizado Mike Patton desde sus días en Faith No More.

El sonido de la guitarra de Denison se convirtió en el puntal de la propuesta de la banda, apoyado en la base de la precisa batería de Stanier y el bajo de Rutmanis. Mike Patton, por su parte, siempre haciendo de las suyas, volviendo a demostrar la versatilidad de su voz, que al igual que en Fantômas, adquiría la capacidad de mutar hacía formas inimaginables, cortesía de una serie de sintetizadores y efectos que se han transformado en uno de los principales fetiches del vocalista. Bajo esta fórmula fue lanzado durante el año 2001 el disco homónimo de los americanos, quienes no tardaron en llamar la atención, primero por su espectacular formación, y luego por su material que iba desde lo lúgubre de temas como “101 North”, hasta lo perturbador de “Flashback” o “God Hates A Coward”, nunca inquietando con complejas estructuras ni delirios de experimentación, sino que por el propio poder de las atmósferas y un cierto hálito de cinismo y crueldad en sus letras y sonidos.

TOMAHAWK 02No tardaron demasiado en seguir con un nuevo lanzamiento, siendo “Mit Gas” (2003) el disco más popular de la banda, con el cual salieron del mundo subterráneo para arremeter con temas como “Rape This Day” y “Mayday”, que a más de alguno recordaron los años de “King For A Day… Fool For A Lifetime” (1995) en Faith No More, por el simple hecho de tener a un Mike Patton desgarrándose en cada nota de sus agresivas letras. Por un lado, “Mit Gas” se desprendía del hermetismo y noción más underground del disco debut, para llegar a lugares más extremos, pudiendo confirmarse una mayor presencia de Patton en el proceso creativo, aunque este siempre ha señalado que “el jefe” en Tomahawk no es precisamente él.

Rencillas dentro del grupo, sobre todo por parte de Rutmanis, quien en reiteradas ocasiones se declaró incomodo dentro del grupo, sumado al poco tiempo para reunirse a componer debido a los diferentes proyectos en los que estaban involucrados cada uno de sus integrantes, pusieron a Tomahawk en un receso discográfico de cuatro años. Bajo este ambiente de tensión se dio a luz a “Anonymous” (2007), tercer disco de Tomahawk, y el que más se sale de los parámetros de los estadounidenses. Para el registro se tomaron como base las composiciones de los nativos norteamericanos, las cuales Denison descubrió en sus viajes por tierras indígenas y en un libro que adquirió, en el cual se encontraban una serie de piezas musicales escritas por compositores anónimos, de ahí el nombre del álbum, que se transformó en un trabajo totalmente conceptual y en el punto de quiebre para el cuarteto, que ahora pasaba a ser un trío, ya que Rutmanis salía definitivamente de la banda, incluso durante la preparación de “Anonymous”, proceso del que el bajista jamás se enteró.

TOMAHAWK 03Así es como Tomahawk volvía a quedar a la deriva, hasta el año pasado, cuando el trío anunciaba la integración de un nuevo talento para cubrir el puesto de Rutmanis, siendo Trevor Dunn, histórico recurrente en gran parte del trabajo de Patton desde Mr. Bungle hasta Mondo Cane, como el nuevo bajista del grupo. Es así como lanzaron al mercado “Oddfellows” (2013), precedido por el box set compilatorio “Eponymous To Anonymous” (2012), devolviendo a la banda a los sonidos de sus dos primeros discos, quizás sin alcanzar la misma frescura que en esos álbumes, pero confirmándonos que las mentes maestras habían regresado a su causal para seguir asaltando al mundo con su rock/pop/alternativo/experimental.

Tomahawk se presentará en dos fechas durante este Lollapalooza, primero en un sideshow imperdible en la Cúpula del Parque O´Higgins el próximo 4 de abril, para luego pasar al escenario principal del festival el día domingo 7 de abril. En ambos shows podremos vivenciar de forma directa la consolidación de esta banda de súper músicos.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Natalia Farias

    02-Abr-2013 en 2:24 am

    TeAmo Patton!!

Responder

Artículos

Especial Lollapalooza Chile 2018: Anderson .Paak

Publicado

en

Anderson .Paak

Hay veces en que la vida te puede llevar por muchos caminos diferentes, y eso bien lo sabe el músico Anderson .Paak, que pasó de la calle al estrellato gracias a su indiscutible talento. Luego de forjar una carrera como músico de sesión y productor, las vueltas de la vida lo llevaron a perder todo y vivir en la calle, todo eso hasta que el rapero fue reclutado por Dr. Dre, dando paso así a una carrera que lo llevó a revolucionar la escena del hip hop mundial.

Con una mezcla refrescante y diferente, .Paak conjugó los elementos del jazz, el soul y el r&b para componer dos excelentes álbumes bajo la vereda rítmica del hip hop: “Venice” (2014) y “Malibu” (2016). Con un show en vivo absolutamente demoledor, .Paak rescata las raíces del hip hop a la antigua, acompañándose de una banda compleja en el escenario para interpretar sus canciones, sin necesidad de recurrir a meros samples como la gran mayoría hoy en día.

Acompañado de The Free Nationals, Anderson .Paak genera una instancia donde se encuentran elementos de diferentes estilos musicales, desatando una verdadera fiesta en cada escenario donde se presenta. Sólo basta con escuchar ese groove en clave funk de “Come Down” para notar la influencia que el músico encuentra en la música de los años setenta, así como también en importantes estandartes de la época, como James Brown o Earth, Wind And Fire. Es un hecho que el mundo está siendo dominado por el hip hop, algo que se puede notar principalmente en el circuito de festivales, donde los puestos de headliner son constantemente ocupados por exponentes del género. Tal como lo fue en su momento con el rock, poco a poco se empieza a gestar una guerra, dividiendo los flancos entre el lado más comercial versus el sentido artístico del rap como un arte.

Ver dónde se ubica Anderson .Paak en todo ese conflicto es tema de debate, aunque su éxito comercial no fue algo claramente premeditado. Alejándose de estructuras simples, melodías pegajosas y éxitos rápidos, .Paak se preocupa de entregarle un sentido en cuanto a fondo y forma en cada una de sus canciones, sustentándose principalmente en la instrumentalización, donde el también baterista se preocupa de cada detalle. Basta con escuchar su último álbum, “Malibu” (uno de los más destacados durante 2016), para comprender esa diferenciación que aparta a .Paak del resto de raperos existentes en la actualidad. Lo anterior permite que una canción de temáticas tan simples como “Room In Here” (que trata sobre conocer chicas en una fiesta) pueda sonar más elegante y estructurada que un sencillo radial sobre irse de fiesta todas las noches. Precisamente ese detalle marca la diferencia, tal como ese punto presente antes de su apellido artístico.

Prepárense, entren a la pista de baile, déjenlo todo. Ya se está tornando natural que algunos artistas entreguen dos álbumes buenos para iniciar su discografía, y de eso se tratará la música próximamente. Son cada vez más las influencias y el conocimiento musical que se puede ir adquiriendo de diferentes maneras, así que los períodos de inspiración serán cada vez más duraderos en esta denominada nueva camada. Si una cosa es clara, es que Anderson .Paak llegó para quedarse, por lo que resulta ilógico no prestarle atención. La música vive ciclos de transición, donde los iconos mueren y los recién llegados de su generación reciben esa antorcha. Ahora estamos conociendo a los nuevos, por ende, es importante prestarles la atención necesaria ahora, en el inicio de su camino para convertirse en los referentes musicales del futuro.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 1 mes

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 1 mes

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 1 mes

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 1 mes

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 1 mes

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 1 mes

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 2 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 2 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: