Conéctate a nuestras redes

Artículos

Architects: El riesgo del cambio

Publicado

en

Convengamos que hoy, dado el panorama mundial, que una banda se dedique a la fusión hardcore-metal es un arma de doble filo, porque por una parte comprende un relativo éxito comercial, y su consiguiente difusión, pero por otra ve su estatus constantemente amenazado por las críticas implacables que denuncian el cansancio y la falta de ideas, que agrava el letargo en el que cayó este sub-género híbrido que explotó a comienzos de la década pasada. Durante ese auge, un grupo de adolescentes ingleses fundaron lo que hoy conocemos –luego de un par de cambios de nombre- como Architects, quienes con seis discos a cuestas (en apenas 11 años de existencia) han alcanzado ARCHITECTS 01un lugar de privilegio dentro del espectro, sobre todo gracias a la mixtura y nivel técnico de sus composiciones más tempranas. En la actualidad tal posición ha sido cuestionada, debido al rumbo musical que tomaron en la medianía de lo que llevan de carrera, donde se apartaron de manera drástica de los elementos que constituyeron su primera etapa y que les otorgó reconocimiento, favoreciendo un enfoque mucho más melódico y digerible, en contraste al eclecticismo de antaño.

Y es que su debut, “Nightmares” (2006), pronosticaba un futuro más que auspicioso, a través de una propuesta visceral que llenaba de matices muy diversos a la esencia hardcore que los unía como conjunto. Así, desarrollaron un estilo que además incluía atisbos de metal extremo y figuras complejas propias del jazz, lo que puso en evidencia la técnica que poseían a pesar de su corta edad, y tal rasgo los ubicó en el mapa cerca del trabajo que hacía por ese entonces The Dillinger Escape Plan, Converge o The Red Chord.

SAM CARTERCon ese respaldo a sus espaldas, tanto de la crítica como de los incipientes seguidores, tan sólo un año después editan su segundo larga duración, titulado “Ruin”, época en la que ocurren un par de modificaciones importantes para el destino de la agrupación, como lo fue el cambio de disquera y, principalmente, de frontman, saliendo Matt Johnson y entrando Sam Carter, quien introduce un rango vocal más amplio que su predecesor, al incluir voces limpias, hecho que más adelante resultará gravitante en el devenir de su arte.

El punto de inflexión en la historia de Architects comenzó a gestarse el año 2008, cuando ingresaron a las filas del sello Century Media (responsable de verdaderos monstruos de la escena extrema), para luego lanzar “Hollow Crown” al año siguiente y llevar sus creaciones un paso más allá en la experimentación que los caracteriza y diferencia de la mayoría de sus contemporáneos. Ellos consideran este lapso como una progresión natural de su música, anticipando lo que harían en los años venideros. En ese sentido identificamos un aumento exponencial en el uso de estructuras más armoniosas y sencillas de la mano de riffs muy pegadizos, así como de la inclusión de capas electrónicas o baterías programadas, que en conjunto proponen una dirección que se apartó de sus orígenes mathcore, para enfocarse en algo más parecido a lo que hacen sus amigos y compatriotas de Bring Me The Horizon.

ARCHITECTS 03Si bien fue recibido con reseñas favorables, este tercer LP sembró la duda entre muchos de los seguidores más acérrimos, algo que se concretó y ratificó de manera fatal para ellos dos años después, en la siguiente entrega llamada “The Here And Now” (2011), que en primera instancia pareciera pertenecer a otro artista, ya que no quedan rastros de esa ejecución violenta y técnica que plasmaron en las otras producciones, y en su reemplazo pusieron canciones genéricas y repetitivas, orientadas hacia un público distinto que disfruta y consume los productos asociados al denominado post-hardcore. En su momento, fue anunciado por ellos mismos como la obra definitiva que conjugaría todo lo hecho hasta ese punto, pero la verdad es que da la sensación de que después de la gran cuota de decepción que provocó este “aquí y ahora” en la gente –más que en la crítica, que de todas maneras los aprobó- remeció a los integrantes y los hizo cambiar de parecer respecto al camino que eligieron, propiciando una “vuelta a las raíces” a través de un apurado nuevo disco, “Daybreaker” (2012), que, si bien es un claro ejercicio que busca una arista filosa y violenta para externalizar su visión como lo hacían antes, esta vez no logra la aprobación de ninguna de las partes y, por el contrario, aleja aún más a quienes simpatizaron con su período 2006-2009.

ARCHITECTS 04Es muy probable que el panorama se haya oscurecido para Architects en ese entonces, lo que explicaría porqué para su más reciente registro, “Lost Forever // Lost Together” (2014), se tomaron un tiempo mayor al que estaban acostumbrados: la idea es recuperar al público original que perdieron, pero sin dejar de lado a la nueva camada de personas que sí están de acuerdo y gozan con esta nueva óptica, tarea que para cualquier banda que se encuentre en una situación parecida es bastante complicada. Es por esto que el trabajo recupera esa intención y potencia que poseían los antiguos trabajos, para combinarlos con estrofas melosas y épicas como himnos, que al final se constituyen como la creación más equilibrada del catálogo.

Sin duda que Architects son enemigos del estancamiento y están dispuestos a correr los riesgos que la implementación de cambios radicales implique en el desarrollo de su propuesta. Son temerarios e imprudentes, y no respetan las convenciones tradicionales de la escena hardcore o metal, o de la industria musical en general, aunque se arriesguen al seleccionar herramientas para tales efectos que tienen como motivación el mantenerse vigentes ante todo, cueste lo que cueste, sin sopesar las consecuencias que provoca este vertiginoso espiral.

Por Hans Oyarzún

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos

Las tres etapas de The Raconteurs

Publicado

en

Raconteurs

No debería ser tan adecuado catalogar a Jack White como el líder de The Raconteurs, pero sin duda él es su cara más visible. Más allá de eso, la banda ha forjado una imparable carrera desde 2005, transformándose en uno de los proyectos más interesantes del oriundo de Detroit, con tres álbumes de estudio hasta la fecha que sonarán fuerte el próximo 13 de noviembre cuando el conjunto llegue por primera vez a Chile con un concierto en Coliseo Santiago. Desde sus inicios hasta ahora, The Raconteurs ha ido quemando diferentes etapas, desde las exploradoras canciones de su primer LP, pasando por el rock más radial en el segundo, hasta derechamente las composiciones con carácter de stadium rock de su tercera placa. El proyecto es, sin duda, el punto de encuentro entre músicos que van adquiriendo experiencias por fuera en sus distintas entregas musicales, forjando en conjunto su sabiduría y carácter al encontrarse aquí reunidos.

Lo que surgió como una idea entre Jack White y Brendan Benson, se vio materializada en el primer disco de la banda, “Broken Boy Soldiers” (2006), con el dúo acompañándose de Jack Lawrence y Patrick Keeler para desarrollar un trabajo donde fueron explorando distintas veredas del rock, pasando por la psicodelia y el garage, entre otros estilos, lo que generó toda una novedad debido a la variada instrumentación, algo poco habitual para White en sus trabajos con The White Stripes hasta “Get Behind Me Satan” (2005), obra que sirvió como puntapié inicial para que el músico ampliara la paleta de instrumentos y estructuras que maneja en sus composiciones. Además de sencillos más conocidos como “Steady, As She Goes”, “Broken Boy Soldiers” o “Level”, este álbum cuenta con algunas gemas escondidas, como “Hands”, “Store Bought Bones” o “Blue Veins”, donde se demuestra lo bien que funciona cada pieza del conjunto cuando trabajan a paso firme, cómodos y totalmente cómplices de cada movimiento que se ejecuta.

Fue así como la banda incorporó más elementos del blues y un rock mucho más radial en “Consolers Of The Lonely” (2008), un trabajo que llegó de manera sorpresiva con un anuncio apenas la semana anterior a su lanzamiento. Con los ojos de la crítica ya sobre su figura, la banda mantuvo la vara en alto en términos de calidad compositiva, destacando el mega hit “Salute Your Solution” y otros pilares fundamentales de su catálogo, como “Old Enough”, “Top Yourself” o “Carolina Drama”, donde los factores acústicos del country son incorporados a la manera en que la banda ya acostumbraba a operar. Todo eso, gracias a la unión de Benson y White, donde se encuentran dos mundos completamente diferentes, permitiendo que la banda diera sus primeros indicios hacia el rock más clásico tipo Led Zeppelin o The Who, algunas de las principales comparaciones que se hicieron al momento de que publicaran su segundo trabajo, el que vino acompañado de un silencio discográfico que se prolongó por poco más de una década.

Help Us Stranger

En algún punto de ese período comenzó a gestarse el regreso triunfal con “Help Us Stranger”, álbum que los traerá por primera vez a Sudamérica y donde la banda toma riesgos para beneficiarse de un sonido mucho más maduro y estructurado, recordando mucho al rock de estadios que desarrollaron durante la década del 90 bandas como Guns N’ Roses o The Rolling Stones, utilizando muchas estrategias, como la combinación de guitarras acústicas con eléctricas, coros de doble voz y un teclado cada vez más prominente no sólo en este trabajo, sino que también en el resto del repertorio. Dichas canciones tienen una ventaja particular a la hora de enfrentarse al show en vivo, y esa es que la banda entiende muy bien cómo adaptar la música a diferentes contextos, cambiando los tempos, incorporando pasajes de improvisación o simplemente modificando la forma en que estas son interpretadas.

Ya con tres álbumes a su haber, The Raconteurs parece finalmente haber encontrado su norte en el rock que pretende hacer. Y no es que hayan tardado toda su carrera en concretar algo como esto, sino más bien es un reflejo de la madurez sonora que la banda fue adoptando cada vez mejor a medida que sus otros proyectos le tomaban el tiempo entre un álbum y otro. Muchas veces se ha debatido de si Jack White es un innovador o simplemente reinterpreta estilos, lo cierto es que tiene mucho de ambos, por lo cual no se le debe quitar méritos cuando se analiza su obra. Eso sí, cuando hablamos del cuarteto (o quinteto en vivo, si se considera a Dean Fertita dentro de la alineación), nos damos cuenta de inmediato que son cuatro fuerzas que, más que opacarse entre ellas, se combinan a la perfección para conformar un combo imparable, el que de seguro derribará Coliseo Santiago cuando la banda repase estas tres importantes obras en el mes de noviembre.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 4 días

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 4 días

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 4 días

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 4 días

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Jamie Jamie
DiscosHace 2 semanas

Brittany Howard – “Jaime”

Cuando Brittany Howard anunció su primer proyecto como solista, alejada de sus compañeros de Alabama Shakes, las reacciones de sorpresa...

RainViento RainViento
DiscosHace 2 semanas

Cevladé – “RainViento”

A estas alturas, no debiera ser sorpresivo que Cevladé saque un disco de alta relevancia, calidad y arrojo no sólo...

Free Free
DiscosHace 4 semanas

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 mes

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas