Contáctanos
Washed Out Washed Out

En Vivo

Washed Out: Las imágenes detrás

Publicado

en

Aunque Washed Out es un proyecto que ganó reconocimiento desde lo musical, pero que en su último capítulo, “Mr. Mellow” (2017), se ha jugado por lo visual como parte fundamental de la narrativa. He ahí que ha habido una transición desde la timidez amparada en el sonido hacia la misma timidez puesta detrás de imágenes como en el cine. Esto es lo que se pudo ver en la noche del viernes 2 de noviembre en Cúpula Multiespacio, cuando en una nueva edición de Club Fauna se dio el debut esperadísimo de Washed Out, ante unas mil personas que bailaron todo lo que Ernest Greene les puso al frente.

Antes, Estancia La Mar generó las texturas necesarias para poner al público en un estado de gracia. El proyecto conformado por Pablo Muñoz (Gargales, De Janeiros), Mario Martínez (Motivado) y Juan Pablo Abalo (Los Días Contados) tiene a la elegancia como marca registrada, y eso es lo que se pudo advertir en la previa de Washed Out, en poco más de media hora de sonidos que pudieron remitir a lo húmedo, sea en el océano o entre cuerpos en una pista de baile, que además se complementaron con percusiones en vivo en medio del mar de sintetizadores, logrando ser cautivantes.

Esa misma pista es la que recibió a Greene y los dos músicos que lo acompañan en esta gira, y aunque las sonrisas aparecen al comienzo, luego él y su banda se transforman en meras siluetas delante de una pantalla que proyectó visuales especialmente acondicionadas para el show, entre el material hecho para “Mr. Mellow” y lo que se extrae de las cámaras con sensor de movimiento delante de cada uno. Siluetas que van desde “Title Card” (que sonó incompleta por una descoordinación del sonido) hasta el final, y que se dibujan mientras las pistas se contraponen, con los bajos y las percusiones (medio programadas y medio orgánicas) como protagonistas.

Aunque Washed Out es música electrónica, lo cierto es que la vibra del show tiene un carácter mucho más de banda que otra cosa. Guitarras, bajos penetrantes, una batería en constante sonido y voces en vivo, con pocas pistas, conformaban una totalidad que parecía ser el soundtrack de las imágenes detrás, principalmente un collage de imaginería onírica y urbana, muy a la usanza de lo que haría un Michel Gondry, generando ese complemento ideal para entrar en estados de disfrute mucho más profundos.

Otra cosa que deja en claro que Washed Out tiene una cultura de la canción impregnada en sí mismo, es cómo respeta cada tema y le da un matiz diferente, desde el setup de la banda hasta las imágenes, pasando incluso por los cambios en el sonido desde la mesa, que pueden ser muy ligeros, pero que hacen que “Get Up” sea más fiestera en sus bajos que “Hold Out”, o que “Feel It All Around” tenga un efecto de 808s más marcadamente ochentero que la gigantesca “Amor Fati”, ese single que catapultó a Washed Out y que en vivo suena más urgente y mucho más viva, casi olvidándose de esa atmósfera de los sueños que podría haber sido su marca registrada hace unos años.

Con “Soft” y “Eyes Be Closed” se cerró un show que no sólo trajo por primera vez a Washed Out a Chile, sino que también permitió contemplar al proyecto de Greene como algo más allá de lo musical, teniendo una experiencia completa de arte multimedial, pero también una fiesta, pura y simple, de gran música dispuesta para generar movimientos en los cuerpos, e impacto en las cabezas. Un debut redondo de un proyecto que –viendo la reacción del público– se espera vuelva pronto a seguir ahondando en sus ideas de lo que debe ser la música, siempre cambiando, y siempre generando más y más conexión.

Setlist

  1. Title Card
  2. Burn Out Blues
  3. Yeah
  4. Olivia
  5. New Theory
  6. Floating By
  7. Luck / Zonked
  8. Hard To Say Goodbye
  9. Don’t Give Up
  10. Belong
  11. Get Up
  12. Hold Out
  13. Get Lost
  14. Feel It All Around
  15. Amor Fati
  16. Soft
  17. Eyes Be Closed

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

Magma: De vuelta a Kobaïa

Publicado

en

Magma

En uno de los eventos más esperados de este segundo semestre, Magma retornó al país a cuatro años de su grandioso debut en Chile, ocasión en que realizaron dos shows que quedaron grabados en la retina de los miles de seguidores que esperaron durante décadas el arribo de los franceses a un escenario nacional. El sueño se cumplió y ahora quedaba esperar por el regreso de la agrupación, el cual se concretó anoche en el Teatro Nescafé de las Artes, donde recibimos la tercera parte del llamado “The Endless Tour”, en otra jornada de finísimo rock progresivo que quedará para la posteridad.

Desde que los ocho músicos se instalaron sobre el proscenio, una atmósfera mágica se apoderó del recinto, confirmando que estábamos de vuelta en las tierras de Kobaïa, el planeta ficticio creado por Christian Vander, donde se desarrolla temáticamente la totalidad de la discografía del conjunto. “Ëmëhntëhtt-Ré” dio inicio al concierto, en más de cuarenta minutos de odisea musical imparable. Como si fuésemos parte de un mantra colectivo, la composición dejó ver grandes muestras de virtuosismo de parte de los músicos, hipnotizantes pasajes que iban en un constante in crescendo para luego detonar y pasar a una sección totalmente distinta, sin perder el hilo del relato ni romper la atmósfera. Lo de Magma en vivo es una experiencia inmersiva, donde el espectador debe estar totalmente dispuesto a dejarse llevar por la música. Lo positivo es que no es nada complicado entrar en su universo, cortesía de un show en que el espíritu prima por sobre la intelectualidad.

Sobre lo anterior, “Theusz Hamtaahk” fue quizás el corte más cautivador de la jornada. Poniendo gran énfasis en el juego de voces y en las bases rítmicas que se extendían durante largos minutos, en lo que parecía un péndulo para los sentidos. En una sensación bastante parecida a la que logran los norteamericanos Swans en sus catárticas presentaciones, Magma se despachó una performance extraordinaria cuando el cronómetro ya marcaba una hora de música, que, más que música, es un verdadero ritual mágico.

Los franceses no tardaron en regresar y, ante la ovación general del respetable, lanzaron uno de sus clásicos más celebrados de su discografía: “Kobaia”, y el concierto se transformó en un show de rock setentero y sicodélico, donde hubo espacio para solos de guitarra y teclados, e incluso para que aromas de hierbas de dudosa procedencia comenzarán a circular por el aire del lugar.

Luego de una nueva salida del grupo, el público demandaba más porque, incluso si las composiciones de Magma pueden parecer verdaderas maratones, la sensación que dejan es revitalizante y sólo quedan ganas de más. Stella Vander, la vocalista más longeva del conjunto y esposa de Christian Vander, salió a escena para presentar la bella balada “Ehn Deiss”, tema original de Offering, proyecto que también fue fundado por el baterista, bajando el telón en una nota emotiva que dejó a todo el mundo conforme, independiente de que las ansias por seguir recorriendo los parajes de Kobaïa persistieran.

Retirándonos del teatro con el espíritu lleno de energía, el retorno de Magma a la capital estuvo a la altura de su leyenda; nos entregó dos horas de música que trasciende a los sentidos y es capaz de hacernos partes de un viaje único. Con la esperanza de poder volver a verlos lo antes posible, el recuerdo de este nuevo recorrido por Kobaïa quedará atesorado como uno de los grandes acontecimientos musicales de este 2017.

Setlist

  1. Ëmëhntëhtt-Ré
  2. Theusz Hamtaahk
  3. Kobaia
  4. Ehn Deiss (original de Offering)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Different Days Different Days
DiscosHace 6 horas

The Charlatans – “Different Days”

Para ser una banda que ha enfrentado el fallecimiento de dos integrantes, primero el tecladista Rob Collins en 1996 y...

Relatives In Descent Relatives In Descent
DiscosHace 3 días

Protomartyr – “Relatives In Descent”

¿Cómo va a sonar el apocalipsis cuando llegue e impacte a la humanidad? ¿Será un rugido del núcleo de la...

Carry Fire Carry Fire
DiscosHace 3 días

Robert Plant – “Carry Fire”

Cuando hablamos de músicos fundacionales del rock que aún mantienen vivas sus carreras, especialmente los que formaron parte de las...

Ogilala Ogilala
DiscosHace 5 días

William Patrick Corgan – “Ogilala”

Cuando estaba en medio del proceso de creación del sucesor de “Monuments To An Elegy” (2014), la mente maestra de...

A Night At The Opera A Night At The Opera
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “A Night At The Opera” de Queen

Al abrir la versión en vinilo de “A Night At The Opera” (1975) uno se encuentra con una imagen reveladora...

The Sin And The Sentence The Sin And The Sentence
DiscosHace 1 semana

Trivium – “The Sin And The Sentence”

Beethoven señaló que el genio se compone de un dos por ciento de talento y de un noventa y ocho...

The Desaturating Seven The Desaturating Seven
DiscosHace 2 semanas

Primus – “The Desaturating Seven”

Cuando alguien decide adentrarse en el extraño mundo de Primus, acepta el riesgo de visitar un terreno en el que...

Hiss Spun Hiss Spun
DiscosHace 2 semanas

Chelsea Wolfe – “Hiss Spun”

La carrera artística de Chelsea Wolfe ha sido un recorrido gradual por las múltiples variantes que orbitan alrededor de lo...

Cendrars Cendrars
DiscosHace 2 semanas

Cendrars – “Cendrars”

El álbum debut siempre es un fenómeno interesante. Suele combinar en distintas medidas la imagen que el artista quiere proyectar...

Visions Of A Life Visions Of A Life
DiscosHace 2 semanas

Wolf Alice – “Visions Of A Life”

Cuando Wolf Alice lanzó su primer disco, “My Love Is Cool” en 2015, la prensa especializada los catalogó como la...

Publicidad

Más vistas