Conéctate a nuestras redes
Wavves Wavves

En Vivo

Wavves: Deja que ocurra

Publicado

en

El concepto de la caída libre es tan extenso como unívoco. Es caer, ir hacia abajo, entregarse a las fuerzas de la gravedad antes del inevitable freno. Es el momento al medio cuando hay una calma aparente, pero expectante, el que muchas veces tiene la mejor fotografía y es el más recordado. Gente dejándose caer en medio del tumulto era la imagen más repetida en medio del esperado debut de Wavves en Chile, una caída libre en los recuerdos adolescentes y en la ira que acompaña a los sujetos hasta muchos años después, lo que transformó al versátil Espacio San Diego en una plataforma para la guerra mental, por los tiempos que vienen.

El evento, parte de Red Bull Music, subvertía lo que una tranquila tarde de domingo podría ser. En vez de hamacas, siestas y almuerzos tardíos, desde las 17:00 hrs. la gente comenzó a llegar poco a poco al recinto de San Diego, y los que “madrugaron” pudieron ver a Adelaida, banda porteña que es parte de las mejores agrupaciones de rock del país, pese a abrazar en sus últimos lanzamientos un sonido un poco más tradicional.

En vivo, el trío consigue que cada sonido sea vital, sin rellenos, sin sufrir, pese a ciertos problemas de sonido que afectaron a Jurel Sónico y Naty Lane. Adelaida pasó por encima de todo con mucha potencia, y también control melódico, como se ve en tracks como “Holograma”, “Cienfuegos” o “Columpio”. En vez de acercarse a un sonido indie, como sugieren las decisiones que toman en la producción de los discos, en vivo Adelaida se extiende como un animal de guerra que batalla, y gana.

La coherente jornada continuó con Playa Gótica, banda que, si bien no lleva tanto en el ruedo, y además sólo cuenta con un disco a su haber (el excelente “Amigurumi” de 2017), en vivo pareciera que tuvieran dos vidas de experiencia. La forma en que no sólo Fanny Leona, sino que también Loader y Charlie usan el espacio, dejan en claro que conocen bien de lo que son capaces. La mezcla entre pop y shoegaze que tiene el cuarteto es impecable. Hace bailar y cabecear, y Fanny es una impecable frontwoman que no sólo hace show constantemente, sino que mete a la gente en el cuento.

Igualmente, la batería de Pipa es un deleite rítmico y, como dijimos al destacar a “Amigurumi” a fines del año pasado, “el equilibrio de la fuerza en Playa Gótica permite la locura necesaria”. Y es que así suenan “Fuego” o “Extraños Visitantes”, entre el baile y la intensidad. Punto aparte el oficio de la banda de improvisar “Isla Negra” mientras arreglaban una caja en la batería, momento que muestra cómo Playa Gótica sabe demasiado bien lo que hace, y lo hace demasiado bien.

La locura terminaría arribando puntual a las 20:15 horas, cuando Wavves por fin visitaba Chile. El sonido había sido preciso en las bandas anteriores, y tal vez era el desorden el que hizo que no fuera tan bueno para la banda principal, que además tuvo problemas como la “muerte” del amplificador que usaba Alex Gates. Pero, aunque eso no funcionara, existían las canciones y también la onda que se produjo entre la gente y Nathan Williams, quien –arisco como es– se conectó con el público que se volvió loco de inmediato con “Way Too Much”, y aún más después con “King Of The Beach”, nombre del disco de 2010 que dominó la jornada.

La banda funciona y en vivo es mucho más potente que lo que pudieran sugerir sus versiones de estudio. Si existen tintes playeros en muchas canciones, en el escenario todo se torna mucho más hardcore y crudo, lo que se convierte en parte importante de la energía que cruza a cada persona, viviendo el momento, fluyendo con él, y haciendo que Wavves realmente genere olas que vayan arrasando con todo, sea fijándose en los “Idiot” del mundo o aplicando rabia contra el aburrimiento de la vida moderna con “So Bored”, canción que adelantaron del setlist tras los problemas del amplificador de Gates.

Mientras sonaba “My Head Hurts” o “Demon To Lean On”, la gente volaba por sobre los cuerpos, y algunos saltaban desde el escenario con distintas suertes, algunos siendo elevados por brazos ajenos y otros cayendo casi como trapecistas sin red. Es que Wavves había que vivirlo, tenía que ocurrir, tenía que pasar por sobre los cuerpos y las ideas, tenía que pasar por sobre una guitarra que se escuche o no, porque al final lo importante era el momento.

Ver “No Shade” derribando ideas por cien segundos o “Linus Spacehead” proponiendo pasadizos al pasado, son cosas que muchos esperaron por años y, aunque el alegato repetido es que vinieron “tarde”, un domingo a las ocho de la noche pareciera que el tiempo no existiese porque cada uno se sintió en su adolescencia personal, sin carnet, sin pasaporte, sin complacencia que fuera más allá de los casi tres minutos que duraba “Green Eyes”, que cerró los 70 minutos que los fans de Wavves esperaron años sin más.

Setlist

  1. Way Too Much
  2. King Of The Beach
  3. Idiot
  4. Take On The World
  5. Afraid Of Heights
  6. Daisy
  7. So Bored
  8. You’re Welcome
  9. Sail To The Sun
  10. My Head Hurts
  11. Demon To Lean On
  12. Animal
  13. Million Enemies
  14. No Shade
  15. Linus Spacehead
  16. Heavy Metal Detox
  17. Nine Is God
  18. Post Acid
  19. Green Eyes

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Electrodomésticos: Una experiencia apabullante

Publicado

en

Electrodomésticos

Dentro del universo local hay artistas que califican como leyendas, agrupaciones sempiternas que de algún modo marcan un precedente que redefine los contextos donde se ubican. Electrodomésticos goza con toda autoridad de dicha posición, siendo una figura clave de la música experimental de los ochenta. Mediante una sonoridad atípica, la creación de Carlos Cabezas, Ernesto Medina y Silvio Paredes ofrecía imágenes de una sociedad gris, alimentándose de monólogos musicalizados junto al tono seco de los sintetizadores. “¡Viva Chile!” (1986) fue la ventana de aire fresco que necesitaba una contra cultura hambrienta por vías de expresión, donde la música convivía con el teatro, las artes plásticas y otras disciplinas.

Es esa misma propuesta rupturista por la que Electrodomésticos no goza de un reconocimiento que logre congeniar con la masividad, rodeados por un halo de misticismo, en parte forjado por el profundo tono vocal de Cabezas. Si bien se trata de la cuarta ocasión que la banda se presenta en el Teatro Municipal de Santiago, no deja de ser un homenaje necesario, aprovechando la carga potente que tiene dicho escenario, el cual es absolutamente idóneo para elevar el imaginario de la banda hasta el estado que les corresponde.

La presentación de su última placa, “Ex La Humanidad” (2017), era el motivo que convocaba a los asistentes. Las butacas comenzaban a llenarse mientras que un ruido blanco resonaba alrededor, generando el ambiente adecuado para la ocasión. Las luces del teatro comenzaban a atenuarse cuando se percibían las siluetas de la agrupación en un telón albo. Ruidos de bocinas y neumáticos marcaban la apertura del show para luego dar inicio con el tema que da nombre al disco, todo acompañado con una proyección de imágenes y luces que teñían de rojo el teatro, formando una figura surreal musicalizada por el ritmo mecánico y oscuro.

Luego de interpretar “Desamor”, el escenario cambió de tonalidad a un azul total, precisamente para dar paso a “Canción Azul”, “La Ciudad Se Fue” y “Pez”; transformando la tensión del inicio en una paz profunda. La banda dejó de lado lo más reciente por un momento para repasar su repertorio antiguo con “Maldita”, “Detrás Del Alma” y “El Calor”. “La Luna Es Un Lugar” acercó nuevamente a su material actual, invitando al escenario a Agnes Evseev, quien acompañó a la banda interpretando el theremín, creando una atmósfera tan fantasmagórica como estremecedora.

El juego multisensorial entre lo visual y lo sonoro es un elemento que define la propuesta de Electrodomésticos. Aprovechando al máximo los recursos que ofrece la escenografía del teatro, las animaciones que aparecían en el telón aportaban un matiz onírico. Todo mientras “Fui Detrás De Ti”, “Viento En El Corazón” y “Dos Mil Canciones” completaban el repertorio de su último álbum.

Con gran parte del trabajo ya hecho, la banda dio paso a “En Tu Mirar”, una de sus canciones más reconocibles. “Fe De Carbón” y “Un Sueño En La Piel” fueron la ocasión para que Edita Rojas, baterista, resaltara su talento marcando un pulso cavernario pero preciso, otorgando un ritmo mecánico que terminó con “Voz De La Calle”, tema inédito que dio el cierre con los mismos ruidos de bocinas y automóviles del inicio, englobando correctamente una presentación que concluyó con los aplausos de todo el teatro.

Para algunas bandas que no pertenecen a la música docta, presentarse en el Teatro Municipal de Santiago puede ser una ocasión incómoda o que no les permita estar resueltos, sin embargo, Electrodomésticos se desarrolla ahí con toda naturalidad. Ya son varias las ocasiones que el conjunto se ha presentado en dicho escenario y durante esta última el resultado fue una experiencia apabullante. Son situaciones como estas las que confirman el valor e importancia de la banda liderada por Carlos Cabezas, pioneros de una propuesta que es punto de referencia de lo que podría catalogarse como vanguardia. Pasan los años y Electrodomésticos continúa dejando atónitos a quienes presencian su performance.

Setlist

  1. Ex La Humanidad
  2. Desamor
  3. Canción Azul
  4. La Ciudad Se Fue
  5. Pez
  6. Maldita
  7. Detrás Del Alma
  8. El Calor
  9. La Luna Es Un Lugar
  10. Fui Detrás De Ti
  11. Viento En El Corazón
  12. Dos Mil Canciones
  13. No Me Digas
  14. En Tu Mirar
  15. Fe De Carbón
  16. Un Sueño En La Piel
  17. Voz De La Calle

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 14 horas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 7 días

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 2 semanas

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 3 semanas

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 3 semanas

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Firepower Firepower
DiscosHace 4 semanas

Judas Priest – “Firepower”

Aunque el Parkinson le haya cortado las alas del destino a Glenn Tipton, este no se va sin gritar venganza,...

Freedom’s Goblin Freedom’s Goblin
DiscosHace 4 semanas

Ty Segall – “Freedom’s Goblin”

Ni glam, ni folk, ni garage ni psicodélico. En esta oportunidad, el inquieto y prolífico cantautor de California decidió echar...

Legend Of The Seagullmen Legend Of The Seagullmen
DiscosHace 4 semanas

Legend Of The Seagullmen – “Legend Of The Seagullmen”

El viaje de Legend Of The Seagullmen comenzó varios años atrás, gracias a un encuentro en el que Jimmy Hayward,...

Beloved Antichrist Beloved Antichrist
DiscosHace 1 mes

Therion – “Beloved Antichrist”

Si se ha leído “Los Hermanos Karamazov” de Dostoyevski, entonces uno puede hacerse una idea –mediante su personaje Aliosha– de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas