Contáctanos
Washed Out Washed Out

En Vivo

Washed Out: Las imágenes detrás

Publicado

en

Aunque Washed Out es un proyecto que ganó reconocimiento desde lo musical, pero que en su último capítulo, “Mr. Mellow” (2017), se ha jugado por lo visual como parte fundamental de la narrativa. He ahí que ha habido una transición desde la timidez amparada en el sonido hacia la misma timidez puesta detrás de imágenes como en el cine. Esto es lo que se pudo ver en la noche del viernes 2 de noviembre en Cúpula Multiespacio, cuando en una nueva edición de Club Fauna se dio el debut esperadísimo de Washed Out, ante unas mil personas que bailaron todo lo que Ernest Greene les puso al frente.

Antes, Estancia La Mar generó las texturas necesarias para poner al público en un estado de gracia. El proyecto conformado por Pablo Muñoz (Gargales, De Janeiros), Mario Martínez (Motivado) y Juan Pablo Abalo (Los Días Contados) tiene a la elegancia como marca registrada, y eso es lo que se pudo advertir en la previa de Washed Out, en poco más de media hora de sonidos que pudieron remitir a lo húmedo, sea en el océano o entre cuerpos en una pista de baile, que además se complementaron con percusiones en vivo en medio del mar de sintetizadores, logrando ser cautivantes.

Esa misma pista es la que recibió a Greene y los dos músicos que lo acompañan en esta gira, y aunque las sonrisas aparecen al comienzo, luego él y su banda se transforman en meras siluetas delante de una pantalla que proyectó visuales especialmente acondicionadas para el show, entre el material hecho para “Mr. Mellow” y lo que se extrae de las cámaras con sensor de movimiento delante de cada uno. Siluetas que van desde “Title Card” (que sonó incompleta por una descoordinación del sonido) hasta el final, y que se dibujan mientras las pistas se contraponen, con los bajos y las percusiones (medio programadas y medio orgánicas) como protagonistas.

Aunque Washed Out es música electrónica, lo cierto es que la vibra del show tiene un carácter mucho más de banda que otra cosa. Guitarras, bajos penetrantes, una batería en constante sonido y voces en vivo, con pocas pistas, conformaban una totalidad que parecía ser el soundtrack de las imágenes detrás, principalmente un collage de imaginería onírica y urbana, muy a la usanza de lo que haría un Michel Gondry, generando ese complemento ideal para entrar en estados de disfrute mucho más profundos.

Otra cosa que deja en claro que Washed Out tiene una cultura de la canción impregnada en sí mismo, es cómo respeta cada tema y le da un matiz diferente, desde el setup de la banda hasta las imágenes, pasando incluso por los cambios en el sonido desde la mesa, que pueden ser muy ligeros, pero que hacen que “Get Up” sea más fiestera en sus bajos que “Hold Out”, o que “Feel It All Around” tenga un efecto de 808s más marcadamente ochentero que la gigantesca “Amor Fati”, ese single que catapultó a Washed Out y que en vivo suena más urgente y mucho más viva, casi olvidándose de esa atmósfera de los sueños que podría haber sido su marca registrada hace unos años.

Con “Soft” y “Eyes Be Closed” se cerró un show que no sólo trajo por primera vez a Washed Out a Chile, sino que también permitió contemplar al proyecto de Greene como algo más allá de lo musical, teniendo una experiencia completa de arte multimedial, pero también una fiesta, pura y simple, de gran música dispuesta para generar movimientos en los cuerpos, e impacto en las cabezas. Un debut redondo de un proyecto que –viendo la reacción del público– se espera vuelva pronto a seguir ahondando en sus ideas de lo que debe ser la música, siempre cambiando, y siempre generando más y más conexión.

Setlist

  1. Title Card
  2. Burn Out Blues
  3. Yeah
  4. Olivia
  5. New Theory
  6. Floating By
  7. Luck / Zonked
  8. Hard To Say Goodbye
  9. Don’t Give Up
  10. Belong
  11. Get Up
  12. Hold Out
  13. Get Lost
  14. Feel It All Around
  15. Amor Fati
  16. Soft
  17. Eyes Be Closed

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

Queens Of The Stone Age: Como un reloj

Publicado

en

Queens Of The Stone Age

Siempre es complicado para una banda el hecho de salir a girar presentando un álbum nuevo, y aunque el aclamado “Villains” (2017) de Queens Of The Stone Age supuso un giro en el sonido de los oriundos de Palm Desert, también significó un avance en la capacidad interpretativa de la banda, ampliando sus horizontes sonoros a una gama mucho más dinámica, sobre todo en vivo. Lo anterior da a entender que presentar composiciones nuevas no sería una complicación para el quinteto, ya que la destacable calidad de sus trabajos les ha permitido una muy buena recepción con cada disco que publican. Luego de memorables visitas en 2010, 2013 y 2014, QOTSA concretaba su anhelado regreso en Movistar Arena, ante una fiel fanaticada que sólo quería disfrutar lo que Josh Homme y compañía tenían para ofrecer. Obviamente, la banda cumplió a cabalidad con las expectativas, por ende, lo vivido en el recinto del Parque O’Higgins fue una verdadera celebración, de principio a fin.

Manteniendo la tónica de su última visita, el chileno Alain Johannes nuevamente fue el encargado de amenizar la espera al show de la banda, presentándose esta vez en su formato trío, junto a los hermanos Foncea acompañándolo en batería y sintetizadores. Con un sonido fuerte y claro, Johannes deleitó a los presentes en una presentación que bordeó los 40 minutos de duración, entregando composiciones como “Endless Eyes”, un recuerdo a Eleven con “Reach Out”, o la favorita “Making A Cross”, extraída del proyecto The Desert Sessions, animando a los fans que de a poco fueron llenando el Movistar Arena a la espera de QOTSA. Una vez más, Alain demostró su estatus de culto para el movimiento stoner, comprobándolo gracias a su desplante y entrega sobre el escenario por qué es uno de los artistas más solicitados entre los miles de proyectos que Homme y otros músicos de similar estilo llevan a cuestas.

Pero toda tranquilidad previa se vio interrumpida a eso de las 21:30 horas con la canción “Walk The Night” de The Skatt Brothers, que es utilizada regularmente como la introducción al show de QOTSA. Los integrantes fueron entrando de a uno al escenario, con Troy Van Leeuwen y Josh Homme llevándose la mayoría de las ovaciones, y con una banda sonando inspirada y decidida desde el primer minuto. Sólo bastó que el combo inicial con “If I Had A Tail”, “Head Like A Haunted House” y “Monsters In The Parasol” golpeara las cabezas de los presentes para entender que esto sería una locura, ratificando desde el primer momento que la velada sería de todo menos tranquila. Avalados bajo el lanzamiento de un nuevo álbum de estudio, tener un setlist fresco y variado parecía una tarea sencilla, más aún considerando el hecho de que se trataba de la cuarta visita de la banda a nuestro país, pero tal parece que QOTSA mira siempre adelante, y eso fue evidenciado por el claro énfasis que el repertorio ejerció sobre sus últimas dos placas, “…Like Clockwork” (2013) y el ya mencionado “Villains”.

Lo anterior habla de una madurez muy consistente que la banda forjó en el alero de sus últimas producciones, constituyéndose como una maquinaria con cada pieza haciendo su trabajo, en la más pura sincronización con el resto. El trabajo rítmico de Michael Shuman y Jon Theodore en el bajo y la batería, respectivamente, los mostró implacables y sólidos en cada canción que sostenían sobre sus cimientos instrumentales, mientras que Van Leeuwen tomó un protagonismo más notorio en cuanto a la ejecución de riffs, aportando la cuota de energía y furia necesaria a la particular voz de Homme. Por último, si bien no menos importante, quien dirige todo el buque, Dean Fertita y su silencioso trabajo instrumental, desfilando por la guitarra, los teclados, sintetizadores y la percusión, y generando el contexto e hilo conductor sonoro de toda la presentación. Momentos de brillo que iban y venían, con invitación incluida a Alain Johannes, que se unió a la banda para una agresiva interpretación de “Hangin’ Tree”, uno de los puntos altos en esta intensa noche.

Una intensidad presente cada minuto, que posiblemente se vio mermada por algunos problemas de saturación en ciertas partes del recinto, algo que fue comentario obligado a la salida del show por los asistentes, al punto de que en “Go With The Flow” el sonido (salvo el de retorno) se fue por unos fugaces tres segundos, imperceptibles dentro de la vorágine instrumental que la banda estaba viviendo sobre el escenario. Más allá de todo eso, la figura de QOTSA ahora ya se acerca hacia el estatus de culto, especialmente luego de haber sobrepasado el mainstream hace algún tiempo.

Fuera de toda discusión de cuál visita de la banda ha sido mejor, todas tienen algo que las hace únicas e incomparables y, en este caso particular, es la habilidad de poder desarticular y reinterpretar canciones acordes con los conocimientos adquiridos gracias al paso de los años. El quinteto lo dio todo en escena, con Theodore incluso lesionándose una mano (según lo comentado por Homme previo al encore), lo que toma sentido luego de que el setlist de la banda mostrara tres canciones que no fueron incluidas en la presentación. Queens Of The Stone Age destacó, se lució y sorteó cualquier inconveniente que se pudiese presentar, dejando en claro dos cosas: primero, que todavía queda mucho por hacer de cara al futuro, y segundo, que esta no será la última vez que sabremos de ellos en nuestro país.

Setlist

  1. If I Had A Tail
  2. Head Like A Haunted House
  3. Monsters In The Parasol
  4. My God Is The Sun
  5. Feet Don’t Fail Me
  6. The Way You Used To Do
  7. You Can’t Quit Me Baby
  8. No One Knows
  9. The Evil Has Landed
  10. I Sat By The Ocean
  11. Hangin’ Tree
  12. Domesticated Animals
  13. Make It Wit Chu
  14. Smooth Sailing
  15. I Appear Missing
  16. Villains Of Circumstance
  17. Little Sister
  18. Go With The Flow
  19. Regular John
  20. A Song For The Dead

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 2 meses

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 2 meses

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 2 meses

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 3 meses

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 3 meses

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 3 meses

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 3 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 3 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas