Conéctate a nuestras redes

Artículos

Ases Falsos: Ganándole al tráfico

Publicado

en

Puede ser completamente antojadizo hacer paralelos entre Fother Muckers y Ases Falsos, pero resulta difícil entender el éxito de “los Ases” sin entender las diferencias entre las trayectorias de los grupos que comparten la presencia de Cristóbal Briceño, Martín del Real y Simón Sánchez. De esa forma se puede entender mejor el crecimiento masivo de individuos que pasaron de ser una banda de culto, capaces de llenar una Sala Master con parroquianos, hasta repletar una Cúpula con fans más barrabrava, derivando en una de las agrupaciones con fanáticos más efusivos en la música nacional.

ASES FALSOS 01Fother Muckers sacó su primer disco en 2007 y su EP final, el de la “Muerte A Los Fother Muckers”, salió en 2011. En cuatro años, la banda también compuesta por el guitarrista Héctor Muñoz, se ganó un lugar en las crónicas, en las mentes y, principalmente, en los halagos de una música nacional donde el pop era muy fuerte, y las bandas con guitarras, bajo y batería tenían pocos exponentes de calidad innegable.

Pero FM no era una banda de gusto masivo, y era difícil que ello ocurriera. Las letras de Briceño eran intrincadas, inteligentes y tal vez con estética demasiado poética para convertirse en hits inmediatos, cosa que en la era del mp3 es complicada. Además, la estructura de las canciones eran desafiantes, y aunque la banda se anotó sencillos ganadores como “Fuerza Y Fortuna” o “2022”, “El Paisaje Salvaje” (2010), su último larga duración y el mejor de la carrera de Fother Muckers, no prendió en la gente.

Quizás eso provocó la muerte de FM, y desde las cenizas de ese cadáver se erigió Ases Falsos, nombre adoptado desde el nombre de la banda ficticia que protagonizaba la canción del mismo nombre y que, tras la partida de Héctor de la banda, comenzó a preparar su disco debut. Pocas ASES FALSOS 02agrupaciones tienen la chance de redebutar, y Ases Falsos pudo hacerlo de forma exitosa. Aunque la estética era rock, las composiciones de Briceño apuntaban claramente a los terrenos del pop, mezclando códigos como los de The Clash o Weezer en medio de referencias a la cultura popular nacional, y una cadencia más latina. “Juventud Americana” (2012) sería el batatazo de una banda que debutaba, aunque sus miembros ya tuvieran buenos años en el ruedo.

El éxito, esquivo para Fother Muckers comenzó a dársele a Ases Falsos, y así la ambición de Briceño, Sánchez, del Real y quienes se sumaron después, Francisco Rojas y Juan Pablo Garín, pudo crecer. También tiene mucho que ver que comenzaron a trabajar con Quemasucabeza y su sello hermano Arca. Bajo ese alero, lo independiente de cada movimiento de Fother Muckers y los Ases Falsos comenzaba a declinar, para dar paso a un producto más mesurado y más de equipo, con una estructura más sólida en apoyos que la banda por sí misma no podía abarcar.

ASES FALSOS 03Tal vez esto hace que se sienta que “Conducción” (2014), segundo disco de Ases Falsos, y sexto del tridente que ya lleva casi diez años juntos, tiene un look más profesional y más acabado, y eso se nota en la mezcla de disco, en cómo está producido, en los matices que aborda, y en el vuelco definitivo al pop, con reminiscencias claras a los diales AM, y todo demuestra a una banda mucho más madura, y aunque en general se habla de Briceño, lo cierto es que ahora más que nunca Ases Falsos luce como una banda completa, donde, aunque en “Ivanka” canten “Estoy enojado conmigo / y voy peleando con el tráfico”, lo cierto es que AF es de esos conjuntos que, a punta de trabajo, pueden sentirse contentos consigo mismos; una agrupación que le está ganando al tráfico. Y lo mejor para ellos y sus fans, es que esta trayectoria pareciera seguir en constante crecimiento.

Por Manuel Toledo-Campos

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

Responder

Artículos

Discos chilenos destacados 2020

Publicado

en

Discos chilenos destacados 2020
Anterior1 de 5
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Este pudo ser un año sin ningún lanzamiento y eso podría haber sido lo más justo del mundo. 2020 estuvo marcado por la crisis político-social en nuestro país, y luego por una crisis sanitaria-cultural a nivel mundial por la pandemia. La música en vivo se apagó casi por completo por la imposibilidad de tener masas de gente en conjunto en el mismo espacio, y con ello la principal fuente de ingresos de la industria musical también ha dejado a miles de trabajadores de la música en la cuerda floja. Pero en vez de silencio, son muchas voces las que se han alzado, en múltiples estilos y mensajes, y la música ha sonado fuerte, claro y ha servido para demostrar el valor de las artes y cultura en un contexto de adversidades e incertidumbres. Allí, las y los músicos chilenos han colaborado, dialogado y generado instancias para mantener la presión sobre las autoridades para que se hagan cargo de la crítica situación, pero también han brillado en materia de creación, generando una gran cantidad de material valioso, en diferentes géneros.

Muchos EPs han formado parte de los proyectos surgidos, incluso con la motivación de la pandemia. Quizás es ese aislamiento forzado el que también ha hecho que la mayoría de los proyectos que destacamos en este listado 2020 de HumoNegro sean, justamente, trabajos surgidos desde una labor solista (Alexander Quinteros, Chini.png, Rubio, Nico Carreño, Cevladé) y además con mucha sensibilidad reflexiva. En tanto, encontramos bandas que se consolidan (Alectrofobia, Adelaida, Niños del Cerro) y otras que sorprenden, pese a sus ya sólidas trayectorias (Cómo Asesinar A Felipes, Yajaira, Poema Arcanus).

La creación artística siempre es esperanza y brillo, y en medio de incertidumbres que nublan el rumbo, esperamos que estos discos que seleccionamos entreguen al menos parte del retrato de un año donde todo fue más difícil, pero donde, aun así, hubo luces y sonidos. Desde HumoNegro, un reconocimiento para las y los compositores e intérpretes que mantienen viva la música chilena. Aquí, en orden alfabético por banda, nuestra humilde selección de EPs y LPs destacados 2020.

Link a los streamings de cada álbum pinchando en las imágenes.


“Animita”

Adelaida

Tras el éxito de “Paraíso” (2017), Adelaida no se durmió en los laureles y comenzó el proceso de creación de su cuarto disco, uno que llegó este 2020 y trajo consigo nuevas texturas para la banda de Valparaíso. “Animita” es un trabajo enérgico y honesto, donde el trío compuesto por Jurel Sónico, Naty Lane y Lele Holzapfel sigue buscando su fórmula definitiva, jugándosela con varias sorpresas a las que no nos tenían acostumbrados, pero sin perder su esencia. El LP, que nació como una ofrenda a Émile Dubois, personaje emblemático de la cultura popular porteña, se posiciona como uno de los grandes registros del año. Tal como grita Naty Lane en “Kraken”: “¡Es un ruido necesario!”.


“Era Luz”

Alectrofobia

https://open.spotify.com/album/0d8R4U0j0ZemcWxkHL0Yb5

La escena del rock “a secas” parece estacionada en los clichés en todo el mundo, y por eso es interesante cuando una banda intentar refrescar el sonido y las ideas. Alectrofobia ha marcado los últimos años del rock chileno con su vocación por un sonido de calidad internacional, y desde ahí ha construido canciones que, sin estacionarse en una sola vereda sónica, transmiten potencia y mensaje. “Era Luz” es un álbum donde la calidad de grabación, mezcla y masterización se suman a la intención de cantar y contar sobre las crisis que ocurren en nuestro país. Desde el punk rock hasta el hard rock, pasando por americana o post grunge, Alectrofobia crea grandes canciones en un disco que consolida sus fortalezas.


“2020”

Alexander Quinteros

La cuarentena ha sido un espacio de aislamiento, pero también de contención y otro tipo de creatividad. Alexander Quinteros trabajó en confinamiento un disco lleno de ambientes y atmósferas dignas de retratar este año, al que coherentemente nombró “2020”. Tracks breves, pero completos en su composición, con arreglos precisos, a los que ni siquiera el truco innecesario del “audio 8D” les quita la capacidad de enfocar –mediante emociones y gradientes– el año más difícil para mucha gente. Quinteros se la juega por lo instrumental y conceptual, y en una temporada donde el tiempo parece líquido y las consignas gritadas parecen desvanecerse, “2020” dibuja un borroso pero fidedigno documento de la pandemia.


“Rfd2”

Cevladé

La censura tapa la boca, pero también genera reacciones. Cevladé se vio en la necesidad de responder a la censura a “Requiem For A Drink” (2012), motivada por la alta rotación de su tema “El Lamento del Pueblo” tras el estallido. Tras bajar el disco de las plataformas, el artista tomó desafío de contar de nuevo la historia de Mario De La Milnova y “La Orden RFD”. “Rfd2” es una especie de continuación y remasterización del disco censurado. Nuevos bríos, interpretaciones más crudas, una producción más clara, pero también más densa y oscura, caminan un trayecto aparentemente conocido con nuevos ojos, líricas y con la rabia renovada. Un rescate de la propia historia, convertida en declaración.


“CTRL+Z”

Chini.png

En el computador, el comando CTRL+Z se encarga de deshacer algo, de convertirlo en un paso en falso y olvidarlo. En un EP, Chini.png lo convierte en un código para presentarse como solista, y también para acompañar, reflexionar y hacer catarsis. Amores, países, movimientos sociales y mitologías se cruzan en cuatro canciones que, pese a derivar en un trabajo corto en duración, termina pegando duro en las sensaciones que libera. Chini Ayarza arma un vehículo de empatía y de identidad, más aún que en Chini & The Technicians, poniéndola al servicio de una atmósfera de esperanza y desilusión, profunda y terrible, adentrándose en sucesos e ideas a las cuales cualquiera querría aplicarle “CTRL+Z”.

Anterior1 de 5
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 5 días

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 5 días

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 2 semanas

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 1 mes

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 1 mes

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

CARNAGE CARNAGE
DiscosHace 1 mes

Nick Cave & Warren Ellis – “CARNAGE”

En un mundo sin pandemia, Nick Cave & The Bad Seeds estaría girando alrededor del globo para presentar el excelente...

Ghost Tapes #10 Ghost Tapes #10
DiscosHace 1 mes

God Is An Astronaut – “Ghost Tapes #10”

En la Guerra de Vietnam, EE.UU. utilizó una campaña de terror psicológico llamada Operación Alma Errante (Operation Wandering Soul), consistente...

The Shadow I Remember The Shadow I Remember
DiscosHace 1 mes

Cloud Nothings – “The Shadow I Remember”

“The Shadow I Remember”, séptimo disco de Cloud Nothings, nace casi de la misma manera que su anterior lanzamiento de...

Little Oblivions Little Oblivions
DiscosHace 2 meses

Julien Baker – “Little Oblivions”

No pasa ni un minuto del inicio de “Little Oblivions” para que quede claro que este será un viaje distinto...

Publicidad
Publicidad

Más vistas