Contáctanos

Entrevistas

Alain Johannes: “Aún tengo mucha música para dar”

Publicado

en

Uno de los músicos y compositores más importantes del rock alternativo mundial tiene también una gran historia detrás. Alain Johannes Moschulski nació en Chile, pero antes de cumplir dos años se fue por el mundo con su familia, y eso lo forjó como un alma curiosa que encontró su lugar en la música. Ahora Alain vendrá a tocar en Chile el próximo 17 de junio en Bar Loreto, además de presentar a fin de mes el documental “Unfinished Plan. The Path Of Alain Johannes”, dirigido por Fito Gárate, el que fue estrenado en el Festival In-Edit Nescafé, pero que tendrá su estreno en salas comerciales desde el mes de julio. Antes de que Alain tome el avión que lo traerá desde Los Angeles, California, a Santiago de Chile, respondió de forma sincera a todo lo que le preguntamos; desde sus sensaciones tras la muerte de Chris Cornell, hasta la posibilidad de nueva música, como siempre destilando sencillez y, sobre todo, un candor y luz como el que expelen los grandes artistas.

Hola, Alain. ¿Cómo estás?

Hola, Manuel, esperaba tu llamada. Todo bien, aquí, recuperándome. Sanando poco a poco.

¿Por qué? ¿Qué te pasó?

Bueno, todo coincidió. Primero una cirugía en la boca, después el cansancio tras la gira con Polly (PJ Harvey), y luego lo de Chris (Cornell) que me dio un golpe tremendo. ¡Uf! Además, eso abrió las cicatrices otra vez. Entonces, estoy intentando rectificar la alineación espiritual (risas). Fue muy fuerte. Lo triste es que ya me estoy acostumbrando.

Entonces hablemos de algo más positivo, porque vendrás a Chile a presentarte en vivo en formato trío con los hermanos Foncea.

Sí, será estilo Eleven, con el teclado haciendo el bajo con la mano izquierda, tal como lo hacía Natasha (Shneider, ex pareja y miembro de Eleven, fallecida en 2008), yo con guitarra y Cote en batería, y eso nos permitirá hacer varias canciones que hace unos 20 años que no tocamos. Material de todos los discos de Eleven y también temas de Desert Sessions, de los discos “Spark” (2010), “Fragments And Wholes, Vol. 1” (2014), y luego puedo hacer un alto en ese formato, sentarme y hacer temas solo con la guitarra o la cigarbox.

¿Cuándo llegas a Chile?

El 13 de junio. Luego de eso vienen un par de días de ensayos, y de ahí quiero aprovechar de ver a la familia porque hace mucho que no voy a Chile. Ya van a ser casi dos años. Desde noviembre o diciembre de 2015, antes de la muerte de Peter (Rock, su tío) en abril de 2016.

¿Te da más nostalgia cada vez que vienes a Chile cuando te vas y vuelves al ruedo?

Sí, totalmente. Igual yo me salí de 11AD (casa y estudio de Alain en Los Angeles) después de 20 años, donde grabamos “Euphoria Morning” (1999), discos de Eleven, de Queens Of The Stone Age, y me estoy quedando donde mi hermana que también vive en L.A., pero a una hora de Hollywood, entonces es un ritmo más natural, con la playa, montañas. Me dio una habitación para dormir, otra para armar una versión más pequeña de mi estudio y dejé con amigos mis instrumentos. Dejé atrás el pasado saliendo de 11AD porque era muy fuerte como centro creativo, pero también estaba muy cargado de recuerdos. Eso lo necesitaba para seguir adelante, y siguen pasando cosas. Me siento preparado para continuar y ponerme bien de salud, aplacar un poco el cigarro (risas) y el vino (más risas) porque tengo tanta música que me sobra y quiero compartir.

Pensando en ese material, has estado con PJ Harvey y habitas un espacio más chico, fuera de 11AD. ¿Cuánto puede influir aquello en la nueva música que vas a hacer?

Lo que tengo ahora es un cuarto de control con la consola y todo, y es como “Spark”, que lo hice en tres metros cuadrados en cuatro días. Lo que se me pasa por la mente son varios discos que vienen, y el primero es uno estilo “field recording”, o sea, ir por distintas partes con un micrófono y recoger sonidos de distintos lugares del mundo. Así, en vez de tratar de hacer la segunda parte de “Fragments And Wholes”, puedo hacer este otro proyecto. Por cierto, tengo más de cien pedacitos de canción, de los cuales 15 son muy buenos como para desarrollar alguna composición; por eso se llamaba “Fragments”, porque subía pedacitos de segundos de duración a Instagram casi como terapia. Estaba pensando también que estaré tres semanas en Chile, entonces podría ver el proceso de crear música con los Foncea, que tienen esta sensación de vivir allá y yo quiero impregnarme de eso, además que he escrito poesía en español y sería bueno cantar en español. Sería diferente (risas). Creo que puedo lograr tener un acento exagerado, como alguna gente que canta por ahí (risas).

Imagino que en el formato trío surgen recuerdos de Eleven y también del trabajo entre tú, Natasha y Chris Cornell.

Sí, efectivamente. En especial de cuando hicimos la gira con la banda, con Greg Upchurch, Ric Markmann, que son quienes vinieron cuando Jack Irons salió de Eleven para tocar con Pearl Jam porque sabíamos que Eddie Vedder lo iba a llamar. Sólo era una cuestión de cuándo y ahí encontramos a Greg, además de Matt Cameron que nos ayudó con cuatro temas, que fue otra versión de Eleven.

Felo y Cote Foncea vienen de diferentes veredas musicales, uno más r&b y música negra, y el otro más rockero, más directo. ¿Crees que eso podría ayudar con crear material diferente para ti?

Sí, porque el fraseo de Felo tiene las mismas raíces de Natasha, que era rockera, pero que también empezó con r&b, Aretha Franklin, Stevie Wonder, e inclusive la primera disquera que sacó algo con ella a principios de los 80 cuando integraba Black Russian fue Motown, con ese sello y ese fraseo bien sexy. He escuchado a Felo y él canaliza bien esa forma.

Ellos logran, casi como Natasha con Jack, hasta proponer contramelodías e ir a contrapelo de la canción, y con ello aportan a ponerle capas al sonido.

Y precisamente es esa riqueza la que se necesita que fluya. Nosotros con Natasha siempre le decíamos a la disquera que estábamos listos antes de grabar los discos, luego llegábamos allá y no teníamos nada preparado, entonces sentíamos la presión de tener que hacerlo en cuatro días. Por eso no estoy preparando nada, y cuando llegue a los Estudios Foncea veré si surge algo. Máximo haré cinco shows en tres semanas en Sudamérica, entonces quedará tiempo para ver si podemos grabar un EP de tres a cinco canciones o, de lo contrario, partir el proceso, porque yo de todas formas tengo que ir con Polly (PJ Harvey) en julio y agosto, y de ahí tengo unos meses libres.

Ese ha sido un gran tour, con tantos músicos y con la propia PJ Harvey…

Cuando se termine esa gira quedaré muy triste, porque ha sido una de las mejores etapas como miembro de banda para mí. El nivel de cada persona en esa banda, y el nivel en que armamos una familia sin ego, es increíble. Hay leyendas de culto, como Mick Harvey que tocaba con Nick Cave And The Bad Seeds, por ejemplo. Es la primera banda de mi vida donde no hay sistema jerárquico y eso tiene que ver con Polly, que es una artista de nivel increíble, que vive para la música, y por eso no hay temas de personalidad. El enfoque es todo para la canción, lo que se necesite. Cuando no estamos de gira, hablamos por WhatsApp, y cuando nos reencontramos es casi como reunión familiar, muy especial.

Y eso se repite en otros proyectos, de alguna forma dejando en claro que es importante -para ti o para otros- la humildad y evitar el egoísmo, ¿no?

Es que es la forma de hacerlo para que todo fluya, y eso es lo que me gusta de mi trabajo de productor, porque entregas esfuerzo para que otro logre sus objetivos, y también es lo que me gustó de QOTSA o de Them Crooked Vultures, donde me llamaron y la idea era ayudar a que todo resultara de maravilla.

Tú hablabas de un field recording, y ahora vienes a presentar un documental, ¿has pensado en una mayor relación también con lo audiovisual?

Totalmente. De hecho, vengo de hacer el soundtrack para el videojuego “Ghost Recon Wildlands”, y eso fue casi improvisado, con una hora de música. Lo desarrollé siempre viendo el mapa de Bolivia que fue recreado para ese juego, y eso me inspiró. No sé si tuve mucha suerte porque es una compañía francesa, y Manu (Bachet) y Ghislain (Soufflet), productor y supervisor musical, tenían esta idea cercana a lo que hizo Neil Young para la película “Dead Man” de Jim Jarmusch. Me encantaría encontrar a alguien con quien colaborar. Toda mi vida crecí con el cine, con el cine francés, Fellini, Kurosawa, y en esos tiempos había simbiosis entre director y compositor desde el principio y se formaba todo orgánicamente. Ahora en Hollywood te lo entregan casi al terminar con una música tipo y te piden casi que copies algo lo suficientemente bien como para que no lleguen los abogados a reclamar (risas).

También colaboraste con la música del documental de la tragedia en Le Bataclan, de Eagles Of Death Metal.

Ahí fue un proceso muy difícil. Fue bueno trabajar en eso por el documental que es muy bueno, pero es difícil porque estuve casi ahí mismo. Yo estuve con Eagles en Londres el día antes, y en vez de irme con ellos a París al show, que era el plan original, me fui al sur de Francia con un amigo, y fue un horror cuando sonó el teléfono mientras cenábamos. Terrible.

Y estamos en un mundo donde aparecen hechos así a cada rato.

Por eso tenemos una responsabilidad como artistas hoy y de todos los medios, de seguir y reenfocar porque podemos influir en lo positivo, en la gente, en el sentido de comunidad global, para evitar la división que siempre creamos. Hay que levantarse cada día y seguir la pasión y la entrega por lo que te hace feliz. Siempre con amor y conexión.

Antes de terminar, te quiero preguntar por momentos felices con Chris Cornell. Dado que tanto lo hemos llorado, quizás tú tengas alguna historia linda con él, una de tantas.

Hay tantos. Como cuando grabamos juntos “Euphoria Morning” y vivimos juntos en 11AD prácticamente siete meses, donde él, cada dos o tres semanas, iba un rato a Seattle y volvía. Ahí realmente vivimos la música. Se supone que Daniel Lanois iba a producir el disco, y nosotros tres mientras seguíamos escribiendo. El día en que Daniel dijo que no podía hacerlo, Natasha de inmediato dijo que no importaba, que grabáramos de inmediato, y ese fue nuestro secreto por siete meses. En esa etapa cenábamos, íbamos a ver películas, experimentábamos con sonidos, era increíble. Como también lo fue en la época de “Down On The Upside” (1996). Cuando Hollywood Records le terminó el contrato a Eleven, Chris nos llamó para que giráramos por Europa con ellos y le dijimos que no teníamos dinero. Él dijo que llamaba en diez minutos, habló con los integrantes de Soundgarden y cada uno puso 15 mil dólares y nos llamaron para que fuéramos. Eso nunca pasa. Es increíble que la banda principal le pague a la telonera para hacer una gira europea por seis semanas.

Es increíble, tanta generosidad. Bueno, Alain, se nos acabó el tiempo. Esperemos se concreten las fechas en Valparaíso, Concepción y más.

Muchas gracias, Manuel, también lo espero. Nos vemos.

Por Manuel Toledo-Campos

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Felipe Morales

    08-Jun-2017 en 2:17 pm

    Concepción? Cuando habrá noticias de eso?

  2. María José CP

    19-Jun-2017 en 11:45 pm

    Ídem… va o no va lo de conce??

Responder

Entrevistas

Paulo Jr. de Sepultura: “La reunión con alineación clásica no pasará nunca”

Publicado

en

Si hay una cosa segura a la hora de hablar de Sepultura, es el hecho de cómo se han adaptado al traicionero paso del tiempo. Pues claro, la banda en la actualidad mantiene a solamente dos de sus integrantes originales, redireccionando su estilo en el proceso, además de hacer caso omiso a las insistentes consultas sobre una reunión con los hermanos Max e Igor Cavalera, miembros originales de una agrupación que pasó a la historia como una verdadera leyenda del metal brasileño.

Esa historia ha tenido varios capítulos con nuestro país, donde sin duda son una de las agrupaciones más queridas por el público local. Este próximo 21 de octubre, Sepultura llegará al Teatro Cariola para presentar “Machine Messiah” (2017), su aclamado nuevo álbum de estudio, el que se enmarca dentro de un contexto más conceptual y sinfónico que ese agresivo thrash que profesaban durante sus inicios. Por ese motivo, conversamos con su bajista, Paulo Jr., quien nos comentó acerca del estado actual de la banda, sus inicios en la música, su relación con los fans chilenos y por qué no sería posible una reunión de la formación original, entre otras cosas, en esta entrevista que te dejamos a continuación.

Comencemos hablando de “Machine Messiah”, el último álbum de Sepultura. ¿Cómo fue el proceso para este disco? ¿Qué buscaban transmitir con él?

Bueno, el concepto del disco es sobre la robotización de la sociedad en estos días. Es básicamente como si todos viniéramos de una máquina, y que esa máquina viniera a la Tierra haciendo que todos regresáramos a ella. Ese es el concepto de las letras y la música también, intentamos usar instrumentos que no hayamos usado antes. Ya sabes, cada álbum de Sepultura es un paso adelante y tratamos de hacer lo mismo con “Machine Messiah”, quisimos tener un entorno diferente, trabajar con otro productor. Toda la composición fue hecha en Brasil, luego viajamos a Suecia para grabar en el estudio de Jens Bogren, que fue el productor perfecto para lograr lo que queríamos con este álbum.

Ya que lo mencionas, ¿por qué decidieron trabajar con Jens Bogren? ¿Fue por alguna recomendación o sólo buscaban un productor diferente?

Bueno, las referencias siempre están. Él ha producido un montón de bandas suecas y, en cuanto al sonido, buscábamos algo diferente a “The Mediator Between Head And Hands Must Be The Heart” (2013). Tuvimos una conversación con Jens y de inmediato entendió el concepto, supo cómo enfrentar el proceso. Comprendió la idea de la música, y trabajó muy duro para lograr lo que todos deseábamos.

 

Cuando la banda comenzó, Brasil estaba en medio de un complicado escenario político. Bajo ese contexto, ¿qué te motivó en esos días para ser un músico?

Sí, bueno, en los ochenta estábamos finalizando una dictadura aquí en Brasil, pero no creo que nosotros estuviéramos tan preocupados por eso, éramos sólo unos chicos. Por supuesto que estábamos en un contexto y vida diferente, no como los jóvenes en el Brasil de estos días. Nuestra idea siempre fue hacer música, eso nos motivaba lo suficiente. Los niños de nuestra edad se dedicaban a salir los fines de semana, ir de compras y todo eso, en cambio nosotros nos quedábamos encerrados en casa escuchando música, intentando tocar los instrumentos, tratábamos de emular a nuestros ídolos. Desde ahí las cosas empezaron a tomarse más en serio, lo que derivó en el inicio de lo que somos hoy en día (risas).

Sudamérica fue presa de muchas dictaduras en aquellos años. Aquí en Chile, de hecho, estábamos en una. ¿Crees que eso tenga algo en común con el hecho de que muchas bandas de metal se formaron en Sudamérica en ese tiempo?

Quizás. Creo que, de cierta forma, el escenario político en Sudamérica ayudó bastante a la música, permitió que más gente quisiera expresarse. Hasta estos días se habla mucho del contexto político, por supuesto que hay diferentes puntos de vista, por lo que nosotros usamos nuestra música para que la gente olvide un poco eso y pueda darle un respiro a su mente. Definitivamente creo que sí tuvo que ver, y no solo acá, en muchas partes del mundo igual, en distintas culturas o contextos hubo quienes buscaban una alternativa a lo que vivían, incluso en la actualidad.

Voy a saltar hasta “Chaos A.D.” (1993). Ese fue el quinto álbum de Sepultura, y del que siguen tocando mucho hasta estos días. ¿Por qué resalta tanto para ustedes, más incluso que otros álbumes antiguos de la banda?

Es porque los fans nos fuerzan a tocarlo. No, estoy bromeando (risas). La verdad es que nos gusta mucho, no nos gusta dejarlo de lado. Cuando se arma un setlist es muy difícil escoger entre tantos álbumes, incluso a veces pensamos que sería genial darse el lujo de tocar algún álbum completo en un show. También hemos llegado a tener tres setlist diferentes para un solo concierto, porque siempre habrá que pensar en el material nuevo. Por cierto, en esta gira estamos tocando más de la mitad de “Machine Messiah”, eso es algo que no habíamos hecho con ningún álbum anterior. Llegamos a un punto que tenemos tantos discos, que cada vez es más difícil darle cabida al material muy antiguo.

Estuvieron tocando en Rock In Río hace unos días, ¿qué tal fue volver a presentarse ahí?

Sí, Rock In Río siempre es un show muy especial. Como es un festival, sólo tenemos una hora, así qué hay que concentrar bastante lo que tocaremos y que sea para todo tipo de público, mezclando lo nuevo y lo antiguo. Para este año tuvimos ayuda de Familia Lima, quienes tocaron los violines en las canciones del nuevo álbum, y también de Renato Zanuto, que fue el maestro de la orquesta y grabó con nosotros en “Machine Messiah”, así como en nuestros álbumes anteriores también. Su trabajo realmente logra reflejar en vivo lo que es el álbum, algo muy positivo sin duda.

Sepultura es una de las bandas de metal más populares en Chile, lo que genera el hecho de que en esta gira tocarán por primera vez en Coquimbo, además de Santiago. ¿Te gustaría enviarles un mensaje a tus fans chilenos?

Será genial estar ahí por primera vez, siempre hemos tenido una gran audiencia en Chile. Tenemos muchos fanáticos allá que apoyan nuestra música y nos han acompañado durante todos estos años, a pesar de todo. Siempre esperamos lo mejor de ustedes y estamos muy felices de volver una vez más, estoy seguro de que serán dos shows muy buenos. Espero también tener algo de tiempo para poder recorrer cuando esté allá (risas).

Paulo, me gustaría hablar de la iniciativa de caridad “Jogo de Estrelas”, que realizas hace varios años. ¿Qué nos puedes contar sobre ella?

Bueno, estamos haciendo esto hace mucho tiempo. La idea es jugar un partido de exhibición cuyas ganancias sean donadas a la caridad, por lo general se hace con jugadores retirados, en especial del equipo de mi ciudad, el Club Atlético Mineiro. La idea de esto es recolectar comida para los pobres, y para nosotros (los músicos) es el poder jugar fútbol con nuestros ídolos. Lo pasamos bien mientras hacemos una labor social; lo hemos estado haciendo por muchos años, y ya estamos trabajando para la edición del próximo año.

Es una gran labor la que hacen, los felicito por eso…

Muchas gracias, nos toma bastante trabajo porque todos estamos fuera del país y es muy difícil reunirnos al mismo tiempo y organizarnos. De hecho, ahora estoy en casa y pretendo ver si podemos comenzar a coordinar algo para el próximo año, espero que sea posible.

Y felicitaciones por el último álbum también; en HumoNegro creemos que es uno de los mejores álbumes de metal del año. Personalmente, estoy muy expectante por escuchar cómo suena en vivo.

¿En serio? Qué bueno saber eso. Qué bueno que les haya gustado, nosotros también estamos muy felices con este álbum, así que de seguro tocaremos varias canciones de él para ustedes.

Paulo, sé que mucha gente te pregunta esto todo el tiempo, pero debo hacerlo también. Sobre la reunión con la alineación clásica de Sepultura, Max (Cavalera) dijo una vez…

(Interrumpe) No, no pasará nunca.

¿Por qué no pasará? Max dijo que tú eres el único que no quiere la reunión, ¿es cierto eso?

Por supuesto que no, nadie quiere hacer la reunión. Todo el mundo lo pide, pero no pasará, estamos muy felices con la banda que somos ahora. Tocamos muy bien, somos muy unidos, no creo que sea sano para ninguno de nosotros recrear algo que ya no existe y que no existirá nunca más. Es un tema de pasión, esa pasión se perdió y no hay una razón para volver a buscarla y forzar algo que ya no está. No haré eso por dinero, ni por nada, porque ya fue. Hacer algo como eso no tiene ningún sentido para mí, creo que sería muy irrespetuoso tanto para nosotros como para nuestros fans.

Comprendo, Paulo, la decisión siempre pasará por ustedes.

Así es. Si hubiera una razón para volver a reunirse sería diferente, pero no hay nada, excepto el dinero y no creo que sea una razón suficiente para hacerlo. Nos sentimos cómodos así, queremos representar la historia de Sepultura haciendo lo que hacemos en estos días, eso es más importante.

Bien, Paulo, gracias por tu tiempo. Fue un honor hablar contigo, nos vemos en el show.

Muchas gracias a ti, nos veremos muy pronto. ¡Adiós!

Por Manuel Cabrales

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 1 día

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 2 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: