Conéctate a nuestras redes
VUUR VUUR

En Vivo

VUUR y Delain: Reinventando la misma rueda

Publicado

en

Es extraño que se hable siempre majaderamente de cómo el rock pierde terreno ante otros estilos, principalmente por dos motivos. El primero es que en los números no hay grandes pérdidas y público sigue existiendo. El segundo es que, en lo creativo, no hay grandes estancamientos en la visión más general, algo marcado por la existencia de cada vez más (y mejores) mujeres dentro de las posibilidades creativas, algo que hemos dicho muchas veces, por ejemplo, cuando Courtney Barnett vino el 1 de marzo pasado, sin ir más lejos. Por eso la velada del 19 de mayo en el Teatro Cariola no sólo tenía mucho de interesante por la calidad, sino también por las visiones sobre el rock que se ponían en escena, con Delain volviendo luego de apenas siete meses y VUUR luego de quince.

Pese a la prontitud de estos retornos, la gente llegó desde temprano, en una jornada que sería abierta por el crédito nacional Caterina Nix, quien con su banda entregó su ya acostumbrada solvencia y buena voz, junto a canciones bien tocadas que, sin embargo, dentro del contexto de la noche, quizás sería lo más clásico que veríamos en escena, no por ello siendo menos excelente.

El dueto de Caterina con Karin de Slaverty como invitada fue una muestra maestra de cómo se opera en el rock sinfónico. Igualmente fue una buena chance de ver cómo se vienen las novedades con la artista, que hace poco lanzó “Furyborn”, primer sencillo con su banda Chaos Magic, cuyos músicos la acompañaron en escena en media hora precisa para entregar calidad de entrada a los centenares que llegaron temprano.

Delain

Veinticinco minutos después de finalizado lo de Caterina Nix, vino el turno de Delain, que, a menos de dos años desde su debut en Chile, retornaba con material nuevo, el EP “Hunter’s Moon” lanzado hace tres meses. Pero el show que mostraron en el Cariola distaba de enfocarse en novedades y fue más cercano a ese show del Club Subterráneo en 2017, recorriendo la historia de la banda, algo inteligente considerando que a esas alturas, además del público de la banda holandesa, también iba llegando la fanaticada de Anneke Van Giersbergen que más adelante tocaría con VUUR.

Delain es una banda inteligente, de esas que entiende cómo se debe evolucionar, y es excelente la vuelta de tuerca que logra porque hace que un sonido, que pareciera estar estacionado en convencionalismos, logre llegar a un estado mucho más ligado a sonidos populares. Esto puede ser complejo para públicos más tradicionales, pero en una noche como esta calza perfecto, dados los cánones desafiados en la jornada.

Desde el comienzo con “Go Away” y la muy bien recibida por la gente, “Suckerpunch”, que se notó que el nivel de sonido del micrófono estaba muy bajo, algo extraño dada la profundidad de la voz de Charlotte Wessels. Mucho más adelante, ella se disculparía porque no podía dar el cien por ciento al estar muy resfriada, algo que tampoco se notó mucho porque la vocalista saltó y se movió como si estuviera mejor que nunca, y números exigentes con su voz, como “Get The Devil Out Of Me”, funcionaban bien, mientras el resto de la banda se lucía también.

Es interesante cómo es que Delain se mueve en materia estilística, con un look cercano al metal sinfónico, pero que en sus composiciones llevan más hacia el pop, e incluso con citas al famoso millennial woop y líneas más parecidas a lo que haría un Paramore que un Within Temptation o un Nightwish. He ahí también la mirada más interesante que provocan, porque no se trata de un rock sólo muy bien hecho, sino también de una evolución que puede llegar a más oídos, sin duda alguna. Por ejemplo, “Hunter’s Moon”, lo más nuevo de la banda, muestra el camino que pueden seguir, más ligado a la faceta pop que al rock, lo cual es interesante porque hoy no existe verdadero metal pop.

Entre jams de Timo Somers y Joey de Boer, e interludios programados, la banda iba marcando distintos momentos en el show, aunque sin propósitos narrativos o expresivos claros, lo que hacía lucir al concierto como algo más extenso de lo que fue. Ello no afectó mayormente el desarrollo de un espectáculo cuya mayor dificultad seguiría siendo el micrófono no en el nivel óptimo para destacar la voz de Charlotte, quedando sumergida en los instrumentos en canciones como “Mother Machine” o “We Are The Others”, y sería también algo que afectaría a la propia Anneke, por lo que no se ve como tema sólo de Delain, quienes, eficazmente en 70 minutos, configuraron un show a su medida, con un cierre de antología y muy adecuado con la canción “The Gathering”, buscando comunión y entregando otro camino para reinventar esta rueda que sigue girando como es la del rock.

VUUR

Una figura que sabe bien toda la extensión de ese concepto es Anneke Van Giersbergen, artista que se ha movido por todo el espectro, desde lo más sinfónico y suave a lo más crudo. Precisamente en esta última parte del abanico de posibilidades es con lo que volvía, en este caso a dar un show más extenso que su debut con VUUR en Chile en el Teatro Caupolicán abriendo para Epica, y en este caso cerrando la jornada. Aunque Anneke es conocida por lo melódico y lo sinfónico al servicio de sus canciones, ella sentía que tenía que mostrar su lado más heavy metal, y con VUUR lo hace de gran forma. Si Caterina Nix trabaja desde la excelencia y Delain desde la vuelta más pop, Anneke con VUUR busca el retorno a lo básico, y eso se agradece porque muestra que, aunque los riffs sean más duros, la voz de Anneke evoca la misma sensación épica y calidez adecuadas a las canciones, obviamente.

Tres minutos antes de las 22:00 hrs., tiempo convenido para el inicio del show, la banda salió al escenario y de inmediato con “Time – Rotterdam” quedó claro que, lejos de las aventuras melódicas en las que se había metido Anneke, lo de VUUR es orgánico y directo. Lograr canciones interesantes es el reto inicial, pero superado eso, lo que brilla es el complemento de su voz con instrumentos más rockeros que nunca en la carrera de una artista que hace lo que quiere y le sale bien.

A veces da la impresión de que las canciones que conforman el disco debut de VUUR, “In This Moment We Are Free – Cities” (2017), están sobre desarrolladas; de hecho, durando un poco más de lo que deberían, quitándole fuerza al material. Pero esa fuerza logra estar equilibrada en vivo, haciendo que canciones un poco lánguidas en estudio, como “Days Go By – London” o “The Martyr And The Saint – Beirut” logren tomar real vuelo. Parte del atractivo, claramente, radica en el lenguaje corporal de Anneke y los músicos, todos quienes están disfrutando mucho lo que hacen, y eso que parece un premio de consuelo para muchos, en realidad también se traspasa a la manera de interpretar las composiciones.

Igualmente, queda muy claro que a VUUR le queda camino cuando –fuera de excepciones como “Freedom – Rio” o la muy especial “Sail Away – Santiago”, que sólo apareció en el setlist del show en Chile en esta pasada por Sudamérica– los momentos más intensos fueron con canciones de The Gathering, como “On Most Surfaces (Inuït)” o la versión gigantesca de “The Storm” del proyecto The Gentle Storm. La gente hace sentir eso, aunque en verdad el show tiene un gran equilibrio y muestra cómo Anneke cree en lo que está haciendo, y eso le da un peso y una gravedad específicas al proyecto.

El cierre con “Strange Machines” de The Gathering, luego de bromear con que sólo quedaba una canción porque “tenemos que ir a ver la repetición del capítulo de “Game Of Thrones”, dejó en claro de que Anneke no olvida los puntos de partida, pero que no por ello va a mirar sólo hacia atrás. Es en la nueva vida que toman canciones antiguas donde se nota el valor real de VUUR, un proyecto que propone desde lo básico una manera más fresca de vivir cierto tipo de composiciones más rockeras, proponiendo un cierre preciso para una noche de intérpretes femeninas que muestran el camino, sin copiarse ni siquiera a ellas mismas.

Tras hora y cuarto de VUUR, los aplausos llenaban el Teatro Cariola y, así como llega, se va nuevamente la sonrisa de una Anneke que sabe bien lo que hace, y que logra convencer a todo el mundo de eso, con un goce único en el proceso.

Setlist Delain

  1. Go Away
  2. Suckerpunch
  3. The Glory And The Scum
  4. Get The Devil Out Of Me
  5. Hands Of Gold
  6. Sing To Me
  7. Timo & Joey Jam
  8. Pristine
  9. Mother Machine
  10. Don’t Let Go
  11. We Are The Others
  12. Hunter’s Moon
  13. The Gathering

Setlist VUUR

  1. Time – Rotterdam
  2. On Most Surfaces (Inuït) (original de The Gathering)
  3. My Champion – Berlin
  4. The Storm (original de The Gentle Storm)
  5. Days Go By – London
  6. The Martyr And The Saint – Beirut
  7. Freedom – Rio
  8. Fallout (original de Devin Townsend Project)
  9. Your Glorious Light Will Shine – Helsinki
  10. Reunite! – Paris
  11. Sail Away – Santiago
  12. Strange Machines (original de The Gathering)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

The Raconteurs: Paréntesis

Publicado

en

Raconteurs

Tal como lo hemos venido señalando durante estas últimas y convulsionadas semanas, el tratar de asistir a un evento musical y disfrutarlo disociándose por completo de lo que ocurre en nuestro país, es una tarea prácticamente imposible. La incertidumbre se vive en cada segundo a la espera de una suspensión o cancelación de un evento a última hora y, peor aún, el temor de que un nuevo hecho lamentable siga causando sufrimiento entre nuestros compatriotas es una preocupación que se mantiene latente durante esta crisis. Hay gente que la está pasando muy, muy mal por la pésima gestión de un gobierno que se fuerza en no dar su mano a torcer, y hasta que no exista una respuesta contundente y satisfactoria para la ciudadanía por parte de las autoridades, seguiremos con la sensación de que las cosas no están para nada bien. Por lo tanto, actividades que nos producen tanto goce como lo es asistir a un concierto –incluso si se desarrollan con completa normalidad como ocurrió anoche–, seguirán viéndose truncadas por la ansiedad y la incertidumbre.

Así y todo, anoche este redactor tuvo la tarea de cubrir el debut de The Raconteurs en Coliseo Santiago. Jack White regresaba a Chile con el proyecto que inicio junto a su amigo Brendan Benson, y que este año lanzó su tercer álbum de estudio, “Help Us Stranger“, el que marcó el retorno de la banda al mapa musical luego de once años de silencio discográfico. Los norteamericanos, tal como lo confesó White durante la presentación, estuvieron a punto de no concretar la fecha en el país debido obviamente a todo lo que está pasando, pero finalmente las cosas funcionaron y anoche vivimos un recital eléctrico y vibrante, donde los asistentes pudimos tener un poderoso paréntesis en medio del caos.

Poniendo énfasis en su nueva placa, el inicio del concierto fue inmejorable con la atronadora entrada de los músicos y la posterior interpretación de “Bored And Razed”. El quinteto arrasó con el escenario, siendo la figura más prominente y enérgica la de Jack White, hombre que, entre saltos y corridas, se instaló desde el primer momento como la fuerza salvaje del espectáculo. Su voz distorsionada, el poder de los riffs y la impecable performance de sus colegas, marcaron los primeros minutos de actuación, donde siguieron canciones como “Level” y “Old Enough”, encendiendo a la audiencia que se contagió desde el primer instante de la sinergia de los estadounidenses.

De ahí en adelante la velada siguió su curso sin inconvenientes y a toda velocidad. Al término de cada corte, White se acercaba rápidamente a uno de sus compañeros o roadies para darles indicaciones de lo que venía en el set, manteniendo la mayoría de las canciones que vienen presentando en la gira –pese a que en Chile tocaron dos temas menos que en Argentina–, pero que vio modificado su orden para la ocasión.

En varias oportunidades los músicos debían correr para cambiar una guitarra o retomar posiciones, ya que White no dio mayor espacio a pausas y se enfocó netamente en brindar un espectáculo completo al respetable. Canciones como “Only Child”, “Somedays (I Don’t Feel Like Trying)” o la demoledora “Broken Boy Soldier” fueron prueba de lo anterior. The Raconteurs en vivo es una gran explosión controlada, que a veces sobrepasa los márgenes y se transforma en una experiencia impredecible y adrenalínica.

Sunday Driver” nos llevó al encore, siendo el mejor pasaje de la noche por lejos. Comenzando con el cover de Donovan, “Hey Gyp (Dig The Slowness)”, para continuar con “Consoler Of The Lonely” y “Salute Your Solution”, rematando con la impresionante y extensa “Blue Veins”, de la que se apoderó completamente Jack White con su guitarra y voz, en un verdadero hito de la noche, dejando a la fanaticada en completo éxtasis. La tarea ya estaba hecha y, para dar la estocada final, llegó el hit “Steady, As She Goes”, bajando el telón con el recinto cantando y saltando al ritmo de los norteamericanos.

Palabras de agradecimiento y cariño a los chilenos por parte de White y Benson, foto grupal y The Raconteurs salía del escenario cerrando el paréntesis. Los guardias pidieron que la gente se retirara rápidamente de las instalaciones y así lo hicieron. Durante la pausa de espera para el bis se escucharon los típicos cantos como “el que no salta es paco”, “el pueblo unido jamás será vencido”, o el más reciente “Chile despertó”, los que se replicaron con alegría y entusiasmo entre algunos asistentes cuando nos tocaba volver a la realidad.

La satisfacción de un gran concierto se queda con nosotros y también las ganas de pasar a un bar y seguir comentando lo ocurrido con los amigos, porque lamentablemente los ánimos no están para eso, y mientras el país no obtenga una solución a sus demandas, grandes momentos como el vivido esta noche de miércoles seguirán siendo pequeños, pero muy necesarios, paréntesis.

Setlist

  1. Bored And Razed
  2. Level
  3. Old Enough
  4. Now That You’re Gone
  5. Don’t Bother Me
  6. You Don’t Understand Me
  7. Top Yourself
  8. Only Child
  9. Broken Boy Soldier
  10. Somedays (I Don’t Feel Like Trying)
  11. The Switch And The Spur
  12. Pull This Blanket Off
  13. Shine The Light On Me
  14. Help Me Stranger
  15. Sunday Driver
  16. Hey Gyp (Dig The Slowness)
  17. Consoler Of The Lonely
  18. Salute Your Solution
  19. Blue Veins
  20. Steady, As She Goes

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 6 días

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 6 días

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 6 días

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 6 días

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Jamie Jamie
DiscosHace 2 semanas

Brittany Howard – “Jaime”

Cuando Brittany Howard anunció su primer proyecto como solista, alejada de sus compañeros de Alabama Shakes, las reacciones de sorpresa...

RainViento RainViento
DiscosHace 2 semanas

Cevladé – “RainViento”

A estas alturas, no debiera ser sorpresivo que Cevladé saque un disco de alta relevancia, calidad y arrojo no sólo...

Free Free
DiscosHace 1 mes

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 mes

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas