Contáctanos

Artículos

El niño de la portada

Publicado

en

Nadie puede poner en duda la importancia que tiene el arte gráfico que adorna la portada de un disco al momento de captar la atención de un potencial comprador. Es común que algunos álbumes sean más reconocidos por la imagen de su carátula, que por el propio nombre de la placa, y es en este contexto que la selección de la imagen adecuada, se puede tornar una tarea un tanto delicada.

Muchas bandas y diseñadores han optado por utilizar imágenes de niños como carta de presentación de sus discos, y a pesar que no existe claridad respecto a las motivaciones que se esconden tras este estilo, lo cierto es que la historia del rock está plagada de portadas significativas que tienen a niños como protagonistas excluyentes, tal es el caso de los bebés que aparecen en los discos “Galore” y “Pablo Honey”, de The Cure y Radiohead, respectivamente. O las adorables niñas de los álbumes debut de Violent Femmes y Blind Melon, sólo por nombrar algunas. Pero no únicamente de buenas experiencias vive el rock, y es así como en algunos casos la inclusión de niños en la portada de los discos han sido causales de grandes controversias, que tienen relación con la forma en que puede llegar a ser interpretada una fotografía, o el impacto mediático que puede tener la sobre-exposición de un menor de edad. En las siguientes líneas, se presenta un detalle de los cuatro álbumes más polémicos que tienen a niños como protagonistas de sus portadas.

Nirvana – “Nevermind” (1991)

Sin lugar a dudas, la portada del disco “Nevermind” de Nirvana, constituye una de las imágenes más icónicas de la década de los noventa. Para la selección del arte que adornaría la carátula del álbum, Kurt Cobain sugirió la imagen de un bebé bajo el agua (idea que surgió mientras veía un documental sobre partos acuáticos) y, en base a este concepto, el sello Geffen encomendó al diseñador Robert Fisher la selección de una fotografía que se adaptara al requerimiento de la banda. La imagen elegida era propiedad de Kirk Weddle, quien captó con su cámara a distintos bebés en una escuela de natación en Pasadena. Entre ellos se encontraba el pequeño Spencer Elden, de tan solo tres meses de edad; sus padres recibieron 200 dólares de parte del fotógrafo para hacer uso de la imagen del niño. El mismo Kurt sugirió la inclusión de un elemento adicional para completar el cuadro: el anzuelo con un dólar.

A pesar de la inocencia de la fotografía, la carátula no estuvo exenta de polémicas, ya que los encargados del sello discográfico indicaron que sería problemático que el pene del niño fuese tan visible, ya que algunas tiendas se rehusarían a tener el disco en sus vitrinas. La respuesta de Kurt no tardó en llegar, quien sugirió que esta sección de la portada fuese tapada con la leyenda: “si ver el pene de un niño te ofende, es que seguramente debes ser un pedófilo en potencia”. Después de esto, el sello decidió que la portada del disco apareciera tal como fue concebida. En 2011 la polémica reflotó, cuando Facebook censuró la imagen por no cumplir las políticas de uso de la red social, que especifican que no se pueden publicar desnudos. Debido a las fuertes críticas que se recibieron, Facebook rápidamente reculó en su decisión mediante un comunicado, donde indicaba que la foto no violaba ninguno de los términos legales del sitio.

En una reciente entrevista con la cadena MTV, Spencer Elden declaró: “Es algo espeluznante que tantas personas me hayan visto desnudo, en realidad me siento como la más grande estrella porno del mundo”. En 2001, con motivo de la celebración de los diez años del álbum, Elden recreó la carátula del disco para la revista Rolling Stones, pero esta vez usando pantalones.

Scorpions – “Virgin Killer” (1976)

Si existe una banda que constantemente ha tenido que lidiar con las críticas y denuncias a las portadas de sus discos, es Scorpions. “Virgin Killer”, el cuarto álbum de estudio de los alemanes, escandalizó a la opinión pública al mostrar en su carátula la foto de una niña desnuda, donde además se simulaba el efecto de un cristal roto en su zona genital. Las críticas no tardaron en llegar y la portada fue censurada en muchos países, tal como había acontecido con la placa “In Trance” (1975) que presentaba a una modelo encima de una guitarra mostrando uno de sus pechos.

Finalmente la polémica portada fue reemplazada por una imagen de los miembros de la banda, y el vocalista  Klaus Meine salió al paso de las críticas argumentando que todo se había tratado de una estrategia de marketing ideada por la casa discográfica para generar controversia, siguiendo el axioma que “cualquier publicidad es buena”. Al parecer la idea del sello dio resultado, ya que la exposición que tuvo el disco, ayudó a que la banda se hiciese mucho más conocida entre sus detractores, y que cobrará fuerza entre sus fanáticos.

En 2008, la portada vuelve a ganar protagonismo, debido a que la Internet Watch Foundation (IWF), organización no gubernamental del Reino Unido, decidió incorporar a su lista negra el artículo en inglés de “Virgin Killer” para Wikipedia, de tal manera que todos los usuarios con ISP (Internet Service Provider) británicas no pudiesen acceder al contenido de este sitio. 48 horas después de esta controvertida decisión se optó por retirar el bloqueo, aludiendo que esta medida había ocasionado un resultado adverso, dándole publicidad a la portada del disco y haciendo que las búsquedas con la palabra “Scorpions” crecieran de manera exponencial.

Placebo – Placebo (1996)

Hace poco se conoció la triste historia de David Fox, que en1996, ala edad de 12 años, apareció en la portada del disco homónimo de una desconocida banda de Londres llamada Placebo. En la fotografía se muestra a David presionándose las mejillas, vestido con un suéter rojo, de una talla evidentemente más grande que la de él. La imagen habría sido tomada por un primo de Fox, que durante una reunión familiar, se habría dedicado a retratar a los asistentes.

En ese momento nadie se habría imaginado el éxito inmediato que tendría el disco, que de la mano del carismático Brian Molko y de los singles “Nancy Boy” y “Teenage Angst” comenzaría a crecer en popularidad. Según antecedentes entregados por el periódico británico “The Daily Mail”, David Fox se hizo tan conocido, que comenzó a ser objeto de burlas por parte de sus compañeros, lo que se traduciría en abuso y agresiones que, eventualmente, gatillarían que Fox se viese obligado a abandonar la escuela. En la actualidad se encuentra desempleado y apenas puede sobrevivir con los ahorros familiares y trabajos esporádicos.

David Fox entabló acciones legales en contra de Placebo, aludiendo que nunca habría autorizado el uso de su imagen en la portada del álbum y que aquella sobre-exposición sería la principal causa de su actual situación. Los agentes de la banda han declarado que la demanda de Fox debe ser dirigida contra la disquera Virgin, quienes son los encargados de la distribución del disco.

U2 – Boy (1980)

“Boy”, el exitoso álbum debut de los irlandeses de U2, no sólo dio a conocer a la banda por su música, sino que también por la polémica que se generó en torno a la portada del disco. En la imagen se muestra a un niño a torso desnudo, lo que de inmediato encendió las alarmas en los críticos más conservadores, que argumentaron que la fotografía era una manera de fomentar la pornografía infantil. Fue tanto el revuelo que causaron estas acusaciones, que tanto en EEUU como en Canadá, se optó por reemplazar la portada por una imagen distorsionada de la banda.

El niño de la fotografía es Peter Rowan, hermano de un amigo de Bono (Guggi), que también aparece en la portada de los álbumes “Three” (1979), “War” (1983), así como el recopilatorio “The Best of 1980-1990”(1998) y el EP “Early Demos” (2004). En la actualidad Peter tiene 38 años y se desempeña como fotógrafo profesional en Dublín.

Por Gustavo Inzunza

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Especial RockOut Fest 2017: Zakk Sabbath y Eterna Inocencia

Publicado

en

Ya se va acercando una nueva edición del festival RockOut, donde contaremos con un cartel de lujo y algunas de las bandas más destacadas a nivel mundial. Dentro de ese line up tenemos actos como Bad Religion, Opeth y Attaque 77, ente otros artistas que tienen un denominador común: el enorme cariño del público local. Esta vez nos enfocaremos en la presencia de dos nombres que vienen a entregar lo suyo desde veredas muy diferentes en este festival: Zakk Sabbath y Eterna Inocencia, quienes afianzarán el enorme vínculo que tienen con nuestro país.

Primero, el ex guitarrista de Ozzy Osbourne y miembro de Black Label Society, Zakk Wylde, unos de los músicos más queridos en Chile, trae su proyecto tributo a Black Sabbath, donde interpretará todos los clásicos de la legendaria banda británica a modo de homenaje para uno de los grupos que más ha influido en su carrera. Después será el turno de los trasandinos de Eterna Inocencia, quienes también han generado lazo con el público chileno, principalmente por el apoyo que este les ha entregado desde sus inicios.

Zakk Sabbath: Del aprendiz al maestro

Muchas veces el nombre Zakk Sabbath genera confusión, ya que no se tiene la certeza de qué es exactamente. Lo cierto es que este proyecto del siempre activo Zakk Wylde está lejos de ser un simple tributo a una de las bandas que más ha influido dentro del metal, sino más bien se trata de una necesidad casi de honor por rendirle tributo a los eternos Black Sabbath, en especial a su líder, Ozzy Osbourne, de quién Wylde fuese guitarrista en su banda solista durante varios años. Cuando ya estamos por cumplir un año desde el final definitivo de Black Sabbath, verdaderamente se siente que el mundo no merece dejar de oír sus canciones, es por eso qué tal vez este proyecto ha tenido tan buen recibimiento, ampliándose desde un simple acontecimiento limitado a una gira con todas sus letras, al punto de que Zakk debió paralizar su banda Black Label Society durante un tiempo.

Acompañado del bajista Blasko (Rob Nicholson), que también ha sido parte de la banda de Ozzy Osbourne, además del baterista Joey Castillo, Wylde despacha verdaderos himnos, como “War Pigs”, “Children Of The Grave” o “Fairies Wear Boots”, aportándole ese especial toque de su guitarra a unas composiciones que de por sí ya son densas y oscuras. Más que un tributo sin sentido o un aprovechamiento del catálogo de otro, este proyecto es algo con sentimientos de por medio, una especie de homenaje desde el aprendiz hacia el maestro. Sólo Zakk podrá saber cuánto ha influido Ozzy en su carrera o en su vida, pero este show, que tiene la responsabilidad de cuidar un tremendo legado, es algo hecho con respeto y admiración, siendo la manera en que el guitarrista intenta darle las gracias a quienes fueron uno de los mayores responsables de toda la música heavy que hemos tenido a lo largo de la historia.

Eterna Inocencia: Hazlo tú mismo

La historia de este conjunto trasandino ya se extiende por alrededor de 23 años, saliendo adelante y haciéndose un nombre siempre por cuenta propia. Fue en 1994 cuando Eterna Inocencia comenzó a expresar mediante su música temas tan relevantes y a la vez ocultos como los derechos de la mujer, el amor, la política o la rabia interna de ese adolescente adicto al skate. Existe una independencia constante en la música de Eterna Inocencia que les ha permitido resistir al paso del tiempo, haciendo las cosas a su manera y no necesariamente como el resto exija que se hagan. Más allá de toda la hermandad propia del punk, los quilmeños han entregado un espacio a quienes recién empiezan en la música bajo el sello Discos del Sembrador, donde también han editado todo su material propio, manteniendo vivo ese espíritu de colaboración, revolución y, sobre todo, empatía con quién está de tu lado.

No hay show de Eterna Inocencia donde el público no se haga notar, ya que la especial entrega de la banda en el escenario hace que su audiencia coree cada canción como si se tratara de un clásico de la vida. La especial pasión de su vocalista Guillermo Mármol a la hora de cantar, permite echar afuera sentimientos tan dispares como la tristeza, la rabia o también la felicidad, con su música introspectiva y combativa, pero con un sonido fresco propio de ese punk under de la vieja escuela. Sin duda alguna, será una de las presentaciones más destacadas en la próxima edición de RockOut Fest 2017, permitiendo expandir hacia un público más masivo el especial vínculo que tienen con nuestro país, donde incluso registraron un DVD en vivo, titulado “Una Tarde Mágica” (2004).

Dos artistas de estilos diferentes, pero ambos con un vínculo enorme con nuestro país. Ambos vienen con la tarea de reforzar ese cariño y apoyo mutuo que se ha desarrollado durante estos años. Instancias como un festival masivo son difíciles en el sentido de tener que darle en el gusto a un amplio marco de público, que muchas veces es diferente entre sí, pero que a su vez está expectante y curioso por saber qué entregarán las bandas que se paran sobre el escenario. En este caso, ambas presentaciones serán capaces de sobreponerse a aquello debido a su presencia y entrega, elementos que se transmiten a la hora de un show en vivo. El respeto es algo esencial, con los demás y con uno mismo, y aquí eso está de sobra, ya que se valora y cuida lo que se hace, ejerciéndolo de la manera más dedicada posible.

Por Manuel Cabrales

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 9 horas

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 6 días

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

DiscosHace 3 semanas

Mogwai – “Every Country’s Sun”

Mogwai sin duda alguna es uno de los principales referentes a la hora de hablar de post rock. Aunque en...

Publicidad

Más vistas