Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Anton Reisenegger: “El regreso de Pentagram, es el inicio de una nueva etapa”

Publicado

en

En abril se nos viene The Metal Fest y el regreso por partida doble de una de las figuras más remarcables del metal en nuestro país. Anton Reisenegger, líder de Criminal, retorna para revivir el legado de Pentagram, la legendaria banda nacional de thrash metal que lanza su primer LP, el que lleva por nombre “Malefice”, el cual presentará nuevas composiciones y regrabaciones de los clásicos de la banda, marcando un hito en la trayectoria de los chilenos, que se presentarán en la previa del festival. A su vez, el chileno realizará su primer concierto en Chile junto a Lock Up, como uno de los números más atractivos de la parrilla de The Metal Fest, desatando el caos de la mano de la brutalidad y rapidez del grindcore. Para profundizar en estos temas, Anton conversó con HumoNegro, revelando detalles del presente y futuro de Pentagram, y sus expectativas sobre el debut de Lock Up en Chile.

Empecemos hablando del regreso de Pentagram, uno de los grandes acontecimientos del metal a nivel nacional. Me gustaría saber si el retorno está motivado por razones netamente nostálgicas, quizás para cerrar un ciclo, o para empezar una nueva etapa, tomando en cuenta que “Malefice” contará con una serie de temas inéditos.

Yo creo que más bien lo último, es el inicio de una nueva etapa. Esto se gestó en el año 2008, cuando firmamos con un sello alemán con el que sacamos un compilado de nuestros demos, videos –algunos de muy mala calidad-, en fin, todo lo que fuera del grupo para que todo fan de Pentagram pudiera tener acceso a ese material. Al igual que el año 2001, cuando realizamos otra recopilación, la gente comenzó a hablar de la banda, por lo que comenzamos a ver la posibilidad de volver a tocar. Fue ahí cuando nos llamaron para tocar en el Wacken y otros festivales europeos donde fuimos cabeza de cartel. En un comienzo no teníamos mayores pretensiones, pero sobre la marcha nos dimos cuenta que la banda estaba sonando muy bien y la gente se interesaba en ella, tanto así, que en un festival alemán, había personas con poleras “hechizas” de Pentagram, hechas por ellos mismos, era algo muy freak. Por lo demás, la química entre nosotros estaba muy buena, y dijimos “¿por qué no hacemos un disco?”. Ese fue el punto de partida. Hubo un par de traspiés, por eso es que ha demorado tanto, cambio de baterista incluido, pero ya lo estamos terminando y preparando una gira por los festivales europeos. Ahora estamos concentrados en que todo salga bien, de eso depende el futuro de Pentagram.

¿Cuál crees que es el espacio que ocupa Pentagram en la historia del metal chileno y sudamericano?

Creo que no soy yo quien debe responder esa pregunta, pero te puedo decir que el hecho de ir a tocar a Europa o a Estados Unidos, al festival Sonar Maryland, y que la gente se acercara y te diga que estuvieron esperando más de 25 años para vernos, que no pueden esperar para vernos de nuevo y que sigamos adelante, eso para nosotros es muy importante. La que importa es la opinión de los fans del metal y su llamado suficientemente potente como para seguir haciendo esto.

Tomando en cuenta que gran parte de las canciones presentes en “Malefice” fueron compuestas hace más de veinte años, ¿cómo crees que se han mantenido estos temas a lo largo de los años? ¿Realizaron nuevos arreglos a los clásicos, o se han abocado exclusivamente al material original?

Bueno, el disco en su primera edición será doble. Un disco con temas nuevos y el segundo con las regrabaciones de los temas antiguos. Con los temas antiguos, tratamos de mantenernos lo más fieles posibles a las versiones originales, con la salvedad de detalles que hemos agregado de las presentaciones en vivo. Mantuvimos incluso los tempos, tratando de mantenernos lo más fieles posibles al material original. Hay ciertas cosas, claro. Mi voz ya no es la misma que cuando tenía 18 (risas), pero la intención es lo que vale. Hay gente cercana al grupo que ya escuchó las grabaciones; ellos estaban escépticos sobre el resultado, pero después de escucharlo dijeron que sonaba todo muy bien. En cuanto a la primera parte de tu pregunta, creo que los temas se han mantenido bien, están más vigentes que nunca. En Europa hay toda una onda retro, bandas de pendejos que quieren sonar a lo que hacíamos nosotros. Sin querer tirarnos muchas flores, nosotros fuimos parte de la oleada original junto a otros muchos grupos, de muchos países, por lo que tener estos temas ahora es algo que nos merecíamos nosotros, pero también, el mundo (risas).

¿Una deuda saldada con los fans también?

Para serte absolutamente honesto, en primer lugar, es una deuda saldada con nosotros mismos, porque cuando nos disolvimos quedamos con las ganas de lanzar un disco. Hubo planes que nunca se concretaron, luego cada uno siguió por su lado, yo comencé con Criminal y me fue muy bien, pero quedo eso pendiente. Ahora que tenemos la posibilidad y madurez, sin tratar de responder a la calentura del momento, o ambicionar fama o dinero, porque la verdad es que con esto no se gana prácticamente nada, tenemos las ganas de hacerlas cosas bien y eso, por extensión, creo que le gustará a la gente también.

Para la grabación del disco contaron con varias colaboraciones de músicos de la escena chilena, sobre todo en el bajo, donde participó desde “Pera” Cuadra hasta Mauricio Peña de Kingdom Of Hate. ¿Cómo fue trabajar con estos músicos durante el proceso de grabación del disco? ¿Cómo ha influenciado a las canciones el estilo de cada uno?

Creo que las diferencias entre cada bajista invitado son muy sutiles. El estilo de Pentagram no admite demasiadas licencias, el bajo va haciendo lo que hace la guitarra, por lo que no hay mucho espacio para lucirse. Sí hay diferentes colores, porque el sonido de cada bajista es distinto; algunos tocan con dedos, como Mauricio que toca con tres dedos, otros con uñeta. Para nosotros, más que una cuestión musical, fue algo más emotivo. El “Pera” grabó una risa en uno de los temas antiguos y la volvió a grabar para este registro. En el caso de Mauricio, obviamente el hecho de que su hermano haya sido el fallecido bajista original de Pentagram, hizo que fuera una reunión súper emotiva.

Supongo que para la previa de The Metal Fest estarán presentado el disco con todo. ¿Tienen pensado realizar algo especial esa noche?

Dependemos del calendario que preparemos con el sello. Si el disco sale antes de esa fechas, sería bueno presentar hartos temas nuevos. Pero yo sé –sobre todo en Chile- que la gente identifica a Pentagram con los temas antiguos, por eso el set estará basado en los clásicos, agregando unos cuantos temas nuevos. ¿Sorpresas? Yo creo que no, no hay cabida para sorpresas, haremos lo nuestro. No puedo prometer nada estrafalario, antes tocábamos covers de bandas como Exodus, Venom o Metallica, pero eso ya no lo vamos a hacer porque tenemos material de sobra para presentar un setlist completo.

Ahora, entrando de lleno a The Metal Fest, te estarás presentando con Lock Up por primera vez en Chile. ¿Cómo crees que responderá el público chileno a la propuesta de Lock Up, tomando en cuenta que son uno de los números más extremos del cartel y no son uno de los estilos preferidos por el público, como pueden ser el heavy o thrash metal?

Yo creo que bien, lo veo como una oportunidad. Creo que hay mucha gente que dijo: “No, grindcore, no me gusta porque es muy extremo”, pero lo cierto es que Lock Up, siendo lo extremo que es, también tiene muchos elementos de thrash, de death metal y de todas nuestras bandas favoritas. La prensa en Europa dice que la banda suena muy bien en vivo, que a pesar de la brutalidad y la rapidez, siempre se entiende lo que está pasando. Creo que más allá de quienes componen la banda, la gente se va a sorprender por el cómo suena, y el poder ir a Chile y presentarlo en vivo, es una gran oportunidad.

Cuando entraste a la banda, ocupaste el puesto del fallecido Jesse Pintado. ¿Cómo ha sido tu proceso de adaptación dentro de la banda? Porque sé que también participaste en la composición de gran parte de los temas de “Necropolis Transparent” (2011), en un proceso bastante complicado, teniendo en cuenta que todos los integrantes viven en lugares distintos.

¿Proceso de adaptación? No hubo tal, ellos me aceptaron desde el primer momento como un integrante más, así también en la parte creativa. La mitad de los riffs de “Necropolis Transparent” son míos; sin querer dármelas de nada, yo hice la mitad de la música del disco. Obviamente, al acercarse a un grupo donde lideran Shane Embury y Nicholas Barker, que son amigos desde la prehistoria, uno entra a una dinámica que no conoce, por lo que opte por contenerme un poquito, ver cómo funcionaban, y meter la cuchara cuando fuera prudente, sin imponer ninguna opinión. Por ese lado me mantuve en un segundo plano, aportando cuando se podía aportar.

¿Cuál es la principal diferencia en cuanto a escribir para una banda como Pentagram, que tiene un sonido más apegado al thrash tradicional, y escribir para una banda de grindcore como lo es Lock Up? ¿Hay un estilo que te acomode más o te mueves con fluidez en ambos?

Yo no veo una gran diferencia. Pentagram tiene unas reglas bien claras, y si te sales de eso, ya no es Pentagram (risas). En el caso de Lock Up, quizás eso se puede expandir un poco, porque mezclamos diversas influencias, pero siempre dentro de una cosa bastante acotada, porque sabemos que la brutalidad y la intensidad es lo primero. Además que son temas más cortos, así que tienes que ir directamente al grano, te caben a lo más 5 o 6 riffs por tema, no es rock progresivo (risas). Mi estilo de componer da como para que un riff que usé en Lock Up, pueda perfectamente calzar en un tema de Pentagram y viceversa. La clave de Lock Up es la velocidad, en Pentagram es una cosa hipnótica, más repetitiva, puedes tener un ritmo lento durante mucho rato y no pasa nada, en Lock Up eso está absolutamente prohibido (risas).

Te has transformado en una especie de prócer del metal nacional, pero para lograr el éxito que has tenido con tus bandas, tuviste que abandonar el país. Con todos tus años de trayectoria musical, ¿qué crees que falta en Chile para que las numerosas bandas metaleras –y de rock en general- puedan alcanzar el éxito de grupos como Criminal o Sepultura, por poner dos ejemplos sudamericanos?

Esa es una pregunta súper difícil, porque cuando yo forjé mi camino, las condiciones eran distintas, el mundo era distinto. Como te mencioné antes, nosotros estábamos generando algo totalmente nuevo. Siento que ahora las bandas toman elementos que ya existen para hacer algo nuevo, y que al final no es tan nuevo. Pero la parte más dificultosa es hacer que una banda surja. Yo admiro la tenacidad y el empeño de muchas de las bandas hoy en día, porque todo es más difícil. Antes, si tenías un par de buenas ideas, grababas un demo, lo mandabas a tus contactos, y si era lo suficientemente bueno, comenzaba a circular. Así fue como, a lo largo de tres décadas, se hizo el nombre de Pentagram. Hoy hay muchas bandas y el período de atención de la gente es muy corto. Escuchas una banda, pero después vienen mil grupos más, y te olvidaste del primero. Ahora las bandas deben hacer de todo, ser expertos en marketing, programadores, diseñadores, etcétera. Yo lo encuentro sumamente difícil y no sabría qué consejo dar realmente, sólo decir que hay que ser perseverante, creer en lo que uno hace, pero ver si lo que se está haciendo está bien, porque a lo mejor estás puro hueveando y a nadie le interesa escucharte (risas). Para eso dedícate a tocar en tu casa (risas).

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Entrevistas

Ken Casey de Dropkick Murphys: “Hay muchas cosas pasando en el mundo que no nos permiten quedarnos en silencio”

Publicado

en

Dentro de todas las influencias para la carrera de Dropkick Murphys, la obra de Woody Guthrie ha sido una de las más importantes para el conjunto oriundo de Massachusetts, por lo que la continua relación de respeto y preservación de su legado tiene un nuevo capítulo con el álbum “This Machine Still Kills Fascists”, donde ponen música a una serie de letras nunca utilizadas del compositor norteamericano ícono de la canción de protesta antifascista en el movimiento del folk. Es así como, mediante 10 tracks, la agrupación lleva las palabras de protesta y justicia de Guthrie a un nuevo terreno, con invitados como Nikki Lane y Evan Felker, siempre respetando la inédita obra del intérprete de “This Land Is Your Land”.

Debido al lanzamiento de este trabajo es que Ken Casey, vocalista principal de la banda, se sentó unos minutos a conversar con nosotros sobre este nuevo disco, el legado del artista y la influencia en la música de Dropkick Murphys; la idea original que dio pie a este álbum, su relación con la familia Guthrie, la creación del hit “I’m Shipping Up To Boston” y su visión del creciente fascismo en Estados Unidos, entre otros temas, en una entrevista que te dejamos a continuación.

Hola, Ken, ¿cómo estás?

Muy bien, estamos totalmente enfocados y entusiasmados por nuestro nuevo álbum que acaba de ser publicado.

Quiero hablar varias cosas sobre “This Machine Still Kills Fascists”. El título sin duda es una continuación del mensaje de Woody Guthrie, por lo que quiero que nos cuentes cómo nació la idea de crear este disco.

Primero conocimos a la familia Guthrie hace 20 años, debido a que el nieto de Woody, Cole Quest, quien en esos años era un adolescente fanático del punk, le contó a su madre Nora Guthrie sobre nosotros. Ella era la persona encargada de los archivos de Woody, además de las letras inéditas que nunca fueron publicadas, y se enteró de nuestra música porque él le dijo que éramos una banda que cantaba sobre las mismas cosas. Eso derivó en que Nora nos invitara a conversar y mostrarnos las letras. Luego sugirió que hiciéramos la interpretación musical de ellas, lo que es uno de los honores más grandes que hemos tenido como banda.

Para este álbum comenzaron a tener un enfoque más acústico en sus canciones. ¿Por qué optaron por esa configuración en vez del sonido característico de la banda en todos sus discos?

Sólo porque queríamos tocar las canciones siendo respetuosos con el período histórico en que fueron escritas, el estilo y sonido de la época. Obviamente, no es de la forma exacta en que Woody Guthrie lo habría hecho, aún sonamos como Dropkick Murphys, pero queríamos ser lo más respetuosos posibles con la forma en que él habría querido que sonaran. Junto con eso, luego de 26 años como banda siempre es divertido hacer cosas nuevas.

Sí. De hecho, durante la gira “This Machine…Theater Tour”, tocarán el álbum completo. ¿Pretenden mezclar este trabajo con canciones de su catálogo en este estilo para cada presentación?

Oh, sí, totalmente. Como son solamente 10 canciones en el álbum, probablemente haremos unas 15 de nuestro material antiguo, las cambiamos bastante para adaptarlas al show. Canciones como “I’m Shipping Up To Boston” o “Rose Tattoo” ahora tienen armónica y una vibra más de americana. Trabajamos bastante para hacer que las canciones coincidieran con el espíritu y el sonido de este disco.

¿Y qué hay de manera inversa? ¿Transformarán las canciones nuevas al formato eléctrico para shows en festivales y otros contextos?

También (risas). Hemos tocado varias de las canciones nuevas en formato eléctrico durante las pruebas de sonido y suenan muy bien, como por ejemplo “All You Fonies”, entre otras. De hecho, durante nuestra reciente gira europea tocamos “Two 6’s Upside Down” de manera acústica, pero igual en medio del set con las otras canciones, pensamos que tiene una fuerza para mantenerse ahí. Sin duda que incorporaremos algunas de las canciones cuando volvamos a hacer shows de manera más normal, como festivales y esas cosas.

Ken, al momento del anuncio de este álbum, llamaste a Woody “el punk original”. ¿Podrías ahondar en esa afirmación y contarnos sobre la influencia que su trabajo ha tenido en tu carrera como artista?

Lo veo a él como el punk original porque siempre he pensado que el punk se trata más de ser un rebelde e ir contra la corriente, de no tener miedo de hablar contra el poder. Otra de las características que le atribuyo al punk es la de no poner el éxito comercial sobre tu mensaje, ya sabes, siento que la misión de Woody en la música no era ser un ídolo pop, sino que de pasar su mensaje y verdaderamente comunicar lo que dicen sus canciones. Esa siempre fue su prioridad. Y cuando crecí, me di cuenta de que muchos de mis ídolos, como Joe Strummer o Bruce Springsteen, siempre han hablado de Woody Guthrie como una de sus principales influencias. Eso tuvo un gran impacto en mí, que mis ídolos musicales lo consideren a él como su ídolo.

¿Sientes que la banda tiene una responsabilidad especial de llevar el mensaje de Woody a las nuevas generaciones?

Definitivamente siento esa responsabilidad, sobre todo en el contexto político actual en Estados Unidos. La situación con Donald Trump y sus seguidores tiene muchos de los patrones que algunas dictaduras y regímenes fascistas tuvieron en el pasado, como atacar a la prensa, cuestionar su credibilidad, hacer que la gente no confíe en el resultado de las elecciones, poner en duda la democracia, armar teorías conspirativas, incluso tomar el control a la fuerza, lo que intentaron el pasado 6 de enero. Siento que es muy importante que cantemos canciones con este mensaje. Hay muchas cosas pasando en el mundo que no nos permiten quedarnos en silencio, como la distribución de la riqueza, corporaciones como Amazon que hacen y hacen dinero para sus dueños, pero los trabajadores apenas tienen lo mínimo. Woody luchó por la solidaridad con los trabajadores y un trato más justo para ellos, tenemos que hacer lo mismo.

Sí, es como si su mensaje estuviera más presente que nunca en el contexto actual. De hecho, personalmente me enteré del trabajo de Woody hace unos dos o tres años, ya que al ser de Chile no estaba tan familiarizado con su obra. Me sorprendió mucho lo contestatario que fue para su época, de verdad que abogó por muchas cosas de una manera muy decidida.

Claro que sí. Pienso que a cualquier músico le gustaría saber que su música resiste el paso del tiempo, pero cuando se trata de estos temas, estoy seguro de que Woody no estaría muy contento. Es una pena que estos temas sigan siendo tan relevantes como cuando él cantaba de ellos.

Siento que cada músico, cuya obra aborda estos tópicos, pasa por lo mismo. Canciones que se escribieron hace muchos años y todavía siguen teniendo el mismo significado, debido a que las cosas no cambian mucho. Es algo muy triste, si lo pensamos.

Muy triste, es algo a lo que debemos hacer frente.

Otra de las canciones de Dropkick Murphys que tiene letras de Woody Guthrie es “I’m Shipping Up To Boston”, sin duda una canción masivamente popular en muchas plataformas distintas. ¿Cómo se han tomado la enorme recepción de la gente?

Ha sido increíble, esa letra fue lo primero que trabajamos cuando nos conocimos con la familia Guthrie hace ya 20 años. De hecho, teníamos la música lista cuando vimos la letra y se nos ocurrió que calzaba perfecto, además de que mencionara a Boston era una señal de que iba a funcionar. Para serte sincero, no hablamos demasiado de que es una letra de Woody, nuestros acérrimos lo saben, pero para el resto es una sorpresa porque lo ven como un compositor más serio, aunque también es capaz de hacer canciones más relajadas y divertidas como esta. Quizás la escribió para pasar el rato, no lo sé, siempre he querido saber qué pasaba por su cabeza al hacer una canción como esta, pero es irónico que nunca la haya grabado y nosotros hayamos tenido la oportunidad de hacerlo. Es increíble todo lo que ha pasado con esa canción y su popularidad.

Ken, este álbum tomó a los fans de la banda por sorpresa, sobre todo porque su anterior álbum, “Turn Up That Dial” es de 2021. Hablando de ese trabajo, ¿cómo sientes que la gente ha recibido las canciones nuevas en los shows?

Ha sido buena, por suerte. Lamentablemente, no teníamos el feedback inmediato cuando lo publicamos debido a la pandemia y la falta de shows, pero ahora que las tocamos durante el verano europeo fue genial ver cómo la gente coreaba todas las canciones como si existieran hace años. Es un sentimiento increíble. Siento que el álbum fue muy apreciado por la gente al entregarles un momento feliz y optimista, que es algo que todos necesitábamos durante un período tan oscuro como la pandemia, ya que han sido unos años muy, muy, muy oscuros en todo el mundo.

Sí, son tiempos muy oscuros. Ken, muchas gracias por la entrevista, se nos acaba el tiempo, por lo que quiero pedirte si puedes enviar un saludo a los fans de la banda en Chile.

Tocar en Chile es muy entretenido, la pasión y energía es tremenda. Los fans inundan el lugar con su voz cantando cada canción y es muy bonito para nosotros que pase eso. No puedo esperar por regresar y tocar para ustedes de nuevo, los extrañamos mucho.

Excelente, Ken. Que estés muy bien.

Igualmente, amigo. ¡Nos vemos!

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Ecdisis Ecdisis
DiscosHace 6 horas

Errante – “Ecdisis”

Con estridencia, intensidad y catarsis, el cuarto álbum de Errante saca a relucir con claridad el estado actual de la...

How Do You Burn? How Do You Burn?
DiscosHace 6 días

The Afghan Whigs – “How Do You Burn?”

¿Cuál es la motivación detrás del arte? Es una incógnita inabarcable porque tiene tantas variaciones como personas en el planeta,...

Gnosis Gnosis
DiscosHace 1 semana

Russian Circles – “Gnosis”

Con ocho discos a su haber, Russian Circles sigue proponiendo argumentos cada vez más densos en su tejido sonoro. Si...

The Mars Volta The Mars Volta
DiscosHace 2 semanas

The Mars Volta – “The Mars Volta”

Difícilmente exista banda que lo haya inventado o interpretado todo, pero es complejo poder renovarse cuando prácticamente se ha abarcado...

Will Of The People Will Of The People
DiscosHace 4 semanas

Muse – “Will Of The People”

Muse es una banda extrema, y no por el acercamiento caótico y áspero a la música que suele englobar este...

You Belong There You Belong There
DiscosHace 4 semanas

Daniel Rossen – “You Belong There”

Las separaciones o entradas en híato de las bandas son un momento incómodo para todos los involucrados, partiendo por los...

The Alchemist’s Euphoria The Alchemist’s Euphoria
DiscosHace 1 mes

Kasabian – “The Alchemist’s Euphoria”

Kasabian vuelve después de cinco años con su séptimo álbum, y luego de que durante 2020 su ex frontman, Tom...

Baby Baby
DiscosHace 1 mes

Petrol Girls – “Baby”

Política, contingencia y un discurso absolutamente incendiario. Tres aspectos que nos permiten trazar el terreno artístico en el que se...

Sometimes Forever Sometimes Forever
DiscosHace 1 mes

Soccer Mommy – “Sometimes, Forever”

Soccer Mommy trae a la mesa el sonido de los 90 con una mirada joven y actual, mezclando a su...

Radiate Like This Radiate Like This
DiscosHace 2 meses

Warpaint – “Radiate Like This”

Seis años pasaron desde que Warpaint presentara su disco “Heads Up” (2016) y, a pesar de que todas sus integrantes...

Publicidad
Publicidad

Más vistas