Contáctanos

Artículos

Bruce Springsteen: El patrón de rock

Publicado

en

Si de debuts históricos se trata, este 2013 se ha caracterizado por recibir un número considerable de recitales cuyos protagonistas se presentaron por primera vez ante el público chileno. Desde el soñado show de A Perfect Circle, hasta la lamentable presentación de Chuck Berry, quien técnicamente ya se había presentado en nuestro país hace tres décadas, pero no fue hasta este año que lo hizo íntegramente en un concierto único; 2013 será recordado como el año en que una gran cantidad de músicos “saldaron su deuda” con nuestro país, y eso que todavía nos falta ver a Yusuf Islam (Cat Stevens), Stevie Wonder y Blur.

Una de las visitas ilustres de este segundo de semestre está reservada para el próximo 12 de septiembre en el Movistar Arena, fecha en que “El Jefe” realizará su primer espectáculo en Chile, un show que, según la revista Rolling Stone, es el mejor concierto que podremos ver este año, y eso ya es decir demasiado. ¿Por qué Bruce Springsteen se instala como el número más sobresaliente de 2013? ¿Es antojadizo el apodo que ha llevado por más de cuarenta años? Para disipar cualquier duda o cuestionamiento, acá te dejamos unas cuantas razones para comprender por qué Bruce Springsteen es “The Boss”.

BRUCE SPRINGSTEEN 01Firme con sus raíces

Si bien, Springsteen es un músico de fama mundial, el hombre nunca ha dejado de inspirarse en Nueva Jersey, el estado que lo vio nacer como hijo de una familia de clase trabajadora y alumno de un colegio católico, del cual cuestionaba su doctrina, pero abrazó la fe que hasta el día de hoy lo define como católico, manteniendo una vida espiritual enriquecedora. En álbumes como “Born In The U.S.A.” (1984), Springsteen trasladó sus experiencias de vida a su música, llegando a mencionar en numerosas ocasiones durante sus presentaciones al estado donde se crió. Realizando un sinnúmero de presentaciones en Nueva Jersey, Filadelfia y Nueva York, entre shows más íntimos en bares y clubes nocturnos, Bruce Springsteen se ha transformado en el férreo exponente del sonido de un lugar y su gente.

Nacido para triunfar

El éxito comercial fue esquivo en un principio para “El Jefe”, apodo que el norteamericano se ganó por ser el encargado de cobrar el dinero que le pagaban en sus primeras tocatas, y que con el tiempo adoptó como propio, a pesar de no estar de acuerdo con el concepto de “jefe”. La discografía del músico ya era objeto de devoción por parte de los medios especializados, pero no fue hasta el lanzamiento de “Born In The U.S.A.” que el estadounidense se posicionó como la gran voz del rock de su época, vendiendo más de 30 millones de discos alrededor del mundo y convirtiéndose en un máquina de crear hits, con siete sencillos en los rankings radiales.

Qué decir de la gran cantidad de galardones que tiene en su haber, desde los “banales”  Grammy, hasta un premio Oscar, el cual obtuvo en el año 1994, por su canción “Streets Of Philadelphia”, la cual formó parte de la banda sonora de la película “Philadelphia” (1993), con Tom Hanks y Denzel Washington.

Como si hubiese nacido para triunfar, Springsteen se ha ganado la admiración de la crítica y la gente, y ha recibido reconocimientos que lo transforman sin lugar a dudas, en “el jefe”.

Ha hecho historia

Con miles de horas sobre el escenario, Springsteen ha marcado un par de grandes hitos en su trayectoria de conciertos. Uno de ellos fue la serie de diez conciertos que realizó durante cinco noches seguidas en el club de Nueva York, Bottom Line, evento que fue transmitido en vivo por las emisoras de radio de Estados Unidos, y décadas más tarde sería reconocido como uno de los 50 eventos que cambiaron la historia del rock.

El segundo hito fue algo histórico. Bruce Springsteen & The E-Street Band se presentaron frente a más de 300.000 personas en la Alemania del Este, en plena Guerra Fría. Como una forma de mejorar la imagen de la Alemania comunista, el gobierno de turno organizó el evento que, al contrario de sus pretensiones, enfervorizó aún más a la población, que un año más tarde revolucionaría la historia derribando el Muro de Berlín.

El show del momento

Así lo señala la revista Rolling Stone, la cual ha elegido al concierto de Bruce Springsteen como el más importante de la actualidad, por sobre los shows de Nine Inch Nails, Radiohead, y U2, entre otros 50 BRUCE SPRINGSTEEN 03nombres que completan la lista. Los votos fueron emitidos por importantes personajes de la industria, quienes dieron su beneplácito al tour de Springsteen principalmente por el hecho de que cada noche es completamente distinta a la anterior. El setlist no es más que una guía para el músico, quien entrega hasta la última gota de sudor en escena, dejándose llevar por espontaneidad del momento y la conexión con el público de turno.

Tardó demasiado tiempo en llegar, pero en sólo días lo tendremos entre nosotros. Las razones sobran y sólo siguen sumando puntos a Springsteen, cuyos cuarenta años de carrera no le han pasado la cuenta y, por el contrario, han servido para elevarlo como una verdadera leyenda viviente, y mientras algunos artistas de dudosa calidad musical han osado llamarse a sí mismos “El Jefe”,  Bruce Springsteen aterriza en nuestro país para mostrarnos quién es el que manda en el mundo del rock.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Especial En Órbita 2017: Cigarettes After Sex

Publicado

en

Cigarettes After Sex

Un cenicero con los restos de cigarros recién apagados. Ventanas con las cortinas cerradas. Ropa interior en el suelo, en una silla, en medio de las sábanas o los cojines. ¿Solo o acompañado? ¿Luces prendidas o apagadas? ¿Imaginación, sueño o realidad palpable? Los ambientes que genera Cigarettes After Sex en sus canciones pintan imágenes complejas, ponen espejos al frente, y permiten la intermitencia entre brillantez y opacidad, porque el amor, el sexo, la soledad, y todo lo que esté entremedio, son puestos en la lupa sonora del cuarteto liderado por Greg Gonzalez.

Aunque con EP “I” (2012) habían tenido una notoriedad clara y su manera de ver al pop estaba de manifiesto, ciertamente había terminaciones que pulir y escenarios que iluminar más allá de lo teatral. En su álbum debut homónimo, salido en junio pasado, Cigarettes After Sex consigue salir de lo esquemático que podría ser su tipo de composición, y así las cosas fluyen. En vez de andar a tropiezos con las piezas de ropa que caen, todo puede ir un poco más lento, pero con más seguridad en los recursos y movidas a utilizar. En la habitación que se llena del sonido de los norteamericanos ya no es necesario tropezar al andar, porque cada movimiento tiene un impulso natural, entre un dreampop elegante y una manera oscura de plantar el ambient, entre una voz aterciopelada y bajos y ritmos profundos.

Quizás el rubro donde le falte cierta experiencia a la banda sea en las letras, que no consiguen la delicadeza que la interpretación en instrumentos y voz sugieren, pero también es parte del aprendizaje. Quizás son las palabras que se meten entre los cuerpos y que traban el correr de la sangre, que hielan las manos y convergen en la necesidad de seguir adelante, porque lo que consigue musicalmente Cigarettes After Sex no es sólo remitir a lo que ocurre en pareja, trío, o grupo de gente que se busca entre el amor, odio, lujuria y ausencia, sino que armar recuerdos que se puedan esconder en los beats de un bajo casi tan protagonista en la melodía como la voz de Greg, que entre tul y cuero sumerge las conciencias en historias sencillas, pero que conectan con el oyente.

Eso sí, lo concreto de las letras permite que haya un ancla en el mundo real. No se trata de un lugar de ensueño, donde el acto de tocar, besar, desear o amar quede restringido a acciones sin consecuencias. En las canciones de Cigarettes After Sex –y en especial en su LP homónimo– existen detalles concretos, corazones rotos (“Sweet”), ilusiones que se traducen en metáforas demasiado directas (“Opera House”) o la cotidianidad de una cama (“K”). No hay mucho que esconder cuando el olor a tabaco continúa en el dormitorio o cuando la brisa de la madrugada pega en los hombros, porque en medio de un ambiente idílico reside lo humano, a través del contacto físico y/o emocional.

A eso termina refiriendo la banda, entre un minimalismo elegante y sexy, a lo humano, a lo que puede errar, a lo que puede doler, y también a lo crudo e insensible (“Young & Dumb”), donde Gonzalez es capaz de culpar a su objeto de deseo de forma misógina por despecho, y aun así sonar como si pudiera convencer a cualquiera de seguirlo, a él y a sus palabras. El mundo de Cigarettes After Sex no es perfecto, se repleta de cenizas, ropa revuelta, olor a humo, a fluidos corporales, a alcohol, a ausencia, de dolores y palabras envueltas en rocas y cemento. El difícil terreno de lo carnal y lo ecléctico se funde en medio de imperfecciones que otorgan la calidez necesaria para que las canciones y los sonidos no se queden en axiomas vacíos, sino que realmente puedan generar una conexión significativa. Y en ese tipo de construcción narrativa y musical es que Cigarettes After Sex se ha vuelto una banda necesaria de escuchar y sentir. Bien adentro. Humanamente.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas