Contáctanos

Artículos

Blur: Lo que no te mata, te hace más fuerte

Publicado

en

Blur es una banda que se puede jactar de muchas cosas. Sonidos que reinventaron a lo largo de su discografía, records en los Brit Awards, millones de ventas de discos, el respaldo absoluto de la crítica y, hoy por hoy, se han encargado de cerrar los mejores festivales del mundo: Glastonbury, Primavera Sound, Coachella, por mencionar sólo algunos. Han tenido la empatía de una generación de melómanos que ha reconocido en la actualidad lo que hace veinte años era a veces mirado como pop adolescente, y que actualmente es alabado como de lo mejor del brit pop. Pero a pesar de esto, entre sus pares pareciera que jamás han logrado la empatía total, siendo criticados y vapuleados ampliamente por distintas bandas, muchas más que sólo la historia conocida de Oasis, pero como dicen por ahí, lo que no te mata, te hace hace más fuerte.

Rock pasional

DAMON JUSTINEA comienzo de los 90’s, la escena indie de Londres en realidad transitaba por los preceptos de la música alternativa, con la bandas tocando en pubs para no mucha gente. En esa época era normal ver en bares de Camden a varios integrantes de bandas que hoy han hecho fama mundial. Una de esas eran los recién re-bautizados Suede, donde su líder, el espigado Brett Anderson, andaba feliz de la vida con su novia Justine Frischmann, mujer que se iría a los brazos del vocalita de Blur, Damon Albarn, convirtiéndose en los años venideros en los denominados reyes del brit pop. Anderson jamás quiso hablar con la prensa del lío de faldas en el que se vio envuelto, pero jamás se ha referido en buenos términos a la banda de Albarn, donde incluso alguna vez habló irónicamente sobre la participación del cantante en el disco de Elastica, banda de la cual Frischmann sería líder años más tarde.

La batalla del brit pop

GALLAGHER COXOMPocos recuerdan que antes de que las aguas de dividieran entre los fans de Oasis y los de Blur, ambas bandas posaban juntos como amigotes en cuanto evento había en Londres. Famosa es la imagen de Graham Coxon besando la mejilla de Liam Gallagher en los premios de la NME. En los Brit’s Awards de 1995, Blur logró un record que hasta ahora sigue imbatible, ganando los cuatro premios principales en la misma noche, y con Albarn asegurando frente al mundo que el premio a mejor banda británica debería haber sido compartido con sus amigos de Manchester, Oasis.

Pero toda la amistad fue historia una vez que ambas bandas decidieran sacar el primer single de sus nuevos discos en el mismo día: el pop de personajes de “Country House” versus el rock de la clase obrera de “Roll With It” de Oasis. Ese primer asalto lo ganó Blur, pero después vendría “Wonderwall” y el resto fue historia. Los Gallagher una y otra vez dedicaron sus peores palabras en contra de los intérpretes de “Girls And Boys”, donde Noel Gallagher incluso dijo alguna vez frente a la prensa que deseaba que Alex James y Damon Albarn murieran de Sida.

Pavementeques

Stephen MalkmusEn 1997, Blur sorprendió a todo el mundo con un disco mucho más íntimo que sus anteriores trabajos, donde Graham Coxon fue el gran protagonista, haciendo girar el sonido del brit pop a estruendos más estadounidenses, causado en parte por el interés de Coxon por bandas como Sonic Youth, R.E.M. y Atari Teenage Riot, y también por la amistad que Albarn zanjaría con gente de Weezer y Pavament, siendo Stephen Malkmus parte de esa gran inspiración. Pero Albarn nuevamente estaría inserto en líos de faldas, y las malas lenguas dicen que lo que decantó el fin de su relación con Justine Frischmann, fue la cercanía de la chica rockera con el enigmático Malkmus, llevando la amistad al suelo y convirtiéndola en una seguidilla de dimes y diretes que terminaron con Malkmus recordándole a la prensa que su banda era la inspiración y casi el por qué los sonidos de Blur habían llegado al punto más yankee de su carrera.

Pulp y la seriedad

Jarvis Cocker siempre ha sido un tipo muy encantador y educado, a pesar de las polémicas que ha causado en su vida, pero en varias entrevistas, promocionando “This Is Hardcore” (1998), se dedicó a darle la espalda al brit pop y a burlarse de la capacidad compositiva de Damon Albarn, tachando una canción como “Country Sad Ballad Man” (canción que retrata la soledad de las giras), de snob y estúpida.

BLUR ARE SHITE“Blur: are shite”

Para el festival T In The Park de 1999, los escoceses Mogwai pusieron a la venta en la tienda de merchandising una extrañas poleras grises, con la enmienda “blur: are shite” (Blur: son mierda). Todos quedaron boquiabiertos, y aunque en un comienzo todos pensaron que sólo era una idea de Stuart Braithwaite para hacer más ruido en el festival, la declaración que dio a NME días más tarde fue más que lapidaria: “Hemos decidido proclamar nuestra aversión a una de las bandas más débiles del planeta mediante estas camisetas. Lo que pasa con la camiseta es que es una definición de diccionario. Si hay algún problema legal al respecto, voy a ir a la corte como alguien que ha estudiado música para que pueda demostrar que son una mierda”. Algunos dicen que la camiseta incluso fue comprada por la gente de Pavement.

Quizás revisando más los recovecos de la música europea, seguramente encontraríamos más y más detractores de Blur. Pero a pesar del odio que pueden causar, sobre todo Damon Albarn, ninguna de esas peleas o enemistades ha logrado detener a la banda, donde el tiempo le ha dado un bálsamo a las relaciones quebradas de antaño, decantando en una amistad sobre publicitada de Noel Gallagher y Albarn. A Blur pareciera no entrarle balas por ningún lado, así que ante tanta fortaleza, creemos fervientemente que es hora de un nuevo disco, ¿no? Y ver cuántos se levantarán para tratar de hundirlos, aunque probablemente no puedan.

Por Pamela Cortés

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Khazziel Mezzano

    02-Nov-2013 en 2:02 pm

    No me gusto el articulo. Hablan como si bandas relacionadas al britpop quisieran tumbar al prestigioso “BLUR” cosa q no es, lo sobrevaloran en este articulo. Oasis nunca le tubo alguna clase de envidia, fue Blur el provocador en todo ámbito ya q con su pop pegajoso y muy juvenil no tan malo pero provocaba a otras bandas el rechazo o el desprecio solo por la forma de su música y a lo q incitaban .. ademas, insisto con oasis ya q el single fue lanzado a propósito por parte de Blur, algo sucio quizás, pero al final indirectamente oasis salio ganador con (What’s the Story) Morning Glory?-.

Responder

Artículos

Especial En Órbita 2017: Cigarettes After Sex

Publicado

en

Cigarettes After Sex

Un cenicero con los restos de cigarros recién apagados. Ventanas con las cortinas cerradas. Ropa interior en el suelo, en una silla, en medio de las sábanas o los cojines. ¿Solo o acompañado? ¿Luces prendidas o apagadas? ¿Imaginación, sueño o realidad palpable? Los ambientes que genera Cigarettes After Sex en sus canciones pintan imágenes complejas, ponen espejos al frente, y permiten la intermitencia entre brillantez y opacidad, porque el amor, el sexo, la soledad, y todo lo que esté entremedio, son puestos en la lupa sonora del cuarteto liderado por Greg Gonzalez.

Aunque con EP “I” (2012) habían tenido una notoriedad clara y su manera de ver al pop estaba de manifiesto, ciertamente había terminaciones que pulir y escenarios que iluminar más allá de lo teatral. En su álbum debut homónimo, salido en junio pasado, Cigarettes After Sex consigue salir de lo esquemático que podría ser su tipo de composición, y así las cosas fluyen. En vez de andar a tropiezos con las piezas de ropa que caen, todo puede ir un poco más lento, pero con más seguridad en los recursos y movidas a utilizar. En la habitación que se llena del sonido de los norteamericanos ya no es necesario tropezar al andar, porque cada movimiento tiene un impulso natural, entre un dreampop elegante y una manera oscura de plantar el ambient, entre una voz aterciopelada y bajos y ritmos profundos.

Quizás el rubro donde le falte cierta experiencia a la banda sea en las letras, que no consiguen la delicadeza que la interpretación en instrumentos y voz sugieren, pero también es parte del aprendizaje. Quizás son las palabras que se meten entre los cuerpos y que traban el correr de la sangre, que hielan las manos y convergen en la necesidad de seguir adelante, porque lo que consigue musicalmente Cigarettes After Sex no es sólo remitir a lo que ocurre en pareja, trío, o grupo de gente que se busca entre el amor, odio, lujuria y ausencia, sino que armar recuerdos que se puedan esconder en los beats de un bajo casi tan protagonista en la melodía como la voz de Greg, que entre tul y cuero sumerge las conciencias en historias sencillas, pero que conectan con el oyente.

Eso sí, lo concreto de las letras permite que haya un ancla en el mundo real. No se trata de un lugar de ensueño, donde el acto de tocar, besar, desear o amar quede restringido a acciones sin consecuencias. En las canciones de Cigarettes After Sex –y en especial en su LP homónimo– existen detalles concretos, corazones rotos (“Sweet”), ilusiones que se traducen en metáforas demasiado directas (“Opera House”) o la cotidianidad de una cama (“K”). No hay mucho que esconder cuando el olor a tabaco continúa en el dormitorio o cuando la brisa de la madrugada pega en los hombros, porque en medio de un ambiente idílico reside lo humano, a través del contacto físico y/o emocional.

A eso termina refiriendo la banda, entre un minimalismo elegante y sexy, a lo humano, a lo que puede errar, a lo que puede doler, y también a lo crudo e insensible (“Young & Dumb”), donde Gonzalez es capaz de culpar a su objeto de deseo de forma misógina por despecho, y aun así sonar como si pudiera convencer a cualquiera de seguirlo, a él y a sus palabras. El mundo de Cigarettes After Sex no es perfecto, se repleta de cenizas, ropa revuelta, olor a humo, a fluidos corporales, a alcohol, a ausencia, de dolores y palabras envueltas en rocas y cemento. El difícil terreno de lo carnal y lo ecléctico se funde en medio de imperfecciones que otorgan la calidez necesaria para que las canciones y los sonidos no se queden en axiomas vacíos, sino que realmente puedan generar una conexión significativa. Y en ese tipo de construcción narrativa y musical es que Cigarettes After Sex se ha vuelto una banda necesaria de escuchar y sentir. Bien adentro. Humanamente.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: