Conéctate a nuestras redes

En Vivo

U2 + Noel Gallagher: Renovación de los monumentos

Publicado

en

“Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro”. Esa es la frase que se pone sobre los escalones que representan el memorial por los Detenidos Desaparecidos en el Estadio Nacional, y que puede implicar también lo que artísticamente ocurrió en la noche del sábado 14 de octubre, en la que sería la cuarta vez de U2 en Chile. Sin memoria, el futuro es más complicado de trazar, dado que existe la necesidad vacía de refundar todo, sin mirar atrás, y se busca seguir adelante sin justicia, sin capítulos cerrados, botando el libro por la ventana. Ahí radica el valor de la jornada donde no sólo U2 pudo entregar un disco clásico como es el seminal “The Joshua Tree” (1987), sino que renovarlo, dejando en claro que los trabajos inmortales pueden revivir todas las veces que sea necesario y unirse a lo presente con naturalidad tal, que en este caso las canciones se disponen más actuales que hace 30 años.

Antes de comentarles lo que ocurrió con los irlandeses y el acto de apertura, una aclaración: en este caso, el equipo de HumoNegro no se quedó con la visión periférica de la prensa en un espectáculo normal, debido a acreditaciones que no nos fueron concedidas, pero dada la relevancia del evento adquirimos por cuenta propia entradas en cancha y pudimos verlo desde la reja, con el entusiasmo de los más fanáticos, con un ambiente que en todo momento fue respetuoso y muy animado, lo que puede quizás hacernos perder la perspectiva más amplia, aunque sí nos deja en los espacios precisos para ponderar el concierto con la efervescencia necesaria para valorarlo igual que quienes asistieron.

Noel Gallagher’s High Flying Birds

Es difícil no pensar en el pasado de Noel Gallagher, siendo el reconocido compositor principal, pero segundón, en la dinámica de una banda de alcance masivo como fue Oasis. De ahí que él y su proyecto Noel Gallagher’s High Flying Birds va alcanzando paulatinamente una solidez que puede asimilarse a lo que pasa con actos nuevos, con poca experiencia. Noel se subió al escenario a las 19:30 hrs. y llegó con un semblante diferente a Lollapalooza 2015, donde estaba enojado y parco. En esta ocasión, quizás sin la responsabilidad de ser el centro del show, se le notó liviano, contento y con esa vibra también los ritmos pudieron fluir con más naturalidad.

Si “Holy Mountain” (el single con coro parecido a “She Bangs”) adelanta algo de la etapa que Gallagher iniciará con su tercer disco solista, “Who Built The Moon?”, es una sensación de mayor diversión y riesgo, con una dominación de los vientos y sintetizadores, con las guitarras sólo acentuando en los ritmos y el peso sonoro, algo que se traspasó a canciones como “Riverman” o “In The Heat Of The Moment”. Pero lo que vincula de forma clara a Gallagher con U2 es cómo logran evitar la copia de un tiempo pasado, sin desconocerlo, como ocurrió en las versiones que él y su banda entregaron de clásicos de Oasis.

Champagne Supernova” o “Wonderwall” tenían otros tonos y compases, más a la medida de Noel, derribando los recuerdos de Liam, pero sin dejar de lado esas melodías, y así consiguió la renovación de esos portentos de composiciones, como también logró en la inmensamente coreada “Don’t Look Back In Anger”. Quizás “AKA… What A Life!” fue un extra innecesario ante la solidez de la mencionada “Don’t Look Back In Anger”, pero también reafirma la posición de Noel Gallagher hoy creyendo en su pasado, a su modo, pero también en su presente y futuro, de forma sencilla, pero audaz y segura. Y cuando lo hace con una sonrisa y bromas de por medio, puede ser el mejor Gallagher en la música hoy.

U2

Los trabajos a ritmo de reloj que realizaban los técnicos en el escenario hacían presagiar que el show de los irlandeses comenzaría exactamente a la hora pactada, cosa que no fue así. Según el horario oficial, Bono y los suyos comenzarían a tocar a las 20:40 horas, algo bastante improbable, considerando que Noel Gallagher había terminado su presentación hace tan solo 20 minutos. Alrededor de las 21:20 horas, U2 arribó al escenario central, que se encontraba más cercano a la gente, interpretando una selección de canciones que enloquecieron a todo el estadio de inmediato, siendo “Sunday Bloody Sunday” la escogida para abrir el show.

Un recorrido por algunos grandes clásicos de la banda deleitó al público a modo de introducción a “The Joshua Tree”, cuya interpretación de manera íntegra es el hilo conductor principal de esta gira. Así, canciones como “New Year’s Day” y “Bad” (con un pequeño fragmento de “Gracias A La Vida” de Violeta Parra) fueron interpretadas impecablemente por la banda, mostrándose cercanos al público en esta especie de “Escenario B” dispuesto al final de la pasarela. De manera progresiva, la guitarra de The Edge se fue conjugando con el bajo de Adam Clayton y la batería de Larry Mullen Jr., dando paso a Bono para unirse en la interpretación de “Pride (In The Name Of Love)”, último golpe de gracia antes de partir el show del escenario principal.

Como ya se ha mencionado, el motivo de esta cuarta visita de los irlandeses a nuestro país es la celebración de los 30 años de uno de sus álbumes más laureados, que viene siendo interpretado a través del mundo con un show de la más alta tecnología. Una imponente pantalla de 60 metros de largo fue mostrando diferentes visuales, mientras la banda se encargaba de emular el disco de la forma más íntegra posible, tocándolo en el mismo orden que tiene el LP original. Desde “Where The Streets Have No Name” se producen momentos que dieron para todo, pasando de la alegría a la euforia, y luego a la emoción con el verdadero desfile de éxitos que se produjo por parte de la banda. Composiciones elementales dentro del catálogo de U2 fueron pasando una por una, con un público completamente entregado cantando tracks como “With Or Without You”, “Bullet The Blue Sky” o la increíble “In God’s Country”, muy ad-hoc con estos tiempos, tal como Bono lo dijo: “estas canciones tienen incluso más significado que el momento en que fueron escritas”.

Las visuales en la pantalla llevaron al público hasta diferentes parajes del disco, dándole todo un contexto a cada canción del álbum. Pese a no estar concebido estrictamente como un álbum conceptual, el relato del show se encargó de establecer a la obra de esa manera. Desde una carretera, pasando por una casa abandonada, hasta un desierto lleno de árboles, fueron parte de los distintos escenarios que U2 dispuso para situar a los boquiabiertos espectadores en el contexto de cada canción. Con “One Tree Hill” y “Exit” –el lado B de “The Joshua Tree”, como bromeó Bono en una ocasión– comenzaba a finalizar, no sin antes interpretar la emotiva “Mothers Of The Disappeared”, donde la gente en la cancha levantó papeles blancos en conmemoración de los Detenidos Desaparecidos, actores muy presentes dentro de esta composición que radica fuertemente en la búsqueda de justicia por los crímenes de violación a los derechos humanos.

Una ola de colores inundó las pantallas una vez que la banda regresó al escenario, “The Joshua Tree” había quedado atrás, pero había fiesta para rato. Así lo demostró el cuarteto una vez que inició “Beautiful Day”, uno de los mayores clásicos del grupo, que prosiguió con “Elevation” y toda la potencia de “Vertigo”, con un espiral que abarcó toda la pantalla mientras Bono jugueteaba sobre los avasalladores riffs de The Edge, robándose la película mientras los silenciosos Larry y Adam hacían su trabajo de una manera espléndida, sosteniendo los cimientos rítmicos de la composición con más poder de la noche, lo que sirvió como un nuevo punto seguido en la presentación de los irlandeses. Un último regreso vio a la banda interpretando “You’re The Best Thing About Me”, seguida de la oda a la mujer en “Ultraviolet (Light My Way)”, donde pasaron un montón de imágenes de las mujeres más destacadas de la historia, como Patti Smith, Hillary Clinton y Michelle Obama, entre otras, además de un guiño a Chile con la presidenta Michelle Bachelet, Gabriela Mistral y Violeta Parra. Finalmente, “One” se encargó de dar el punto final a una de las presentaciones más potentes e históricas de este año, con una banda que sintió el cariño de su público y quiso retribuirlo de la manera más honesta posible, entregando un cancionero lleno de momentos que reflejan la experiencia de una agrupación que cuenta con varias décadas a cuestas.

Luego de años sobre los escenarios, existen procesos de progresión y perfección que se van conformando naturalmente. Tanto U2 como Noel Gallagher pudieron demostrar en esta ocasión la experiencia que han acumulado durante sus carreras, algo que se siente y se nota al instante en cada uno de los detalles. U2 mantiene una serie de elementos que permiten demostrar cuánto sabe a la hora de salir de gira, trayendo consigo un show preparado con pinzas, con un alto sentido del espectáculo y una puesta en escena que impone espectacularidad sin descuidar la atracción principal. En el caso de Noel, su labor de “acto de apertura” se justifica completamente, con un rol de entertainer que sólo llega y toca sus canciones, acertando medio a medio en la prioridad que el músico dio a las composiciones de Oasis.

En resumidas cuentas, esta fue una noche donde la experiencia se vivió de dos maneras diferentes: primero por el lado de quien la adquirió hace tiempo, pero que ahora sólo debe manejarla y aprovecharla, y después por el lado de quienes la tienen de sobra, manejándola a su antojo. Existen bandas que entregan un espectáculo lleno de pirotecnia y elementos ajenos a la música para deslumbrar a su público, lo que muchas veces se ve como un acto de auto complacencia que busca tapar las falencias propias del paso del tiempo. Claramente, U2 no pasa por lo mismo, ya que parece ser que Bono y los suyos encontraron la fórmula perfecta para entregar un mega espectáculo sin verse pretenciosos, utilizando los elementos extras como un complemento en vez de un parche para subsanar la escasa calidad interpretativa, algo de lo que los irlandeses están bastante lejos, demostrando su tremenda capacidad de exponer su repertorio con la mayor calidad posible.

Por Manuel Cabrales y Manuel Toledo-Campos

Foto por Jaime Valenzuenla para DG Medios

Setlist Noel Gallagher

  1. Everybody’s On The Run
  2. Lock Out The Doors
  3. In The Heat Of The Moment
  4. Riverman
  5. Champagne Supernova (original de Oasis)
  6. Holy Mountain
  7. Half The World Away (original de Oasis)
  8. Little By Little (original de Oasis)
  9. Wonderwall (original de Oasis)
  10. Don’t Look Back In Anger (original de Oasis)
  11. AKA… What A Life!

Setlist U2

  1. Sunday Bloody Sunday
  2. New Year’s Day
  3. Bad
  4. Pride (In The Name Of Love)
  5. Where The Streets Have No Name
  6. I Still Haven’t Found What I’m Looking For
  7. With Or Without You
  8. Bullet The Blue Sky
  9. Running To Stand Still
  10. Red Hill Mining Town
  11. In God’s Country
  12. Trip Through Your Wires
  13. One Tree Hill
  14. Exit
  15. Mothers Of The Disappeared
  16. Beautiful Day
  17. Elevation
  18. Vertigo
  19. You’re The Best Thing About Me
  20. Ultraviolet (Light My Way)
  21. One

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Pablo

    19-Oct-2017 en 11:08 pm

    Mal, basta con leer un poco y mencionar a Caffarena y otra mujer que se parece a la
    Camila Vallejos del pasado, ambas chilenas también homenajeadas (más que un guiño) por U2.

    • Camila Vallejo

      20-Oct-2017 en 3:25 am

      Basta con leer un poco y sabrías que mi nombre es Camila Vallejo

  2. Karen

    20-Oct-2017 en 10:22 am

    Buenísimo,no podría estar más de acuerdo. Excelente show, impecable. Creo que tal vez el mejor que han hecho por estas tierras..salu2!

Responder

En Vivo

Eterna Inocencia: Hermanos a la distancia

Publicado

en

Eterna Inocencia

La contingencia ha permeado múltiples ámbitos de la vida cotidiana, sin embargo, Eterna Inocencia es un proyecto que pareciera ser incluso más coherente en tiempos álgidos. Más allá de la lectura fácil, que explica la explosión social como un fenómeno inusitado, las letras del conjunto argentino nos recuerdan que estamos viviendo la respuesta a años de demandas frente a un modelo desigual. Por la misma razón, la fuerza de las canciones resonó con más necesidad que nunca durante la noche del sábado en el Teatro Teletón, en una jornada donde el compromiso con la palabra y la acción fueron el hilo conductor.

Como primer número de la noche, La Reacción entraba al escenario mientras sonaba el canto de protesta “Un Violador En Tu Camino”. Con letras contingentes que tratan la temática del abuso, junta a un fuerte llamado a no dejar las manifestaciones sociales, Macarena Fuentes cerró la presentación con unas palabras dedicadas al sentido que ha cobrado el nombre del conjunto y un firme llamado a recuperar la dignidad.

Si bien, el motivo central de esta jornada se enmarcó en la celebración de los veinte años del conjunto en tierras capitalinas, la misma banda tomó en cuenta que las circunstancias sociales serían la senda de un show fraterno y emotivo. Guille y Roy entraron a dúo para dedicar una versión de “Yo Pisaré Las Calles Nuevamente” en homenaje a los cincuenta días de movilización. Con toda la banda en posición, “Las Distancias Son Nada, A Veces” fue el puntapié de una jornada que recogió composiciones de toda su discografía.

En una primera pausa, Guille saludó a los asistentes, comentando que ellos siguen con atención lo que está ocurriendo en el país, agregando que están dispuestos a colaborar con lo que mejor saben hacer, mediante la energía y aliento de la música. Acompañados de “Hazlo Tú Mismo” y “Congreso”, las palabras del vocalista alentaron el ímpetu vertiginoso de los asistentes. Remitiéndose constantemente a la lucha y la resistencia, la banda interpretó las canciones “A Los Que Se Han Apagado”, “Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario”, “A Elsa y Juan” y “La Muerte Pobre”.

La contundencia y cariño detrás de las palabras de Eterna Inocencia son parte elemental de sus presentaciones en vivo; con especial emotividad, el conjunto se dedicaba a puntualizar y poner en contexto cada una de sus canciones. Antes de interpretar “Abrazo”, Guille rescataba en el valor de dicho gesto y lo dedicaba a las Madres de la Plaza de Mayo, quienes encuentran en sus nietos los abrazos que nunca más pudieron recibir de sus hijos. Además, la banda destacó el importante trabajo de los medios independientes, dedicando “La Radio Comunitaria” a aquellos quienes comunican desde fuera del cerco informativo. Por su parte, “Resistencia” fue dedicado a aquellas personas que siguen resistiendo en la línea del frente durante estos álgidos días de movilización social.

Volviendo al espíritu americanista que se vivió a inicios del show, Eterna Inocencia interpretó una versión de “Soldado, Aprende A Tirar” del cantautor uruguayo Daniel Viglietti. En la misma tónica, “Paren Esta Guerra” hizo referencia a las fuerzas armadas que atacan a sus propios pueblos, y para cerrar esta sección especialmente apuntada a la contingencia, la banda tocó el cover de Bob Marley And The WailersQuemando y Saqueando” junto a “Weichafe Catrileo”, en evidente reconocimiento a la lucha del pueblo mapuche.

Tal como se anunciaba previamente, la banda interpretaría canciones de todos sus trabajos de estudio. Dedicados a la nostalgia y a aquellos fanáticos más longevos, interpretaron material de su primer disco, recogiendo las canciones “Let’s Start The Sunrise Together”, “Country Song” y “Tus Zapatillas (Inocencia)”, todas celebradas por la fanaticada a través de un intenso moshpit que luchaba por hacerse espacio en un teatro repleto. Ofreciendo el mismo espacio a su segunda obra, interpretaron los clásicos “Forgotten Cause”, “SK8 For Life” y “Días Tristes”, cerrando con “Mi Familia” en un momento de gran nostalgia entre los asistentes, y también entre los músicos.

Luego de una treintena de canciones, los argentinos ya marcaban el cierre con “Le Pertenezco A Tus Ojos” y “Nuestras Fronteras”, como un último llamado al cariño fraterno entre hermanos más allá de los límites geográficos. Para despedirse de una manera intensa y cargada de energía, lanzaron su declaración de principios “Arte Es Disfrutar”, junto a la velocidad de “Cartago”. Con algunas canciones en el tintero, concluyeron una extensa celebración con un sentido agradecimiento y la interpretación de “Puente De Piedra”.

Para sus fanáticos, cada show de Eterna Inocencia contiene una fuerte carga de complicidad. En tiempos como hoy, aquella emoción y cercanía se pudo evidenciar en todo momento con una fuerza tremenda, y Eterna Inocencia es una banda que comprende el tremendo valor discursivo de un proyecto artístico enmarcado dentro del punk, quienes por más de dos décadas han hecho música desde una postura clara, bajo la expectativa permanente de luchar por un mundo nuevo. La visita de estos hermanos a la distancia es, sobre todo, un encuentro inspirador.

Setlist

  1. Yo Pisaré Las Calles Nuevamente (original de Pablo Milanés)
  2. Las Distancias Son Nada, A Veces
  3. Viejas Esperanzas
  4. Hazlo Tú Mismo
  5. Congreso
  6. Trizas de Vos
  7. A Los Que Se Han Apagado
  8. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  9. A Elsa y Juan
  10. La Muerte Pobre
  11. Abrazo
  12. La Radio Comunitaria
  13. La Risa De Los Necios
  14. Cassiopeia
  15. Vivan Mis Caminos
  16. Vientos Del Amanecer
  17. Resistencia
  18. Sin Quererlo, Mi Alma Se Desangra
  19. En Busca Del Sol
  20. Cuando Pasan Las Madrugadas
  21. América
  22. Soldado, Aprende A Tirar (original de Daniel Viglietti)
  23. Paren Esta Guerra
  24. Quemando y Saqueando (original de Bob Marley And The Wailers)
  25. Weichafe Catrileo
  26. Let’s Start The Sunrise Together
  27. Country Song
  28. Tus Zapatillas
  29. Forgotten Cause
  30. SK8 For Life
  31. Días Tristes
  32. Mi Familia
  33. Le Pertenezco A Tus Ojos
  34. Nuestras Fronteras
  35. Beatriz
  36. Arte Es Disfrutar
  37. Cartago
  38. Puente de Piedra

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: