Conéctate a nuestras redes

Artículos

Blur: Lo que no te mata, te hace más fuerte

Publicado

en

Blur es una banda que se puede jactar de muchas cosas. Sonidos que reinventaron a lo largo de su discografía, records en los Brit Awards, millones de ventas de discos, el respaldo absoluto de la crítica y, hoy por hoy, se han encargado de cerrar los mejores festivales del mundo: Glastonbury, Primavera Sound, Coachella, por mencionar sólo algunos. Han tenido la empatía de una generación de melómanos que ha reconocido en la actualidad lo que hace veinte años era a veces mirado como pop adolescente, y que actualmente es alabado como de lo mejor del brit pop. Pero a pesar de esto, entre sus pares pareciera que jamás han logrado la empatía total, siendo criticados y vapuleados ampliamente por distintas bandas, muchas más que sólo la historia conocida de Oasis, pero como dicen por ahí, lo que no te mata, te hace hace más fuerte.

Rock pasional

DAMON JUSTINEA comienzo de los 90’s, la escena indie de Londres en realidad transitaba por los preceptos de la música alternativa, con la bandas tocando en pubs para no mucha gente. En esa época era normal ver en bares de Camden a varios integrantes de bandas que hoy han hecho fama mundial. Una de esas eran los recién re-bautizados Suede, donde su líder, el espigado Brett Anderson, andaba feliz de la vida con su novia Justine Frischmann, mujer que se iría a los brazos del vocalita de Blur, Damon Albarn, convirtiéndose en los años venideros en los denominados reyes del brit pop. Anderson jamás quiso hablar con la prensa del lío de faldas en el que se vio envuelto, pero jamás se ha referido en buenos términos a la banda de Albarn, donde incluso alguna vez habló irónicamente sobre la participación del cantante en el disco de Elastica, banda de la cual Frischmann sería líder años más tarde.

La batalla del brit pop

GALLAGHER COXOMPocos recuerdan que antes de que las aguas de dividieran entre los fans de Oasis y los de Blur, ambas bandas posaban juntos como amigotes en cuanto evento había en Londres. Famosa es la imagen de Graham Coxon besando la mejilla de Liam Gallagher en los premios de la NME. En los Brit’s Awards de 1995, Blur logró un record que hasta ahora sigue imbatible, ganando los cuatro premios principales en la misma noche, y con Albarn asegurando frente al mundo que el premio a mejor banda británica debería haber sido compartido con sus amigos de Manchester, Oasis.

Pero toda la amistad fue historia una vez que ambas bandas decidieran sacar el primer single de sus nuevos discos en el mismo día: el pop de personajes de “Country House” versus el rock de la clase obrera de “Roll With It” de Oasis. Ese primer asalto lo ganó Blur, pero después vendría “Wonderwall” y el resto fue historia. Los Gallagher una y otra vez dedicaron sus peores palabras en contra de los intérpretes de “Girls And Boys”, donde Noel Gallagher incluso dijo alguna vez frente a la prensa que deseaba que Alex James y Damon Albarn murieran de Sida.

Pavementeques

Stephen MalkmusEn 1997, Blur sorprendió a todo el mundo con un disco mucho más íntimo que sus anteriores trabajos, donde Graham Coxon fue el gran protagonista, haciendo girar el sonido del brit pop a estruendos más estadounidenses, causado en parte por el interés de Coxon por bandas como Sonic Youth, R.E.M. y Atari Teenage Riot, y también por la amistad que Albarn zanjaría con gente de Weezer y Pavament, siendo Stephen Malkmus parte de esa gran inspiración. Pero Albarn nuevamente estaría inserto en líos de faldas, y las malas lenguas dicen que lo que decantó el fin de su relación con Justine Frischmann, fue la cercanía de la chica rockera con el enigmático Malkmus, llevando la amistad al suelo y convirtiéndola en una seguidilla de dimes y diretes que terminaron con Malkmus recordándole a la prensa que su banda era la inspiración y casi el por qué los sonidos de Blur habían llegado al punto más yankee de su carrera.

Pulp y la seriedad

Jarvis Cocker siempre ha sido un tipo muy encantador y educado, a pesar de las polémicas que ha causado en su vida, pero en varias entrevistas, promocionando “This Is Hardcore” (1998), se dedicó a darle la espalda al brit pop y a burlarse de la capacidad compositiva de Damon Albarn, tachando una canción como “Country Sad Ballad Man” (canción que retrata la soledad de las giras), de snob y estúpida.

BLUR ARE SHITE“Blur: are shite”

Para el festival T In The Park de 1999, los escoceses Mogwai pusieron a la venta en la tienda de merchandising una extrañas poleras grises, con la enmienda “blur: are shite” (Blur: son mierda). Todos quedaron boquiabiertos, y aunque en un comienzo todos pensaron que sólo era una idea de Stuart Braithwaite para hacer más ruido en el festival, la declaración que dio a NME días más tarde fue más que lapidaria: “Hemos decidido proclamar nuestra aversión a una de las bandas más débiles del planeta mediante estas camisetas. Lo que pasa con la camiseta es que es una definición de diccionario. Si hay algún problema legal al respecto, voy a ir a la corte como alguien que ha estudiado música para que pueda demostrar que son una mierda”. Algunos dicen que la camiseta incluso fue comprada por la gente de Pavement.

Quizás revisando más los recovecos de la música europea, seguramente encontraríamos más y más detractores de Blur. Pero a pesar del odio que pueden causar, sobre todo Damon Albarn, ninguna de esas peleas o enemistades ha logrado detener a la banda, donde el tiempo le ha dado un bálsamo a las relaciones quebradas de antaño, decantando en una amistad sobre publicitada de Noel Gallagher y Albarn. A Blur pareciera no entrarle balas por ningún lado, así que ante tanta fortaleza, creemos fervientemente que es hora de un nuevo disco, ¿no? Y ver cuántos se levantarán para tratar de hundirlos, aunque probablemente no puedan.

Por Pamela Cortés

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Khazziel Mezzano

    02-Nov-2013 en 2:02 pm

    No me gusto el articulo. Hablan como si bandas relacionadas al britpop quisieran tumbar al prestigioso “BLUR” cosa q no es, lo sobrevaloran en este articulo. Oasis nunca le tubo alguna clase de envidia, fue Blur el provocador en todo ámbito ya q con su pop pegajoso y muy juvenil no tan malo pero provocaba a otras bandas el rechazo o el desprecio solo por la forma de su música y a lo q incitaban .. ademas, insisto con oasis ya q el single fue lanzado a propósito por parte de Blur, algo sucio quizás, pero al final indirectamente oasis salio ganador con (What’s the Story) Morning Glory?-.

Responder

Artículos

La importancia de la obra de Ramin Djawadi en “Game Of Thrones”

Publicado

en

Ramin Djawadi

Mucho se ha discutido de los giros argumentales y de las decisiones narrativas de “Game Of Thrones”, serie cuyo final fue un hito por sí solo hace unas semanas, pero que ha sido piedra angular del crecimiento de este formato como un producto de consumo masivo. Aunque todo es digno de debate, algo en lo que existe un acuerdo mayor es cómo la música de GOT y los tonos que está dispone son un elemento vital para la inmersión en la historia desde el punto de vista más visceral.

El hombre detrás de esa obra no es ajeno a las historias en pantalla chica o grande, y comprende el potencial de un soundtrack, algo que incluso pudo aprender de Hans Zimmer. Ramin Djawadi estudió antes en la Berklee College of Music, e incluso participó en la banda de Zimmer en películas como “Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl” en 2003, y luego en solitario con “Iron Man” o “Clash of the Titans”. Pero donde ganó notoriedad masiva fue con GOT, y es que ahí es donde su obra logró pulirse a un nivel que incluso podrá verse de forma más palpable en sus trabajos posteriores.

En vez de caer en el síndrome del compositor para películas que usualmente tiende a la épica y al juego de la rimbombancia para lograr densidades diferentes, lo que hace Djawadi es minimalista, sin desperdicio, con el cello y el piano como los instrumentos claves de su propuesta, y también con los coros vocales como espacios del pesar y de la tensión dramática. En GOT usualmente usó músicos de The City Of Prague Philarmonic Orchestra para tocar las partituras que armaba tras reuniones con los creativos, guionistas, e incluso diseñadores de producción para tener un panorama completo. Aunque usaba una orquesta completa, la explosión usualmente asociada al clímax de un grupo de instrumentos al unísono jamás suena en GOT, y aun así se conseguían escenas que atrapan al espectador.

Quizás esta es la razón por la que el espectáculo en vivo “Game Of Thrones – Live Concert” que se presentará en el Teatro Caupolicán el próximo 21 de julio no tendrá estos momentos en escena, debido a que muchos son de un carácter íntimo que en vivo no conseguirían el mismo efecto. Aun así, cuarenta músicos en escena, bailes y caracterizaciones en vivo prometen una experiencia que refleje las emociones de la serie de HBO en carne viva, tal como lo hicieron estos tres grandes momentos musicales de GOT y del genio de Ramin Djawadi:

“Hardhome” – Temporada 5, episodio 8

Evitar que un sonido explote en medio de una batalla, y aun así tener significancia, es algo muy extraño, pero en la pieza “Hardhome”, del capítulo homónimo de la quinta temporada, Djawadi entendió que tenía que generar la sensación que Jon Snow y los salvajes tenían, la de estar encerrados en ese desierto de hielo, entre paredes y mar gélido. El terror y los estados de este se traspasan en medio de una efectiva capacidad de hacer crecer y decrecer el sonido, en dos partes que totalizan diez minutos de desesperanza y dolor, cuando aún Jon Snow no sabía nada, y la gente viendo la serie tampoco.

“Light Of The Seven” – Temporada 6, episodio 10

Djawadi trabaja de forma inquietante en el piano, simple pero devastador, y eso lo ha perfeccionado con el paso de los años, algo que se traspasa a los covers que arma para “Westworld”. Pero si hay un momento en que la composición de este alemán ganó notoriedad absoluta, fue en la escena inicial de “The Winds Of Winter”, episodio final de la sexta temporada, donde ese instrumento fue el verdadero rey en el trono de hierro. En vez de dar luces de qué podría pasar con las canciones y tonalidades de cada Casa en GOT, Ramin intentó algo diferente, y con ello configuró una de las mejores comuniones entre escena y score en la historia de las series de TV, principalmente por esa danza entre piano y algunos (pocos) diálogos en una escena inolvidable, marcando un punto de giro para las temporadas finales.

“The Night King” – Temporada 8, episodio 3

Nuevamente el piano marcando el rumbo, en una escena que más parece una coreografía que un mero plano. La multiplicidad de historias convergiendo en el gran final de la “batalla de Winterfell”, hicieron de esta pieza otro momento icónico de la música de Djawadi en GOT. Y es que cómo no lograrlo con Arya Stark dando el golpe final, luego de la aparente derrota pregonada por el “rey de la noche” que traía “The Long Night”, como versaba el título del episodio. Una construcción al revés de “Light Of The Seven”, aquí partiendo con la destrucción y la oscuridad para ir entregando chispas, un poco de luz, para culminar con un clímax que, desde lo musical, tal vez es lo mejor entregado por el autor en la música de “Game Of Thrones”.

Venta de entradas para el evento, AQUÍ.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 2 días

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Duck Duck
DiscosHace 4 días

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 5 días

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 1 semana

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 2 semanas

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 2 semanas

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 3 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 3 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 3 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: