Conéctate a nuestras redes
Volbeat Volbeat

En Vivo

Volbeat: Sellando el trato

Publicado

en

A las seis de la tarde ya se congregaban los primeros fanáticos de Volbeat afuera del Teatro Teletón para vivir el segundo encuentro con los daneses, tras su debut en nuestras tierras durante el Metal Fest de 2012, esta vez en un formato más personal, que los tuvo como absolutos protagonistas. Desde temprano se sentía del hambre del público chileno, ansioso de disfrutar de uno de los shows más electrizantes de la escena rockera actual, energía que se tradujo en una jornada delirante, gracias a una banda que lo dio todo para demostrar que las guitarras fuertes siguen haciendo hervir la sangre de todo aquel que esté dispuesto a dejarse llevar por los sonidos más afilados.

Al ritmo de “Born To Rise Hell” de Motörhead, Jon Larsen apareció en escena para animar al público desde la batería, seguido por Kaspar Boye Larsen, Rob Caggiano y Michael Poulsen, quienes arremetieron con la fuerza arrolladora de “Devil’s Bleeding Crown”, desatando de inmediato el descontrol. La banda se mostró sonriente y sorprendida por la euforia con la que fueron recibidas “Radio Girl”, “Heaven Nor Hell”, “A Warrior’s Call” y “I Only Wanna Be With You”, original de Dusty Springfield, un comienzo no apto para cardiacos.

A ustedes sí que les gusta Volbeat”, fueron las palabras con las que Poulsen se mostró increíblemente emocionado antes de comenzar con el palm-muting que acompaña la primera estrofa de “Lola Montez”, seguida al pie de la letra y con los puños arriba por cada uno de los presentes, en una comunión que no hizo más que aumentar en “16 Dollars” y “Sad Man’s Tongue”, con dedicatoria y agradecimiento a los chilenos, enmarcados en el infalible guiño al ídolo Johnny Cash.

El carisma y la gran presencia del vocalista descansan también en la poderosa entrega de sus acompañantes, quienes ejecutan cada canción con un gran nivel técnico, uno que resonó fuerte en las paredes del recinto de calle Mario Kreutzberger. Jon Larsen se mostró feroz en “Doc Holiday”, “Let It Burn”, “Seal The Deal”, “Slaytan” y “Dead But Rising”, aumentando y disminuyendo velocidades con precisión, cambiando de ritmo y sumando detalles minuciosamente para reforzar las canciones, pero también bajándole algunos cambios a “Fallen”, que perdió en intensidad, aunque se escuchó un poco más cadenciosa sin perder una pizca de gracia, imposible con esa construcción compositiva tan perfecta.

Kaspar Boye Larsen también hizo lo suyo desde las cuatro cuerdas, cambiando entre la uñeta y los dedos según fuera necesario. De hecho, su rol es tan vital, que se sintió totalmente fuera de lugar cuando Poulsen escogió una guitarra con una afinación distinta en “Parasite”, lo que Kaspar notó inmediatamente y tuvieron que parar para comenzar de nuevo; un momento que sortearon entre risas. Otra pieza fundamental es Caggiano, cuya destreza en la rítmica más country de “The Lonesome Rider”,  los riffs más densos de “Hallelujah Goat” o los detalles en los medios tiempos de “For Evigt” –en la que además se hace cargo de la acústica por momentos– lo convierten en la clave de la fuerza arrolladora que ganó la banda con él entre sus filas, totalmente descollante imponiendo su presencia por todo el escenario.

Tras volver del encore, “Black Rose” y “Maybellene I Hofteholder” condujeron la parte final del concierto, en la que Michael se acercó a uno de los extremos y le dio una uñeta a un niño que corrió hacia donde estaba él. “Invitemos a los más jóvenes al escenario”, anunció el vocalista antes de cerrar con “Still Counting”. Lo que partió con la intención de cerrar el show sólo con los más pequeños, se transformó en una fiesta que incluyó a entusiastas de todas las edades cantando con ellos, tomándose fotos y apoderándose de los micrófonos.

Volbeat terminó el show con su gente, codo a codo, y se entregó en cuerpo y alma a la locura de uno de los públicos más intensos de este lado del continente. Volvieron como héroes en gloria y majestad a una tierra que los seguirá recibiendo como se merecen, porque es un derecho que se han ganado a punta de melodías que todos pueden cantar como si la vida misma dependiera de ello.

Setlist

  1. Devil’s Bleeding Crown
  2. Radio Girl
  3. Heaven Nor Hell
  4. A Warrior’s Call
  5. I Only Wanna Be With You (original de Dusty Springfield)
  6. Lola Montez
  7. 16 Dollars
  8. Sad Man’s Tongue
  9. Doc Holiday
  10. Let It Burn
  11. Seal The Deal
  12. Slaytan
  13. Dead But Rising
  14. Fallen
  15. Parasite
  16. The Lonesome Rider
  17. Hallelujah Goat
  18. For Evigt
  19. Black Rose
  20. Maybellene I Hofteholder
  21. Still Counting

Fotos por Francisco Medina para Lotus Producciones

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Soziedad Alkoholika: Vuelven los tiempos oscuros

Publicado

en

Soziedad Alkoholika

Hay ocasiones en que la música trasciende lo estrictamente artístico para obedecer a un fin mayor. Música de resistencia, donde el ojo crítico y contingente pareciera ser un aspecto inexorable al momento de componer. Esa es la fórmula que cultiva el conjunto de Vitoria hace más de treinta años: líricas frontales acompañadas por la fuerza del crossover thrash. Un combo indisoluble que, frente a los tiempos que corren, no pierde validez. Así quedó demostrado durante la jornada del sábado en el Teatro Teletón, donde las canciones de los vascos de Soziedad Alkohólika no dejaron de exponer su perspectiva de mundo y sonaron tan urgentes como antaño.

Como antesala al show, los locales de Gordom fueron los encargados de encender el ambiente, ofreciendo una mixtura de thrash metal y hardcore ejecutado con energía. Si bien, se presentaron ante un público bastante reducido, fueron capaces de ofrecer un repertorio a la altura. Por otro lado, Social Crisis entregó su hardcore con influencias de rap y cultura callejera, animando a los asistentes con canciones que disparaban a la iglesia, los políticos y la inconsecuencia.

Con el ambiente listo para recibir a los anfitriones, el conjunto vasco entraba a un Teatro Teletón entusiasta por darlo todo, como si no hubiese mañana. Desafortunadamente, el inicio fue truncado por problemas técnicos luego de “Alienado” y “Causas Podridas”, forzando a tomar una pausa que afectó el ritmo del show. Pese a las dificultades, la fanaticada demostró su afecto a la banda aplaudiendo con paciencia y sin perder la exaltación.

Luego del paso en falso, la jornada comenzó a tomar forma con “Tiempos Oscuros”, haciendo referencia al retorno de los discursos de odio alrededor del mundo, o a los sucesivos crímenes homofóbicos que han acontecido en Chile, sin ir más lejos. “Dirección Propia”, “Niebla De Guerra” y particularmente “Política Del Miedo”, continuaron encendiendo a un público ya totalmente enfocado en disfrutar alrededor de los primeros mosh pits. Alejándose por unos minutos del discurso crítico, “Alkohol” invitaba a un ambiente de fiesta, pero no por eso menos impetuoso y agresivo.

El conjunto vasco no tiene ningún reparo en ser frontal si lo estima necesario, así quedó demostrado en “Palomas y Buitres”, recitando que “sin justicia no habrá paz”, acusando la inconsecuencia de las políticas internacionales, o también en “Estado Enfermo”, calificando al poder de podrido, corrupto y degenerado. Ya en mitad de la jornada, Juan, frontman de la banda, invitó a otro insigne coterráneo. Carlitos, vocalista de Non Servium, subió al escenario para interpretar “Ciencia Asesina” mientras Juan se hacía cargo de los arreglos en armónica, luciendo una suerte de blues hardcore.

Si bien es cierto que el conjunto euskera ofrece una interpretación impecable, donde lucen tanto sus temas más antiguos como recientes, no hay duda de que el fuerte de su show recae en los clásicos. Esto quedó demostrado desde que comenzaron a sonar los primeros arpegios de “S.H.A.K.T.A.L.E.”, acrónimo de “Siempre Hay Alguien Ke Te Amarga La Existencia”, dándole una breve, pero directa dedicatoria a Sebastián Piñera. La seguidilla de clásicos siguió con “Automarginado”, “Ratas”, el coro multitudinario de “La Aventura Del Saber” y el punto cúlmine durante “Piedra Contra Tijera”, otra canción que dio pie para cuestionar los recientes casos de manipulación mediática con tal de criminalizar los movimientos sociales. Con un público evidentemente más cansado por la potencia del repertorio, “Peces Mutantes”, “No Kiero Participar” y “Cuando Nada Vale Nada” fue la tripleta que comenzó a cerrar el show.

El encore, breve pero contundente, fue una muestra definitiva de la misión insurrecta de la banda. El llamado a la desobediencia civil en “Pauso Bat” –único tema en euskera del show– fue continuado por la veloz y potente “Sin Dios Ni Na”, para dar el cierre definitivo y culminante con “Nos Vimos En Berlín”, el cual logró desatar con eficacia toda la energía que quedaba entre los asistentes. Luego de una despedida entusiasta, Juan dedicó sus palabras finales para reivindicar la resistencia del pueblo mapuche, reiterando de manera definitiva, la postura de la banda.

Soziedad Alkoholika cuenta con más de treinta años de carrera y su show da cuenta de toda esa experiencia. Desde lo instrumental se trata de un show contundente, pesado y con una ejecución ejemplar, sin embargo, son sus canciones las que parecen absolutamente necesarias. Para tiempos en que los discursos a favor de la intolerancia buscan adeptos y legitimidad, canciones que acusan al abuso del poder siguen sonando vigentes.

Setlist

  1. Alienado
  2. Causas Podridas
  3. Tiempos Oscuros
  4. Dirección Propia
  5. Política Del Miedo
  6. Niebla De Guerra
  7. Alkohol
  8. Palomas Y Buitres
  9. Estado Enfermo
  10. Sangre Al Fin
  11. Cienzia Asesina
  12. Fugitivos
  13. S.H.A.K.T.A.L.E.
  14. Automarginado
  15. Ratas
  16. La Aventura Del Saber
  17. Intoxikazión Etílika
  18. Piedra Contra Tijera
  19. Peces Mutantes
  20. No Kiero Participar
  21. Cuando Nada Vale Nada
  22. Pauso Bat
  23. Sin Dios Ni Na
  24. Nos Vimos En Berlín

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

 

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 2 semanas

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 9 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 10 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 10 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 10 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 10 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 10 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 10 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 10 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

Publicidad
Publicidad

Más vistas