Conéctate a nuestras redes

Artículos

Creed: El un-dos-tres de Stapp

Publicado

en

Hace una década se hacía difícil creer que alguna vez tendríamos el privilegio de ver en vivo a Creed, una de las bandas más exitosas de finales de los noventa, que de la mano de un estilo que evolucionó del grunge supo ganarse un espacio en el universo del rock, vendiendo más de treinta millones de álbumes en todo el mundo. Una carrera plagada de conflictos y escándalos presagiaban un temprano final para esta próspera agrupación, el cual se hizo efectivo a mediados de 2003, sepultando las esperanzas de todos los fanáticos que soñaban con ser testigos de un show de los oriundos de Tallahassee, Florida. Sin embargo, no todo estaba perdido, ya que en 2009 se anunció la reunión de Creed con sus cuatro miembros fundadores, lo que se ratificó con la edición de su cuarto álbum de estudio, “Full Circle” (2009), y una posterior gira de promoción.

Este 28 de noviembre, Creed aterrizará por primera vez en nuestro país para pagar la deuda pendiente con sus fanáticos chilenos, presentándose en el acogedor escenario del Teatro Caupolicán, teloneados por los chilenos de Dr. Vena, en una jornada que promete ser memorable y donde sin duda sonarán con fuerza sus mayores éxitos, tales como “With Arms Wide Open”, “My Sacrifice,” y “One Last Breath”.

Creed es una de esas bandas que a lo largo de su carrera le ha tocado transitar por caminos pedregosos, y uno de los grandes responsables de esto es su líder y vocalista Scott Stapp, quien ha llevado al límite su estigma de rockstar, acostumbrándose a hacer noticia por escándalos y excesos más que por temas netamente musicales. El cantante, ahora mucho más tranquilo y refugiado en el cristianismo, tiene a su haber una no despreciable serie de vergonzosas anécdotas, algunas de las cuales repasaremos a continuación.

El polémico video de Scott Stapp y Kid Rock

En 2006 se hizo público un video casero de Scott Stapp y Kid Rock, en donde aparecen practicando sexo oral con cuatro mujeres en la casa rodante del rapero. El material habría sido grabado por Stapp en 1999 durante una gira en Miami, y las protagonistas femeninas corresponderían a strippers contratadas especialmente para la ocasión. La polémica se gatilló cuando una de las muchachas involucradas, que se identificó como “la estrella femenina”, interpuso una demanda en contra de la productora Red Light District y el vocalista de Creed, alegando la utilización del video íntimo para promover su no muy exitoso álbum solista “The Great Divide” (2005), lo que correspondería a un acto de invasión a la privacidad.

No quiero ser asociado a todos esos idiotas que tienen vídeos sexuales, por eso es que nunca he tenido una cámara de vídeo. Sí supe que se estaba grabando el momento; debo de haberlo sabido. Aunque, te garantizo que no estaba sobrio”. (Kid Rock respecto al polémico video)

El abogado de Red Light District declaró que no habría sido Stapp quien les entregó el material audiovisual, sino que fue una tercera persona cuya identidad no sería revelada por motivos de confidencialidad, además, según el jurista, los cargos asociados serían muy difíciles de probar, ya que la muchacha en todo momento estuvo consciente que estaba siendo grabada y participó libremente de la actividad. Por su parte, Kid Rock arremetió en contra del líder de Creed, sindicándolo como responsable directo del extravío de la cinta, ya que la única copia de la cinta estuvo siempre en su poder. Tras un breve proceso legal, el rapero consiguió una orden judicial para impedir la distribución y comercialización del lúdico video.

Teatro de Rock

El 29 de diciembre de 2002 de seguro no es una fecha que llene de orgullo a los miembros de Creed, ya que ese día durante un concierto en el Allstate Arena de Chicago, se vivió uno de los espectáculos más tristes y vergonzosos en la carrera de la banda. Según declaraciones de los asistentes, el vocalista Scott Stapp se presentó en un estado tan deplorable a causa del evidente abuso de drogas y alcohol, que habría olvidado la mayoría de las letras de las canciones, dedicándose sólo a rodar por el suelo, abandonando constantemente el escenario, para volver siempre en peores condiciones y con la mirada desorientada. Según el frontman, todo lo vivido se trataba de “teatro de rock” y que era un gesto por el cual el público debiese estar agradecido.

Algunos de los fanáticos no dejaron pasar por alto este bochornoso incidente, llegando inclusive a demandar a la banda por el precio de los tickets y el valor del estacionamiento, alegando que las condiciones del vocalista no eran las adecuadas para ofrecer un concierto. La demanda fue rechazada por la corte y la banda ofreció disculpas públicas por la calidad del evento, pero sin referirse a la posibilidad de devolver el dinero de las entradas. Este episodio habría sido el principal detonante de la disolución de Creed el 14 de julio de 2003.

¡Soy tu fans number one!

Una de las lecciones que ha aprendido Scott Stapp a lo largo de su trayectoria, es que si buscas problemas seguramente los vas a encontrar, y los encargados de enseñarle este valioso axioma fueron tres miembros de la banda norteamericana 311: Doug Martínez, Chad Sexton y P-Nut. Todo sucedió en el restaurant del Hotel Harbor Court de Baltimore, en donde los músicos cenaban junto a sus esposas mientras veían un partido de baloncesto de Los Angeles Lakers, cuando irrumpió en el lugar un particularmente enardecido Stapp, que en una primera instancia se sentó en la barra a beber whisky. Posteriormente, comenzó a discutir con los camareros, asegurándose que todos notarán su presencia, llegando incluso a romper un vaso contra la barra, el que estalló en varios pedazos ante la mirada atónita de los clientes.

Todo se complicó cuando el vocalista se percató de la presencia de los integrantes de 311, y se acercó errático a la mesa para expresarles su admiración y fanatismo, gesto que fue recibido de buena forma, pero con un cierto grado de indiferencia. Como si todo esto no fuese suficiente y en un claro afán por llamar la atención, Stapp se sentó junto a la banda y comenzó a comer de los platos que estaban servidos. Todo se complicó cuando el cantante insultó a la esposa de Martínez y rehusó disculparse ante la solicitud del vocalista de 311, muy por el contrario, se mostró desafiante y agresivo, lo que tuvo como respuesta lógica un golpe en el rostro por parte de Martínez, acción que lo arrojó al suelo y que aprovechó el baterista Chad Sexton para propinarle una buena dosis de golpes para controlarlo.

Te aseguro que no había estado en una pelea desde probablemente tercer grado, así que todo fue bastante surrealista. Se salió de control. Scott estaba furioso. Y nosotros también, tratando de reducirlo. Estaba preocupado por él. Pero al menos los Lakers ganaron”. (Doug Martínez, vocalista de 311)

Todo acabó cuando intervino personal de seguridad del hotel y posteriormente la policía de Baltimore, quienes obligaron a Stapp a abandonar el recinto. Si bien es cierto que nadie presentó cargos, los más damnificados fueron los miembros de 311, ya que Martínez sufrió la fractura de un hueso de la mano derecha, mientras que el bajista P-Nut terminó con un corte en el rostro. La banda, a través de un comunicado en su página oficial, explicó los acontecimientos indicando que Scott Stapp estaba buscando pelea y que eso fue precisamente lo que consiguió.

Por Gustavo Inzunza

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. silver account

    30-Nov-2012 en 2:44 am

    Stapp ha grabado un álbum como solista, The Great Divide , y ha colaborado con Goneblind , un artista de Roadrunner Records . En 2004 Mark Tremonti, Scott Phillips y Brian Marshall evolucionaron a una nueva banda, Alter Bridge , en ausencia del vocalista de Creed Scott Stapp, siendo Myles Kennedy (ex vocalista de Mayfield Four) quien ha tomado su lugar.

Responder

Artículos

Mogwai, Future Islands y Sun Kil Moon, las tres fuerzas del otoño

Publicado

en

Fauna Otoño 2018

Al ver el cartel del festival que se realizará en Espacio Riesco este 12 de mayo, queda claro que varios mundos podrán convivir en el mismo espacio de Fauna Otoño, algo importante en tiempos donde la tolerancia y el respeto son claves para la convivencia, también considerando que la disposición de escenarios permite escuchar la gran mayoría de las propuestas. Es en este ánimo que destacan tres propuestas difíciles de clasificar, pero al mismo tiempo que son sencillas de identificar, las que intentaremos disponer desde las sensaciones más allá de tecnicismos.

 

Mogwai: Calma en el caos

Cada vez que una canción de Mogwai explota, la sensación que queda es de una extraña calma. Como si el cosmos aplicará un mecanismo de relajación ante un trauma, o como si hubiera hipnosis en el momento exacto del apocalipsis. Lo que hacen los escoceses va más allá de lo que técnicamente consiguen, porque construir crescendos que redunden en una catarsis bella es algo que pueden hacer muchos, pero lo de Mogwai va más allá, a veces dejando a la deriva al oyente en una meseta polar para luego, desde esa incertidumbre, llegar con un sonido más grande que la vida.

Aunque la banda hace rato que no saca un disco que caiga en gracia a todo el espectro de sus fans, lo que ha hecho en los últimos años, más que inventar una rueda nueva, ha sido refrescar la forma en la que ruedan. Eso hace que, en vez de escuchar algo que parezca igual a lo anterior, se permita ver en la performance misma las ganas de crear de los escoceses, quienes también destacan como creadores de soundtracks para películas y series. Si Mogwai es capaz de crear un mundo para sí mismos, en estos casos también son hábiles para arropar mundos ajenos en la música. Al final, lo que es evidente es cómo pueden manejar los ánimos, los espacios y los tiempos, fundamental para un espectáculo que relaja y tensa a la vez, como los latidos del corazón.

Future Islands: Baila por tu vida

La sofisticada propuesta del trío norteamericano Future Islands no alcanza a esconder las ansias de conseguir algo fundamental para la vida: el movimiento. Todas las armonías, las melodías, las figuras de bajo, todo eso redunda en la provocación fundamental de mover el cuerpo, las ideas, las emociones, a través de una dirección muy particular por la voz de Samuel T. Herring, uno de los frontman más impredecibles y entregados en un escenario. Cuando vemos la forma en la que Samuel vive un concierto, queda claro que lo de Future Islands no es casual, y que él siente esa música tanto o más que los fans.

Pero la banda no es sólo lo que consigue Samuel, porque la dinámica entre sintetizadores y bajo es parte de lo que hace a la agrupación sobresalir. Gerrit Welmers y William Cashion dialogan a través de compases que se tejen de tal forma, que no se puede ignorar lo que hit tras hit consigue Future Islands. Al final, el imperativo es bailar y sorprenderse con la extravagancia de Herring, y es difícil que eso no pase donde sea que se presenten.

Sun Kil Moon: aislar y provocar

No necesariamente a todos les puede gustar todo el mundo. Bien lo sabe y entiende Mark Kozelek, quien, más que preocuparse de agradar, ha intentado contar historias y hacerse valer en el escenario. Legendaria es aquella ocasión donde puteó a The War On Drugs por sonar muy fuerte, lo que molestaba su espectáculo con una sola guitarra. Kozelek en el proyecto Sun Kil Moon narra y expresa emoción a un grado descriptivo enorme, basado en letras casi declamadas, que no escatiman tiempo ni esfuerzo en llegar a lo medular de las historias y mucho más.

Pero Kozelek también es parlanchín debajo del escenario, y no es extraño verlo como Morrissey, lanzando opiniones poco populares, difíciles de defender y que, en vez de acercar gente a su música, la alejan. Esto redunda en que Sun Kil Moon tal vez no es un nombre tan conocido porque Mark no está interesado en algo tan masivo, pero sí en la cantidad de respeto necesario para que sus creaciones sean respetadas y realmente escuchadas. Es probable que en vivo quede claro que tantos dimes y diretes sirven para, finalmente, encontrar la música en medio del camino.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 2 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: