Conéctate a nuestras redes

Artículos

Deftones: Superando cualquier obstáculo

Publicado

en

La historia de Deftones tiene un comienzo accidental, literalmente hablando, ya que a los 16 años, Stephen Carpenter fue atropellado por un conductor que manejaba en estado de ebriedad mientras practicaba una de sus grandes pasiones: el skateboarding. Como consecuencia del accidente, Carpenter sufrió la fractura de ambas piernas, quedando postrado a una silla de ruedas durante varios meses. Al no poder montarse en su tabla de skate, y como una forma de escapar del aburrimiento, decide aprender a tocar la guitarra, utilizando el dinero de la indemnización para comprar el equipo necesario. Era cuestión de tiempo para que surgiera la idea de formar una banda, y es así como convoca a dos de sus compañeros de secundaria: Camilo Wong Moreno (voces) y Abe Cunningham (batería), alineación que se completaría con la inclusión del bajista Chi Ling Dai Cheng.

En 1988, comenzaron a ensayar en el garage de Carpenter, y es aquí donde el mito dice que surge el nombre de la banda como una combinación de dos palabras: “def” que se utiliza bastante en la jerga hip hop, y “tones”, término empleado por bandas de surf rock y soul en los años 50s y 60s. Sus primeras presentaciones se realizaron en locales nocturnos, shows en los que aprovechaban de vender un demo con cuatro canciones que habían grabado de manera relativamente artesanal. En los años siguientes, la historia de Deftones transcurrió con pequeñas presentaciones y la grabación de un nuevo demo con el nombre de “(Like) Linus” (1993), hasta que en 1994, Guy Oseary, productor del sello Maverick Records, los escuchó tocar en el Club “The Coconut Teazer” de Los Angeles, ofreciéndoles de inmediato un contrato con la casa discográfica.

Para la producción de lo que sería su disco debut, la banda comienza a trabajar con Terry Date, reconocido por haber colaborado con grandes artistas, entre los cuales destacan White Zombie, Soundgarden y Pantera. “Adrenaline”, el primer álbum de estudio de Deftones, ve la luz en Octubre de 1995, recibiendo excelentes comentarios de la crítica especializada y ventas bastante aceptables para un grupo emergente, alcanzando las 200 mil copias sólo en Estados Unidos. Rápidamente la agrupación se comenzó a ganar un nombre en la escena rock norteamericana, lo que les valió la oportunidad de telonear a Ozzy Osbourne, Korn y White Zombie. “Around The Fur” (1997), el segundo trabajo de los oriundos de Sacramento, se convirtió en un éxito arrollador, alcanzando el puesto 29 del Billboard y cuyo primer sencillo, “My Own Summer (Shove It)”, fue seleccionado para formar parte de la banda sonora de la película “The Matrix” (1999). Esta placa cuenta con la colaboración de Max Cavalera (Soulfly), Annalynn Cunningham (esposa del baterista) y el DJ Frank Delgado, en los efectos de sonido.

En 2000 editan su tercera placa bajo el nombre de “White Pony”, álbum que fue grabado en el propio estudio de la banda en Sausalito, California, y donde Frank Delgado ya se presenta como miembro oficial a cargo de la tornamesa. A pesar que en un primer momento el disco recibió algunas críticas por ser mucho más melódico que sus predecesores, logró vender 177 mil copias en su primera semana e ingresar directamente al puesto 3 del Billboard. Este trabajo cuenta con la colaboración de Maynard James Keenan, líder de Tool y A Perfect Circle, quien compuso el tema “Passenger”. En 2001, Deftones obtuvo el Grammy a la Mejor Actuación Metal por la canción “Elite”. El álbum homónimo de Deftones sale al mercado en 2003, manteniendo el éxito de sus anteriores trabajos al alcanzar las 167 mil copias vendidas en su primera semana en vitrinas, además, el single “Minerva” estuvo durante más de dos meses en las listas de los temas más escuchados. En 2005, se edita el disco “B-Sides & Rarities”, placa que incluye canciones inéditas y covers de Duran Duran, The Smith, Lynyrd Skynyrd, The Cure, entre muchos otros. Junto a este material, se lanzó un DVD que contiene videos de la banda y grabaciones detrás del escenario.

“Saturday Night Wrist” (2006) es el quinto álbum de estudio de Deftones, grabado en los estudios Carriage House, de Stamford, en donde trabajaron con el productor Bob Ezrin. A pesar de no recibir tan buenos comentarios de parte de los medios especializados, las ventas fueron bastante positivas, quizás apoyadas en las colaboraciones de Serj Tankian (System Of A Down) cantando a dúo con Moreno en el tema “Mein”, y Annie Hardy (Giant Drag) para la canción “Pink Cellphone”. En 2007 la banda comienza a trabajar en “Eros”, disco que se suponía sería el sexto en la carrera Deftones, sin embargo, las grabaciones fueron paralizadas a causa de un grave accidente automovilístico que sufrió el bajista Chi Cheng el 4 de noviembre de 2008, el cual lo mantendría en estado de coma durante tres años, y al borde de la muerte a raíz de una septicemia fulminante. La banda comenzó una serie de actividades de beneficencia destinadas a apoyar a la familia en los gastos médicos. Para las actuaciones en vivo, el puesto de Cheng fue ocupado por Sergio Vega, bajista de Quicksand. En 2009, Deftones informa que el lanzamiento del  disco “Eros” sería retrasado indefinidamente.

En 2010, sale al mercado “Diamond Eyes”, sexto álbum de estudio de la banda, trabajo producido por Nick Raskulinecz y que tiene a Vega como bajista estable. El disco recibió muy buenas críticas y destaca por un sonido que recuerda los primeros años de vida de la agrupación. El próximo 13 de noviembre verá la luz “Koi No Yokan”, nuevo material de Deftones y que coincidentemente los tendrá por cuarta vez en Chile, para presentarse por partida doble: en la tercera edición de Maquinaria Festival el día domingo 11, y cinco días antes en un sideshow del mismo festival, en el Teatro Caupolicán junto a Stone Sour. Como adelanto a lo que será el show que la banda ofrecerá en el Club de Campo las Vizcachas, los dejamos con la interpretación de uno de sus grandes éxitos en el Bizarre Festival 2000.

Fotos por Felipe Ramírez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Mogwai, Future Islands y Sun Kil Moon, las tres fuerzas del otoño

Publicado

en

Fauna Otoño 2018

Al ver el cartel del festival que se realizará en Espacio Riesco este 12 de mayo, queda claro que varios mundos podrán convivir en el mismo espacio de Fauna Otoño, algo importante en tiempos donde la tolerancia y el respeto son claves para la convivencia, también considerando que la disposición de escenarios permite escuchar la gran mayoría de las propuestas. Es en este ánimo que destacan tres propuestas difíciles de clasificar, pero al mismo tiempo que son sencillas de identificar, las que intentaremos disponer desde las sensaciones más allá de tecnicismos.

 

Mogwai: Calma en el caos

Cada vez que una canción de Mogwai explota, la sensación que queda es de una extraña calma. Como si el cosmos aplicará un mecanismo de relajación ante un trauma, o como si hubiera hipnosis en el momento exacto del apocalipsis. Lo que hacen los escoceses va más allá de lo que técnicamente consiguen, porque construir crescendos que redunden en una catarsis bella es algo que pueden hacer muchos, pero lo de Mogwai va más allá, a veces dejando a la deriva al oyente en una meseta polar para luego, desde esa incertidumbre, llegar con un sonido más grande que la vida.

Aunque la banda hace rato que no saca un disco que caiga en gracia a todo el espectro de sus fans, lo que ha hecho en los últimos años, más que inventar una rueda nueva, ha sido refrescar la forma en la que ruedan. Eso hace que, en vez de escuchar algo que parezca igual a lo anterior, se permita ver en la performance misma las ganas de crear de los escoceses, quienes también destacan como creadores de soundtracks para películas y series. Si Mogwai es capaz de crear un mundo para sí mismos, en estos casos también son hábiles para arropar mundos ajenos en la música. Al final, lo que es evidente es cómo pueden manejar los ánimos, los espacios y los tiempos, fundamental para un espectáculo que relaja y tensa a la vez, como los latidos del corazón.

Future Islands: Baila por tu vida

La sofisticada propuesta del trío norteamericano Future Islands no alcanza a esconder las ansias de conseguir algo fundamental para la vida: el movimiento. Todas las armonías, las melodías, las figuras de bajo, todo eso redunda en la provocación fundamental de mover el cuerpo, las ideas, las emociones, a través de una dirección muy particular por la voz de Samuel T. Herring, uno de los frontman más impredecibles y entregados en un escenario. Cuando vemos la forma en la que Samuel vive un concierto, queda claro que lo de Future Islands no es casual, y que él siente esa música tanto o más que los fans.

Pero la banda no es sólo lo que consigue Samuel, porque la dinámica entre sintetizadores y bajo es parte de lo que hace a la agrupación sobresalir. Gerrit Welmers y William Cashion dialogan a través de compases que se tejen de tal forma, que no se puede ignorar lo que hit tras hit consigue Future Islands. Al final, el imperativo es bailar y sorprenderse con la extravagancia de Herring, y es difícil que eso no pase donde sea que se presenten.

Sun Kil Moon: aislar y provocar

No necesariamente a todos les puede gustar todo el mundo. Bien lo sabe y entiende Mark Kozelek, quien, más que preocuparse de agradar, ha intentado contar historias y hacerse valer en el escenario. Legendaria es aquella ocasión donde puteó a The War On Drugs por sonar muy fuerte, lo que molestaba su espectáculo con una sola guitarra. Kozelek en el proyecto Sun Kil Moon narra y expresa emoción a un grado descriptivo enorme, basado en letras casi declamadas, que no escatiman tiempo ni esfuerzo en llegar a lo medular de las historias y mucho más.

Pero Kozelek también es parlanchín debajo del escenario, y no es extraño verlo como Morrissey, lanzando opiniones poco populares, difíciles de defender y que, en vez de acercar gente a su música, la alejan. Esto redunda en que Sun Kil Moon tal vez no es un nombre tan conocido porque Mark no está interesado en algo tan masivo, pero sí en la cantidad de respeto necesario para que sus creaciones sean respetadas y realmente escuchadas. Es probable que en vivo quede claro que tantos dimes y diretes sirven para, finalmente, encontrar la música en medio del camino.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 5 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 6 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 6 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 6 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 6 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 6 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 6 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas