Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Anton Reisenegger: “El regreso de Pentagram, es el inicio de una nueva etapa”

Publicado

en

En abril se nos viene The Metal Fest y el regreso por partida doble de una de las figuras más remarcables del metal en nuestro país. Anton Reisenegger, líder de Criminal, retorna para revivir el legado de Pentagram, la legendaria banda nacional de thrash metal que lanza su primer LP, el que lleva por nombre “Malefice”, el cual presentará nuevas composiciones y regrabaciones de los clásicos de la banda, marcando un hito en la trayectoria de los chilenos, que se presentarán en la previa del festival. A su vez, el chileno realizará su primer concierto en Chile junto a Lock Up, como uno de los números más atractivos de la parrilla de The Metal Fest, desatando el caos de la mano de la brutalidad y rapidez del grindcore. Para profundizar en estos temas, Anton conversó con HumoNegro, revelando detalles del presente y futuro de Pentagram, y sus expectativas sobre el debut de Lock Up en Chile.

Empecemos hablando del regreso de Pentagram, uno de los grandes acontecimientos del metal a nivel nacional. Me gustaría saber si el retorno está motivado por razones netamente nostálgicas, quizás para cerrar un ciclo, o para empezar una nueva etapa, tomando en cuenta que “Malefice” contará con una serie de temas inéditos.

Yo creo que más bien lo último, es el inicio de una nueva etapa. Esto se gestó en el año 2008, cuando firmamos con un sello alemán con el que sacamos un compilado de nuestros demos, videos –algunos de muy mala calidad-, en fin, todo lo que fuera del grupo para que todo fan de Pentagram pudiera tener acceso a ese material. Al igual que el año 2001, cuando realizamos otra recopilación, la gente comenzó a hablar de la banda, por lo que comenzamos a ver la posibilidad de volver a tocar. Fue ahí cuando nos llamaron para tocar en el Wacken y otros festivales europeos donde fuimos cabeza de cartel. En un comienzo no teníamos mayores pretensiones, pero sobre la marcha nos dimos cuenta que la banda estaba sonando muy bien y la gente se interesaba en ella, tanto así, que en un festival alemán, había personas con poleras “hechizas” de Pentagram, hechas por ellos mismos, era algo muy freak. Por lo demás, la química entre nosotros estaba muy buena, y dijimos “¿por qué no hacemos un disco?”. Ese fue el punto de partida. Hubo un par de traspiés, por eso es que ha demorado tanto, cambio de baterista incluido, pero ya lo estamos terminando y preparando una gira por los festivales europeos. Ahora estamos concentrados en que todo salga bien, de eso depende el futuro de Pentagram.

¿Cuál crees que es el espacio que ocupa Pentagram en la historia del metal chileno y sudamericano?

Creo que no soy yo quien debe responder esa pregunta, pero te puedo decir que el hecho de ir a tocar a Europa o a Estados Unidos, al festival Sonar Maryland, y que la gente se acercara y te diga que estuvieron esperando más de 25 años para vernos, que no pueden esperar para vernos de nuevo y que sigamos adelante, eso para nosotros es muy importante. La que importa es la opinión de los fans del metal y su llamado suficientemente potente como para seguir haciendo esto.

Tomando en cuenta que gran parte de las canciones presentes en “Malefice” fueron compuestas hace más de veinte años, ¿cómo crees que se han mantenido estos temas a lo largo de los años? ¿Realizaron nuevos arreglos a los clásicos, o se han abocado exclusivamente al material original?

Bueno, el disco en su primera edición será doble. Un disco con temas nuevos y el segundo con las regrabaciones de los temas antiguos. Con los temas antiguos, tratamos de mantenernos lo más fieles posibles a las versiones originales, con la salvedad de detalles que hemos agregado de las presentaciones en vivo. Mantuvimos incluso los tempos, tratando de mantenernos lo más fieles posibles al material original. Hay ciertas cosas, claro. Mi voz ya no es la misma que cuando tenía 18 (risas), pero la intención es lo que vale. Hay gente cercana al grupo que ya escuchó las grabaciones; ellos estaban escépticos sobre el resultado, pero después de escucharlo dijeron que sonaba todo muy bien. En cuanto a la primera parte de tu pregunta, creo que los temas se han mantenido bien, están más vigentes que nunca. En Europa hay toda una onda retro, bandas de pendejos que quieren sonar a lo que hacíamos nosotros. Sin querer tirarnos muchas flores, nosotros fuimos parte de la oleada original junto a otros muchos grupos, de muchos países, por lo que tener estos temas ahora es algo que nos merecíamos nosotros, pero también, el mundo (risas).

¿Una deuda saldada con los fans también?

Para serte absolutamente honesto, en primer lugar, es una deuda saldada con nosotros mismos, porque cuando nos disolvimos quedamos con las ganas de lanzar un disco. Hubo planes que nunca se concretaron, luego cada uno siguió por su lado, yo comencé con Criminal y me fue muy bien, pero quedo eso pendiente. Ahora que tenemos la posibilidad y madurez, sin tratar de responder a la calentura del momento, o ambicionar fama o dinero, porque la verdad es que con esto no se gana prácticamente nada, tenemos las ganas de hacerlas cosas bien y eso, por extensión, creo que le gustará a la gente también.

Para la grabación del disco contaron con varias colaboraciones de músicos de la escena chilena, sobre todo en el bajo, donde participó desde “Pera” Cuadra hasta Mauricio Peña de Kingdom Of Hate. ¿Cómo fue trabajar con estos músicos durante el proceso de grabación del disco? ¿Cómo ha influenciado a las canciones el estilo de cada uno?

Creo que las diferencias entre cada bajista invitado son muy sutiles. El estilo de Pentagram no admite demasiadas licencias, el bajo va haciendo lo que hace la guitarra, por lo que no hay mucho espacio para lucirse. Sí hay diferentes colores, porque el sonido de cada bajista es distinto; algunos tocan con dedos, como Mauricio que toca con tres dedos, otros con uñeta. Para nosotros, más que una cuestión musical, fue algo más emotivo. El “Pera” grabó una risa en uno de los temas antiguos y la volvió a grabar para este registro. En el caso de Mauricio, obviamente el hecho de que su hermano haya sido el fallecido bajista original de Pentagram, hizo que fuera una reunión súper emotiva.

Supongo que para la previa de The Metal Fest estarán presentado el disco con todo. ¿Tienen pensado realizar algo especial esa noche?

Dependemos del calendario que preparemos con el sello. Si el disco sale antes de esa fechas, sería bueno presentar hartos temas nuevos. Pero yo sé –sobre todo en Chile- que la gente identifica a Pentagram con los temas antiguos, por eso el set estará basado en los clásicos, agregando unos cuantos temas nuevos. ¿Sorpresas? Yo creo que no, no hay cabida para sorpresas, haremos lo nuestro. No puedo prometer nada estrafalario, antes tocábamos covers de bandas como Exodus, Venom o Metallica, pero eso ya no lo vamos a hacer porque tenemos material de sobra para presentar un setlist completo.

Ahora, entrando de lleno a The Metal Fest, te estarás presentando con Lock Up por primera vez en Chile. ¿Cómo crees que responderá el público chileno a la propuesta de Lock Up, tomando en cuenta que son uno de los números más extremos del cartel y no son uno de los estilos preferidos por el público, como pueden ser el heavy o thrash metal?

Yo creo que bien, lo veo como una oportunidad. Creo que hay mucha gente que dijo: “No, grindcore, no me gusta porque es muy extremo”, pero lo cierto es que Lock Up, siendo lo extremo que es, también tiene muchos elementos de thrash, de death metal y de todas nuestras bandas favoritas. La prensa en Europa dice que la banda suena muy bien en vivo, que a pesar de la brutalidad y la rapidez, siempre se entiende lo que está pasando. Creo que más allá de quienes componen la banda, la gente se va a sorprender por el cómo suena, y el poder ir a Chile y presentarlo en vivo, es una gran oportunidad.

Cuando entraste a la banda, ocupaste el puesto del fallecido Jesse Pintado. ¿Cómo ha sido tu proceso de adaptación dentro de la banda? Porque sé que también participaste en la composición de gran parte de los temas de “Necropolis Transparent” (2011), en un proceso bastante complicado, teniendo en cuenta que todos los integrantes viven en lugares distintos.

¿Proceso de adaptación? No hubo tal, ellos me aceptaron desde el primer momento como un integrante más, así también en la parte creativa. La mitad de los riffs de “Necropolis Transparent” son míos; sin querer dármelas de nada, yo hice la mitad de la música del disco. Obviamente, al acercarse a un grupo donde lideran Shane Embury y Nicholas Barker, que son amigos desde la prehistoria, uno entra a una dinámica que no conoce, por lo que opte por contenerme un poquito, ver cómo funcionaban, y meter la cuchara cuando fuera prudente, sin imponer ninguna opinión. Por ese lado me mantuve en un segundo plano, aportando cuando se podía aportar.

¿Cuál es la principal diferencia en cuanto a escribir para una banda como Pentagram, que tiene un sonido más apegado al thrash tradicional, y escribir para una banda de grindcore como lo es Lock Up? ¿Hay un estilo que te acomode más o te mueves con fluidez en ambos?

Yo no veo una gran diferencia. Pentagram tiene unas reglas bien claras, y si te sales de eso, ya no es Pentagram (risas). En el caso de Lock Up, quizás eso se puede expandir un poco, porque mezclamos diversas influencias, pero siempre dentro de una cosa bastante acotada, porque sabemos que la brutalidad y la intensidad es lo primero. Además que son temas más cortos, así que tienes que ir directamente al grano, te caben a lo más 5 o 6 riffs por tema, no es rock progresivo (risas). Mi estilo de componer da como para que un riff que usé en Lock Up, pueda perfectamente calzar en un tema de Pentagram y viceversa. La clave de Lock Up es la velocidad, en Pentagram es una cosa hipnótica, más repetitiva, puedes tener un ritmo lento durante mucho rato y no pasa nada, en Lock Up eso está absolutamente prohibido (risas).

Te has transformado en una especie de prócer del metal nacional, pero para lograr el éxito que has tenido con tus bandas, tuviste que abandonar el país. Con todos tus años de trayectoria musical, ¿qué crees que falta en Chile para que las numerosas bandas metaleras –y de rock en general- puedan alcanzar el éxito de grupos como Criminal o Sepultura, por poner dos ejemplos sudamericanos?

Esa es una pregunta súper difícil, porque cuando yo forjé mi camino, las condiciones eran distintas, el mundo era distinto. Como te mencioné antes, nosotros estábamos generando algo totalmente nuevo. Siento que ahora las bandas toman elementos que ya existen para hacer algo nuevo, y que al final no es tan nuevo. Pero la parte más dificultosa es hacer que una banda surja. Yo admiro la tenacidad y el empeño de muchas de las bandas hoy en día, porque todo es más difícil. Antes, si tenías un par de buenas ideas, grababas un demo, lo mandabas a tus contactos, y si era lo suficientemente bueno, comenzaba a circular. Así fue como, a lo largo de tres décadas, se hizo el nombre de Pentagram. Hoy hay muchas bandas y el período de atención de la gente es muy corto. Escuchas una banda, pero después vienen mil grupos más, y te olvidaste del primero. Ahora las bandas deben hacer de todo, ser expertos en marketing, programadores, diseñadores, etcétera. Yo lo encuentro sumamente difícil y no sabría qué consejo dar realmente, sólo decir que hay que ser perseverante, creer en lo que uno hace, pero ver si lo que se está haciendo está bien, porque a lo mejor estás puro hueveando y a nadie le interesa escucharte (risas). Para eso dedícate a tocar en tu casa (risas).

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Mark Bowen de IDLES: “Quisimos destilar la banda a su forma más esencial”

Publicado

en

IDLES

Uno de los nombres que más comentarios se ha llevado en los últimos años es IDLES, banda oriunda de Bristol que se ha ido abriendo camino poco a poco a punta de excelentes álbumes. Primero fue “Brutalism” en 2017 y luego “Joy As An Act Of Resistance.” En 2018, este último marcando un verdadero precedente en esta trinchera como el mejor álbum de ese año. Pero ahora la banda, más que seguir gozando de los elogios (algo que muchos hacen con apenas un par de trabajos actualmente), prefiere mirar adelante y adentrarse en una nueva etapa con “Ultra Mono”, su recién estrenado nuevo disco y que aspira a convertirse en una de las obras más destacadas de 2020.

Si bien, el disco ya tiene algunos días publicado, HumoNegro pudo escucharlo de manera anticipada antes de una grata conversación con Mark Bowen, guitarrista principal de la agrupación, con quien revisamos una serie de puntos de este trabajo, además de reflexionar sobre el éxito, la idea de IDLES como una banda en vivo, su pendiente debut en Chile y la influencia del segundo álbum en la banda, entre muchas cosas más, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Mark, ¿cómo estás?

Estoy bien.

Te llamo desde Chile. Mi nombre es Manuel y es muy bueno hablar contigo. ¿Cómo han ido los últimos días?

Sí, estoy bien. Es un momento bastante inusual para lanzar un álbum, así que hay un montón de nuevos e inesperados desafíos con eso. De todas formas, sigue siendo algo bueno, estoy contento por este nuevo álbum, así que, ¡vamos a hacerlo!

Escuché el álbum completo antes de que habláramos y es realmente increíble, así que me gustaría que partiéramos hablando del desarrollo detrás de este disco. ¿Qué nos puedes contar sobre el proceso creativo haciendo de este nuevo álbum?

Partió como una reacción a “Joy As An Act Of Resistance.” (2018). Recién habíamos terminado de mezclar y masterizar ese álbum y había algunos aspectos sonoros que no logramos del todo y queríamos trabajar en darnos cuenta por qué no lo habíamos hecho, pensar qué podíamos hacer en nuestro proceso de composición y grabación, queríamos poder sonar exactamente como queríamos hacerlo. Así que dimos con esta idea de que queríamos hacer algo como el hip hop contemporáneo y la música electrónica, poder identificar qué es lo que hacía esas cosas tan poderosas y, de hecho, es la singularidad.

En nuestra música, hasta ese punto, había mucho ruido de fondo; las guitarras tocaban cosas diferentes, nadie estaba poniendo atención a lo que hacia el otro. Podía sonar bien y caótico, pero en cierta forma templa la fuerza del mensaje, por lo que nos sentamos y quisimos calmar todo y destilar IDLES a su forma más esencial para que así pudiéramos realmente llevar este mensaje a través de estos pequeños gestos, como sencillas partes de guitarra, sencillas partes de batería, que realmente transmiten el mensaje, y luego quedó más que claro el tema de las letras o cuáles serían las temáticas que trataríamos. En ese minuto está el discurso social, la política, había muchas cosas pasando, especialmente en la izquierda, había mucha confusión, discusiones, disculpas, muchas cosas que hacían que cualquier mensaje perdiera la significancia, por lo que queríamos romper estas canciones que eran tan “blanco y negro”, tan simples y sencillas que no podían ser marcadas por algo más, esa era nuestra meta.

Para poder hacer eso en tu forma de componer, para poder decir estas cosas de forma sencilla en tu música, realmente debes aumentar tu confianza, porque es fácil cuando no estás confiado en algo. Hay que tener confianza para ayudar y decidir cosas como agregar alguna parte de guitarra, ese tipo de decisiones, eso es algo muy importante en el álbum, este mensaje de creer en uno mismo y tener determinación, creer en lo que quieres hacer y apegarte a algo. De esto se trata el álbum, este motiv de “Yo Soy Yo”, que es un arma de doble filo, ya que es como una arenga motivacional de “soy lo que soy, vamos”, o también de que “yo soy yo con todos mis defectos, virtudes; yo soy yo, y tengo que aceptar a esa persona”, por lo tanto, esa aceptación de uno mismo se transformó en una aceptación de lo que IDLES era y de lo que será. El sentimiento de “me estoy moviendo, estremeciendo, confío en mí”, emprender ese pensamiento para mejor, de esto se trata el álbum.

En cuanto a las letras, el mensaje es bastante claro, pero cuando nos vamos al sonido, lo primero que se vino a mi cabeza, especialmente cuando escuché la canción “The Lover”, fue que este disco pone el “sonido en vivo” de IDLES en un formato de estudio. Se siente como si estuvieran tocando estas canciones en un concierto. ¿Fue esto algo que intencionalmente quisieron hacer en el disco?

Sí, sí. Siempre está esa pelea entre la banda de que queremos dejar constancia de lo que somos en vivo. IDLES es principalmente una banda en vivo, eso es lo que hacemos, para eso componemos nuestras canciones, de eso se trata la banda: hacemos nuestra música para tocarla en vivo. Hay una energía cuando tocas en vivo que es muy difícil de capturar en un disco, y ahí es donde creo que Nick Launay y Adam Greenspan, nuestros productores, comprendieron eso como fans de la banda, y realmente lo lograron transmitir tan asombroso como les fue posible. Uno de los golpes de genialidad en este álbum es donde las baterías fueron grabadas, en algo así como un pequeño cuarto hecho de ladrillos; el cielo era de ladrillos, las paredes, todo. Eso permitió que tuviéramos este sonido cacofónico y violento en la batería, que es una parte fundamental de este disco, y una gran parte de esta canción que mencionaste, “The Lover”. Nunca había escuchado baterías como estas, y estoy tan contento de que estén en nuestro álbum (risas).

De hecho, escribí algunos apuntes de cada canción, y sobre esta puse que “es una de las canciones que más te hacen extrañar los conciertos”. Se siente como algo que desearían mucho tocar en vivo.

Sí, lo es (risas). Es prácticamente una canción para conciertos. De hecho, la compusimos durante una gira. Estábamos tocando en Alemania y la compusimos durante la prueba de sonido. Creo que es la única vez que la tocamos de alguna forma sobre un escenario, pero está diseñada para ser una canción de conciertos, no puedo esperar para que la gente la escuche. Además de eso, las guitarras son enormes, deben escucharlas en unos parlantes grandes, y háganlo lo más fuerte posible.

Me gustaría que habláramos de “Joy As An Act Of Resistance.”, segundo disco de la banda. Este fue escogido en nuestro sitio como el mejor álbum de 2018, y también el mejor de la década.

¡Oh, vaya! Muchas gracias.

Por esto quiero preguntarte cuál crees que es la principal influencia que este álbum ha tenido en la gente, y en la fanaticada de IDLES, especialmente.

Creo que la principal influencia que tuvo en nosotros como banda es que se transformó en una especie de motiv por el que vivimos ahora. “Joy As An Act Of Resistance.” es algo muy importante porque es realmente importante hacer las cosas con amor, compasión, con una mentalidad abierta. Debemos escucharnos los unos a los otros, compartir, ser capaces de sentirnos vulnerables y compartir tus sentimientos y pensamientos con los demás. Todo esto es algo por lo que nosotros como banda vivimos, y que se expandió a las comunidades alrededor de nosotros, como nuestros seguidores. Esta mentalidad abierta, este deseo de perseguir algo, incluso aunque parezca imposible, de sentirse bien a pesar de todo, sólo cosas buenas pueden salir de eso, y siento que ese es el legado de este álbum.

¿Sienten que este nuevo álbum es como el último capítulo de una trilogía? Lo pregunto por eso de que claramente hay un leitmotiv continuo en todos los discos.

Si, en cierta forma. Definitivamente hay un motiv que se mantiene, pero no creo que eso necesariamente se mantenga como la narrativa de una trilogía. Creo que con “Ultra Mono” alcanzamos el peak de IDLES. Siento que estamos por sobre la banda que hizo “Brutalism” o la que hizo “Joy As An Act Of Resistance.”. Con “Ultra Mono” llegamos a este peak de lo que nuestra banda es. Seguimos adelante y usamos este crecimiento de lo que somos en adentrarnos más en la experimentación y movernos de esa línea. Así que sí, se siente como una trilogía, pero no tiene la narrativa de “inicio, desarrollo, final”, es sólo el viaje de una banda comprendiendo quienes son.

Siento que este es el disco más diverso en cuanto a sonido; puedes oír un poco de cada período de IDLES en él. También estoy sorprendido por los nombres que están en el álbum, como Jehnny Beth, Warren Ellis o Kenny Beats, por lo que te pregunto: ¿por qué querían trabajar con estos colaboradores en este LP?

En este ejercicio de destilar IDLES a su forma más esencial, miramos estos conceptos que trata la banda, como la honestidad, la mentalidad abierta, auto aceptación, compartir, el sentimiento de comunidad. Esto último es una parte muy importante de IDLES, hemos formado comunidad entre la banda, con los colaboradores, también con nuestro público en los shows, los medios. Sentimos que ese sentido de comunidad era algo importante de tener en el álbum, y lo aplicamos teniendo voces externas a las cinco personas de la banda, gente como el saxofonista Colin Webster, David Yow en coros, Warren Ellis, Jehnny Beth, Jamie Cullum en el piano, todos son personas que pareciera no tiene mucho sentido tenerlas a juntas, pero funciona porque han mostrado interés en esos valores que promovemos, esa honestidad y entusiasmo en tener una mentalidad abierta, todos son IDLES. Por eso era importante tener sus voces en el disco.

Mark, lo siguiente es algo que pienso personalmente, por cierto. Creo que la banda va directo a su explosión de popularidad a nivel masivo. Pienso que ustedes serán –más bien, son ahora– una de las mejores bandas en el mundo. ¿Estás consciente de esta popularidad siempre en alza de IDLES?

Sí, ha sido todo un viaje. Con “Joy As An Act Of Resistance.” teníamos que promocionarnos nosotros mismos, nadie en la industria nos iba a tomar en cuenta y tuvo una popularidad más allá de nuestros sueños más locos. Creo lo mismo que tú dices: siento que con “Ultra Mono” esa popularidad llegará incluso más lejos, y también estoy de acuerdo con lo otro que dices de que IDLES es una de las mejores bandas del planeta (risas). Lo somos, es algo intencional, y lo digo de forma muy deliberada. Creo que eso nos presenta desafíos, que es un aspecto muy importante en nuestra relación como banda y también con los fans. Los fans sienten ese deseo de pertenencia, sienten que nuestros álbumes les pertenecen y eso es algo muy difícil de hacer.

A medida que te vas haciendo más y más popular, vas tocando en recintos cada vez más grandes, tus álbumes se venden cada vez más alrededor del mundo. Es difícil mantener eso, es difícil evitar que eso se desmorone, pero es una de las cosas divertidas de estar en una banda, tienes que enfrentarte a estos desafíos cada vez más difíciles. Nuestra tarea el año pasado, cuando pasamos de tocar en recintos con capacidad para mil personas a recintos para diez mil, presentaba un desafío enorme porque queríamos que todos se sintieran igual que en los shows de IDLES donde tocábamos para 200 personas. Esa es nuestra meta, teníamos que pensar realmente qué significaba estar ahí para cada una de las personas que asistía. Y lo digo de verdad, esto es cien por ciento como somos, y trabajaremos duro porque cada persona que descubra a IDLES pueda sentir eso.

Siento que esto es porque, por ejemplo, acá en Chile tuvimos muchas protestas en las calles el año pasado y eso coincide también con que especialmente la gente joven se siente muy motivada por la música de IDLES. Creo que, particularmente con “Joy…”, las canciones encienden una sensación de esperanza en las personas. Cuando iban a venir a Lollapalooza, la gente vio que IDLES iba a tocar a las dos de la tarde y todos estaban muy molestos porque querían tener un show completo, de noche y todo eso. Ahí fue cuando comprendí cuán popular es IDLES por acá. Bueno, todo esto que mencioné, es para preguntarte si te gustaría enviar algún mensaje a su público en Chile, que todavía están esperanzados de que puedan tocar acá, algún día.

Oh, sí (risas). Oh, Dios mío, no puedo explicarte lo entusiasmados que estábamos con la banda por ir a Chile y tocar para ustedes. Un gran factor motivante para nosotros ha sido ir a tocar para la gente donde sea que se encuentren, estábamos entusiasmados por todo esto. El hecho de que esos primeros shows que íbamos a tocar en el año hayan sido los primeros que se cancelaron fue algo lamentable. Les prometo que, en el instante que podamos volver, lo haremos. No tienen que preocuparse por la hora del día que tocaremos; de hecho, debo decirles que me gustan los shows de IDLES durante el día porque hay algo casi incongruente al vernos durante la luz fría del día, le añade una energía especial (risas). No se preocupen si será de día o de noche, igualmente daremos lo mejor sin importar la hora que sea.

Esta fue la última pregunta, ya que nos quedamos sin tiempo, Mark. Muchas gracias por la entrevista y felicitaciones por el disco, está realmente genial.

Sí, muchas gracias. Me siento muy honrado de que eligieran “Joy As An Act Of Resistance” como álbum del año, y ahora álbum de la década. Es un honor increíble. Me hace querer ir a Chile tan pronto como ahora mismo; si pudiéramos ir esta noche, iríamos esta noche. Estaremos allá, no se preocupen.

Bueno, siempre reviso los sets en festivales en YouTube y, cuando veo al público, pienso en que ustedes nunca jamás han visto un público como el de Santiago, se los prometo (risas).

Muy bien, estoy listo.

Bueno, Mark, espero que puedan venir a tocar acá. Cuídate mucho.

Muchas gracias, cuídate mucho. Adiós.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

FLOWERS for VASES / descansos FLOWERS for VASES / descansos
DiscosHace 4 días

Hayley Williams – “FLOWERS for VASES / descansos”

Todos guardamos o conservamos cosas que nos recuerdan a alguna situación o período particular de nuestras vidas. Puede ser algo...

For The First Time For The First Time
DiscosHace 7 días

Black Country, New Road – “For The First Time”

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en...

Ignorance Ignorance
DiscosHace 2 semanas

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 2 semanas

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 3 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 3 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 3 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 4 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 4 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 4 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Publicidad
Publicidad

Más vistas