Conéctate a nuestras redes
Vicentico Vicentico

En Vivo

Vicentico: El hombre en el espejo

Publicado

en

Así como Raphael de España y el cancelado Michael Jackson, muchos artistas a lo largo de la historia han sentido la necesidad de observar la relación entre el ser y su reflejo, entre lo que existe y su imagen. Dependiendo de la forma de configurarlo, esto deriva en catarsis de acción o de palabra, siempre con un correlato en la canción. Este es un ejercicio que involucra mirar y sentir, y es aquello lo que con maestría logran los artistas al avanzar en sus trayectorias, no sólo con el ego de su parte, sino con el desdoblamiento de este.

Ese grado de reflexión es el que pudimos observar la noche del 27 de marzo en el Teatro Teletón, en el sideshow de Vicentico antes de su participación en la primera jornada de la novena edición de Lollapalooza Chile, ante una audiencia que copaba las filas y columnas de sillas dispuestas en el recinto capitalino. Vicentico es ese narrador, y es también el sujeto narrado, en un recorrido por el lado más melancólico, maduro y romántico de un tipo que fue conocido como el líder de una agrupación como Los Fabulosos Cadillacs, llenos de energía y arrojo. En esta faceta, Vicentico elige ser más vulnerable, y también ser un elemento de mineral decantado por los ríos de influencias del pop italiano setentero y el romanticismo de antaño, algo que se notó desde el mero inicio con la potente “Ya No Te Quiero”, que fue la primera estación de casi dos horas de show.

Con una banda robusta, con al menos dos guitarras siempre a disposición y una batería con los niveles muy altos, al comienzo la amplificación se resintió un poco, algo que ya en la tercera canción, “Viento”, funcionaba mucho mejor, permitiendo captar las muchas sutilezas que eran necesarias para la conformación de un show como este. Canciones más nostálgicas como la mencionada “Viento” o “Luca” dejaban en claro que el taciturno Vicentico, que recién saludaría al en ese momento quieto público en el octavo tema, no estaba para generar una fiesta, sino que para compartir lo que siente y cómo se ve a sí mismo. Con su voz característica siendo manejada con maestría, “La Carta” o “Bajando La Calle” se asomaban como testimonios del camino recorrido por un artista cuyo poco ortodoxo estilo le generó incluso burlas en el pasado.

En canciones como “El Otro” o “Las Estrellas” la atención se volcaba al segundo micrófono, uno con cable, que estaba conectado a una máquina de loops, algo muy interesante, donde parecía que Vicentico se sentía más concentrado que en cualquier otro volátil momento. Los loops entregan una brecha en medio de canciones muy instaladas en el pop. No se trata de trazos experimentales, sino que de exploraciones intertextuales en la propia historia y obra de Vicentico, que entendió cómo estos cruces ayudan a darle más vueltas a un repertorio que en manos de cualquier otro, tal vez, sería demasiado sencillo para enganchar a gente más allá de los fanáticos. Vicentico consigue no sólo ser intrigante, sino que jamás perder ese limbo entre lo parco y lo comunicativo, dotándolo de magnetismo único.

Obviamente que la gente iba a reaccionar mucho más con la interacción más clásica, el acto de hablar, de conversar extrañamente con una voz versus centenares, y los temas más conocidos. Cuando Vicentico se quedó casi solo en el escenario, bromeó con el ritmo que le marcaba su baterista, y comenzó a esbozar los versos de “Cuando Pase El Temblor” de Soda Stereo antes de despacharse una desgarradora versión de “Los Caminos De La Vida”, que mezcló cerca del final con “Río Manzanares”, esa canción clásica del folklore latinoamericano compuesta por José Antonio López y que en Chile popularizara Isabel Parra. Son intertextos que se van repitiendo, como “Chalinet”, que se mete al final de “Las Estrellas”, o “Radio Kriminal” de los Cadillacs ya en el encore en “Las Manos”. Hay una narrativa concreta, enmarañada y real. El camino no es lineal, y el “Paisaje” no es algo mimético, sino que se pinta por partes, a lo Van Gogh, con “No Te Apartes De Mí” o “Siguiendo La Luna” siendo mucho más solemnes que en sus versiones a banda completa, o con “Morir A Tu Lado” y su letra de amores en extremo encapsulada en una melodía pegajosa que logró despegar a la gente de sus asientos, justo antes del final del set principal.

En casi dos horas, Vicentico aprovechó la intimidad de un espacio acotado como el Teatro Teletón para mirarse en un espejo oscuro y mucho más experimental de lo que se podría pensar, desnudando sus vulnerabilidades y exponiendo sus fortalezas, todo nutrido de ese juego de mostrar y esconder, que genera intriga y algo mucho más interesante que lo que se pudiera anticipar. Cuando el eterno outro de “Solo Un Momento” culmina y Vicentico se queda con su hijo Florián, se le dibuja una clara sonrisa al cantante y por fin disfruta. Despacha “Vasos Vacíos” en el tono más melancólico del mundo, abraza a su hijo y agradece una noche más de música, y esta vez, al parecer, también esa chance inmejorable de poder entregarla con la completa sencillez de la transparencia, con esa honestidad que tienen las miradas a los ojos propios tras un largo día, en el espejo, comprendiendo el ser y el sentir, por fin.

Setlist

  1. Ya No Te Quiero
  2. Bajando La Calle
  3. Viento
  4. Luca
  5. El Rey del Rock And Roll
  6. El Otro
  7. La Carta
  8. Los Caminos de la Vida
  9. No Te Apartes de Mi
  10. Siguiendo La Luna (original de Los Fabulosos Cadillacs)
  11. Algo Contigo (original de Chico Novarro)
  12. Paisaje (original de Franco Simone)
  13. Las Estrellas
  14. Creo Que Me Enamoré
  15. Morir A Tu Lado
  16. Las Manos
  17. Basta de llamarme así (original de Los Fabulosos Cadillacs)
  18. Solo Un Momento
  19. Vasos Vacíos (original de Los Fabulosos Cadillacs)

Fotos por Carlos Müller para Lotus Producciones

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Philip H. Anselmo & The Illegals: Uniendo generaciones

Publicado

en

Phil Anselmo

El hecho de que, a tan solo siete meses desde su última vez por estos lares, Phil Anselmo haya decidido regresar al continente, habla de lo entusiasta que es el público sudamericano con el metal, algo de lo que el músico ha sido abiertamente muy agradecido. Es por eso que, en un hecho inédito, Anselmo llegaba nuevamente a Santiago con su banda The Illegals para ofrecer su tercer show en la capital este año, prometiendo un setlist que consistía netamente en hits de Pantera.

Esta cita en particular también fue la instancia en que HumoNegro celebró sus 14 años de vida, por lo que en nuestro medio se trataba de un hito considerable: el ex frontman de Pantera rindiendo homenaje a una de las bandas más sólidas y atrevidas en la historia del metal. No es un misterio que el conjunto de Texas es una agrupación muy adorada en nuestro país, así que el entusiasmo dentro de Coliseo Santiago era efervescente, con un desfile de poleras de la banda haciendo su arribo desde muy temprano para disfrutar de la jornada que previamente contaría con Nuclear como el nombre encargado de dar la bienvenida.

Y qué recibimiento fue ese. Nuclear condensó en un intervalo de tan sólo treinta minutos toda la potencia necesaria para comprobar que son uno de los nombres más consistentes y fuertes del thrash metal local, con una impronta y desplante escénico que no tiene nada que envidiar a los representantes internacionales del género. Por supuesto, esa vibra también se transmitió hacia el público, que disfrutó cada destructor riff en el que la banda fue desarrollando sus canciones, aprovechando la instancia para arremeter también contra la corrupta clase política nacional, además de cierto personaje de extrema derecha que suele estar tan en la palestra (y que ni siquiera merece ser mencionado).

Bastó sólo una pincelada de toda la destreza que posee el conjunto nacional para encender los motores de una audiencia que rugió desde muy temprano, por lo que la tarea ya estaba hecha en términos de animar al público de cara a la batalla campal que se vendría más adelante. Y es que, mientras sonaban distintos clásicos del heavy metal por los altoparlantes, la gente ya palpitaba la intensidad en el aire en la espera del plato fuerte de la noche.

Desde el momento en que The Illegals subió al escenario, la gente entró en una catarsis general, tanto, que el inicio de “Mouth For War” sólo fue el último empuje para que la cancha comenzara a moverse sin parar, con distintos mosh pit apareciendo en la pista y un teatro cantando al unísono junto a Anselmo, quien, pese a que debería estar acostumbrado a un recibimiento de este tipo, no ocultaba su asombro frente a un recinto que se repletó para acompañarlo nuevamente.

El set prometía ser íntegramente de Pantera, algo que fue puesto en duda de manera reiterativa por los fans más incrédulos en las semanas previas al show, pero Phil y su banda hicieron cumplir su palabra y no dejaron espacio alguno para que el público se salvara de brutales golpes como “Becoming“, “Yesterday Don’t Mean Shit” o el aturdidor bombazo que significa “I’m Broken“, una de las canciones más coreadas en toda la noche. Si una cosa quedaba en claro, es que la complicidad entre el músico y la audiencia ya estaba generada, el frontman complació a sus fanáticos desde el primer momento y, evidentemente, llegó el punto donde inclusive preguntó hacia donde querían llevar el show.

Ese respeto que Anselmo tiene por su banda se notó en seguida, ya que bastó una pregunta para que el respetable contestara afirmativamente y permitiera que la agrupación tocara algo que no se tratara de su ex banda, siendo “Walk Through Exits Only” la única canción ajena al grueso del repertorio en ser interpretada en la noche. Bien lo dijo el cantante en la entrevista que tuvo con nosotros, su banda se merece todos los respetos y elogios posibles en esta tarea, ya que llevar el legado de Pantera hasta las generaciones que no pudieron presenciarlo en carne propia es una misión titánica, sin embargo, el conjunto sabe responder ante ella con mucha firmeza, con una interpretación y fiato mucho más pulido que la última vez que estuvieron en la capital.

Para muchos podrá ser una demostración de necesidad o deseo de mantenerse como alguien relevante, la situación que Anselmo compone dista mucho de algo que efectivamente sea necesario para él, ya que el hecho de querer entregarles la oportunidad a todo aquel que no haya visto a Pantera en vivo es admirable y, aunque para los más quisquillosos no hagan el trabajo al pie de la letra, igualmente es algo que evidencia la preocupación y agradecimiento que Anselmo tiene por sus seguidores.

Esas composiciones titánicas que tiene la banda no estuvieron ausentes tampoco, logrando que el entusiasmo del público llegara hasta el techo con verdaderos mazazos a la cabeza, como “Fucking Hostile“, la icónica “Walk“, “Hellbound” o la presentación en conjunto de “Domination” y “Hollow“, puntos finales de una presentación que cumplió con lo prometido y dejó a los fanáticos deseosos de escuchar más.

No hubo que esperar mucho para que el bis se hiciera presente con “A New Level“, una de las composiciones más queridas y disfrutadas por los seguidores de Pantera en esta noche histórica, que borró el sabor agridulce que les quedó a los más exigentes en la visita pasada, donde el recuerdo a la banda se vio reflejado en una cantidad menor de canciones que las que desfilaron sobre el escenario de Coliseo Santiago la noche del jueves.

Ni las complicaciones sonoras que se pueden presentar según la ubicación dentro del recinto empañaron un concierto que terminó siendo mucho más de lo esperado, con una banda comprometida totalmente en los roles que desarrollaron a la hora de dar vida a un catálogo excepcional, que debe ser interpretado con el respeto y profesionalismo que merece, y que fue disfrutado por la gente tal como si se tratara de 1995.

Es innegable que el legado de Pantera crece aún más con los años y eso es un antecedente a tomar en consideración, sobre todo cuando tenemos a una de sus piezas fundamentales predicando su vida y obra, con un mensaje que sigue llegando hasta el alma de aquellos que se sintieron atraídos por su propuesta en esos años de gloria, así como también a los que se van sumando a medida que descubren los trabajos que dejó una agrupación que ayudó a dar forma a todo el metal que empezó a desarrollarse desde los noventa.

Setlist

  1. Mouth For War
  2. Becoming
  3. Yesterday Don’t Mean Shit
  4. I’m Broken
  5. Walk Through Exits Only
  6. Fucking Hostile
  7. This Love
  8. Walk
  9. Hellbound
  10. Domination / Hollow
  11. A New Level

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 3 días

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Duck Duck
DiscosHace 4 días

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 5 días

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 1 semana

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 2 semanas

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 2 semanas

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 3 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 3 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 3 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Publicidad
Publicidad

Más vistas