Contáctanos

Artículos

Especial Lollapalooza 2013: Foals

Publicado

en

Cuando se lleva tanto tiempo escuchando música y se ha sido testigo de una gran variedad de bandas que fracasaron en el intento de superar el éxito de su primer álbum, y en algunos casos que ni siquiera lograron desmarcarse de la etiqueta de one hit wonder, se agradece la posibilidad de conocer agrupaciones que, a pesar de su acotada trayectoria, sean capaces de reinventarse con cada nuevo álbum que conciben, ofreciendo un estilo fresco e innovador. La historia es así: en septiembre de 2011 los californianos de Red Hot Chili Peppers se presentaban por cuarta vez en Chile como parte de la gira de promoción de su álbum “I’m With You” (2011), show que no habría tenido nada fuera de normal si no fuese porque un acuerdo entre representantes ubicó a una joven banda británica como teloneros del tour, decisión que a todas luces parecía arriesgada considerando la discordancia entre los estilos de ambas agrupaciones, pero que a la larga se convertiría en una verdadera revelación. La banda en cuestión era Foals, nativos de Oxford con solo seis años de trayectoria y dos álbumes bajo el brazo.

Hemos recibido algunas críticas por eso, pero no es mucho lo que podemos hacer. Nos ofrecieron la gira y la tomamos”.

(Jimmy Smith, guitarrista de Foals, hablando de la gira con RHCP)

FOALS 01Muy temprano, el día del evento se comenzó a gestar una agradable sorpresa, cuando muchos de los fanáticos que llegaban al Estadio Monumental aseguraban haber comprado su ticket no para presenciar a los grandes protagonistas de la velada, RHCP, sino a sus teloneros. ¿Qué tenía esa aparentemente desconocida banda que causaba tanta atracción y devoción? Se decubriría más esa noche. Sólo bastaron un par de acordes de la primera canción, “Blue Blood”, para dilucidar la interrogante; la calidad de su música era indiscutible y en la memoria inmediata no se daba con punto de referencia el ritmo que profesaban. Uno a uno se fueron sucediendo cada uno de los siete temas que conformaron su reducida presentación, cautivando por lo nítido y potente de su sonido, casi como si estuviera sonando una pista pre-grabada. Una vez terminado el show de Foals, sus fanáticos más acérrimos abandonaron el recinto para ir al hotel a esperar a sus ídolos, sin importarles dejar atrás la posibilidad de escuchar a Anthony Kiedis y compañía, para ellos la deuda ya estaba pagada.

Una de las principales características de este quinteto británico es la particularidad de su estilo, el cual se fundamenta en una formula pocas veces utilizada, que mezcla el math rock con algunos tintes de new wave, además de una fuerte influencia del sonido kraut rock, teniendo como principales inspiradores a bandas como Kraftwerk y Neu!, inclusive habiendo participado en un álbum tributo a estos últimos en 2009, donde compartieron créditos con otras emblemáticas bandas, tales como Oasis, Kasabian, Primal Scream y LCD Soundsystem, entre muchos otros.

FOALS 02Desde su génesis, Foals ha demostrado ser una banda consecuente y decidida, buscando siempre la perfección en cada uno de sus discos, no conformándose con resultados que no los dejen totalmente satisfechos. Tanto es así, que durante el proceso de creación de su álbum debut, “Antidotes” (2008),  se pusieron en contacto con Dave Sitex, guitarrista de TV On The Radio y uno de sus grandes referentes musicales, para que se hiciera cargo de la producción de la placa, sin embargo, una vez terminada la mezcla no les gustó el excesivo uso del efecto reverb, que impregnaba el disco de un aura demasiado espacial, tomando la decisión de remezclar el álbum completo desde cero.

Aún está ahí su trabajo de producción, porque eso no lo hemos tocado, pero toda la remezcla la hicimos entera de nuevo cuando volvimos a Inglaterra. No usamos su mezcla final”.

(Yannis Philippakis, vocalista de Foals)

Existen motivos de sobra para emocionarse con la inminente participación del quinteto inglés en la nueva versión de Lollapalooza Chile, ya que no sólo seremos testigos de un show más extenso que en su anterior visita, sino que además podremos escuchar en vivo algunos cortes de su más reciente producción, “Holy Fire” (2013), material que, según declaraciones de la misma banda, deja atrás el sonido indie que tan buenos resultados les dio en el pasado, para trasladarse a una corriente más cercana al punk. Este evidente alejamiento de su zona de confort no hace otra cosa que ratificar el atrevimiento de Foals y su afán por experimentar con otros matices musicales, haciendo aun más atractiva una apuesta que de por sí ya es digna de admiración.

Por Gustavo Inzunza

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. seba

    03-Abr-2013 en 11:39 pm

    Fue tan penca ver a tanto weon pifiando en el show con los rhcp, por ultimo si no les gusta, aguantenselo.
    Mala decisión del manager buscar gira con un grupo tan distinto musicalmente.
    Yo voy a lollapalooza a ver muchos grupos, pero uno que se lleva el “si o si” es Foals, tremendos.

Responder

Artículos

Especial En Órbita 2017: Cigarettes After Sex

Publicado

en

Cigarettes After Sex

Un cenicero con los restos de cigarros recién apagados. Ventanas con las cortinas cerradas. Ropa interior en el suelo, en una silla, en medio de las sábanas o los cojines. ¿Solo o acompañado? ¿Luces prendidas o apagadas? ¿Imaginación, sueño o realidad palpable? Los ambientes que genera Cigarettes After Sex en sus canciones pintan imágenes complejas, ponen espejos al frente, y permiten la intermitencia entre brillantez y opacidad, porque el amor, el sexo, la soledad, y todo lo que esté entremedio, son puestos en la lupa sonora del cuarteto liderado por Greg Gonzalez.

Aunque con EP “I” (2012) habían tenido una notoriedad clara y su manera de ver al pop estaba de manifiesto, ciertamente había terminaciones que pulir y escenarios que iluminar más allá de lo teatral. En su álbum debut homónimo, salido en junio pasado, Cigarettes After Sex consigue salir de lo esquemático que podría ser su tipo de composición, y así las cosas fluyen. En vez de andar a tropiezos con las piezas de ropa que caen, todo puede ir un poco más lento, pero con más seguridad en los recursos y movidas a utilizar. En la habitación que se llena del sonido de los norteamericanos ya no es necesario tropezar al andar, porque cada movimiento tiene un impulso natural, entre un dreampop elegante y una manera oscura de plantar el ambient, entre una voz aterciopelada y bajos y ritmos profundos.

Quizás el rubro donde le falte cierta experiencia a la banda sea en las letras, que no consiguen la delicadeza que la interpretación en instrumentos y voz sugieren, pero también es parte del aprendizaje. Quizás son las palabras que se meten entre los cuerpos y que traban el correr de la sangre, que hielan las manos y convergen en la necesidad de seguir adelante, porque lo que consigue musicalmente Cigarettes After Sex no es sólo remitir a lo que ocurre en pareja, trío, o grupo de gente que se busca entre el amor, odio, lujuria y ausencia, sino que armar recuerdos que se puedan esconder en los beats de un bajo casi tan protagonista en la melodía como la voz de Greg, que entre tul y cuero sumerge las conciencias en historias sencillas, pero que conectan con el oyente.

Eso sí, lo concreto de las letras permite que haya un ancla en el mundo real. No se trata de un lugar de ensueño, donde el acto de tocar, besar, desear o amar quede restringido a acciones sin consecuencias. En las canciones de Cigarettes After Sex –y en especial en su LP homónimo– existen detalles concretos, corazones rotos (“Sweet”), ilusiones que se traducen en metáforas demasiado directas (“Opera House”) o la cotidianidad de una cama (“K”). No hay mucho que esconder cuando el olor a tabaco continúa en el dormitorio o cuando la brisa de la madrugada pega en los hombros, porque en medio de un ambiente idílico reside lo humano, a través del contacto físico y/o emocional.

A eso termina refiriendo la banda, entre un minimalismo elegante y sexy, a lo humano, a lo que puede errar, a lo que puede doler, y también a lo crudo e insensible (“Young & Dumb”), donde Gonzalez es capaz de culpar a su objeto de deseo de forma misógina por despecho, y aun así sonar como si pudiera convencer a cualquiera de seguirlo, a él y a sus palabras. El mundo de Cigarettes After Sex no es perfecto, se repleta de cenizas, ropa revuelta, olor a humo, a fluidos corporales, a alcohol, a ausencia, de dolores y palabras envueltas en rocas y cemento. El difícil terreno de lo carnal y lo ecléctico se funde en medio de imperfecciones que otorgan la calidez necesaria para que las canciones y los sonidos no se queden en axiomas vacíos, sino que realmente puedan generar una conexión significativa. Y en ese tipo de construcción narrativa y musical es que Cigarettes After Sex se ha vuelto una banda necesaria de escuchar y sentir. Bien adentro. Humanamente.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Colossus Colossus
DiscosHace 8 horas

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: