Conéctate a nuestras redes

Entrevistas

Alain Johannes: “Aún tengo mucha música para dar”

Publicado

en

Uno de los músicos y compositores más importantes del rock alternativo mundial tiene también una gran historia detrás. Alain Johannes Moschulski nació en Chile, pero antes de cumplir dos años se fue por el mundo con su familia, y eso lo forjó como un alma curiosa que encontró su lugar en la música. Ahora Alain vendrá a tocar en Chile el próximo 17 de junio en Bar Loreto, además de presentar a fin de mes el documental “Unfinished Plan. The Path Of Alain Johannes”, dirigido por Fito Gárate, el que fue estrenado en el Festival In-Edit Nescafé, pero que tendrá su estreno en salas comerciales desde el mes de julio. Antes de que Alain tome el avión que lo traerá desde Los Angeles, California, a Santiago de Chile, respondió de forma sincera a todo lo que le preguntamos; desde sus sensaciones tras la muerte de Chris Cornell, hasta la posibilidad de nueva música, como siempre destilando sencillez y, sobre todo, un candor y luz como el que expelen los grandes artistas.

Hola, Alain. ¿Cómo estás?

Hola, Manuel, esperaba tu llamada. Todo bien, aquí, recuperándome. Sanando poco a poco.

¿Por qué? ¿Qué te pasó?

Bueno, todo coincidió. Primero una cirugía en la boca, después el cansancio tras la gira con Polly (PJ Harvey), y luego lo de Chris (Cornell) que me dio un golpe tremendo. ¡Uf! Además, eso abrió las cicatrices otra vez. Entonces, estoy intentando rectificar la alineación espiritual (risas). Fue muy fuerte. Lo triste es que ya me estoy acostumbrando.

Entonces hablemos de algo más positivo, porque vendrás a Chile a presentarte en vivo en formato trío con los hermanos Foncea.

Sí, será estilo Eleven, con el teclado haciendo el bajo con la mano izquierda, tal como lo hacía Natasha (Shneider, ex pareja y miembro de Eleven, fallecida en 2008), yo con guitarra y Cote en batería, y eso nos permitirá hacer varias canciones que hace unos 20 años que no tocamos. Material de todos los discos de Eleven y también temas de Desert Sessions, de los discos “Spark” (2010), “Fragments And Wholes, Vol. 1” (2014), y luego puedo hacer un alto en ese formato, sentarme y hacer temas solo con la guitarra o la cigarbox.

¿Cuándo llegas a Chile?

El 13 de junio. Luego de eso vienen un par de días de ensayos, y de ahí quiero aprovechar de ver a la familia porque hace mucho que no voy a Chile. Ya van a ser casi dos años. Desde noviembre o diciembre de 2015, antes de la muerte de Peter (Rock, su tío) en abril de 2016.

¿Te da más nostalgia cada vez que vienes a Chile cuando te vas y vuelves al ruedo?

Sí, totalmente. Igual yo me salí de 11AD (casa y estudio de Alain en Los Angeles) después de 20 años, donde grabamos “Euphoria Morning” (1999), discos de Eleven, de Queens Of The Stone Age, y me estoy quedando donde mi hermana que también vive en L.A., pero a una hora de Hollywood, entonces es un ritmo más natural, con la playa, montañas. Me dio una habitación para dormir, otra para armar una versión más pequeña de mi estudio y dejé con amigos mis instrumentos. Dejé atrás el pasado saliendo de 11AD porque era muy fuerte como centro creativo, pero también estaba muy cargado de recuerdos. Eso lo necesitaba para seguir adelante, y siguen pasando cosas. Me siento preparado para continuar y ponerme bien de salud, aplacar un poco el cigarro (risas) y el vino (más risas) porque tengo tanta música que me sobra y quiero compartir.

Pensando en ese material, has estado con PJ Harvey y habitas un espacio más chico, fuera de 11AD. ¿Cuánto puede influir aquello en la nueva música que vas a hacer?

Lo que tengo ahora es un cuarto de control con la consola y todo, y es como “Spark”, que lo hice en tres metros cuadrados en cuatro días. Lo que se me pasa por la mente son varios discos que vienen, y el primero es uno estilo “field recording”, o sea, ir por distintas partes con un micrófono y recoger sonidos de distintos lugares del mundo. Así, en vez de tratar de hacer la segunda parte de “Fragments And Wholes”, puedo hacer este otro proyecto. Por cierto, tengo más de cien pedacitos de canción, de los cuales 15 son muy buenos como para desarrollar alguna composición; por eso se llamaba “Fragments”, porque subía pedacitos de segundos de duración a Instagram casi como terapia. Estaba pensando también que estaré tres semanas en Chile, entonces podría ver el proceso de crear música con los Foncea, que tienen esta sensación de vivir allá y yo quiero impregnarme de eso, además que he escrito poesía en español y sería bueno cantar en español. Sería diferente (risas). Creo que puedo lograr tener un acento exagerado, como alguna gente que canta por ahí (risas).

Imagino que en el formato trío surgen recuerdos de Eleven y también del trabajo entre tú, Natasha y Chris Cornell.

Sí, efectivamente. En especial de cuando hicimos la gira con la banda, con Greg Upchurch, Ric Markmann, que son quienes vinieron cuando Jack Irons salió de Eleven para tocar con Pearl Jam porque sabíamos que Eddie Vedder lo iba a llamar. Sólo era una cuestión de cuándo y ahí encontramos a Greg, además de Matt Cameron que nos ayudó con cuatro temas, que fue otra versión de Eleven.

Felo y Cote Foncea vienen de diferentes veredas musicales, uno más r&b y música negra, y el otro más rockero, más directo. ¿Crees que eso podría ayudar con crear material diferente para ti?

Sí, porque el fraseo de Felo tiene las mismas raíces de Natasha, que era rockera, pero que también empezó con r&b, Aretha Franklin, Stevie Wonder, e inclusive la primera disquera que sacó algo con ella a principios de los 80 cuando integraba Black Russian fue Motown, con ese sello y ese fraseo bien sexy. He escuchado a Felo y él canaliza bien esa forma.

Ellos logran, casi como Natasha con Jack, hasta proponer contramelodías e ir a contrapelo de la canción, y con ello aportan a ponerle capas al sonido.

Y precisamente es esa riqueza la que se necesita que fluya. Nosotros con Natasha siempre le decíamos a la disquera que estábamos listos antes de grabar los discos, luego llegábamos allá y no teníamos nada preparado, entonces sentíamos la presión de tener que hacerlo en cuatro días. Por eso no estoy preparando nada, y cuando llegue a los Estudios Foncea veré si surge algo. Máximo haré cinco shows en tres semanas en Sudamérica, entonces quedará tiempo para ver si podemos grabar un EP de tres a cinco canciones o, de lo contrario, partir el proceso, porque yo de todas formas tengo que ir con Polly (PJ Harvey) en julio y agosto, y de ahí tengo unos meses libres.

Ese ha sido un gran tour, con tantos músicos y con la propia PJ Harvey…

Cuando se termine esa gira quedaré muy triste, porque ha sido una de las mejores etapas como miembro de banda para mí. El nivel de cada persona en esa banda, y el nivel en que armamos una familia sin ego, es increíble. Hay leyendas de culto, como Mick Harvey que tocaba con Nick Cave And The Bad Seeds, por ejemplo. Es la primera banda de mi vida donde no hay sistema jerárquico y eso tiene que ver con Polly, que es una artista de nivel increíble, que vive para la música, y por eso no hay temas de personalidad. El enfoque es todo para la canción, lo que se necesite. Cuando no estamos de gira, hablamos por WhatsApp, y cuando nos reencontramos es casi como reunión familiar, muy especial.

Y eso se repite en otros proyectos, de alguna forma dejando en claro que es importante -para ti o para otros- la humildad y evitar el egoísmo, ¿no?

Es que es la forma de hacerlo para que todo fluya, y eso es lo que me gusta de mi trabajo de productor, porque entregas esfuerzo para que otro logre sus objetivos, y también es lo que me gustó de QOTSA o de Them Crooked Vultures, donde me llamaron y la idea era ayudar a que todo resultara de maravilla.

Tú hablabas de un field recording, y ahora vienes a presentar un documental, ¿has pensado en una mayor relación también con lo audiovisual?

Totalmente. De hecho, vengo de hacer el soundtrack para el videojuego “Ghost Recon Wildlands”, y eso fue casi improvisado, con una hora de música. Lo desarrollé siempre viendo el mapa de Bolivia que fue recreado para ese juego, y eso me inspiró. No sé si tuve mucha suerte porque es una compañía francesa, y Manu (Bachet) y Ghislain (Soufflet), productor y supervisor musical, tenían esta idea cercana a lo que hizo Neil Young para la película “Dead Man” de Jim Jarmusch. Me encantaría encontrar a alguien con quien colaborar. Toda mi vida crecí con el cine, con el cine francés, Fellini, Kurosawa, y en esos tiempos había simbiosis entre director y compositor desde el principio y se formaba todo orgánicamente. Ahora en Hollywood te lo entregan casi al terminar con una música tipo y te piden casi que copies algo lo suficientemente bien como para que no lleguen los abogados a reclamar (risas).

También colaboraste con la música del documental de la tragedia en Le Bataclan, de Eagles Of Death Metal.

Ahí fue un proceso muy difícil. Fue bueno trabajar en eso por el documental que es muy bueno, pero es difícil porque estuve casi ahí mismo. Yo estuve con Eagles en Londres el día antes, y en vez de irme con ellos a París al show, que era el plan original, me fui al sur de Francia con un amigo, y fue un horror cuando sonó el teléfono mientras cenábamos. Terrible.

Y estamos en un mundo donde aparecen hechos así a cada rato.

Por eso tenemos una responsabilidad como artistas hoy y de todos los medios, de seguir y reenfocar porque podemos influir en lo positivo, en la gente, en el sentido de comunidad global, para evitar la división que siempre creamos. Hay que levantarse cada día y seguir la pasión y la entrega por lo que te hace feliz. Siempre con amor y conexión.

Antes de terminar, te quiero preguntar por momentos felices con Chris Cornell. Dado que tanto lo hemos llorado, quizás tú tengas alguna historia linda con él, una de tantas.

Hay tantos. Como cuando grabamos juntos “Euphoria Morning” y vivimos juntos en 11AD prácticamente siete meses, donde él, cada dos o tres semanas, iba un rato a Seattle y volvía. Ahí realmente vivimos la música. Se supone que Daniel Lanois iba a producir el disco, y nosotros tres mientras seguíamos escribiendo. El día en que Daniel dijo que no podía hacerlo, Natasha de inmediato dijo que no importaba, que grabáramos de inmediato, y ese fue nuestro secreto por siete meses. En esa etapa cenábamos, íbamos a ver películas, experimentábamos con sonidos, era increíble. Como también lo fue en la época de “Down On The Upside” (1996). Cuando Hollywood Records le terminó el contrato a Eleven, Chris nos llamó para que giráramos por Europa con ellos y le dijimos que no teníamos dinero. Él dijo que llamaba en diez minutos, habló con los integrantes de Soundgarden y cada uno puso 15 mil dólares y nos llamaron para que fuéramos. Eso nunca pasa. Es increíble que la banda principal le pague a la telonera para hacer una gira europea por seis semanas.

Es increíble, tanta generosidad. Bueno, Alain, se nos acabó el tiempo. Esperemos se concreten las fechas en Valparaíso, Concepción y más.

Muchas gracias, Manuel, también lo espero. Nos vemos.

Por Manuel Toledo-Campos

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Felipe Morales

    08-Jun-2017 en 2:17 pm

    Concepción? Cuando habrá noticias de eso?

  2. María José CP

    19-Jun-2017 en 11:45 pm

    Ídem… va o no va lo de conce??

Responder

Entrevistas

René Sánchez de Tenemos Explosivos: “En nuestras canciones hay un rescate a la memoria”

Publicado

en

Tenemos Explosivos

Mediante una metodología que supera las distancias, Tenemos Explosivos es una banda que ha sabido mantener un ritmo discográfico consistente. Con cerca de una década de trayectoria y su vocalista radicado en el extranjero, el conjunto local se enmarca en una gira que los llevará por Chile y Argentina junto a los mexicanos Joliette. Ocasión que también les permitirá cerrar el ciclo de su álbum más reciente, “Victoria” (2017).

A días de su show en Sala Metrónomo junto a los mencionados Joliette y los nacionales Lerdo este viernes 5 de julio, y mientras se preparan para el tour que comienza este jueves en Valparaíso, interrumpimos el ensayo para conversar con René Sánchez, en presencia de Juan José Sánchez, Álvaro Urrea y Matías Acuña, quienes, a la espera de la llegada de Eduardo Pavez, afinan los detalles para una nueva ocasión que reúne al conjunto completo.

Cuando se anuncian fechas de Tenemos Explosivos, suelen generarse altas expectativas debido a lo esporádico de sus shows. ¿Comparten esa emoción por reencontrarse en el interior de la banda?

Es emocionante, pero los ensayos son sagrados. Estemos haciendo gira o no, nos reunimos dos veces por semana, a excepción de Eduardo. Muchas veces existía esta expectación interna, pero también una tremenda carga de trabajo. Gracias a nuestro sello, Ladrido, por primera vez tenemos ayuda concreta para montar la gira. Eso permitió que no hubiese tanta presión durante los ensayos, nos quitó harta carga.

Para esta ocasión vienen en una gira junto a Joliette, con fechas agendadas tanto en Chile como en Argentina. ¿Dentro del tiempo que les concede un tour extendido, lo consideran como una ocasión para conectar ideas junto a Eduardo para el proceso creativo?

En fechas anteriores no se daba la oportunidad porque Eduardo venía con muy poco tiempo, entonces nos concentramos en tocar. Para el show “Hombre y Animales” que hicimos a fines del año pasado hubo algo de espacio para intercambiar ideas. En esta ocasión vamos a tener más tiempo. Si bien, la gira dura dos semanas, Eduardo se queda un mes, y esos días extras están pensados netamente para hacer maquetas e intercambiar ideas para posibles canciones.

Ya que hace algunos meses ficharon con el sello Ladrido, ¿tienen pensado lanzar algún trabajo discográfico en un futuro próximo?

Hay muchos demos. Ahora que Matías estuvo en Estados Unidos aprovechó de grabar baterías; estamos trabajando en cosas nuevas. No sabría decir para qué fecha, espero que pronto. Hay bastante material para un disco, pero aún estamos en trabajo de preproducción.

Sus últimas fechas les han permitido mostrar “Victoria” (2017), su trabajo más reciente. ¿Esta gira viene a marcar un cierre de ciclo?

Sí. Aunque el motivo de la gira es porque vienen nuestros amigos de Joliette, con quienes tuvimos fechas en México. También pensamos que es una buena instancia para darle un cierre al disco y así concentrarnos netamente en hacer nuevo material. Parar por un tiempo y ponerle cabeza a eso, a lo nuevo que queremos hacer. Hemos planeado tomarnos todo el tiempo que sea necesario. Desde que salió “Victoria” hacemos dos giras anuales, una en invierno y otra en verano. Queremos parar y enfocarnos en lo nuevo.

Entendiendo que son una banda que sabe hacer un diálogo con la memoria, y apuntando a la actualidad de nuestro país, ¿qué opinión tienen respecto a la disminución de horas de historia en el programa escolar?

Yo creo que es la misma opinión que tiene la mayoría de la gente en la calle, que es una falta de respeto a todo el esfuerzo y el amor por la pega que ponen los profesores. No sé en qué otro país del mundo te eliminan la historia. Es una forma más de analfabetizar. Sin ir más lejos, hay países que han sufrido traumas históricos importantes y lo que ellos hacen es precisamente reforzar esa historia para que no se repita.

En ese mismo intento por rescatar hechos traumáticos, algo que se puede desprender de sus canciones, ¿consideran que su proyecto acarrea algún compromiso, ya sea personal o colectivo?

En cierta forma se siente alguna responsabilidad acerca del tema. Si bien, en nuestras canciones hay un rescate a la memoria, que es lo más visible, también hay otros aspectos más personales que se producen de la colaboración compositiva entre los distintos integrantes de la banda. Creo que hay una buena lectura de las emociones, que nos permite identificar cosas que están pasando en ese minuto. Es gratificante que se note y haya gente que se dé cuenta de eso. Aunque, de todas maneras, las letras son exclusivas de Eduardo, nosotros no nos metemos a decirle “podrías hablar de esto”. Él siempre es quién propone, en ese sentido. Si no estuviésemos de acuerdo con lo que canta, habríamos dejado la banda.

(Se suma a la conversación Álvaro Urrea, bajista) También hay un detalle que nos impactó cuando Eduardo le comentó a la banda: nos dijo que escribía unos treinta ensayos antes de la letra final para cada canción. Si bien, hay un fiato entre letras y música, existe un tema de adaptación que es natural; después de todo estamos lejos. En el fondo te hace sentir que hay un trabajo colectivo, independiente de dónde esté Eduardo. Es bonito pensar que, independiente de la distancia, estamos pensando lo mismo. En la versión final de cada canción todos nos alineamos.

(Retoma René Sánchez) Denota un compromiso que va más allá de la composición. En los casi diez años que lleva la banda, evidentemente se forman vínculos de amistad importantes. O la misma partida de Eduardo al extranjero, y darnos cuenta de que el tema era con él.

Para cerrar, me gustaría darles la palabra para que inviten a la gente a sus shows a lo largo de toda la gira junto a Joliette.

Si quieren quedar impresionados, es imposible perderse a Joliette. Además, se trata de una oportunidad que nos permite cerrar el ciclo de “Victoria” para luego encerrarnos a producir un próximo disco. Quizás cuánto tiempo pase para que vuelva Joliette, como también pase con nosotros, que no tenemos proyectado tocar en vivo en un futuro próximo. Los dejamos a todos invitados.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Everything Not Saved Will Be Lost Everything Not Saved Will Be Lost
DiscosHace 4 días

Foals – “Everything Not Saved Will Be Lost – Part 1”

Foals aparece este 2019 como si estuviera indagando en su propia capacidad de lograr una atmósfera íntima, pero también llena...

False Alarm False Alarm
DiscosHace 5 días

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 6 días

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 2 semanas

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 2 semanas

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 2 semanas

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 3 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 3 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 3 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: