Contáctanos

En Vivo

Yann Tiersen: La perfección es una obligación

Publicado

en

Más de cuatro años tuvieron que pasar para volver a tener en Chile al multiinstrumentista Yann Tiersen, ahora en el contexto de uno de los sideshows que ofrece la versión 2014 del festival Movistar Primavera Fauna. El íntimo y sencillo escenario del Teatro La Cúpula fue el encargado de albergar esta nueva presentación del músico francés, quién ha editado tres álbumes desde su anterior paso por nuestro territorio: “Dust Lane” (2010), “Skyline” (2011) e “Infinity” (2014), siendo esta última producción la columna vertebral de sus más recientes presentaciones. A medida que se aproxima la hora del evento, empiezan a aparecer cientos de incondicionales fanáticos, esos que no sólo se deleitaron con las bandas sonoras de “Amélie” (2001) y “Good Bye, Lenin!” (2003), sino que han recorrido la fructífera trayectoria de este talentoso artista, incluyendo sus ocho discos de estudio y sus múltiples colaboraciones.

YANN TIERSEN CHILE 2014 01

Promediando las 21:00 hrs., una extensa y ansiosa fila comienza su ingreso al recinto del Parque O’Higgins, destacando de inmediato la gran afluencia de público que, en cosa de minutos, repleta el teatro para recibir al invitado de lujo. En medio de un caluroso y estruendoso recibimiento, hace su ingreso Yann Tiersen en compañía de los cuatro músicos que lo acompañan en esta gira, y de inmediato golpea con la depurada ejecución del combo compuesto por “Meteorites” y “Slippery Stones”, donde sobresale el sonido del piano y la característica textura del glockenspiel. Con la presencia de sintetizadores en “Ar Maen Bihan”, el ambiente se llena de matices muy cercanos al rock progresivo, los cuales cobran fuerza con certeros cambios de ritmo y una dinámica melodía.

YANN TIERSEN CHILE 2014 02

Hola. ¿Cómo están?”, son las escuetas primeras palabras del francés, las que sirven de introducción para “A Midsummer Evening”. Tiersen es un músico que sustenta sus presentaciones en su talento inmediato, no optando por transitar el cómodo camino de echar mano sólo a canciones de sus reconocidas bandas sonoras o de álbumes más exitosos, por el contrario, se aventura a mostrar sus más recientes producciones y los resultados son bastante positivos, ya que, más que primar la popularidad de una canción, prevalece la calidad de la composición y la ejecución, en una infalible fórmula que mezcla la frescura del material nuevo con la solidez y respaldo de una trayectoria de casi dos décadas. En “Palestine” vuelve a aparecer el bello y delicado sonido del piano en toda su magnitud, y posteriormente el suave inicio de “Dark Stuff” muta a una melodía mucho más potente e intensa, de la mano de una sólida batería y las precisas secuencias de la guitarra eléctrica de Tiersen.

YANN TIERSEN CHILE 2014 05

En “La Dispute” y “La Crise” los ritmos siguen siendo dominados por el protagónico riff del piano y las pinceladas sonoras del glockenspiel, además aparece la certera ejecución de la melódica. A esta altura de la presentación, ya se hacen recurrentes los samples de voces que cumplen el rol de suplir a los cantantes que participaron en los procesos de grabación, y es así como transcurre “Steinn”, donde el frontman nos deleita con una nueva faceta al mando de la guitarra acústica y posteriormente el violín. En “Chapter 19” el pulso de la canción lo lleva el potente sonido de la batería en clave de marcha, funcionando en perfecta comunión con los pasajes de cuerdas y las voces. Con la sublime interpretación de “Rue Des Cascades” llega uno de los momentos más bellos de la velada, una exquisita ejecución que derrocha talento por cada una de sus notas y que sirve de preámbulo para la ambiental propuesta de “Grønjørd”, otro de los temas pertenecientes a su más reciente producción. En cada una de sus piezas el músico expone de manera sencilla y honesta su característica impronta, esa mixtura de estilos que combinan de manera precisa elementos propios del avant-garde con pinceladas de rock progresivo y sonidos ambientales en su justa medida. No vamos a descubrir ahora la innata capacidad que tiene Tiersen para estructurar un ambiente sensible y delicado, casi rayando en lo místico, pero no deja de impresionar su habilidad de generar una atmósfera minimalista donde la protagonista excluyente es la música. El teatro se llena de dinamismo y vitalidad en complicidad con “The Gutter”, alcanzando su punto más alto al promediar la mitad de la pieza, donde las luces magnifican la potencia de la percusión. Tiersen vuelve a sorprender con su versatilidad, siendo la flauta el instrumento seleccionado para dar curso a la extensa “The Crossing”.

YANN TIERSEN CHILE 2014 04

El viaje continúa adentrándose en los elementos más psicodélicos que propone “Vanishing Point”, donde resalta la aparición del bajo y los sonidos sintetizados. Cuando un artista manipula tantos instrumentos como Tiersen, existe la posibilidad que la ejecución de cada uno de ellos no sea tan prolija y depurada como uno quisiese, por fortuna para los asistentes al Teatro La Cúpula este no es el caso del francés, quien ostenta una envidiable técnica en cada uno de los elementos con que interactúa, ya sea el piano, el violín, la guitarra o la melódica. El cierre de la primera parte de la presentación corre por cuenta de “Lights”, que destaca por sus rápidos cambios de ritmo y la potencia de la guitarra eléctrica. Los músicos abandonan el escenario y, casi en un acto reflejo, se hacen presentes los canticos y silbidos de los fanáticos que exigen el retorno de Tiersen y compañía.

YANN TIERSEN CHILE 2014 03

Al cabo de unos minutos, Yann Tiersen retorna solo a escena, para una doble demostración de su capacidad técnica y musical, primero con “The Long Road”, teniendo como único acompañante al piano, y posteriormente con la enérgica ejecución de violín para “Sur Le Fil”, en donde la potencia e intensidad del músico tienen su epítome en el completo desmembramiento de la cinta del arco. La banda vuelve a aparecer para la hermosa interpretación de “Till The End”, con lo cual bajan el telón de esta memorable velada. Sin embargo, el extasiado público no se resigna a la partida de su ídolo y vuelven a remecer el Teatro La Cúpula en búsqueda de una última canción, deseo que se hace realidad con la interpretación de “Le Quartier”, que marca el fin de uno de los mejores shows que en el año presente ha pasado por este escenario.

YANN TIERSEN CHILE 2014 06

Durante la interpretación de los 21 temas que ofreció el francés, el público se mantuvo silente, no porque estuviesen aburridos o cansados, sino más bien para no interrumpir la perfección de cada una de sus ejecuciones, dejándose llevar por la profundidad y sentimiento de una música que es capaz de absorber al oyente y transportarlo a otro plano sensorial. El show que esta noche nos regaló Yann Tiersen rayó en la perfección, con una sonoridad sin ripios, músicos de una altísima calidad técnica y una puesta en escena cuidadosamente estudiada, todos estos elementos girando en torno a la figura excluyente del talentoso maestro de ceremonias, personaje que con cada visita a nuestro país acrecienta aun más su etiqueta de ídolo. Tras esta nueva presentación, queda claro que para Tiersen la perfección es prácticamente una obligación, estructurando un concierto que no da lugar a críticas, y que puede servir como punto de referencia para medir a cualquier otro artista que se pare sobre este escenario.

Setlist

  1. Meteorites
  2. Slippery Stones
  3. Ar Maen Bihan
  4. A Midsummer Evening
  5. Palestine
  6. Dark Stuff
  7. La Dispute
  8. La Crise
  9. Steinn
  10. In Our Minds
  11. Chapter 19
  12. Rue Des Cascades
  13. Grønjørd
  14. The Gutter
  15. The Crossing
  16. Vanishing Point
  17. Lights
  18. The Long Road
  19. Sur Le Fil
  20. Till The End
  21. Le Quartier

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Luis Marchant

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas