Contáctanos

En Vivo

We Are One Tour Chile 2017: De cara al fuego

Publicado

en

Han sido días felices para los seguidores nacionales del hardcore punk (ya sea en su arista más extrema o más melódica), puesto que hace un poco más de una semana se vivió una jornada memorable con el debut de Judge en Chile y ayer, por su parte, otro estreno acaeció en el mismo recinto de calle Alameda. Tras una carrera que sobrepasa las dos décadas, los estadounidenses de Face To Face otorgaron su primera presentación en este lado del continente, dentro del marco de la segunda edición del encuentro denominado We Are One, que este año contó además con la participación de otros insignes: Ignite, quienes, de frente y con sensatez, son un acto comprobado en directo del que es posible esperar un desempeño lleno de precisión y alma.

Completando el cartel estuvo Much The Same, The Fullblast y The Decline, estos últimos dueños de la obertura. Cerca de las 18:30 horas se ubicaron en el escenario y desde un principio entusiasmaron a una concurrencia que en ese momento llegaba de a poco al lugar. Dueños de tres larga duración (“I’m Not Gonna Lie to You” de 2010, “Are You Gonna Eat That?” de 2011 y “Resister” de 2015), los australianos se mostraron afiatados y con mucho dinamismo para ejecutar la velocidad de las composiciones, que también fueron la tónica del evento. “New Again”, “$hit Yeah!” o “I Don’t Believe” con su buena ejecución y la respectiva respuesta del público que había a esa hora, evidenciaron el respeto y el reconocimiento que han obtenido en el circuito internacional, lo que les ha permitido trabajar con gente de renombre en la escena, como Bill Stevenson (Descendents / Black Flag) o compartir la tarima con muchos de los grandes nombres del panorama.

Más tarde, y con una audiencia que crecía de forma exponencial, llegó el turno de Much The Same, quienes según lo publicado eran terceros en el programa, algo que sin embargo no ocurrió. Los estadounidenses usaron sus treinta minutos con destreza y dedicación, a pesar de que la mayor parte del contingente fue por los cabezas de cartel; salvo los acérrimos de siempre, la gente se limitaba a apreciar su propuesta más que a interactuar de manera activa. Los temas con los que partieron, “Wish” y “Masquerade”, constituyen el sello característico del grupo y son muy enérgicos, por lo tanto, son buenas instancias para observar el alma del conjunto. “Stitches”, corte promocional proveniente de “Survive” (2006), con mucha energía fue uno de los puntos más altos de su intervención en We Are One Tour 2017, dejando a sus seguidores con la satisfacción de verlos en las mejores circunstancias posibles.

El conjunto canadiense The Fullblast fueron los siguientes, y su combinación del sonido clásico del hardcore punk con toques progresivos representa a las tendencias más temerarias de la nueva era. “Shame” o “Spoons, Gats, (White Collar) Prison Tats” fueron tan precisas como veloces, quedando expuestas las habilidades de sus músicos, quienes, sin embargo, tuvieron que lidiar con algunos problemas de sonido que afectaron a la guitarra rítmica y a la voz por varios pasajes. A esas alturas, la pista del establecimiento capitalino estaba prácticamente llena y el ambiente a su vez era de comunión entre los asistentes que disfrutaban de “Redemption” o “Rollerskaters” y sus estructuras desafiantes de los cánones del estilo, desembocando al término de su turno en una ovación total.

El logo de Ignite apareció con imponencia proyectado en la pantalla y, tras unos breves minutos de espera, “Zoli” Teglas y sus compañeros se apoderaron de la velada, arrasando con un repertorio que, a diferencia de su presentación de hace dos años, se basó casi por completo en “A Place Called Home” (2000) y “Our Darkest Days” (2006), sus dos trabajos más exitosos. “Poverty For All” y su furia punk hizo estallar a todos los que se apostaban en la sección más próxima al escenario. Como era de esperarse, un coro gigante inundó todo a su paso y, con los ánimos en llamas, un himno del grupo como “Veteran” sentenció que esta sería sin duda una actuación inolvidable. Cada canción fue recibida con una respuesta mayor a la anterior; “Know Your History” o la siguiente, “Let it Burn”, hicieron que la batahola fuera de proporciones, y cuando llegó el momento de “Fear Is Our Tradition” la conexión entre los californianos y presentes fue absoluta.

Todo pareció más cómodo y natural que lo ocurrido en el Centro de Eventos San Diego el año 2015, lo que se notó en la actitud de Teglas, quien sólo se preocupó de agradecer el apoyo de los seguidores y a cantar con pericia, porque su desempeño fue superlativo en comparación a todos sus colegas de la noche. “My Judgement Day” y un extracto semi-acústico de “Slowdown”  fueron la antesala del que fuese el instante de mayor algarabía en esta nueva visita de Ignite a Chile: el bloque final donde ejecutaron “Place Called Home” y “Sunday Bloody Sunday”. Luego remataron como si no hubiera un mañana con sendas interpretaciones de la esperanzadora “Live For Better Days” y “Bleeding”, mientras que todos los que llegaron anoche a la cita cantaban a todo pulmón y marcaban con cariño y fuego en la memoria –tanto de la banda como de los incondicionales– estos sesenta minutos de hardcore punk en su estado más puro.

Si bien, fue posible aseverar que las expectativas eran altas para el debut de Face To Face por estos lados, lo cierto es que cualquier pronóstico se quedó corto frente a la ebullición y la euforia que se desencadenó apenas se oyó el clásico “one-two-three-four!” de “You’ve Done Nothing”, tema que abre “Don’t Turn Away” (1992) su primer disco. El catálogo que exhibieron ayer sólo incluyó tres extractos de su más reciente trabajo, “Protection” del año pasado, mientras que el resto sólo se concentró en la trilogía inicial: el ya nombrado registro de 1992, más “Big Choice” (1995) y el homónimo de 1996, decisión que se justifica al considerar su ausencia en el país. Así, cortes como “Bent But Not Broken”, “Double Crossed” o “I Won’t Say I’m Sorry” y su frescura, calzan perfecto con las pistas emblemáticas que le secundaron, como “Ordinary”, “You Lied”, “I Want” o “Walk The Walk”, que a su vez sonaron como si tuvieran un par de años de ser escritas.

Trever Keith y el resto de los músicos no daban crédito al entusiasmo y a la recepción que les profesó el público que llenó Club Blondie, situación que les infundió aún más fuerza y pasión para seguir con el espectáculo a través de “AOK”, “I’m Trying” o “Velocity”, todas enfrentadas a un círculo enorme de personas girando y bailando al compás del punk tradicional que hace Face To Face. Ya entrada la noche y ubicados en la postrimería de We Are One Tour 2017, el ímpetu de la velada se hizo más potente y el coro, que acompañó durante toda la hora que duró el show de uno de los estandartes del punk de la costa oeste de Estados Unidos, se escuchó unísono y conmovedor, algo que no dejó indiferentes a los integrantes que, entre atónitos y agradecidos, seguían su rutina de material clásico como “Complicated”, “I Won’t Lie Down”, “Blind” y “It’s Not Over”.

Tras retirarse por unos segundos, se cumplió la profecía de muchos fanáticos y “Pastel” más la gloriosa “Disconnected”, bajo una ovación histórica, clausuraron esta verdadera oda al hardcore punk que se llevó a cabo ayer en el centro de la ciudad y que, una vez más, fue capaz de unir en un solo canto a distintas generaciones que, sin importar su origen o contexto, mantienen viva la llama de la música callejera y contestaría que después de tanto tiempo sigue vigente y ardiendo en el corazón de sus adeptos.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

P.O.D. + Alien Ant Farm: Poderosa nostalgia

Publicado

en

P.O.D. y Alien Ant Farm en Chile 2017

El nombre del evento dejaba bastante claras las intenciones de este show doble. “Back To School” reunió en Club Blondie a dos bandas norteamericanas que vivieron su época de gloria a principios de este milenio, agrupaciones que, a pesar de seguir lanzando material nuevo hasta nuestros días, son sinónimo de un sonido que pertenece al pasado, a los recuerdos de una generación que ya se acerca –o derechamente ya se encuentra– en la treintena de sus vidas. Porque, a diferencia de grandes del estilo tales como Linkin Park, System Of A Down, Korn o Deftones, P.O.D. y Alien Ant Farm siempre fueron nombres de segunda fila, logrando altos puestos en los rankings con sus sencillos más populares, pero sin poder consolidarse o trascender en el tiempo para salir del lote y transformarse en números que pudieran valerse por sí mismos sin tener que relacionarlos a un género y a una época en particular, en este caso el nü metal, estilo que hace rato dejó de ser el sonido predominante en el rock mundial.

Teniendo en cuenta lo anterior, esta velada se transformó en un verdadero viaje al pasado, lleno de energía y pasajes entrañables, pero, sobre todo, nostalgia por los tiempos que ya no están. Si fueron mejores o no que el presente, eso ya es tema de cada persona que se hizo presente en el concierto de anoche, pero lo cierto es que todos los que estuvimos saltando entre la multitud que se congregó en la Blondie regresamos al colegio.

El cuarteto de California, Alien Ant Farm, abrió los fuegos con un espectáculo impecable, cuyas mayores virtudes fueron un sonido sólido y un set breve que reunió las canciones más conocidas de su repertorio, dando pie a una presentación que mantuvo la vara alta en todo momento y cumpliendo con aquellos que compraron su entrada para ver exclusivamente a los estadounidenses. “Courage”, “Forgive & Forget” y “Movies” formaron la triada inicial en el setlist, provocando los primeros saltos y cánticos desde la pista de baile.

Dryden Mitchell, frontman de la agrupación, animaba al respetable en un español bastante básico, pero haciéndose entender lo suficiente como para que su esfuerzo fuera valorado por la fanaticada, que lo secundó en cada una de sus intervenciones, donde hubo más alusiones al pasado, rememorando los años en que MTV transmitía videos musicales y su participación en la banda sonora de la serie de videojuegos “Tony Hawk Pro Skater”. El resto de sus compañeros estuvieron precisos en su performance y temas como “These Days”, “Tia Lupe” o la agresiva “Wish” –provocando el primer gran mosh pit en la Blondie– lucieron poderosas versiones en vivo.

Otro gran momento de la actuación de Alien Ant Farm fue la interpretación de “Attitude”, canción que Mitchell dedicó a su madre y que, en su sección final, incluyó la melodía en guitarra de “In The End” de Linkin Park, en lo que fue un pequeño pero noble gesto en memoria del fallecido vocalista Chester Bennington. Para cerrar su actuación, “Smooth Criminal”, el cover de Michael Jackson que hizo famosa a la banda alrededor del mundo, puso a bailar y cantar a todo el lugar en los últimos minutos de los norteamericanos en Chile, finiquitando un espectáculo preciso, que dejó contentos a todos los asistentes, quienes quedaron con los ánimos a tope para recibir al segundo plato fuerte de la noche.

En su retorno a la capital, P.O.D. trajo un repertorio lleno de éxitos, elaborado con pinzas para satisfacer a sus fanáticos más veteranos. Abriendo su presentación con dos clásicos de antaño como “The Messenjah” y “Rock The Party (Off The Hook)”, el cuarteto de San Diego dejó en claro que iban a tirar toda la carne a la parrilla en su hora y algo más de show. Incluso si el sonido no los acompañó durante los primeros minutos de recital, con una guitarra a la que le costó agarrar presencia dentro de la mezcla, el público se plegó a la banda e hizo de cada corte una instancia para combatir sin piedad al centro de la pista. Siendo “Satellite” (2001) su disco más exitoso, P.O.D. puso énfasis en su cuarto larga duración y complementó el resto de la función con las canciones más destacadas de su discografía, donde pudimos escuchar algo de reggae, como ocurrió en “Ridiculous”, o pasar drásticamente al punk-hardcore durante el caos que armó “Revolucion”, una de las dos canciones más recientes en el catálogo del grupo que fueron presentadas anoche.

La fiesta se mantuvo en alto con hits como “Boom”, “Youth Of The Nation” –que contó con la colaboración de Dryden Mitchell en los coros– o la violenta “Southtown”, esta última siendo el pasaje más álgido de la jornada, con una pista atestada de cuerpos danzando y empujándose de un lado para otro. La postal era aún más asombrosa al notar que entre los contendores no había ninguna cara adolescente, sino que abundaban rostros de jóvenes-adultos, algunos conservando las pintas de quinceañeros, pero cuyas miradas denotaban el peso y el estrés de la “vida real”, lanzando puñetazos y cabeceando como si no existiera un mañana. Era real, estábamos de vuelta en el patio del colegio. “Alive” coronó el tramo final de la presentación, con una Blondie cantando a coro y un bis que remató la velada con “Satellite”, despidiendo definitivamente a Sonny Sandoval y compañía, bajando el telón del evento.

Finalizada la intensa jornada, camino a casa la sensación de estar regresando del colegio era inevitable. P.O.D y Alien Ant Farm forman parte de la banda sonora de las vidas de millones de personas alrededor del mundo. Independiente de que sus carreras no hayan alcanzado los estándares de referentes mayores del estilo, su legado está inmortalizado en los recuerdos de cada uno de los que anoche entonamos desde las entrañas clásicos como “Alive” o “Wish”. Este “Back To School” cumplió a rajatabla con sus intenciones y nos llevó a regocijarnos en la nostalgia, una nostalgia que no se siente kitsch o decadente, sino que, al contrario: más viva y poderosa que nunca.

Setlist Alien Ant Farm

  1. Courage
  2. Forgive & Forget
  3. Movies
  4. These Days
  5. Tia Lupe
  6. Attitude
  7. Glow
  8. Wish
  9. Sticks And Stones
  10. Smooth Criminal (original de Michael Jackson)

Setlist P.O.D.

  1. The Messenjah
  2. Rock The Party (Off The Hook)
  3. Ridiculous
  4. Boom
  5. Murdered Love
  6. Soundboy Killa
  7. Set It Off
  8. Kaliforn-Eye-A
  9. Youth Of The Nation
  10. Lost In Forever
  11. Will You
  12. Strength Of My Life
  13. Beautiful
  14. Revolucion
  15. Southtown
  16. Alive
  17. On Fire
  18. This Goes Out To You
  19. Satellite

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 1 día

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 2 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas