Conéctate a nuestras redes
Volbeat Volbeat

En Vivo

Volbeat: Sellando el trato

Publicado

en

A las seis de la tarde ya se congregaban los primeros fanáticos de Volbeat afuera del Teatro Teletón para vivir el segundo encuentro con los daneses, tras su debut en nuestras tierras durante el Metal Fest de 2012, esta vez en un formato más personal, que los tuvo como absolutos protagonistas. Desde temprano se sentía del hambre del público chileno, ansioso de disfrutar de uno de los shows más electrizantes de la escena rockera actual, energía que se tradujo en una jornada delirante, gracias a una banda que lo dio todo para demostrar que las guitarras fuertes siguen haciendo hervir la sangre de todo aquel que esté dispuesto a dejarse llevar por los sonidos más afilados.

Al ritmo de “Born To Rise Hell” de Motörhead, Jon Larsen apareció en escena para animar al público desde la batería, seguido por Kaspar Boye Larsen, Rob Caggiano y Michael Poulsen, quienes arremetieron con la fuerza arrolladora de “Devil’s Bleeding Crown”, desatando de inmediato el descontrol. La banda se mostró sonriente y sorprendida por la euforia con la que fueron recibidas “Radio Girl”, “Heaven Nor Hell”, “A Warrior’s Call” y “I Only Wanna Be With You”, original de Dusty Springfield, un comienzo no apto para cardiacos.

A ustedes sí que les gusta Volbeat”, fueron las palabras con las que Poulsen se mostró increíblemente emocionado antes de comenzar con el palm-muting que acompaña la primera estrofa de “Lola Montez”, seguida al pie de la letra y con los puños arriba por cada uno de los presentes, en una comunión que no hizo más que aumentar en “16 Dollars” y “Sad Man’s Tongue”, con dedicatoria y agradecimiento a los chilenos, enmarcados en el infalible guiño al ídolo Johnny Cash.

El carisma y la gran presencia del vocalista descansan también en la poderosa entrega de sus acompañantes, quienes ejecutan cada canción con un gran nivel técnico, uno que resonó fuerte en las paredes del recinto de calle Mario Kreutzberger. Jon Larsen se mostró feroz en “Doc Holiday”, “Let It Burn”, “Seal The Deal”, “Slaytan” y “Dead But Rising”, aumentando y disminuyendo velocidades con precisión, cambiando de ritmo y sumando detalles minuciosamente para reforzar las canciones, pero también bajándole algunos cambios a “Fallen”, que perdió en intensidad, aunque se escuchó un poco más cadenciosa sin perder una pizca de gracia, imposible con esa construcción compositiva tan perfecta.

Kaspar Boye Larsen también hizo lo suyo desde las cuatro cuerdas, cambiando entre la uñeta y los dedos según fuera necesario. De hecho, su rol es tan vital, que se sintió totalmente fuera de lugar cuando Poulsen escogió una guitarra con una afinación distinta en “Parasite”, lo que Kaspar notó inmediatamente y tuvieron que parar para comenzar de nuevo; un momento que sortearon entre risas. Otra pieza fundamental es Caggiano, cuya destreza en la rítmica más country de “The Lonesome Rider”,  los riffs más densos de “Hallelujah Goat” o los detalles en los medios tiempos de “For Evigt” –en la que además se hace cargo de la acústica por momentos– lo convierten en la clave de la fuerza arrolladora que ganó la banda con él entre sus filas, totalmente descollante imponiendo su presencia por todo el escenario.

Tras volver del encore, “Black Rose” y “Maybellene I Hofteholder” condujeron la parte final del concierto, en la que Michael se acercó a uno de los extremos y le dio una uñeta a un niño que corrió hacia donde estaba él. “Invitemos a los más jóvenes al escenario”, anunció el vocalista antes de cerrar con “Still Counting”. Lo que partió con la intención de cerrar el show sólo con los más pequeños, se transformó en una fiesta que incluyó a entusiastas de todas las edades cantando con ellos, tomándose fotos y apoderándose de los micrófonos.

Volbeat terminó el show con su gente, codo a codo, y se entregó en cuerpo y alma a la locura de uno de los públicos más intensos de este lado del continente. Volvieron como héroes en gloria y majestad a una tierra que los seguirá recibiendo como se merecen, porque es un derecho que se han ganado a punta de melodías que todos pueden cantar como si la vida misma dependiera de ello.

Setlist

  1. Devil’s Bleeding Crown
  2. Radio Girl
  3. Heaven Nor Hell
  4. A Warrior’s Call
  5. I Only Wanna Be With You (original de Dusty Springfield)
  6. Lola Montez
  7. 16 Dollars
  8. Sad Man’s Tongue
  9. Doc Holiday
  10. Let It Burn
  11. Seal The Deal
  12. Slaytan
  13. Dead But Rising
  14. Fallen
  15. Parasite
  16. The Lonesome Rider
  17. Hallelujah Goat
  18. For Evigt
  19. Black Rose
  20. Maybellene I Hofteholder
  21. Still Counting

Fotos por Francisco Medina para Lotus Producciones

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

AniPower: Un gran homenaje a las emociones

Publicado

en

AniPower

Con el recuerdo aún fresco del tremendo show que fue Dragon Ball Rock Sinfónico en la Cúpula Multiespacio, ayer pudimos vivir el evento bautizado como AniPower, concierto ideado por la Power Up, orquesta argentina que se dedica a interpretar música de animé y videojuegos, donde repasaron un montón de series de origen asiático de la década de los 90, 2000 y también actuales, en el recital definitivo para cualquier fanático de la animación japonesa. Si bien, la concurrencia no fue en masa como ocurrió en el concierto dedicado a los Guerreros Z, los asistentes disfrutaron de un espectáculo completísimo, tanto musical como audiovisualmente, que no se sostuvo solamente en la nostalgia, sino que también en la celebración de un arte que nos ha entregado –y sigue entregándonos– un montón de grandes y épicas historias.

La orquesta comenzó a la segura con dos sandías caladas: el opening de Dragon Ball Z correspondiente a la saga de Majin Boo y el memorable opening de Digimon, este último despertando de inmediato las emociones del respetable, dejando el terreno preparado para la oleada de himnos que se vendrían en los próximos minutos. One Piece, Detetive Conan, Slam Dunk y Evangelion fueron alguna de las joyitas que despertaron la ovación del respetable.

El sonido era perfecto y la orquesta Power Up chilena que acompañó al proyecto en esta oportunidad ejecutó de maravilla cada uno de los cortes. El maestro de ceremonias, Mariano Cazorla, quien ha sido el responsable de transcribir todas las composiciones y convocar a los músicos de la orquesta, anunciaba cada composición con un comentario previo, muchas veces en tono de broma, como cuando estaban a punto de tocar el opening de Pokémon y declaró que la serie de los monstruos de bolsillo nos había enseñado que podemos capturar a nuestras mascotas y ponerlas a pelear con las de otros, sacando las risas del público. Qué duda cabe que la canción principal de las aventuras de Ash y Pikachu fue uno de los momentos álgidos de la jornada, y así también lo fueron cortes como el de Slam Dunk, Sailor Moon y Ranma.

Pero no sólo de canciones de apertura se sostenía el recital, sino que también tuvimos la oportunidad de escuchar extractos de la música incidental más recordada de las series, tales como el tema del Equipo Rocket en Pokémon, la música que acompañaba las intervenciones de Tuxedo Mask en Sailor Moon y una serie de endings de la saga Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco o Digimon.

Los mejores momentos fueron aquellos donde escuchamos canciones de series clásicas que no son frecuentemente revisadas por este tipo de proyectos al no ser las más “populares”, como lo fueron Sakura Card Captor, Arale, Beyblade, Zenki, Mazinger Z o Los Súper Campeones. También hay que destacar la revisión de series más contemporáneas, como lo son Shingeki No Kyojin, u otras que provocaron los gritos de emoción de la fanaticada, como lo fue el opening de Fullmetal Alchemist.

Estas novedades son las que hicieron de este concierto un mar de emociones y recuerdos, algo que, lamentablemente, se pierde un poco al dedicar la última parte del show a repasar la música de Dragon Ball. Es cierto que la serie de Son Goku y compañía es considerada el anime más grande y popular de todos los tiempos, pero dedicar los últimos treinta minutos del set exclusivamente a ella hace perder esa magia y dinamismo que contiene el show en su primera parte. Sobre todo cuando todavía quedaban grandes nombres en el tintero como Yu-Gi-Oh!, Cowboy Bebop, o el más solicitado por la muchedumbre, Naruto.

Así y todo, con “Cha-La Head-Cha-La” y la repetición del opening de Slam Dunk solicitado por el público, Power Up dio por terminada su primera presentación en la capital, dejando a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja y con la promesa de regresar con alguno de sus shows temáticos. Esperamos que la respuesta de la gente sea mayor en su retorno, ya que el espectáculo de los argentinos se lo merece. Evocando memorias y amor por aquellos dibujos animados que nos hicieron y nos siguen haciendo soñar, AniPower fue un gran homenaje a nuestras emociones.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 6 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 7 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 7 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 7 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 7 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 7 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 7 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas