Contáctanos

Artículos

Artista Lollapalooza 2014: Soundgarden

Publicado

en

No cabe ninguna duda que, dentro de los mayores exponentes del sonido grunge, Soundgarden ocupa un lugar de privilegio, no sólo por ser unos de los precursores del género, sino por su inmensurable legado musical, el que ha sido capaz de trascender varias generaciones, catapultándolos como una de las bandas imprescindibles en el catálogo de cualquier melómano. Sus inicios datan de 1982, en la icónica ciudad de Seattle, cuando el talentoso y carismático Chris Cornell se reúne con el bajista Hiro Yamamoto y el guitarrista Kim Thayil para dar vida al proyecto “The Shemps”, agrupación que serviría SOUNDGARDEN 01de cimiento para lo que posteriormente sería Soundgarden, cuyo nombre está inspirado en una escultura eólica tubular situada en las instalaciones del National Oceanic And Atmospheric Administration (NOAA) de Seattle, Washington, creada por el artista Doug Hollis y que está conformada por una serie de tubos de metal huecos, que emiten diferentes sonidos según la dirección e intensidad del viento.

 

Nuestros primeros conciertos eran desastrosos; los promotores no nos conocían. Un día nos hicieron actuar después de un grupo de salsa. En cuanto nos vieron aparecer, todo el mundo se fue”. (Chris Cornell)

En la primera etapa de la agrupación, Chris Cornell realizaba una doble función, asumiendo los disimiles roles de baterista y vocalista, en base a lo cual la banda optó por reclutar a un nuevo integrante que se hiciera cargo de las baquetas, y es así como surge el nombre de Scott Sundquist, quien permanecería en Soundgarden hasta 1986 cuando sería reemplazado por el talentoso baterista de Skin Yard, Matt Cameron. Gracias al apoyo del sello discográfico independiente Sub Pop, propiedad de Bruce Pavitt, la banda pudo editar sus primeros dos EP’s, “Screaming Life” (1987) y “Fopp” (1988), los cuales sirvieron de carta de presentación y les dio el impulso necesario para posicionarse en la primera línea de la corriente grunge en Seattle. Habiendo concretado sus primeros pasos, sólo fue cuestión de tiempo para que dieran el gran salto a su álbum debut, “Ultramega OK” (1988), trabajo que cumplió con gran parte de las expectativas trazadas por los incipientes fanáticos, y que ya presagiaba una trayectoria plagada de éxitos. Soundgarden no se durmió en los laureles y rápidamente se puso a trabajar en nuevo material, el que se concretaría bajo el alero de la ER1001_SOUNDGARDENmultinacional A&M Records, bajo el nombre de “Louder Than Love” (1989). Este disco sería muy bien recibido por la crítica, siendo su primera placa en entrar a la lista Billboard. Sin embargo, no todo sería positivo, ya que comienzan algunos problemas internos que repercutirían en la salida de Hiro Yamamoto.

El puesto de bajista sería suplido brevemente por el intrascendente Jason Everman, para posteriormente tomarlo el que a la postre se convertiría en miembro definitivo de Soundgarden, Ben Shepherd. Con esta nueva alineación y las energías renovadas, editan el que para muchos fanáticos es el mejor álbum de la banda, “Badmotorfinger” (1991), un trabajo perfectamente bien estructurado, compuesto por 12 gemas de increíble factura técnica y una notable maduración musical. Ya con la pesada mochila de esta obra maestra a cuestas, se vieron enfrentados a la compleja misión de ratificar todos sus pergaminos, y es así como surge su segunda placa esencial, “Superunknown” (1994), dejando más que claro que su consagración ya era una realidad, alzándose como una de las bandas esenciales de la movida grunge junto a Nirvana y Pearl Jam. Dos años después la banda vuelve al estudio para lanzar su quinto álbum, “Down On The Upside” (1996), trabajo producido por ellos mismos que, a pesar de tener muy buenos cortes, no logró el éxito de sus predecesores, fenómeno que en cierta forma marcó el declive del género. Durante la gira de promoción de este trabajo, comenzaron a surgir algunos problemas en la interna de Soundgarden, diferencias que se hicieron cada vez más irreconciliables y que, en un corto período, llevaron a un drástico desenlace: la disolución de la banda en abril de 1997.

Es difícil dar una explicación sobre eso. Supongo que creyeron que ya había transcurrido el tiempo suficiente, que se había hecho todo. Así que cada uno decidió ir por su cuenta, sin rencores. Aún somos muy buenos amigos y nos vemos de vez en cuando”. (Ben Shepherd)

SOUNDGARDEN 03Cada una de las piezas que dejó Soundgarden tomó caminos separados. Kim Thayil y Ben Shepherd optaron por alejarse de los escenarios y no incorporarse a nuevos proyectos de forma definitiva, mientras que Matt Cameron mantuvo su estatus de rockstar al unirse a la alineación titular de Pearl Jam. Chris Cornell, por su parte, potenció su carrera solista, la que dio frutos rápidamente con el disco “Euphoria Morning” (1999). Más adelante el vocalista volvería a trabajar en equipo, juntándose con los instrumentistas de Rage Against The Machine para dar vida al proyecto Audioslave, el que tendría una acotada vida de seis años, durante los cuales editaron tres álbumes de estudio que fueron bien recibidos por la crítica especializada. En 2010, tras dos poco exitosos trabajos en solitario, “Carry On” (2007) y “Scream” (2009), se concreta una de las noticias más esperadas por los fanáticos del grunge, Cornell anuncia la reunión de Soundgarden tras trece años de alejamiento, lo que se suma al lanzamiento de la placa recopilatoria “Telephantasm” (2010). El retorno definitivo lo establece la edición de su sexto larga duración “King Animal” (2012), trabajo que los lleva de vuelta a los escenarios más importantes del orbe.

Tuvieron que pasar más de tres décadas para que una de las bandas emblemáticas de la movida grunge llegara a nuestro país. Toda una generación de fanáticos que en 1997 vieron con nostalgia como se diluían las posibilidades de tener a Soundgarden pisando territorio nacional, tendrán una nueva oportunidad de ver en vivo a Chris Cornell y compañía, cuando cierren la cuarta versión del Festival Lollapalooza Chile. Como adelanto de lo que será el show de los nativos de Seattle el próximo 30 de Marzo, los dejamos con parte de lo que fue su presentación en Lollapalooza 1992.

Por Gustavo Inzunza

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Especial RockOut Fest 2017: Zakk Sabbath y Eterna Inocencia

Publicado

en

Ya se va acercando una nueva edición del festival RockOut, donde contaremos con un cartel de lujo y algunas de las bandas más destacadas a nivel mundial. Dentro de ese line up tenemos actos como Bad Religion, Opeth y Attaque 77, ente otros artistas que tienen un denominador común: el enorme cariño del público local. Esta vez nos enfocaremos en la presencia de dos nombres que vienen a entregar lo suyo desde veredas muy diferentes en este festival: Zakk Sabbath y Eterna Inocencia, quienes afianzarán el enorme vínculo que tienen con nuestro país.

Primero, el ex guitarrista de Ozzy Osbourne y miembro de Black Label Society, Zakk Wylde, unos de los músicos más queridos en Chile, trae su proyecto tributo a Black Sabbath, donde interpretará todos los clásicos de la legendaria banda británica a modo de homenaje para uno de los grupos que más ha influido en su carrera. Después será el turno de los trasandinos de Eterna Inocencia, quienes también han generado lazo con el público chileno, principalmente por el apoyo que este les ha entregado desde sus inicios.

Zakk Sabbath: Del aprendiz al maestro

Muchas veces el nombre Zakk Sabbath genera confusión, ya que no se tiene la certeza de qué es exactamente. Lo cierto es que este proyecto del siempre activo Zakk Wylde está lejos de ser un simple tributo a una de las bandas que más ha influido dentro del metal, sino más bien se trata de una necesidad casi de honor por rendirle tributo a los eternos Black Sabbath, en especial a su líder, Ozzy Osbourne, de quién Wylde fuese guitarrista en su banda solista durante varios años. Cuando ya estamos por cumplir un año desde el final definitivo de Black Sabbath, verdaderamente se siente que el mundo no merece dejar de oír sus canciones, es por eso qué tal vez este proyecto ha tenido tan buen recibimiento, ampliándose desde un simple acontecimiento limitado a una gira con todas sus letras, al punto de que Zakk debió paralizar su banda Black Label Society durante un tiempo.

Acompañado del bajista Blasko (Rob Nicholson), que también ha sido parte de la banda de Ozzy Osbourne, además del baterista Joey Castillo, Wylde despacha verdaderos himnos, como “War Pigs”, “Children Of The Grave” o “Fairies Wear Boots”, aportándole ese especial toque de su guitarra a unas composiciones que de por sí ya son densas y oscuras. Más que un tributo sin sentido o un aprovechamiento del catálogo de otro, este proyecto es algo con sentimientos de por medio, una especie de homenaje desde el aprendiz hacia el maestro. Sólo Zakk podrá saber cuánto ha influido Ozzy en su carrera o en su vida, pero este show, que tiene la responsabilidad de cuidar un tremendo legado, es algo hecho con respeto y admiración, siendo la manera en que el guitarrista intenta darle las gracias a quienes fueron uno de los mayores responsables de toda la música heavy que hemos tenido a lo largo de la historia.

Eterna Inocencia: Hazlo tú mismo

La historia de este conjunto trasandino ya se extiende por alrededor de 23 años, saliendo adelante y haciéndose un nombre siempre por cuenta propia. Fue en 1994 cuando Eterna Inocencia comenzó a expresar mediante su música temas tan relevantes y a la vez ocultos como los derechos de la mujer, el amor, la política o la rabia interna de ese adolescente adicto al skate. Existe una independencia constante en la música de Eterna Inocencia que les ha permitido resistir al paso del tiempo, haciendo las cosas a su manera y no necesariamente como el resto exija que se hagan. Más allá de toda la hermandad propia del punk, los quilmeños han entregado un espacio a quienes recién empiezan en la música bajo el sello Discos del Sembrador, donde también han editado todo su material propio, manteniendo vivo ese espíritu de colaboración, revolución y, sobre todo, empatía con quién está de tu lado.

No hay show de Eterna Inocencia donde el público no se haga notar, ya que la especial entrega de la banda en el escenario hace que su audiencia coree cada canción como si se tratara de un clásico de la vida. La especial pasión de su vocalista Guillermo Mármol a la hora de cantar, permite echar afuera sentimientos tan dispares como la tristeza, la rabia o también la felicidad, con su música introspectiva y combativa, pero con un sonido fresco propio de ese punk under de la vieja escuela. Sin duda alguna, será una de las presentaciones más destacadas en la próxima edición de RockOut Fest 2017, permitiendo expandir hacia un público más masivo el especial vínculo que tienen con nuestro país, donde incluso registraron un DVD en vivo, titulado “Una Tarde Mágica” (2004).

Dos artistas de estilos diferentes, pero ambos con un vínculo enorme con nuestro país. Ambos vienen con la tarea de reforzar ese cariño y apoyo mutuo que se ha desarrollado durante estos años. Instancias como un festival masivo son difíciles en el sentido de tener que darle en el gusto a un amplio marco de público, que muchas veces es diferente entre sí, pero que a su vez está expectante y curioso por saber qué entregarán las bandas que se paran sobre el escenario. En este caso, ambas presentaciones serán capaces de sobreponerse a aquello debido a su presencia y entrega, elementos que se transmiten a la hora de un show en vivo. El respeto es algo esencial, con los demás y con uno mismo, y aquí eso está de sobra, ya que se valora y cuida lo que se hace, ejerciéndolo de la manera más dedicada posible.

Por Manuel Cabrales

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 20 horas

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 7 días

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

DiscosHace 3 semanas

Mogwai – “Every Country’s Sun”

Mogwai sin duda alguna es uno de los principales referentes a la hora de hablar de post rock. Aunque en...

Publicidad
Publicidad

Más vistas