Contáctanos

En Vivo

Yes: Unificando generaciones

Publicado

en

“Three Album Tour” es el nombre de la gira que trae por quinta vez a Chile a la legendaria banda británica Yes, quienes aterrizan en nuestro país con la misión de interpretar íntegramente tres de sus discos clásicos: “The Yes Album” (1971), “Close To The Edge” (1972) y “Going For The One” (1977). Probablemente, para los fanáticos más acérrimos de la banda, puede parecer un sacrilegio que las voces ya no estén a cargo del mítico Jon Anderson, quien fue desvinculado de la agrupación en 2008 por complicaciones de salud, ataques de asma y problemas en el páncreas, siendo reemplazado en esa oportunidad por el desconocido cantante Benoît David, pero no hay que menospreciar el hecho de que tres de los actuales cinco miembros llevan más de cuatro décadas girando con Yes, entre ellos el bajista y fundador Chris Squire. Por lo mismo, no se trata de que estemos en presencia de una de esas pseudo bandas que poco y nada tienen de su formación original, muy por el contrario, los oriundos de Londres llegan al Teatro Caupolicán con una formación de lujo, que tendrá frente al micrófono al cantante y multi-instrumentista Jon Davison.

YES CHILE 2013 01

Desde muy temprano el apoyo irrestricto de los fanáticos se hace notar, arribando en masa al recinto de San Diego, desafiando incluso las inclemencias del temporal que azota a la capital, ocupando lentamente cada una de las locaciones disponibles y preparando los sentidos para disfrutar de casi tres horas de rock progresivo, en una presentación que promete ser memorable y quedar grabada a fuego en el inconsciente de cada una de las almas presentes. A las 21:15 hrs. el Teatro Caupolicán se llena de solemnidad, cuando la ansiedad de los miles de asistentes es sustituida por la música de un extracto del ballet “The Firebird”, del ruso Ígor Stravinski, mientras en la pantalla gigante se suceden imágenes de de la banda, portadas de álbumes, revistas, flyers, tickets, etc., para posteriormente dar paso al ingreso del quinteto, que es recibido por una lluvia de aplausos que cae desde cada rincón del recinto, y una estruendosa ovación que inclusive logra opacar la música incidental.

YES CHILE 2013 05

El primer álbum en ser presentado es “Close To The Edge”, con el corte del mismo nombre, que también es el más extenso de la placa, y en donde desde el primer acorde se evidencia la solidez de cada uno de los instrumentos, con un mayor protagonismo de la guitarra de Steve Howe y el bajo de Chris Squire. A medida que avanza el tema se incrementa la intensidad de la melodía, con un estribillo a múltiples voces y una atmósfera plagada de misticismo y sensibilidad, donde cada acto propone nuevos cambios de ritmo, destacando las precisas pinceladas del órgano de Geoff Downes y la calidad del sonido. Todo el público, que hasta ese momento se había mantenido en completo silencio, casi de forma intuitiva se levantó de su asiento para premiar la interpretación con una furiosa y desatada ovación. Llega el turno de “And You And I”, donde las cuerdas marcan la introducción, apareciendo en toda su magnitud la voz de Jon Davison, que se mueve sobre una base rítmica más tranquila, con una textura mucho más distorsionada que sirve de transición hacia una melodía que gana en aceleración, teniendo como principal condimento el sonido de la armónica de Squire. Nuevamente el Caupolicán pareciese venirse abajo con las muestras de aprobación de los fanáticos, que llegan como verdaderas ráfagas de energía hasta el escenario.

YES CHILE 2013 06

Llega el turno de “Siberian Khatru”, con una melodía mucho más dinámica y enérgica que sus predecesoras, con hermosas secuencias de bajo adornadas con imágenes psicodélicas que son proyectadas en la pantalla gigante. La guitarra de  Howe se acopla a la perfección con el teclado de Downes, transitando entre reiterativos cambios de intensidad, y bien logradas armonías. “Hola, amigos. Amigos de Santiago. ¿Cómo están?” son las primeras palabras del frontman, que a esta altura del show ya ha dejado en evidencia que el manejo escénico no es su fuerte, manteniéndose siempre en su zona de confort. Sin dar tregua, comienza la interpretación del álbum “Going For The One”, con la ejecución del tema que le da el nombre al disco. Steve Howe ofrece una delicada introducción con su lap steel, para posteriormente recibir el acompañamiento del resto de la banda, con la batería de Alan White sonando potente y decidida. Los aplausos de los miles de fanáticos no tardan en aparecer, cautivados por la exquisita instrumentación y melodías que transportan hasta hace más de tres décadas. En “Turn Of The Century” todo el protagonismo recae en el delicado sonido de la guitarra acústica, impregnando una esencia de pasividad en cada rincón del recinto, teniendo como recompensa instantánea tímidos aplausos desde la cancha. Aparece el sonido del teclado y la guitarra eléctrica, con el objetivo claro de subir las revoluciones, en una ejecución que destaca por su prolijidad y naturalidad, escuchándose desde las penumbras un sonoro “¡maestro!”, que desata algunas carcajadas.

YES CHILE 2013 03

La potencia del bajo y la batería se entremezclan para ofrecer “Parallels”, una canción llena de vitalidad y que juega con delicados cambios de ritmo y majestuosas secuencia de teclado por parte de Geoff Downes. La banda se ve en muy buena forma, no denotando ningún tipo de estrago a causa de la edad, y así queda en evidencia en cada una de las melodías perfectamente estructuradas. Jon Davison se cuelga la guitarra acústica, mientras que Squire hace lo propio con la mandolina, para en conjunto dar el vamos a “Wonderous Stories”, una base rítmica que, a diferencia del repertorio, no juega tanto con los cambios y donde comienzan a aflorar unos leves ripios en la voz de Davison no llegando a algunos tonos, quedándose a ratos sin aire. El cierre de este álbum corre por cuenta de “Awaken”, en donde todos los créditos se los lleva la introducción de Downes, que hace gala de su habilidad en el teclado, y donde por primera vez se ve al vocalista mucho más expresivo y teatral. Chris Squire abandona el escenario, para volver al cabo de unos segundos con un verdadero monstruo, una guitarra-bajo de tres mástiles (Wal Bass Triple Neck), con la cual se luce ejecutando precisas secuencias. La extensión de la canción se convierte en un verdadero festín para los sentidos, con sonidos bellos y depurados, hermosos pasajes instrumentales y una buena combinación de voces, que los hace acreedores nuevamente de una ovación de pie por parte de cada una de las almas presentes en el Teatro Caupolicán.

YES CHILE 2013 04

Toda la intensidad de la batería arremete sin piedad, dándole la bienvenida al disco “The Yes Album”, y particularmente al corte “Yours Is No Disgrace”, con brillantes secuencias de cuerdas plagadas de licks y solos, con matices más cercanos a una corriente electrónica y cambios de ritmo que favorecen el lucimiento del sonido del bajo de Squire. Llega el turno de uno de los momentos más memorables de la velada, cuando la banda se retira dejando solo en el escenario al talentoso Steve Howe, solo acompañado por su guitarra acústica y una luz que lo confirma como el centro de atención. Es así como el guitarrista da vida a la instrumental “Clap”, donde exuda maestría en cada una de sus notas, construyendo una hermosa melodía que mezcla matices folk con algunos ápices de blues. Una ejecución que fácilmente raya en la perfección y que constituye una verdadera gema dentro del repertorio, demostrando que con poco se puede hacer mucho. El local de San Diego se llena de sonidos cósmicos de la mano de “Starship Trooper”, mientras la pantalla ofrece imágenes de planetas y formas psicodélicas, generando un ambiente etéreo y místico. El ritmo del bajo inyecta intensidad y dinamismo, mientras que Davison incentiva al público a apoyar con las palmas, recibiendo de forma instantánea una total cooperación, con un Howe que pareciese ser inagotable a la hora de demostrar su habilidad. Una estruendosa ovación vuelve a inundar cada rincón del teatro, con miles de fanáticos completamente rendidos a los pies de los ingleses.

YES CHILE 2013 02

El inicio de “I’ve Seen All Good People” a múltiples voces, vuelve a sorprender por la sólida conexión entre los miembros de la banda, como un conjunto de extremidades perfectamente enlazadas para configurar esta verdadera leyenda llamada “Yes”. Una melodía que en su comienzo no destaca ni por su potencia o su intensidad, sino por su energía positiva que fluye libre y desinhibida, para luego mutar a un ritmo mucho más rockero y sólido. El excelente riff de Howe fundamenta la dinámica “A Venture”, para luego delegar el protagonismo en el sonido del teclado, que suena particularme nítido y sobresaliente. El fin de este viaje en el tiempo a 1971 es responsabilidad de “Perpetual Change”, con una base rítmica cargada de fuerza y al igual que toda la noche, una ejecución de cuerdas descollante, que de un segundo a otro baja las revoluciones para que la voz de Jon Davison sea el centro de atención, en una constante sucesión de cambios de velocidades, que tiene su punto más emotivo cuando una explosión de confeti blanco surge de ambos costados del escenario, en una suerte de nieve que pareciese descender al ritmo de la música, configurando una hermosa postal.

YES CHILE 2013 07

Los músicos reciben todo el cariño del público chileno siendo ovacionados en una verdadera avalancha de aplausos, para posteriormente desaparecer tras bastidores, desatando así, y casi en un acto reflejo, una lluvia de cánticos y silbidos, entremezclados con gritos que exigen el retorno del quinteto. Al cabo de unos segundos la banda regresa al escenario, y Steve Howe se encarga de presentar a cada uno de los miembros de la agrupación, siendo premiados cada uno de ellos con una cerrada ovación. Comienza la interpretación de “Roundabout”, y por primera vez se rompe la solemnidad del evento, con un público totalmente entregado que se rehúsa a volver a sus asientos y que no deja de acompañar con las palmas. La poderosa y contagiosa melodía resuena en cada rincón del recinto, potenciándose por las voces de los fanáticos que configuran un improvisado coro. Llega el momento de la despedida, con una banda que lo dejó todo en el escenario ofreciendo una presentación carente de imperfecciones y que con una doble reverencia se despide de una fanaticada completamente extasiada. El último en abandonar la pista es Jon Davison, que con estas simples palabras bajó el telón del evento: “¡Buenas noches, queridos. Amor y paz!

YES CHILE 2013 08

La caras de satisfacción a la salida del recinto de San Diego, son el testimonio más fidedigno del show que acaba de ofrecer Yes, con una puesta en escena que no destaca por su parafernalia ni majestuosidad, sino más bien por su capacidad innata para captar la atención de cada uno de los asistentes, haciendo que casi tres horas de concierto se diluyeran en un abrir y cerrar de ojos. Qué satisfacción comprobar que el tiempo no ha hecho mella en estas verdaderas leyendas del rock progresivo, con una entrega y prolijidad dignas de admiración y devoción, ofreciendo piezas que, más que canciones, son verdaderas obras maestras, cuidadosamente trabajadas y perfectamente ejecutadas. Quizás la mayor interrogante a dilucidar era si Jon Davison estaría a la altura del legado dejado por Anderson, y durante gran parte de la presentación cumplió a cabalidad su objetivo, con una voz evidentemente más limitada, pero rebosante de energía y frescura. La lluvia que durante el día se hizo sentir con fuerza en la Región Metropolitana, dio paso a una tempestad de emociones, donde varias generaciones se unificaron para glorificar tres álbumes fundamentales de la historia del rock.

Setlist

  1. Close To The Edge
  2. And You And I
  3. Siberian Khatru
  4. Going For The One
  5. Turn Of The Century
  6. Parallels
  7. Wonderous Stories
  8. Awaken
  9. Yours Is No Disgrace
  10. Clap
  11. Starship Trooper
  12. I’ve Seen All Good People
  13. A Venture
  14. Perpetual Change
  15. Roundabout

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Sebastián Rojas

Publicidad
6 Comentarios

6 Comments

  1. meligattoni

    29-May-2013 en 12:30 pm

    Excelente!!!!!!!!!!!!

  2. Diego

    29-May-2013 en 1:33 pm

    Que gran concierto. Lejos, el mejor concierto en cuanto a calidad musical.

  3. prog

    29-May-2013 en 11:00 pm

    En todo caso es la cuarta vez en Chile, increiblemente hubo una cancelacion hace años atras, por baja venta de entradas.
    Yes estubo MAGNIFICO, a mi parecer la mejor presentacion de la banda hasta ahora..

    • Claudio Tapia

      30-May-2013 en 12:12 am

      Pero sí es la quinta vez que se presentan en Chile. En 1994 dieron dos conciertos: Viña del Mar y la Estación Mapocho.

  4. Javier Alberto Muñoz Pacheco

    30-May-2013 en 10:11 am

    Excelente columna fue exactamente lo que sentimos en el Caupolican. Un concierto sin duda memorable!!!!!!!!!

  5. Pato

    06-Jun-2013 en 12:46 am

    lo unico que encontre penca es que cuando llegue no habia ningun acomodador o alguien que te guiara donde estaba tu asiento … al final todo se chacreo en platea baja y la gente se sentaba donde encontraba libre, no se para que venden entradas numeradas si practicamente la fusionaron con galeria

Responder

En Vivo

Septicflesh + Fleshgod Apocalypse: Colosales

Publicado

en

Septicflesh

En todas las ocasiones en que la sangre ha reemplazado a la tinta y ha teñido las páginas de HumoNegro con el propósito de hablar acerca del death metal, ha sido un deber el reconocimiento de la trascendencia del género en la historia de la música extrema y de cómo su proliferación ha sido capaz de revitalizar de forma constante a gran parte del espectro. Tal vorágine se ha gestado durante más de tres décadas, período donde ha experimentado la manera en que, desde sus entrañas, la esencia indómita y vehemente que caracteriza al estilo ha mutado a través del tiempo, incorporando elementos y sobre todo nuevas perspectivas creativas, asesinas del letargo. En ese sentido, Septicflesh y Fleshgod Apocalypse, protagonistas de la velada en Club Blondie y debutantes en Chile, ostentan un prestigio que los ubica en la vanguardia del contexto, gracias propuestas cuyo hilo conductor no sólo se basa en perpetuar la escuela del “metal muerte”, sino también en la complejidad de la música clásica y sus arreglos.

En este lado del mundo ambas agrupaciones gozan de bastante de popularidad, y así quedó demostrado ayer con el contingente que desde temprano llenó las dependencias del recinto de calle Alameda, incluso al momento de Homicide, el acto soporte nacional, quienes en esta oportunidad, acorde al tenor de la jornada, exhibieron con mucho ímpetu y rigor parte de su último trabajo, “The Sosh Guar”, del año pasado, en treinta minutos que a grandes rasgos no tuvieron inconvenientes en la ecualización, y donde fueron bien recibidos por la concurrencia.

Puntuales a las 20:00 horas, los italianos de Fleshgod Apocalypse dieron inicio a sesenta minutos de actuación que rozaron la perfección, evidenciando desde “In Aeternum” –el primer tema como tal tras la introducción instrumental– la razones que los han llevado en apenas diez años de carrera a ser considerados un acto imprescindible en la escena actual, y uno de los más extremos y técnicos en los anales del death metal. La puesta en escena de la concepción híbrida del arte que practica la banda cautivó a la audiencia de inmediato, varios mostrándose atónitos e incrédulos ante la ejecución casi “robótica” (en el buen sentido de la palabra) de “Healing Through War” o “Cold As Perfection”, que, junto a la anterior, forman parte de su último disco, “King” (2016), dueño de la venia de la crítica y del público, y que compone mayoritariamente el repertorio del grupo en esta gira.

The Violation” sonó insana; el corte promocional de “Agony” (2011) es una de sus canciones más conocidas, y así lo demostró la gente que vibró con la velocidad sobrehumana que predomina no solo en esta composición, sino en el alma de Fleshgod Apocalypse. Durante todo el concierto fue posible oír con claridad los arreglos orquestales y también el acompañamiento de la soprano, como ocurrió en “Epilogue”, única pista extraída de “Labyrinth” (2013), donde se muestran sobresalientes, mientras que “Gravity” se acerca más a lo convencional propio del estilo, aunque sus detalles mantienen el entramado y su sofisticación.

Para cerrar su estreno en territorio nacional, “The Fool”, single de “King”, desplegó todas sus armas para convencer a los seguidores de su poder y para confirmar las alabanzas que el disco ha cosechado en el planeta. “The Egoism” y luego “Syphilis”, también de “King”, bajaron el telón ante una ovación que conmovió a los europeos, quienes prometieron volver al país y así impresionar una vez más a los seguidores, hasta el punto de dejarlos atónitos, tal como aconteció ayer.

Con la portada de su flamante “Codex Omega” (2017) de fondo, más algo de parafernalia alrededor del mismo álbum, Septicflesh ocupó sus posiciones y, tras saludar efusivamente a los presentes, se despacharon “War In Heaven”, canción que abre la genialidad del registro  “Titan” del año 2014 y que, junto a “Communion” (2008), “The Great Mass” y su disco más reciente, forman parte del renacer del conjunto griego que en el año 2003 se separó por casi un lustro, hasta que con aires renovados y maestría retomaron una carrera que, desde entonces, sólo ha conocido de halagos.

Se entiende, entonces, que el primer tercio de su presentación incluyera una pieza de cada ciclo de esta nueva etapa; “Communion” es una demostración de la máxima ferocidad que han alcanzado, mientras que “Pyramid God” y “Martyr” cuentan con una mayor cantidad de matices y texturas, sobre todo del metal más contemporáneo, que en la sumatoria han refrescado el espíritu de la banda, además de acercarlos a un público más joven.

Cabe recordar que Christos Antoniou, guitarrista y compositor de Septicflesh, tiene un postgrado en música clásica obtenido en la Escuela de Música de Londres, hecho que le ha permitido incorporar en la grabación de los discos tanto a la Orquesta Filarmónica de Praga como a su coro de niños, ampliando de forma exponencial el impacto de los arreglos orquestales compuestos por él en la música de los helénicos, algo que es sin dudas su principal fortaleza, de la mano con la ejecución meticulosa por parte de todos los integrantes, destacando a su baterista Kerim “Krimh” Lechner (ex Decapitated), quien se ubica con facilidad en el círculo de los mejores en su puesto, porque sus habilidades y su presencia en la mezcla en vivo son superlativas. Es así como el equilibrio entre la belleza de la música docta y la naturaleza violenta de la agrupación dan origen a un ser único en su especie, que en “Prototype” y “The Vampire From Nazareth” hizo gala de tales características y cautivó a los presentes, quienes desde Fleshgod Apocalypse ya se encontraban en trance, totalmente conectados con los artistas.

La canción más antigua tocada por Septicflesh anoche fue “Unbeliever”, proveniente de “Sumerian Demons” (2003) y fue la antesala a un remate a cargo de “Persepolis” y, la más coreada de la noche, “Anubis”, ambas del aclamado “Communion”, por lo tanto, es posible aseverar que aquel momento la gente se mostró aún más efusiva, provocando uno de los mosh pit más grande la tarde.

La historia griega de la deidad benefactora y creadora de la humanidad es aludida en “Prometheus”, corte que concluyó la presentación con los ánimos muy encendidos y con mucha euforia por parte todos los asistentes, satisfechos y conformes tras ser testigos de una jornada atípica, dadas las personalidades exóticas y, sobre todo, técnicas tanto de Septicflesh como de Fleshgod Apocalypse. Ambos prometieron volver al país y es de esperar que así sea, porque lo presenciado anoche fue sublime y ratificó la vigencia del metal extremo en estos días, en su vertiente más innovadora.

Setlist Fleshgod Apocalypse

  1. Marche Royale
  2. In Aeternum
  3. Healing Through War
  4. Cold As Perfection
  5. The Violation
  6. Prologue
  7. Epilogue
  8. Gravity
  9. The Fool
  10. The Egoism
  11. Syphilis

Setlist Septicflesh

  1. Dogma Of Prometheus Orchestral
  2. War In Heaven
  3. Communion
  4. Pyramid God
  5. Martyr
  6. Prototype
  7. The Vampire From Nazareth
  8. Portrait Of A Headless Man
  9. Unbeliever
  10. Persepolis
  11. Anubis
  12. Prometheus

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Colossus Colossus
DiscosHace 18 horas

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 5 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 6 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: