Conéctate a nuestras redes
Pennywise Pennywise

En Vivo

We Are One Tour 2018: La unión hace la fuerza

Publicado

en

La gran cumbre del punk y el hardcore del año se vivió anoche en Club Blondie, en la más reciente edición del festival “We Are One”, que en esta ocasión estuvo encabezada por la espectacular actuación de los veteranos de Pennywise, quienes, celebrando treinta años de historia, se mandaron un show inolvidable, respaldado por la entusiasta respuesta del público, que lo dio todo en una jornada maratónica. Desde la apertura de los chilenos de Valium, hasta el cierre con Pennywise, We Are One fue una experiencia llena de energía y pasión.

Valium

Los chilenos estuvieron 25 minutos sobre el escenario y los aprovecharon bien. Pese a que el inicio contó con varios problemas de sonido, los nacionales pudieron sacar adelante el show y repasar lo mejor de su álbum “Nuestro Lugar” (2015). Además, presentaron a su nuevo guitarrista, Ricardo Godoy, músico que logró convencer a la fanaticada, haciendo justicia a los más de diez años de carrera de Valium. Tuvieron que sortear algunos ripios durante su actuación, pero al final con “No Me Quiero Acostumbrar” la fiesta estaba más que armada y se mantuvo en lo más alto durante el resto de la noche.

Belvedere

El primer número canadiense de la jornada fue el cuarteto bautizado como Belvedere, quienes, de la mano del skate punk y el hardcore melódico, han sabido mantener una carrera de más de veinte años. Promocionando su más reciente disco, “The Revenge Of The Fifth” (2016), la banda encabezada por Steve Rawles se mandó un set de catorce veloces canciones, que fueron disfrutadas a concho por los fans que se tomaron la pista de baile para danzar entre combos y patadas.

Comenzando el show con “Shipwreck”, destacaron en el repertorio canciones como “Subhuman Nature”, “Repetition Rejection” y las que pusieron fin a la actuación de los canadienses, “Closed Doors” y “Brandy Wine”. La presentación fue breve, pero suficiente para dar un repaso a lo más destacado de la historia del conjunto y, de paso, dejar satisfechos a sus seguidores.

Comeback Kid

El regreso de la banda de Winnipeg se enmarcó como el acto más pesado de la noche. En promoción de su sexto álbum, “Outsider” (2017), el conjunto se tomó por asalto el recinto provocando los mosh pits más violentos de la velada. Desde la partida con “False Idols Fall” hasta el cierre con “Wake The Dead”, Comeback Kid fue una máquina que arrasó con todo.

Los problemas de sonido fueron la tónica durante los recitales de las primeras bandas, y en el caso de Comeback Kid la mezcla durante los primeros minutos era demasiado baja y daba poco énfasis a los instrumentos. Los gritos de Andrew Neufeld llenaban el recinto, pero no así la música de sus compañeros, lo que quitó potencia a cortes como “Do Yourself A Favor” y “G.M. Vincent & I”. Sin embargo, esto no fue impedimento para que la audiencia disfrutara del espectáculo, coreando y mosheando cada uno de los cortes.

Sin espacio para pausas, pero sí para reconocer que este había sido una de las mejores fechas del tour por parte de Andrew Neufeld, Comeback Kid cerró participación en el certamen con “Talk Is Cheap” y “Wake The Dead”, que mató los últimos cartuchos en un final tremendo. Más que satisfechos, todo estaba en su lugar para recibir al gran plato fuerte de la noche.

Pennywise

En su tercera vez en Santiago, Pennywise retornó para celebrar su aniversario número treinta, y qué manera de hacerlo. Si bien, “Never Gonna Die” (2018) es la última placa lanzada por el grupo, sólo una canción de esta, “Live While You Can”, fue presentada en el concierto de anoche, todo para dar espacio a los clásicos de su carrera y poner a cantar y a bailar a todo el público.

Todo comenzó con “Peaceful Day”, seguida de “Rules” y “Homesick”, en momentos donde, desde la mesa de sonido hacia adelante, no se podía estar de pie sin ser arrastrado por la masa de gente corriendo y empujándose sobre la pista. Era impresionante comprobar que ni siquiera refugiarse en los bordes del recinto era suficiente para escapar de la ola. Una verdadera locura se vivió durante todo el recital, la que sólo fue creciendo a medida que seguían cayendo los hits.

Society”, “Fuck Authority” y el cover de Bad Religion, “Do What You Want”, fueron algunos de los puntos álgidos de un show, el que siempre se mantuvo en lo más alto. El elogio a la fanaticada tampoco estuvo ausente, y fue Fletcher Dragge quien declaró que estaban viviendo el mejor show de la gira. Y es cierto, lo de anoche estaba ideal para ser capturado para un futuro lanzamiento en video o algo por el estilo. Sobre todo cuando la postal que marcó el epílogo, con los miembros de Belvedere y Comeback Kid cantando al unísono “Bro Hymn” junto a Pennywise en el escenario, mientras la muchedumbre no paraba de correr en el remolino, fue una de las grandes imágenes que nos dejó 2018 en el ámbito de los recitales en Chile.

Haciendo honor a su nombre, “We Are One” nos brindó una jornada llena de energía y pasión, donde quedó comprobado que la unión hace la fuerza y da como resultado shows inolvidables. Esperamos con ansias la edición del próximo, pero, por ahora, la vara quedó muy alta.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

AniPower: Un gran homenaje a las emociones

Publicado

en

AniPower

Con el recuerdo aún fresco del tremendo show que fue Dragon Ball Rock Sinfónico en la Cúpula Multiespacio, ayer pudimos vivir el evento bautizado como AniPower, concierto ideado por la Power Up, orquesta argentina que se dedica a interpretar música de animé y videojuegos, donde repasaron un montón de series de origen asiático de la década de los 90, 2000 y también actuales, en el recital definitivo para cualquier fanático de la animación japonesa. Si bien, la concurrencia no fue en masa como ocurrió en el concierto dedicado a los Guerreros Z, los asistentes disfrutaron de un espectáculo completísimo, tanto musical como audiovisualmente, que no se sostuvo solamente en la nostalgia, sino que también en la celebración de un arte que nos ha entregado –y sigue entregándonos– un montón de grandes y épicas historias.

La orquesta comenzó a la segura con dos sandías caladas: el opening de Dragon Ball Z correspondiente a la saga de Majin Boo y el memorable opening de Digimon, este último despertando de inmediato las emociones del respetable, dejando el terreno preparado para la oleada de himnos que se vendrían en los próximos minutos. One Piece, Detetive Conan, Slam Dunk y Evangelion fueron alguna de las joyitas que despertaron la ovación del respetable.

El sonido era perfecto y la orquesta Power Up chilena que acompañó al proyecto en esta oportunidad ejecutó de maravilla cada uno de los cortes. El maestro de ceremonias, Mariano Cazorla, quien ha sido el responsable de transcribir todas las composiciones y convocar a los músicos de la orquesta, anunciaba cada composición con un comentario previo, muchas veces en tono de broma, como cuando estaban a punto de tocar el opening de Pokémon y declaró que la serie de los monstruos de bolsillo nos había enseñado que podemos capturar a nuestras mascotas y ponerlas a pelear con las de otros, sacando las risas del público. Qué duda cabe que la canción principal de las aventuras de Ash y Pikachu fue uno de los momentos álgidos de la jornada, y así también lo fueron cortes como el de Slam Dunk, Sailor Moon y Ranma.

Pero no sólo de canciones de apertura se sostenía el recital, sino que también tuvimos la oportunidad de escuchar extractos de la música incidental más recordada de las series, tales como el tema del Equipo Rocket en Pokémon, la música que acompañaba las intervenciones de Tuxedo Mask en Sailor Moon y una serie de endings de la saga Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco o Digimon.

Los mejores momentos fueron aquellos donde escuchamos canciones de series clásicas que no son frecuentemente revisadas por este tipo de proyectos al no ser las más “populares”, como lo fueron Sakura Card Captor, Arale, Beyblade, Zenki, Mazinger Z o Los Súper Campeones. También hay que destacar la revisión de series más contemporáneas, como lo son Shingeki No Kyojin, u otras que provocaron los gritos de emoción de la fanaticada, como lo fue el opening de Fullmetal Alchemist.

Estas novedades son las que hicieron de este concierto un mar de emociones y recuerdos, algo que, lamentablemente, se pierde un poco al dedicar la última parte del show a repasar la música de Dragon Ball. Es cierto que la serie de Son Goku y compañía es considerada el anime más grande y popular de todos los tiempos, pero dedicar los últimos treinta minutos del set exclusivamente a ella hace perder esa magia y dinamismo que contiene el show en su primera parte. Sobre todo cuando todavía quedaban grandes nombres en el tintero como Yu-Gi-Oh!, Cowboy Bebop, o el más solicitado por la muchedumbre, Naruto.

Así y todo, con “Cha-La Head-Cha-La” y la repetición del opening de Slam Dunk solicitado por el público, Power Up dio por terminada su primera presentación en la capital, dejando a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja y con la promesa de regresar con alguno de sus shows temáticos. Esperamos que la respuesta de la gente sea mayor en su retorno, ya que el espectáculo de los argentinos se lo merece. Evocando memorias y amor por aquellos dibujos animados que nos hicieron y nos siguen haciendo soñar, AniPower fue un gran homenaje a nuestras emociones.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 6 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 7 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 7 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 7 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 7 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 7 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 7 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas