Conéctate a nuestras redes
Pennywise Pennywise

En Vivo

We Are One Tour 2018: La unión hace la fuerza

Publicado

en

La gran cumbre del punk y el hardcore del año se vivió anoche en Club Blondie, en la más reciente edición del festival “We Are One”, que en esta ocasión estuvo encabezada por la espectacular actuación de los veteranos de Pennywise, quienes, celebrando treinta años de historia, se mandaron un show inolvidable, respaldado por la entusiasta respuesta del público, que lo dio todo en una jornada maratónica. Desde la apertura de los chilenos de Valium, hasta el cierre con Pennywise, We Are One fue una experiencia llena de energía y pasión.

Valium

Los chilenos estuvieron 25 minutos sobre el escenario y los aprovecharon bien. Pese a que el inicio contó con varios problemas de sonido, los nacionales pudieron sacar adelante el show y repasar lo mejor de su álbum “Nuestro Lugar” (2015). Además, presentaron a su nuevo guitarrista, Ricardo Godoy, músico que logró convencer a la fanaticada, haciendo justicia a los más de diez años de carrera de Valium. Tuvieron que sortear algunos ripios durante su actuación, pero al final con “No Me Quiero Acostumbrar” la fiesta estaba más que armada y se mantuvo en lo más alto durante el resto de la noche.

Belvedere

El primer número canadiense de la jornada fue el cuarteto bautizado como Belvedere, quienes, de la mano del skate punk y el hardcore melódico, han sabido mantener una carrera de más de veinte años. Promocionando su más reciente disco, “The Revenge Of The Fifth” (2016), la banda encabezada por Steve Rawles se mandó un set de catorce veloces canciones, que fueron disfrutadas a concho por los fans que se tomaron la pista de baile para danzar entre combos y patadas.

Comenzando el show con “Shipwreck”, destacaron en el repertorio canciones como “Subhuman Nature”, “Repetition Rejection” y las que pusieron fin a la actuación de los canadienses, “Closed Doors” y “Brandy Wine”. La presentación fue breve, pero suficiente para dar un repaso a lo más destacado de la historia del conjunto y, de paso, dejar satisfechos a sus seguidores.

Comeback Kid

El regreso de la banda de Winnipeg se enmarcó como el acto más pesado de la noche. En promoción de su sexto álbum, “Outsider” (2017), el conjunto se tomó por asalto el recinto provocando los mosh pits más violentos de la velada. Desde la partida con “False Idols Fall” hasta el cierre con “Wake The Dead”, Comeback Kid fue una máquina que arrasó con todo.

Los problemas de sonido fueron la tónica durante los recitales de las primeras bandas, y en el caso de Comeback Kid la mezcla durante los primeros minutos era demasiado baja y daba poco énfasis a los instrumentos. Los gritos de Andrew Neufeld llenaban el recinto, pero no así la música de sus compañeros, lo que quitó potencia a cortes como “Do Yourself A Favor” y “G.M. Vincent & I”. Sin embargo, esto no fue impedimento para que la audiencia disfrutara del espectáculo, coreando y mosheando cada uno de los cortes.

Sin espacio para pausas, pero sí para reconocer que este había sido una de las mejores fechas del tour por parte de Andrew Neufeld, Comeback Kid cerró participación en el certamen con “Talk Is Cheap” y “Wake The Dead”, que mató los últimos cartuchos en un final tremendo. Más que satisfechos, todo estaba en su lugar para recibir al gran plato fuerte de la noche.

Pennywise

En su tercera vez en Santiago, Pennywise retornó para celebrar su aniversario número treinta, y qué manera de hacerlo. Si bien, “Never Gonna Die” (2018) es la última placa lanzada por el grupo, sólo una canción de esta, “Live While You Can”, fue presentada en el concierto de anoche, todo para dar espacio a los clásicos de su carrera y poner a cantar y a bailar a todo el público.

Todo comenzó con “Peaceful Day”, seguida de “Rules” y “Homesick”, en momentos donde, desde la mesa de sonido hacia adelante, no se podía estar de pie sin ser arrastrado por la masa de gente corriendo y empujándose sobre la pista. Era impresionante comprobar que ni siquiera refugiarse en los bordes del recinto era suficiente para escapar de la ola. Una verdadera locura se vivió durante todo el recital, la que sólo fue creciendo a medida que seguían cayendo los hits.

Society”, “Fuck Authority” y el cover de Bad Religion, “Do What You Want”, fueron algunos de los puntos álgidos de un show, el que siempre se mantuvo en lo más alto. El elogio a la fanaticada tampoco estuvo ausente, y fue Fletcher Dragge quien declaró que estaban viviendo el mejor show de la gira. Y es cierto, lo de anoche estaba ideal para ser capturado para un futuro lanzamiento en video o algo por el estilo. Sobre todo cuando la postal que marcó el epílogo, con los miembros de Belvedere y Comeback Kid cantando al unísono “Bro Hymn” junto a Pennywise en el escenario, mientras la muchedumbre no paraba de correr en el remolino, fue una de las grandes imágenes que nos dejó 2018 en el ámbito de los recitales en Chile.

Haciendo honor a su nombre, “We Are One” nos brindó una jornada llena de energía y pasión, donde quedó comprobado que la unión hace la fuerza y da como resultado shows inolvidables. Esperamos con ansias la edición del próximo, pero, por ahora, la vara quedó muy alta.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Blaze Bayley: Vivir por mil años

Publicado

en

Blaze Bayley

2019 está recién comenzando y la noche del jueves 17 de enero ya nos entregó un muy buen concierto de heavy metal con el retorno a la capital de Blaze Bayley, músico inglés que saltó a la fama durante su período como vocalista de Iron Maiden en los años noventa, y quien, desde entonces, ha cultivado una prolífica carrera como solista, una que no ha llegado a equipararse en popularidad a lo que logró junto a la doncella, pero que ha triunfado en cuanto a consistencia y calidad musical.

Promocionando su más reciente álbum de estudio, “The Redemption Of William Black – Infinite Entanglement Part III” (2018), Bayley se presentó en Club Subterráneo junto a su banda de apoyo, mismos músicos que participaron en la grabación de su trilogía musical de ciencia ficción y que hoy son parte de la formación oficial de la banda. Recordemos que, en el anterior concierto del británico en nuestro país, este se hizo acompañar de una banda chilena tributo a Iron Maiden, por lo que el protagonismo estaba puesto exclusivamente en su figura, mientras que el resto sólo “cumplía con la pega”. En esta ocasión las cosas cambiaron rotundamente y el fiato entre los músicos fue uno de los factores más destacables del espectáculo.

Teloneados por la banda chilena Drake, quienes dieron un potente show que sacó los aplausos del respetable, Blaze Bayley y sus colegas salieron al escenario con potencia y velocidad. “Redeemer”, “Are You Here” y el primer tema de Iron Maiden que fue interpretado durante la velada, “Futureal”, marcaron un inicio impecable, de la mano de un buen sonido y la energía de la gente que secundó al vocalista en cada corte.

Lógicamente, el mayor entusiasmo lo despertaron las canciones que marcaron su época como parte de la legendaria banda inglesa, pero también composiciones de su completa autoría, tales como “Silicon Messiah”, “Samurai” y “Dark Energy 256”, las que fueron coreadas por la audiencia como si se trataran de verdaderos himnos del metal, transformándose en una respuesta idónea para un trabajo que ha sido duro y ha tomado años para ser valorado de la manera en que lo está haciendo ahora, sobre todo por parte de una fanaticada a la que le costó superar sus resquemores contra los discos “The X Factor” (1995) y “Virtual XI” (1998), y las bajas performances en vivo de clásicos de la doncella por parte de Bayley. Los años han pasado y han permitido que el inglés resurja desde las sombras y pueda brillar con luz propia demostrando todas sus virtudes.

Y si hablamos de virtudes, el recital de anoche hizo gala del gran momento de Blaze Bayley, incluso cuando revisitó un sencillo tan vilipendiado del catálogo de Iron Maiden como lo es “The Angel And The Gambler”, en una versión mucho más blusera, donde brillaron los solos de sus músicos. El inglés se las arregló para salir airoso y transformar una canción que muchos quieren olvidar en una celebración de rock y guitarras. La tremenda interpretación de “The Clansman”, el rescate de otra canción objeto de controversias, como lo es “Virus”, y ese hitazo llamado “Man On The Edge”, se enmarcaron como hitos de la jornada en una actuación que puso la cuota suficiente de Iron Maiden para que esto no se tratara de un show tributo, una jugada arriesgada pero exitosa por parte del músico, y que contrasta con lo que nos mostró en vivo hace tres años.

Siguiendo la tónica, la fiesta finalizó con “A Thousand Years”, sencillo perteneciente a la primera parte de su trilogía “Infinite Entanglement”, que quemó los últimos cartuchos en una hora y media clavada de puro heavy metal. Hoy, Blaze Bayley corre por una senda más pequeña en comparación a la gran banda que lo llevó a la fama, pero este camino le ha traído independencia y propiedad absoluta sobre su trabajo. En un bar, frente a no más de un par de centenas de personas, el hombre triunfó frente a una audiencia que se ha ganado a puro pulso. Y tal como versa el coro de la última canción que interpretó anoche, “I will live for a thousand years”, la música de Blaze Bayley está destinada a vivir por milenios.

Setlist

  1. Redeemer
  2. Are You Here
  3. Futureal (original de Iron Maiden)
  4. The First True Sign
  5. Silicon Messiah
  6. Prayers Of Light
  7. Virus (original de Iron Maiden)
  8. Independence
  9. Samurai
  10. Calling You Home
  11. The Clansman (original de Iron Maiden)
  12. The Angel And The Gambler (original de Iron Maiden)
  13. Man On The Edge (original de Iron Maiden)
  14. Dark Energy 256
  15. Como Estais amigos (original de Iron Maiden)
  16. A Thousand Years

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 8 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 8 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 8 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 8 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 8 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 8 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 8 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 8 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 9 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Publicidad
Publicidad

Más vistas