Conéctate a nuestras redes

En Vivo

We Are One Tour Chile 2017: De cara al fuego

Publicado

en

Han sido días felices para los seguidores nacionales del hardcore punk (ya sea en su arista más extrema o más melódica), puesto que hace un poco más de una semana se vivió una jornada memorable con el debut de Judge en Chile y ayer, por su parte, otro estreno acaeció en el mismo recinto de calle Alameda. Tras una carrera que sobrepasa las dos décadas, los estadounidenses de Face To Face otorgaron su primera presentación en este lado del continente, dentro del marco de la segunda edición del encuentro denominado We Are One, que este año contó además con la participación de otros insignes: Ignite, quienes, de frente y con sensatez, son un acto comprobado en directo del que es posible esperar un desempeño lleno de precisión y alma.

Completando el cartel estuvo Much The Same, The Fullblast y The Decline, estos últimos dueños de la obertura. Cerca de las 18:30 horas se ubicaron en el escenario y desde un principio entusiasmaron a una concurrencia que en ese momento llegaba de a poco al lugar. Dueños de tres larga duración (“I’m Not Gonna Lie to You” de 2010, “Are You Gonna Eat That?” de 2011 y “Resister” de 2015), los australianos se mostraron afiatados y con mucho dinamismo para ejecutar la velocidad de las composiciones, que también fueron la tónica del evento. “New Again”, “$hit Yeah!” o “I Don’t Believe” con su buena ejecución y la respectiva respuesta del público que había a esa hora, evidenciaron el respeto y el reconocimiento que han obtenido en el circuito internacional, lo que les ha permitido trabajar con gente de renombre en la escena, como Bill Stevenson (Descendents / Black Flag) o compartir la tarima con muchos de los grandes nombres del panorama.

Más tarde, y con una audiencia que crecía de forma exponencial, llegó el turno de Much The Same, quienes según lo publicado eran terceros en el programa, algo que sin embargo no ocurrió. Los estadounidenses usaron sus treinta minutos con destreza y dedicación, a pesar de que la mayor parte del contingente fue por los cabezas de cartel; salvo los acérrimos de siempre, la gente se limitaba a apreciar su propuesta más que a interactuar de manera activa. Los temas con los que partieron, “Wish” y “Masquerade”, constituyen el sello característico del grupo y son muy enérgicos, por lo tanto, son buenas instancias para observar el alma del conjunto. “Stitches”, corte promocional proveniente de “Survive” (2006), con mucha energía fue uno de los puntos más altos de su intervención en We Are One Tour 2017, dejando a sus seguidores con la satisfacción de verlos en las mejores circunstancias posibles.

El conjunto canadiense The Fullblast fueron los siguientes, y su combinación del sonido clásico del hardcore punk con toques progresivos representa a las tendencias más temerarias de la nueva era. “Shame” o “Spoons, Gats, (White Collar) Prison Tats” fueron tan precisas como veloces, quedando expuestas las habilidades de sus músicos, quienes, sin embargo, tuvieron que lidiar con algunos problemas de sonido que afectaron a la guitarra rítmica y a la voz por varios pasajes. A esas alturas, la pista del establecimiento capitalino estaba prácticamente llena y el ambiente a su vez era de comunión entre los asistentes que disfrutaban de “Redemption” o “Rollerskaters” y sus estructuras desafiantes de los cánones del estilo, desembocando al término de su turno en una ovación total.

El logo de Ignite apareció con imponencia proyectado en la pantalla y, tras unos breves minutos de espera, “Zoli” Teglas y sus compañeros se apoderaron de la velada, arrasando con un repertorio que, a diferencia de su presentación de hace dos años, se basó casi por completo en “A Place Called Home” (2000) y “Our Darkest Days” (2006), sus dos trabajos más exitosos. “Poverty For All” y su furia punk hizo estallar a todos los que se apostaban en la sección más próxima al escenario. Como era de esperarse, un coro gigante inundó todo a su paso y, con los ánimos en llamas, un himno del grupo como “Veteran” sentenció que esta sería sin duda una actuación inolvidable. Cada canción fue recibida con una respuesta mayor a la anterior; “Know Your History” o la siguiente, “Let it Burn”, hicieron que la batahola fuera de proporciones, y cuando llegó el momento de “Fear Is Our Tradition” la conexión entre los californianos y presentes fue absoluta.

Todo pareció más cómodo y natural que lo ocurrido en el Centro de Eventos San Diego el año 2015, lo que se notó en la actitud de Teglas, quien sólo se preocupó de agradecer el apoyo de los seguidores y a cantar con pericia, porque su desempeño fue superlativo en comparación a todos sus colegas de la noche. “My Judgement Day” y un extracto semi-acústico de “Slowdown”  fueron la antesala del que fuese el instante de mayor algarabía en esta nueva visita de Ignite a Chile: el bloque final donde ejecutaron “Place Called Home” y “Sunday Bloody Sunday”. Luego remataron como si no hubiera un mañana con sendas interpretaciones de la esperanzadora “Live For Better Days” y “Bleeding”, mientras que todos los que llegaron anoche a la cita cantaban a todo pulmón y marcaban con cariño y fuego en la memoria –tanto de la banda como de los incondicionales– estos sesenta minutos de hardcore punk en su estado más puro.

Si bien, fue posible aseverar que las expectativas eran altas para el debut de Face To Face por estos lados, lo cierto es que cualquier pronóstico se quedó corto frente a la ebullición y la euforia que se desencadenó apenas se oyó el clásico “one-two-three-four!” de “You’ve Done Nothing”, tema que abre “Don’t Turn Away” (1992) su primer disco. El catálogo que exhibieron ayer sólo incluyó tres extractos de su más reciente trabajo, “Protection” del año pasado, mientras que el resto sólo se concentró en la trilogía inicial: el ya nombrado registro de 1992, más “Big Choice” (1995) y el homónimo de 1996, decisión que se justifica al considerar su ausencia en el país. Así, cortes como “Bent But Not Broken”, “Double Crossed” o “I Won’t Say I’m Sorry” y su frescura, calzan perfecto con las pistas emblemáticas que le secundaron, como “Ordinary”, “You Lied”, “I Want” o “Walk The Walk”, que a su vez sonaron como si tuvieran un par de años de ser escritas.

Trever Keith y el resto de los músicos no daban crédito al entusiasmo y a la recepción que les profesó el público que llenó Club Blondie, situación que les infundió aún más fuerza y pasión para seguir con el espectáculo a través de “AOK”, “I’m Trying” o “Velocity”, todas enfrentadas a un círculo enorme de personas girando y bailando al compás del punk tradicional que hace Face To Face. Ya entrada la noche y ubicados en la postrimería de We Are One Tour 2017, el ímpetu de la velada se hizo más potente y el coro, que acompañó durante toda la hora que duró el show de uno de los estandartes del punk de la costa oeste de Estados Unidos, se escuchó unísono y conmovedor, algo que no dejó indiferentes a los integrantes que, entre atónitos y agradecidos, seguían su rutina de material clásico como “Complicated”, “I Won’t Lie Down”, “Blind” y “It’s Not Over”.

Tras retirarse por unos segundos, se cumplió la profecía de muchos fanáticos y “Pastel” más la gloriosa “Disconnected”, bajo una ovación histórica, clausuraron esta verdadera oda al hardcore punk que se llevó a cabo ayer en el centro de la ciudad y que, una vez más, fue capaz de unir en un solo canto a distintas generaciones que, sin importar su origen o contexto, mantienen viva la llama de la música callejera y contestaría que después de tanto tiempo sigue vigente y ardiendo en el corazón de sus adeptos.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Mark Farner’s American Band: Hermano, estoy brillando

Publicado

en

Mark Farner

Es difícil lograr dar con la definición de un “sonido americano” en el sentido de lograr contener todas las manifestaciones en Estados Unidos, un territorio difícil de abarcar en su totalidad. Pero hay gente que lo intenta para no sólo lograr ese “sonido americano”, sino también para acentuar la identidad o impulsarla. Esto es lo que ha hecho en su carrera Mark Farner, quien, con Don Brewer y Mel Schacher, formara Grand Funk Railroad en 1969, una de las referencias obligadas en el rock norteamericano, que también diera forma al sonido de Detroit, algo más directo y listo para el buen rato, con una conciencia social asociada a la paz en contra de la guerra. Pero los problemas legales hicieron que, a comienzos de este año, Farner tuviera que luchar contra los otros miembros por el nombre de su banda, Mark Farner’s American Band, porque según Brewer y Schacher daba lugar a equívocos por el legado de Grand Funk. Una batalla legal que quedó en nada, y que por suerte fue así, ya que quizás no habría mejor nombre para la banda que trajo Mark a tocar a un Teatro Caupolicán con más de dos mil personas, las que jamás se sentaron durante todo el show.

Luego de un clip –sin mucha calidad técnica audiovisual– que destacaba la carrera en números de Mark Farner, en especial con Grand Funk, a las 20:58 horas comenzó la música, como una bofetada para las personas que se atrasaron, porque esto fue un par de minutos antes de la hora en la que supuestamente todo iniciaba. Una lección para esas personas que no respetan los horarios establecidos y un premio para quienes madrugaron para ver desde el inicio las aptitudes y carisma de Farner, figura que a sus 70 años todavía mantiene las energías y la capacidad de llamar a la gente a volverse loca.

En vez de hacer lo mismo que en otras fechas en Sudamérica e iniciar con “Are You Ready?”, de inmediato comenzó todo con “We’re An American Band”. Y es que Mark Farner es reconocido como el “patriota rockero” o el “patriota del rock”, instalando siempre la dinámica de ser hijo de Estados Unidos, tanto por el lado de quienes luchan por lo que es hoy (es hijo de un condecorado militar que batallara en la Segunda Guerra Mundial), como también por lo que es su espíritu primitivo (su madre es de herencia Cherokee). En su música esto se traspasa en letras llenas de ese confort, de ser parte de algo, de llamar a ser parte de un todo y también con la visión de que es necesario ser bueno con todas y todos, “hermanas y hermanos”, como llamaría Mark a la audiencia varias veces en la noche. Mientras, se sucedían clásicos como “Rock & Roll Soul” o “Footstompin’ Music”, donde él se fue a un teclado al centro del escenario a tocar mientras el público cantaba, y se veía gente en otro mundo, en otra esfera. Ojalá todo el público que va a shows musicales viviera el espectáculo como lo hacían personas de 60 o 70 años viendo a Mark Farner, agitándose y cantando todo, con devoción conmovedora.

Fuera de ciertas excepciones, todo lo que tocaron era parte de las canciones que Farner escribió para Grand Funk Railroad, tal como llamara Homero Simpson en la referencia de cultura pop más grande a la agrupación, “las salvajes y descamisadas letras de Mark Farner”, que se condecían con las poleras agitadas al viento en varios tramos de un show con grandes momentos, como “People Let’s Stop The War” o “Shinin’ On”, mientras la banda sonaba precisa, con los vacíos necesarios para sentir que los efectos o las voces completan el todo, sin sobrecargar jamás la vibra del espacio.

Esto permitió que todo el tiempo el sonido estuviera con claridad suficiente para escuchar la voz de quien cantara, fuera Mark o alguno de sus músicos. Un teclado, una guitarra, un bajo y una batería. Nada más ni nada menos era lo que había en el escenario, y con ello bastaba para generar momentos gigantes, como en “Heartbreaker”, donde el sonido era menos festivo, pero sí mucho más emotivo, siendo un punto alto de un show de gran calidad.

Extractos de otras canciones, como “Gotta Get Out Of This Place”, sonaron antes de que Mark volviera al teclado para hacer “Mean Mistreater”, otra gran canción, para luego de “Bad Time” y “Sin’s A Good Man’s Brother” llegaran las únicas dos que no vienen de la pluma de Farner. La fantástica versión de “The Loco-Motion”, originalmente de Carole King, y Some Kind Of Wonderful, popularizada por Soul Brothers Six, fueron momentos de diversión que dejaban en claro cómo es que ese “sonido americano” podía ser dúctil y, a la vez, notarse con mucha claridad.

Y, como era de esperar, el capitán en este navío sonoro, Mark Farner, elige cerrar el show con una vibrante versión de “I’m Your Captain”, con solos, extensión y mucho más, dejando a la gente muy prendida y brillante, como en un estado lisérgico, digno de los 60, digno de tardes en el pasto transportando ganas, amor y angustias acalladas gracias a canciones llenas de buenas vibraciones.

El público, como pocas veces, exigió ensordecedoramente un encore, el que llegó con “Inside Looking Out” en una versión de diez minutos, la que fue coreada de forma aplastante por la gente terminando a las 22:43 horas, luego de una hora 45 minutos de un show perfecto para los fans de Grand Funk y también para quienes gustan de ese sonido americano. Hermanas, hermanos, ese fue el sonido del rock de Detroit, en una noche fría de mayo en Santiago de Chile, y qué bueno que fue.

Setlist

  1. We’re An American Band (original de Grand Funk Railroad)
  2. Rock & Roll Soul (original de Grand Funk Railroad)
  3. Footstompin’ Music (original de Grand Funk Railroad)
  4. Aimless Lady (original de Grand Funk Railroad)
  5. Paranoid (original de Grand Funk Railroad)
  6. People Let’s Stop the War (original de Grand Funk Railroad)
  7. Shinin’ On (original de Grand Funk Railroad)
  8. Heartbreaker (original de Grand Funk Railroad)
  9. Gotta Get Out Of This Place (original de Grand Funk Railroad)
  10. Mean Mistreater (original de Grand Funk Railroad)
  11. Bad Time (original de Grand Funk Railroad)
  12. Sin’s A Good Man’s Brother (original de Grand Funk Railroad)
  13. The Loco-Motion (original de Carole King)
  14. Some Kind Of Wonderful (original de Soul Brothers Six)
  15. I’m Your Captain (original de Grand Funk Railroad)
  16. Inside Looking Out (original de Grand Funk Railroad)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Corazones Corazones
DiscosHace 6 días

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 3 semanas

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 1 mes

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 2 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 2 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 2 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 3 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 5 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 12 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Publicidad
Publicidad

Más vistas