Conéctate a nuestras redes

Artículos

Alice In Chains: Luz y sombra de la trascendencia

Publicado

en

Sólo un selecto grupo de artistas puede ostentar la etiqueta de ser referente de un estilo y el haber marcado a toda una generación, y la razón de esto es simple: no existe una receta para trascender, no es algo que dependa exclusivamente de la cantidad de álbumes editados, del éxito comercial o de la originalidad de la propuesta, sino que es algo que se genera de forma natural y es precisamente en este fenómeno que radica su enorme importancia.

Alice In Chains, sin lugar a dudas cae en la categoría de banda icónica, que con sus primeros tres larga duración se ganó un lugar de privilegio en el olimpo del rock, cosechando elogios de los medios especializados y reclutando a miles de fanáticos alrededor del mundo, los mismos que vieron tambalear su supremacía a mediados de la década del noventa, a raíz de conflictos internos y los fantasmas que perseguían a su frontman y mayor referente, Layne Staley. A casi 30 años de su génesis, y cuando la mayoría de los seguidores veían con profundo recelo la posibilidad de un retorno, el cuarteto de Seattle sorprendió con la presentación de un nuevo vocalista y un segundo aire que no dejó a nadie indiferente.

En la sombra de su genialidad

ALICE IN CHAINS 90Cuando se realiza un recorrido a través de los trágicos sucesos que marcaron la vida del carismático Layne Staley, vocalista y fundador de Alice In Chains, se clarifican bastantes interrogantes respecto a su comportamiento, el que siempre se caracterizó por evidenciar tintes depresivos y nostálgicos, así como también el contenido oscuro y fúnebre en la lírica de sus canciones. Su infancia estuvo muy lejos de ser considerada normal; le tocó vivir el divorcio de sus padres a los siete años, situación gatillada en gran parte por la adicción a las drogas de su progenitor, dejándolo desde muy temprana edad con la ausencia de una figura paterna en la cual refugiarse. A los doce años encontró en la música una vía de escape a sus problemas y a las constantes burlas de sus compañeros, siendo la batería el primer instrumento en que incursionó y que posteriormente reemplazaría por el micrófono.

Mi mundo se convirtió en una pesadilla, sólo habían sombras a mi alrededor. Recibí una llamada que decía que mi papá había muerto, pero mi familia siempre supo que estaba por ahí metiéndole a toda clase de drogas”.

(Última entrevista a Layne Staley, publicada en el libro “Layne Staley: Angry Chair – A Look Inside The Heart And Soul Of An Incredible Musician”)

En 1987 Layne conoce al guitarrista Jerry Cantrell, con quien decide conformar una banda, reclutando para esto al bajista Mike Starr y al baterista Sean Kinney, estructurando de esta forma la que a la postre se convertiría en una de las agrupaciones más emblemáticas de la década del noventa, Alice In Chains. Sus tres primeros álbumes de estudio, “Facelift” (1990), “Dirt” (1992) y el homónimo “Alice In Chains” (1995), los catapultaron a los primeros lugares de las listas de ventas, ganando seguidores LAYNE STALEYpor todo el mundo y situándolos rápidamente en la categoría de estrellas. Sin embargo, esta creciente popularidad nunca logró sacar al vocalista del cuadro depresivo en el que estaba inmerso, en donde el consumo y abuso de las drogas ya se había convertido en una constante.

En octubre de 1996, un nuevo golpe volvería a sacudir el debilitado estado anímico del frontman: Demri Lara Parrott, su ex novia y para muchos el gran amor de su vida, fallece producto de una endocarditis (inflamación del revestimiento de las cámaras y válvulas del corazón a raíz de una infección en la sangre). Si bien la relación había tenido su término en 1994, la pareja seguía manteniendo contacto, y quienes los conocieron aseguran que eran verdaderas “almas gemelas”. Para muchos cercanos al vocalista, Demri fue su única luz de alegría en una vida plagada de sombras, sirviendo de constante inspiración para el músico, quien inclusive decidió retratarse junto a ella para la portada del álbum “Above” (1995) de Mad Season. Sin lugar a dudas, la pérdida del que fue su gran amor sería un obstáculo insoslayable para el estado emocional del artista, un trágico episodio que haría aún más inestable su ya desgastada relación con su círculo más cercano. En el disco tres del box set recopilatorio “Music Bank” (1999), se incluye la canción “Died”, dedicada a Demri y que gráfica el gran dolor que significó su pérdida.

Podría subir hasta llegar donde los ángeles residen

Preguntar para averiguar dónde los adictos se ubican

Subiste y me dejaste en esta roca a solas

Es mi culpa por no saber lo que yo debería haber sabido”.

(Extracto del tema “Died”, Alice In Chains)

El 20 de abril de 2002 se escribió el capítulo más triste en la historia de Alice In Chains, cuando se dio a conocer la noticia del fallecimiento del excéntrico vocalista, a causa de una intoxicación por mezcla de grandes cantidades de heroína y cocaína, un cóctel de drogas conocido también como “speedball” o “powerball”. El cuerpo del cantante fue encontrado 15 días después de su muerte, sentado en el sofá de su departamento en el Distrito Universitario de Seattle, rodeado de latas de pintura y restos de droga.

Al momento de su deceso el vocalista se encontraba extremadamente delgado, sufría de disfunción hepática y había comenzado a perder sus piezas dentales, siendo su muerte el epítome de una tortuosa existencia, una vida completamente aislada de un mundo que se olvidó por completo de él, dejándolo a su propia suerte y permitiendo que se hundiera en un río de angustia y desolación. Su comportamiento autodestructivo conspiró para alejar a todos los que alguna vez se preocuparon por él, familia, amigos y compañeros de banda, de tal manera que el día que dejó de existir nadie lo extrañó, nadie notó su ausencia y sólo el llamado de una vecina molesta por el mal olor que salía de su departamento permitió el hallazgo del cuerpo sin vida del otrora icono de la era grunge.

La luz que no se extingue

JERRY CANTRELLMuchos fanáticos se aventuraron a afirmar que con la muerte de Layne Staley se extinguía cualquier posibilidad de volver a ver a Alice In Chains sobre un escenario, un pensamiento no tan alejado de la realidad si tomamos en consideración que habían perdido a la cara más visible de la banda. Sin embargo, desde la génesis de la agrupación, se alzó la figura de Jerry Cantrell como engranaje fundamental del proceso creativo de los oriundos de Seattle, quien actuando en un evidente segundo plano, fue uno de los grandes responsables del éxito del cuarteto, y sería él mismo quien se encargaría de mantener viva la esperanza de volver a situar a Alice In Chains en lo más alto del universo del rock.

Once años después de su último show en vivo, Kansas City (1996), los restantes miembros de Alice In Chains se subieron a un escenario para participar del Tsunami Benefit (2005), evento a beneficio de las víctimas del terremoto y tsunami que asoló gran parte de Sumatra, Indonesia. En esta ocasión contaron con la colaboración en las voces de otros grandes músicos, tales como: Maynard James Keenan (Tool, A Perfect Circle y Puscifer), Wes Scantli (Puddle Of Mudd), Patrick Lachman (Damageplan, Halford y Diesel Machine) y Ann Wilson (Heart).

Fue una sensación realmente genial estar de vuelta en el escenario con los chicos, pero también fue duro. Había un gran agujero allí, y Layne sigue siendo algo importante como para olvidar”. (Jerry Cantrell hablando sobre la participación de Alice In Chains en el Tsunami Benefit)

La reunión definitiva se concretó en 2006, cuando la banda participó del programa Decades Rock Live! de la cadena VH1, y donde las voces estuvieron a cargo de Phil Anselmo (Pantera y Down), Ann Wilson y William DuVall, amigo cercano de Jerry Cantrell, quien además se integró como miembro WILLIAM DUVALLestable para las giras por Europa y Estados Unidos. Durante estas presentaciones se establecieron buenos lazos entre DuVall y el resto de la banda, lo que impulsó la decisión de volver al estudio para grabar el que sería el cuarto álbum de los nativos de Seattle, “Black Gives Way To Blue” (2009), disco que contra los pronósticos más recalcitrantes de los fanáticos históricos de la agrupación, obtuvo la aprobación generalizada de la crítica especializada, llenándose de elogios y comentarios que presagiaban un futuro prometedor.

En 2011, el oscuro manto de la muerte volvería a aparecer en el camino de Alice In Chains, con la confirmación del fallecimiento del bajista Mike Starr a raíz de una sobredosis de metadona y medicamentos contra la ansiedad. Starr fue desvinculado de la banda en 1993 por motivos que aún no están del todo claros y en 2009 participó en la tercera temporada del programa “Celebrity Rehab” del doctor Drew Pinsky, teniendo su momento más emotivo cuando fue visitado por la madre de Layne Staley, Nancy McCallum, a quien confesó sentirse responsable de la muerte del vocalista por no llamar al 911 la última vez que estuvo en su departamento.

Se explota a las personas en su punto más bajo cuando no están en su sano juicio, y la parte triste es que esto es como entretenimiento para la gente, cuando en realidad es una vida en situación de muerte”.

(Declaraciones de Sean Kinney respecto a “Celebrity Rehab”)

Ese mismo año, Alice In Chains pagó la “deuda pendiente” con nuestro país, cuando formó parte de la segunda edición de Maquinaria Festival, con un éxito arrollador, cimentado en un show carente de imperfecciones y una conexión innata con el público chileno. Tan buena fue la impresión que dejaron los fanáticos nacionales en la banda, que prometieron regresar para realizar una presentación en solitario, y como no hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague, el próximo 30 de septiembre Jerry Cantrell y compañía aterrizarán nuevamente en Chile para presentar en vivo su más reciente producción, “The Devil Put Dinosaurs Here” (2013), en lo que promete ser uno de los mejores shows que hayan pasado por el Movistar Arena.

Por Gustavo Inzunza

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

  1. Camila Fontecilla

    25-Sep-2013 en 8:17 pm

    A pesar de todo me encanta Alice in chains! el de antes y el de ahora!

    • Pipo

      25-Sep-2013 en 11:11 pm

      Asi se habla c:

  2. Vale Reveco

    26-Sep-2013 en 8:19 am

    Te amo Layneeeeeeee… Puta no iré a alice :'(

  3. True 1%

    26-Sep-2013 en 9:19 am

    Las entradas en argentina cuestan menos de la mitad y no hay cancha VIP.

    http://lunapark.ticketportal.com.ar/eventperformances.asp?evt=496

  4. Felipe

    26-Sep-2013 en 2:46 pm

    Buen artículo. Layne es inigualable, siempre se le extrañará (cómo hubiese deseado escuchar en vivo “love, hate love” interpretada por él), pero la realidad es ésta, y son todos grandes músicos que realmente no podrían estar fuera de la escena musical, sobre todo Cantrell que es un genio componiendo. Será un placer verlos nuevamente, y gracias a ustedes!

Responder

Artículos

Las tres etapas de The Raconteurs

Publicado

en

Raconteurs

No debería ser tan adecuado catalogar a Jack White como el líder de The Raconteurs, pero sin duda él es su cara más visible. Más allá de eso, la banda ha forjado una imparable carrera desde 2005, transformándose en uno de los proyectos más interesantes del oriundo de Detroit, con tres álbumes de estudio hasta la fecha que sonarán fuerte el próximo 13 de noviembre cuando el conjunto llegue por primera vez a Chile con un concierto en Coliseo Santiago. Desde sus inicios hasta ahora, The Raconteurs ha ido quemando diferentes etapas, desde las exploradoras canciones de su primer LP, pasando por el rock más radial en el segundo, hasta derechamente las composiciones con carácter de stadium rock de su tercera placa. El proyecto es, sin duda, el punto de encuentro entre músicos que van adquiriendo experiencias por fuera en sus distintas entregas musicales, forjando en conjunto su sabiduría y carácter al encontrarse aquí reunidos.

Lo que surgió como una idea entre Jack White y Brendan Benson, se vio materializada en el primer disco de la banda, “Broken Boy Soldiers” (2006), con el dúo acompañándose de Jack Lawrence y Patrick Keeler para desarrollar un trabajo donde fueron explorando distintas veredas del rock, pasando por la psicodelia y el garage, entre otros estilos, lo que generó toda una novedad debido a la variada instrumentación, algo poco habitual para White en sus trabajos con The White Stripes hasta “Get Behind Me Satan” (2005), obra que sirvió como puntapié inicial para que el músico ampliara la paleta de instrumentos y estructuras que maneja en sus composiciones. Además de sencillos más conocidos como “Steady, As She Goes”, “Broken Boy Soldiers” o “Level”, este álbum cuenta con algunas gemas escondidas, como “Hands”, “Store Bought Bones” o “Blue Veins”, donde se demuestra lo bien que funciona cada pieza del conjunto cuando trabajan a paso firme, cómodos y totalmente cómplices de cada movimiento que se ejecuta.

Fue así como la banda incorporó más elementos del blues y un rock mucho más radial en “Consolers Of The Lonely” (2008), un trabajo que llegó de manera sorpresiva con un anuncio apenas la semana anterior a su lanzamiento. Con los ojos de la crítica ya sobre su figura, la banda mantuvo la vara en alto en términos de calidad compositiva, destacando el mega hit “Salute Your Solution” y otros pilares fundamentales de su catálogo, como “Old Enough”, “Top Yourself” o “Carolina Drama”, donde los factores acústicos del country son incorporados a la manera en que la banda ya acostumbraba a operar. Todo eso, gracias a la unión de Benson y White, donde se encuentran dos mundos completamente diferentes, permitiendo que la banda diera sus primeros indicios hacia el rock más clásico tipo Led Zeppelin o The Who, algunas de las principales comparaciones que se hicieron al momento de que publicaran su segundo trabajo, el que vino acompañado de un silencio discográfico que se prolongó por poco más de una década.

Help Us Stranger

En algún punto de ese período comenzó a gestarse el regreso triunfal con “Help Us Stranger”, álbum que los traerá por primera vez a Sudamérica y donde la banda toma riesgos para beneficiarse de un sonido mucho más maduro y estructurado, recordando mucho al rock de estadios que desarrollaron durante la década del 90 bandas como Guns N’ Roses o The Rolling Stones, utilizando muchas estrategias, como la combinación de guitarras acústicas con eléctricas, coros de doble voz y un teclado cada vez más prominente no sólo en este trabajo, sino que también en el resto del repertorio. Dichas canciones tienen una ventaja particular a la hora de enfrentarse al show en vivo, y esa es que la banda entiende muy bien cómo adaptar la música a diferentes contextos, cambiando los tempos, incorporando pasajes de improvisación o simplemente modificando la forma en que estas son interpretadas.

Ya con tres álbumes a su haber, The Raconteurs parece finalmente haber encontrado su norte en el rock que pretende hacer. Y no es que hayan tardado toda su carrera en concretar algo como esto, sino más bien es un reflejo de la madurez sonora que la banda fue adoptando cada vez mejor a medida que sus otros proyectos le tomaban el tiempo entre un álbum y otro. Muchas veces se ha debatido de si Jack White es un innovador o simplemente reinterpreta estilos, lo cierto es que tiene mucho de ambos, por lo cual no se le debe quitar méritos cuando se analiza su obra. Eso sí, cuando hablamos del cuarteto (o quinteto en vivo, si se considera a Dean Fertita dentro de la alineación), nos damos cuenta de inmediato que son cuatro fuerzas que, más que opacarse entre ellas, se combinan a la perfección para conformar un combo imparable, el que de seguro derribará Coliseo Santiago cuando la banda repase estas tres importantes obras en el mes de noviembre.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: