Conéctate a nuestras redes

Artículos

Como Asesinar A Felipes: Música de exportación

Publicado

en

Quizás no sea un fenómeno muy recurrente, pero, en casos bien puntuales, el escuchar un disco puede cambiar totalmente la percepción del paradigma musical en base al cual uno estaba funcionando hasta ese momento. Eso fue precisamente lo que le sucedió al baterista Felipe Salas cuando escuchó el álbum homónimo de la banda FDA (Fe por un Destino Anunciado). Fue en ese exacto momento que tomó la decisión de formar a “Como Asesinar A Felipes”, y para esto se puso en contacto con un par de conocidos de la Escuela Moderna de Música: el bajista Sebastián Muñoz y el tecladista Marco Meza. Ambos personajes con algo de camino recorrido en la escena musical, el primero en la banda Anwen, mientras que el segundó formó parte de la primera alineación de Trovadores Tales. En este período, Felipe seguía obsesionado con la música rap/hip hop que profesaba FDA, es así como empezó a asistir a sus tocatas, hasta que en una de sus presentaciones en el Cine Arte Alameda, se atrevió a entregarle unas maquetas a MC Enzo Miranda (alias “Koala Contreras”). Por esas cosas del destino, una grave neumonía tuvo en cama a Miranda, tiempo en que aprovechó de escuchar el material que le había entregado el baterista. Tan pronto como se recuperó, se puso en contacto con Felipe y le dijo que le gustaría que trabajasen juntos, para esto también incorporó al proyecto a uno de los mejores pinchadiscos nacionales: Dj Spacio (Carlos Meza). Ya con una formación definida, fue sólo cosa de tiempo para que empezaran a aparecer los primeros éxitos: “Influencia”, “El Jardín” y “Alerta Roja”.

La química al interior de la banda comenzó a fluir rápidamente, y en menos de un año ya estaban preparando el lanzamiento de su disco debut. La grabación del álbum se realizó en una sola sesión y de manera análoga en los estudios del Sello “Algo Records”. Las 10 canciones originales fueron producidas y mezcladas por Foex de Potoco Discos. La placa homónima vio la luz en 2008, y en su portada el artista Ariel Altamirano (Krtur) representó al quinteto como personas con cabeza de instrumentos musicales. Este trabajo remeció la escena nacional, con un estilo particular que no había sido explotado hasta ese momento, fusión de elementos del hip hop, jazz y rock, y en donde lo mejor de su repertorio era expuesto en sus presentaciones en vivo, donde son capaces de construir una atmósfera única.

Sólo un año después de su debut, sale al mercado “Un Disparo Al centro” (2009), la segunda producción de la banda. Para este trabajo la apuesta se incrementó al incorporar la colaboración de músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil. El álbum fue grabado íntegramente en los estudios Triana y su lanzamiento se realizó en el Teatro Oriente, presentación que posteriormente se convertiría en el DVD “Operación Teatro Oriente” (2010). En este punto, la banda ya mostraba una maduración que los consolidaba como una de las agrupaciones más destacables de la nueva escena rock, tanto así que llamó la atención de Billy Gould, bajista de Faith No More, quien decidió editar a los nacionales en Estados Unidos bajo su propio sello, Koolarrow Records.

Para su tercer álbum, la banda decide dar un cambio respecto a lo que había presentado en sus anteriores placas, construyendo canciones más simples (menos densas) y melodías más enérgicas. En esta nueva aventura contaron con la colaboración de Álvaro España (Fiskales Ad Hok), Raimundo Santander y el rapero Epicentro, dando vida a “Colores y Cadáveres” (2010), que sorprende gratamente por mostrar una nueva faceta de la banda, que lejos de perder la frescura de su música, ofrece una nueva exposición de cómo usar la versatilidad a su favor. Conociendo la hiperactividad de Como Asesinar A Felipes, sabemos que no pasará mucho tiempo hasta que se decidan a entrar nuevamente al estudio, por el momento siguen girando en todo el país y también internacionalizando su carrera, siendo la primera banda chilena en participar en el reconocido Festival de Jazz al Parque realizado en Colombia (2011).

El año pasado, aprovechando la presentación de Faith No More en la segunda versión del Maquinaria Festival, el bajista Billy Gould sorprendió a todos al acompañar a Como Asesinar A Felipes en el show que ofrecieron en La Batuta, evento que contó con la presencia en el público de Trey Spruance (Mr. Bungle, Secret Chiefs 3) y Roddy Bottum (Faith No More). La banda nacional fue uno de los primeros confirmados como parte del cartel del Maquinaria 2012, escenario por el cual ya pasaron en 2010.

Fotos por Javier Valenzuela cortesía de Rocknvivo.com

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Mogwai, Future Islands y Sun Kil Moon, las tres fuerzas del otoño

Publicado

en

Fauna Otoño 2018

Al ver el cartel del festival que se realizará en Espacio Riesco este 12 de mayo, queda claro que varios mundos podrán convivir en el mismo espacio de Fauna Otoño, algo importante en tiempos donde la tolerancia y el respeto son claves para la convivencia, también considerando que la disposición de escenarios permite escuchar la gran mayoría de las propuestas. Es en este ánimo que destacan tres propuestas difíciles de clasificar, pero al mismo tiempo que son sencillas de identificar, las que intentaremos disponer desde las sensaciones más allá de tecnicismos.

 

Mogwai: Calma en el caos

Cada vez que una canción de Mogwai explota, la sensación que queda es de una extraña calma. Como si el cosmos aplicará un mecanismo de relajación ante un trauma, o como si hubiera hipnosis en el momento exacto del apocalipsis. Lo que hacen los escoceses va más allá de lo que técnicamente consiguen, porque construir crescendos que redunden en una catarsis bella es algo que pueden hacer muchos, pero lo de Mogwai va más allá, a veces dejando a la deriva al oyente en una meseta polar para luego, desde esa incertidumbre, llegar con un sonido más grande que la vida.

Aunque la banda hace rato que no saca un disco que caiga en gracia a todo el espectro de sus fans, lo que ha hecho en los últimos años, más que inventar una rueda nueva, ha sido refrescar la forma en la que ruedan. Eso hace que, en vez de escuchar algo que parezca igual a lo anterior, se permita ver en la performance misma las ganas de crear de los escoceses, quienes también destacan como creadores de soundtracks para películas y series. Si Mogwai es capaz de crear un mundo para sí mismos, en estos casos también son hábiles para arropar mundos ajenos en la música. Al final, lo que es evidente es cómo pueden manejar los ánimos, los espacios y los tiempos, fundamental para un espectáculo que relaja y tensa a la vez, como los latidos del corazón.

Future Islands: Baila por tu vida

La sofisticada propuesta del trío norteamericano Future Islands no alcanza a esconder las ansias de conseguir algo fundamental para la vida: el movimiento. Todas las armonías, las melodías, las figuras de bajo, todo eso redunda en la provocación fundamental de mover el cuerpo, las ideas, las emociones, a través de una dirección muy particular por la voz de Samuel T. Herring, uno de los frontman más impredecibles y entregados en un escenario. Cuando vemos la forma en la que Samuel vive un concierto, queda claro que lo de Future Islands no es casual, y que él siente esa música tanto o más que los fans.

Pero la banda no es sólo lo que consigue Samuel, porque la dinámica entre sintetizadores y bajo es parte de lo que hace a la agrupación sobresalir. Gerrit Welmers y William Cashion dialogan a través de compases que se tejen de tal forma, que no se puede ignorar lo que hit tras hit consigue Future Islands. Al final, el imperativo es bailar y sorprenderse con la extravagancia de Herring, y es difícil que eso no pase donde sea que se presenten.

Sun Kil Moon: aislar y provocar

No necesariamente a todos les puede gustar todo el mundo. Bien lo sabe y entiende Mark Kozelek, quien, más que preocuparse de agradar, ha intentado contar historias y hacerse valer en el escenario. Legendaria es aquella ocasión donde puteó a The War On Drugs por sonar muy fuerte, lo que molestaba su espectáculo con una sola guitarra. Kozelek en el proyecto Sun Kil Moon narra y expresa emoción a un grado descriptivo enorme, basado en letras casi declamadas, que no escatiman tiempo ni esfuerzo en llegar a lo medular de las historias y mucho más.

Pero Kozelek también es parlanchín debajo del escenario, y no es extraño verlo como Morrissey, lanzando opiniones poco populares, difíciles de defender y que, en vez de acercar gente a su música, la alejan. Esto redunda en que Sun Kil Moon tal vez no es un nombre tan conocido porque Mark no está interesado en algo tan masivo, pero sí en la cantidad de respeto necesario para que sus creaciones sean respetadas y realmente escuchadas. Es probable que en vivo quede claro que tantos dimes y diretes sirven para, finalmente, encontrar la música en medio del camino.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 4 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 4 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 5 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 5 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 5 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 5 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 5 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 5 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 5 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 5 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas