Conéctate a nuestras redes
Wavves Wavves

En Vivo

Wavves: Deja que ocurra

Publicado

en

El concepto de la caída libre es tan extenso como unívoco. Es caer, ir hacia abajo, entregarse a las fuerzas de la gravedad antes del inevitable freno. Es el momento al medio cuando hay una calma aparente, pero expectante, el que muchas veces tiene la mejor fotografía y es el más recordado. Gente dejándose caer en medio del tumulto era la imagen más repetida en medio del esperado debut de Wavves en Chile, una caída libre en los recuerdos adolescentes y en la ira que acompaña a los sujetos hasta muchos años después, lo que transformó al versátil Espacio San Diego en una plataforma para la guerra mental, por los tiempos que vienen.

El evento, parte de Red Bull Music, subvertía lo que una tranquila tarde de domingo podría ser. En vez de hamacas, siestas y almuerzos tardíos, desde las 17:00 hrs. la gente comenzó a llegar poco a poco al recinto de San Diego, y los que “madrugaron” pudieron ver a Adelaida, banda porteña que es parte de las mejores agrupaciones de rock del país, pese a abrazar en sus últimos lanzamientos un sonido un poco más tradicional.

En vivo, el trío consigue que cada sonido sea vital, sin rellenos, sin sufrir, pese a ciertos problemas de sonido que afectaron a Jurel Sónico y Naty Lane. Adelaida pasó por encima de todo con mucha potencia, y también control melódico, como se ve en tracks como “Holograma”, “Cienfuegos” o “Columpio”. En vez de acercarse a un sonido indie, como sugieren las decisiones que toman en la producción de los discos, en vivo Adelaida se extiende como un animal de guerra que batalla, y gana.

La coherente jornada continuó con Playa Gótica, banda que, si bien no lleva tanto en el ruedo, y además sólo cuenta con un disco a su haber (el excelente “Amigurumi” de 2017), en vivo pareciera que tuvieran dos vidas de experiencia. La forma en que no sólo Fanny Leona, sino que también Loader y Charlie usan el espacio, dejan en claro que conocen bien de lo que son capaces. La mezcla entre pop y shoegaze que tiene el cuarteto es impecable. Hace bailar y cabecear, y Fanny es una impecable frontwoman que no sólo hace show constantemente, sino que mete a la gente en el cuento.

Igualmente, la batería de Pipa es un deleite rítmico y, como dijimos al destacar a “Amigurumi” a fines del año pasado, “el equilibrio de la fuerza en Playa Gótica permite la locura necesaria”. Y es que así suenan “Fuego” o “Extraños Visitantes”, entre el baile y la intensidad. Punto aparte el oficio de la banda de improvisar “Isla Negra” mientras arreglaban una caja en la batería, momento que muestra cómo Playa Gótica sabe demasiado bien lo que hace, y lo hace demasiado bien.

La locura terminaría arribando puntual a las 20:15 horas, cuando Wavves por fin visitaba Chile. El sonido había sido preciso en las bandas anteriores, y tal vez era el desorden el que hizo que no fuera tan bueno para la banda principal, que además tuvo problemas como la “muerte” del amplificador que usaba Alex Gates. Pero, aunque eso no funcionara, existían las canciones y también la onda que se produjo entre la gente y Nathan Williams, quien –arisco como es– se conectó con el público que se volvió loco de inmediato con “Way Too Much”, y aún más después con “King Of The Beach”, nombre del disco de 2010 que dominó la jornada.

La banda funciona y en vivo es mucho más potente que lo que pudieran sugerir sus versiones de estudio. Si existen tintes playeros en muchas canciones, en el escenario todo se torna mucho más hardcore y crudo, lo que se convierte en parte importante de la energía que cruza a cada persona, viviendo el momento, fluyendo con él, y haciendo que Wavves realmente genere olas que vayan arrasando con todo, sea fijándose en los “Idiot” del mundo o aplicando rabia contra el aburrimiento de la vida moderna con “So Bored”, canción que adelantaron del setlist tras los problemas del amplificador de Gates.

Mientras sonaba “My Head Hurts” o “Demon To Lean On”, la gente volaba por sobre los cuerpos, y algunos saltaban desde el escenario con distintas suertes, algunos siendo elevados por brazos ajenos y otros cayendo casi como trapecistas sin red. Es que Wavves había que vivirlo, tenía que ocurrir, tenía que pasar por sobre los cuerpos y las ideas, tenía que pasar por sobre una guitarra que se escuche o no, porque al final lo importante era el momento.

Ver “No Shade” derribando ideas por cien segundos o “Linus Spacehead” proponiendo pasadizos al pasado, son cosas que muchos esperaron por años y, aunque el alegato repetido es que vinieron “tarde”, un domingo a las ocho de la noche pareciera que el tiempo no existiese porque cada uno se sintió en su adolescencia personal, sin carnet, sin pasaporte, sin complacencia que fuera más allá de los casi tres minutos que duraba “Green Eyes”, que cerró los 70 minutos que los fans de Wavves esperaron años sin más.

Setlist

  1. Way Too Much
  2. King Of The Beach
  3. Idiot
  4. Take On The World
  5. Afraid Of Heights
  6. Daisy
  7. So Bored
  8. You’re Welcome
  9. Sail To The Sun
  10. My Head Hurts
  11. Demon To Lean On
  12. Animal
  13. Million Enemies
  14. No Shade
  15. Linus Spacehead
  16. Heavy Metal Detox
  17. Nine Is God
  18. Post Acid
  19. Green Eyes

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 2 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas