Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Travis: Comunión y regocijo

Publicado

en

Dentro de los nombres que ofrecía el cartel de la primera versión del Indie Fun Fest, uno de los que más destacaba era el retorno a nuestro territorio de los escoceses de Travis, que no sólo volvían a Chile después de seis años desde su debut en 2007, sino que también venían con un nuevo álbum bajo el brazo, “Where You Stand” (2013), el séptimo de su carrera y el primero tras un silencio discográfico de cinco años. A pesar que el horario en que fueron programados los nativos de Glasgow no era el más adecuado, el selecto grupo de los fanáticos más incondicionales se las arreglaron para llegar al Movistar Arena. Promediando las 20:00 hrs. el recinto del Parque O’Higgins evidenciaba una baja convocatoria, impensada para la calidad de artistas que completaban el festival, produciéndose además un fenómeno que muy raras veces se da: la cancha preferencial se mostraba diametralmente más llena que la ubicación general, la cual sólo ostentaba un par de filas de seguidores apostados contra las barreras de contención.

TRAVIS CHILE 2013 01

Con cinco minutos de retraso según lo planificado, se apagan las luces del recinto y cada uno de los miembros de Travis hace su ingreso al escenario, en medio de una lluvia de aplausos, gritos eufóricos y una cerrada ovación que hace estremecer cada rincón del Movistar Arena. Fran Healy rápidamente se cuelga su guitarra acústica y Andy Dunlop asume posición frente al teclado para dar vida a “Mother”, el primer tema de su último álbum. Las revoluciones se aceleran de la mano de “Selfish Jean”, con la batería de Neil Primrose sonando fuerte y decidida, y una banda que ofrece secuencias plagadas de energía y dinamismo, donde los fanáticos no se quedan atrás, apoyando constantemente con las palmas. El vocalista hace una pausa para saludar al público de cada uno de los sectores del recinto, haciendo además que la cancha preferencial salude al resto de los asistentes, evidenciando desde un comienzo esa necesidad constante de interactuar con sus seguidores, de manera colaborativa y con el único objetivo de pasarlo bien. Llega el turno de otra de las canciones nuevas, “Moving”, la que sólo cuenta con el apoyo de unas pocas voces, pero que destaca por la calidad de su sonido.

TRAVIS CHILE 2013 02

Healy introduce el siguiente tema como un vals, y por lo mismo pide la colaboración del público para marcar los tiempos de la canción, meneando los brazos de lado a lado en un movimiento homogéneo y controlado. Es así como comienza a sonar la hermosa melodía del “Love Will Come Through”, uno de los grandes éxitos de la agrupación, que de manera espontanea recibe la colaboración de cientos de voces sonando al unísono. “Driftwood” se encarga de mantener la intensidad de la presentación, en donde por primera vez podemos ver al carismático frontman sin su guitarra, y donde se percibe un poco desgastada y cansada su voz. Desde el público comienzan a emerger globos de colores, configurando la primera de las hermosas postales que nos ofrecería la velada.

TRAVIS CHILE 2013 03

Una poderosa introducción de de cuerdas de Andy Dunlop le da la bienvenida a “Re-Offender”, haciendo estallar al público que, en un acto reflejo, comienza de inmediato a cantar. Al verle la cara a cada uno de los miembros de Travis resulta evidente que lo están pasando bien, con una complicidad que han cultivado durante décadas y que no sólo los une como banda, sino como amigos. La batería de Primrose marca el pulso de la nueva “Where You Stand”, en donde Healy da rienda suelta a sus impulsos y se acerca a cantar junto a sus fanáticos, recibiendo sensibles muestras de aprecio y gratitud.

TRAVIS CHILE 2013 04

El ambiente se llena de melancolía y sentimiento de la mano del ritmo a medio tiempo de “My Eyes”, en donde el sonido del teclado suena preciso y delicado, y cuyos matices en la velocidad hacen despertar a un público que no estaba del todo conectado. Se produce otro de los momentos mágicos de la jornada, esos que quedan grabados durante años y que demuestran lo maravilloso de la música en vivo, esas acciones que no se ensayan, sino que simplemente fluyen. El vocalista pregunta a los fanáticos si saben silbar y, ante la respuesta positiva, les muestra una pequeña melodía que rápidamente todos comienzan a interpretar con sus labios, dando paso a “Reminder”, que se mueve al ritmo del riff de la guitarra acústica y que posteriormente recibe el acompañamiento de las palmas, en una hermosa y acogedora imagen. Los cambios de ritmo asumen el protagonismo con “Writing To Reach You”, con poderosas secuencias de las dos guitarras eléctricas, además de la batería que golpea con fuerza y decisión. En otra muestra de la cercanía de la banda con sus seguidores, tanto el vocalista como Dougie Payne comienzan a repartir botellas con agua, para posteriormente interpretar uno de los clásicos del cuarteto, “Side”, en donde el sonido del bajo suena cristalino, combinando a la perfección con un canto generalizado que surge de manera improvisada. Travis continúa golpeando directamente a los sentidos, y esta vez el golpe lo encaja el éxito “Closer”, que mantiene el delirio entre los asistentes.

TRAVIS CHILE 2013 05

Sólo son necesarios los primeros acordes de “Sing” para provocar una explosión de energía en el Movistar Arena, en donde destaca la ejecución del banjo por parte de Andy Dunlop, que convierte el recinto en una verdadera fiesta entre amigos. En “Turn” las voces son compartidas entre Healy y Payne, con sólidas secuencias de cuerdas adornando una exquisita y dinámica base rítmica. El frontman reúne en el centro del escenario a sus compañeros, y los presenta uno a uno, siendo el bajista quien recibe una de las mayores ovaciones, para continuar con otro de los momentos destacables de la presentación, una versión acústica de “Flowers In The Window”, donde Neil Primrose acompaña con el pandero, y Dougie Payne y Andy Dunlop tocan en conjunto la guitarra mientras Healy aplaude en sincronía con sus fanáticos. Comienza a sonar el clásico “Why Does It Always Rain On Me?” y de inmediato aparecen algunos paraguas en la cancha, que se mueven al ritmo de un canto potente y generalizado, brillando por esa textura acústica que tanto sentimiento le imprime a la pieza. En medio de los aplausos, el líder de Travis recibe una bandera chilena que a su vez también incorpora la bandera de Escocia, motivando palabras de agradecimiento y emoción, indicando que por “esta noche esa será nuestra bandera”, como si Travis y su público fuesen una única nación. El cierre de la presentación corre por cuenta del tema “Happy”, perteneciente a su primer álbum de estudio, “Good Feeling” (1997), marcando así el punto final de un show que tuvo su principal atractivo en esa indescriptible energía que, durante 70 minutos, inundó cada una de las almas presentes.

TRAVIS CHILE 2013 06

Esta noche, Travis volvió  a darnos una cátedra precisa del porqué lo seguimos y adoramos, revelándonos que las razones de esta devoción no radican sólo en el exquisito catálogo de éxitos que han venido cosechando desde hace 25 años, sino en su capacidad innata para establecer una conexión con el público de manera mucho más natural, no como el típico rockstar que mira hacia abajo a sus fanáticos con aires de altanería, sino como un buen amigo que te recibe con los brazos abiertos y te hace partícipe de su celebración. Presenciar un show de Travis es sinónimo de contagiarse de energía positiva, porque eso es precisamente lo que transmiten los nativos de Glasgow en cada una de sus canciones, un conjunto de buenas vibras canalizadas directamente hacia una audiencia que deja de lado su papel antagonista para convertirse en parte constituyente de este ejercicio de comunión y regocijo. Los escoceses mostraron cuatro temas de su más reciente producción, los cuales se acoplaron perfectamente bien a un set cargado de éxitos, lo que habla muy bien de la propuesta, un indicador inequívoco de que siguen transitando por el camino correcto, ese sendero que proyecta un futuro brillante.

Setlist

  1. Mother
  2. Selfish Jean
  3. Moving
  4. Love Will Come Through
  5. Driftwood
  6. Re-Offender
  7. Where You Stand
  8. My Eyes
  9. Reminder
  10. Writing To Reach You
  11. Side
  12. Closer
  13. Sing
  14. Turn
  15. Flowers In The Window
  16. Why Does It Always Rain On Me?
  17. Happy

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
20 Comentarios

20 Comments

  1. JE

    13-Nov-2013 en 11:40 am

    MUY bueno Travis valio la pena la espera. Calidad musical sin estridencias. Lo de Lana del Rey me dejo en shock, en mi vida habia escuchado una cancion de ella y eran 8 mil minas cantando emocionadas sus temas, a mi me parecio una propuesta basica e incomprensible, pero la moda hipster de la decada en curso da para todo.
    Un tiron de orejas para las productoras que no se la jugaron por traer a Yeah yeah yeahs que estuvo en Argentina y Brasil esta semana.

    • Coca

      13-Nov-2013 en 11:05 pm

      a juzgar por lo de anoche, Lana del Rey es cualquier cosa, menos hipster.

  2. Carola

    13-Nov-2013 en 5:07 pm

    Me arrepiento de no haber ido. Los amo desde hace años y la primera vez que vinieron no fui por lukas. Ahora no fui porque sólo ellos me interesaban y pensé que tendrían un show más corto 🙁

  3. Juank

    13-Nov-2013 en 5:14 pm

    Excelente el show de Travis. Me los perdí la vez pasada y ahora quedé asombrado por el grado de conexión que logran, sumado a que suenan muy, pero muy bien. Se merecen un show de 2 horas, faltaron incluso canciones y al debe algún show más íntimo. Y lo de Lana del Rey…nada que decir.

  4. Xim

    13-Nov-2013 en 5:17 pm

    Excelente Travis, qué mejor muestra de humildad y simpatía que cuando preguntaron cuántos estaban ahí por Lana del Rey con una tremenda sonrisa. Lección de humildad de una banda de culto. Para la próxima merecen un concierto para ellos solos, eso sí. Aunque no comparto en absoluto el fanatismo por Lana, me parece que de todos modos sus fans fueron respetuos@s con Travis. No vamos a pedir que todos tengan los mismos gustos.

  5. karlaherreracontreras

    13-Nov-2013 en 5:21 pm

    Estimado Gustavo:
    Simplemente te felicito, tu descripcion es precisa y brutalmente emotiva, definitivamente los chicos siempre terminan por demostrar lo lindo que resulta seguir nuestros sueños, ser honesto con uno mismo, expandir el sentimiento más allá de lo que el mundo exige y demanda, ir por la vida satisfaciendo a tu conciencia siendo capaz de tejer y esculpir aquello que guarda el hondo océano de perplejidades humanas, así de simple y complejo… un fluir en perfección sin olvidar nunca lo niños y juguetones que seguimos siendo en esencia….MUCHAS GRACIAS POR ESTA NOTA (periodistas así valen la pena, menos superficialidad y más emoción 🙂 )

  6. marita mallory

    13-Nov-2013 en 5:34 pm

    Travis fue hermoso 🙂

  7. Xime

    13-Nov-2013 en 7:38 pm

    Fue memorable! Por fin los pude ver! Había esperado por años este momento. La vez anterior que vinieron no pude ir… Lástima que fue muy corto, faltaron temas que me hubiese gustado escuchar, esperemos que haya una próxima ocasión, pero donde toquen solos!

  8. milagros

    13-Nov-2013 en 8:53 pm

    Excelente Travis, un grado de conexión con el público que solo nos podemos imaginar como sería si tocaran sólo ellos. si fue un desagrado el asunto de las niñitas de cintillo de bautizo en la platea: si ellas no venían por travis, pues por qué una se paraba, saltaba y cantaba? Tuve que cambiarme de ubicación despues que en dos ocasiones me mandaron a sentarme. Comadre, esto no es ópera, respondí. Si fuera más vergonzosa, me habría quedado sentada aplaudiendo. Productoras, avíspense, no pueden andar juntando chicha con limonada. Un Cúpula lleno habría estado mejor.

  9. Dani Castillo (@DaniMadFerIt)

    13-Nov-2013 en 9:19 pm

    “No como el típico rockstar que mira hacia abajo a sus fanáticos con aires de altanería”, me acordé de Liam Gallagher jajajaj. Lamentablemente no pude estar ahí por lucas. Se notó que dieron un show impecable, que era de esperar. Me encantó esa cercanía y la interacción de la banda con el público (no muchas bandas lo tienen). Y Francis cada vez más tierno. Espero que la próxima vez se presenten solos, para así disfrutarlos más. ¡Excelente resumen de la jornada!

  10. Caro

    13-Nov-2013 en 9:49 pm

    Excelente nota Gustavo, lograste recoger el sentimiento que nos provocó Travis. Qué alegría y humildad transmiten. De verdad salí contentísima con el show. Ojalá vuelvan para un concierto más íntimo, donde todos los fanáticos estemos juntos, porque ayer andábamos desperdigados entre tanto fan de Lana del Rey.

  11. Ricardo Alonso

    13-Nov-2013 en 10:35 pm

    Aunque sea el Caupolicán, ahí debería ser un concierto de ellos. cantaron muy poco rato, debieron ir final :/

  12. Cynthia

    13-Nov-2013 en 10:36 pm

    Gustavo increíble como acertaste con tus comentarios.
    Necesitamos un show de TRAVIS solo de ellos en chile, no mas festivales. Productoras estudien musica!

  13. Coca

    13-Nov-2013 en 11:00 pm

    Creo que esta crítica identifica a cada uno de los que fuimos por Travis al Indie fun fest.Estos cabros te hacen sonreír y regalan momentos de genuina felicidad a través de su música. Impagable.

  14. ROB

    13-Nov-2013 en 11:07 pm

    solo por corregir el pesimo trabajo, WHERE YOU STAND se llama la cancion en donde el frontman no toca la guitarra. en DRIFTWOOD SI

  15. @polawitch

    13-Nov-2013 en 11:28 pm

    aún estoy feliz después de escucharlos, ojalá todas las bandas contagiaran esa buena onda sincera que tienen ellos y que quisiéramos que todos conocieran. Buena review

  16. Tamara

    14-Nov-2013 en 12:00 pm

    Realmente ame mucho más a Travis este martes. Hermoso darse cuenta que es una banda que brilla por su emotividad, su excelente ejecución, sonaba tan bien y más aún por su cercania.
    Que bien que aun hayan personas que valoren a los artistas por lo que son como eso, artistas!!! Que hacen arte, y que no ”brillan” por escandalillos baratos!

    Grande Travis!!!

  17. Elizabeth

    14-Nov-2013 en 11:15 pm

    Yo era una de las personas que sacó un paraguas en Why does it always rain on me? Pero un guardia estuvo a punto de quitármelo, así que tuve que guardarlo rápidamente. Me queda la satisfacción que el 2007 hice lo mismo y esa vez lo hice con un paraguas que era como una bandera escocesa. Travis es una de las mejores bandas y me dio una lata estar en cancha preferencial y ser la única que cantaba en donde yo estaba. Mala idea no jugársela por un show en solitario. Nunca comprenderé a las productoras. Y por cierto, solo conocía de nombre a Lana del Rey y me pareció muy plano su show, pero bien por sus seguidores que gritaban más que la … jajajaja!!!

  18. Elvira Godoy

    17-Nov-2013 en 11:41 am

    A 5 días del concierto esta nota me hizo recordar lo emotivo y hermoso que fue verlos arriba del escenario, aunque fue un gran desacierto combinarlos con Lana del Rey y La Mala Rodriguez que eran públicos muy distintos, pero aun así destacaron y seria genial verlos solos, en un espectáculo mas intimo y donde podamos ver mas del gran show que brindan.

Responder

En Vivo

The Offspring, Eterna Inocencia y BBS Paranoicos: Final de fiesta

Publicado

en

The Offspring

Es imposible no pensar en el contexto antes de plantearse cómo hablar de un show realizado en medio del avance del SARS-CoV-2, coronavirus que deriva en la enfermedad COVID-19, hoy una pandemia global. Es difícil no pensar en la ineptitud de las autoridades que, pese a la tardanza del virus en llegar a Chile, aún no toman las decisiones que podrían evitar un contagio a niveles terribles. Así, no es extraño que el show de The Offspring en nuestro país sí pudiera realizarse, aunque en la previa hubo múltiples cuestionamientos. La industria del entretenimiento está sufriendo en todo el mundo y, al final, este fue el último concierto quizás hasta cuánto tiempo más. Y eso está bien, y es lo correcto, por culpa de un virus que no ataca con fuerza a quienes van a eventos así, sino a los adultos mayores.

Sin embargo, este cierre de fiestas, pese a tener tanto en contra y tanto que analizar fuera del escenario, en el lugar donde la gente pone sus oídos, ojos, cuerpos y corazones, lo cierto es que presentó tres bandas que exploraron los lados más brillantes del punk, de todo lo que significa, ya sea el compromiso social –como hizo Eterna Inocencia–, con la rabia del pleno acto de vivir como hace BBS Paranoicos, o desde el lado de disfrutar el sonido como The Offspring. En una extraña burbuja con forma de cúpula como es el Movistar Arena, pudimos ver una comunidad unida, sin temores a una pandemia mundial. Y es que la fiesta fue completa para quienes asistieron, pese a la postal de personas con mascarillas (que se supone no sirven para enfrentar un posible contagio) o también las noticias que llegaban de la suspensión de múltiples eventos y actividades productivas del país, anticipándose a las autoridades, las grandes perdedoras de cualquier jornada en los últimos meses.

BBS Paranoicos abrió con puntualidad los sonidos a las 17:45 hrs., y lo hizo con “Sin Salida”, “Mis Demonios” y “La Rabia”, una triada que en poco más de cinco minutos dejó en claro el espíritu que inundaría la siguiente hora de música, que de forma exacta iba hilvanando canciones de furia, desesperanza o reafirmación del ser, como “Sanatorio”, “Mentira” o el hit “Ruidos”. En medio de eso, la gente saltaba al son de “el que no salta es paco” o de los gritos de “Piñera conchetumare, asesino, igual que Pinochet”. La banda respondía diciendo que era clave ir a votar, mientras lucían sus poleras negras con la leyenda “#APRUEBO” por delante, dejando su tradicional logo por la espalda.

Aunque el micrófono de Omar Acosta no tenía mucha claridad –algo que hacía que se perdieran parte de las letras–, la interpretación en todo sentido funcionaba perfecto. “Como Una Sombra” o “Calla y Espera” retumbaban mientras ya se pasaba de un millar a varios miles de personas en Movistar Arena. La parte de adelante fue siempre la más entusiasta y, aprovechando el espacio, incluso hubo un circle pit que probablemente contravino cualquier recomendación de distanciamiento social por el coronavirus, pero que a quienes estuvieron ahí no les importó. Igualmente, se hacía rara esa sensación de ver un show con tal nivel de compromiso social y, a la vez, notar que las ganas de formar parte del momento podían ser contraproducentes respecto a la salud pública. De todas formas, una hora después, tras el doblete entre “Irreparable” y “No Lo Veo Como Tú”, se cerró no sólo un show tremendo de BBS Paranoicos, sino también el inicio de esta extraña, pero potente jornada de punk.

La continuación no iba a ser menos fuerte con Eterna Inocencia. La banda argentina, que hace de la consigna social parte de las historias que cuentan, se atrasó cinco minutos de lo que supuestamente debía ser el inicio del show, aunque eso no mermó en la vibra de la gente o de los músicos. Nuevamente sería el micrófono del vocalista principal el que generaría problemas, esta vez dejando en un nivel más bajo del necesario a Guillermo Mármol, cuya labia es importantísima en cada track que se despachó, desde “Viejas Esperanzas” o desde “A Los Que Se Han Apagado…”. Lo más impactante de lo que hace el quinteto es cómo logran el sonido que tienen, que los acerca más a Bad Religion en la pulcritud que a conjuntos más desprolijos que ven en lo instrumental algo secundario. Sí, las letras y las convicciones de Eterna Inocencia son algo que los acerca al público y a una sociedad completa, con “La Risa De Los Necios” –dedicada al “cura obrero”, Mariano Puga– o “El Guardián” como ejemplos de ello. Pero también hay espacios como el instrumental después de “Le Pertenezco A Tus Ojos…” que dejan en claro cómo EI es muchísimo más en vivo que en estudio.

Episodio aparte fue el freno que la banda le dio al show por más de cinco minutos con el fin de que la gente amontonada dejara espacio para que atendieran a un chico que estaba con problemas de salud en la multitud. Cerrando con “Weichafe Catrileo”, canción inequívocamente destinada a la lucha en la que, pese al desvío lamentable que presenta la pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, sin duda que continúa, y que tras más de una hora de fuerza escénica también se pudo compartir con las grandes letras e interpretación de una banda de punk que es mucho más que eso a estas alturas para sus fans en nuestro país.

Cuando el reloj marcaba las 21:00 horas en punto, el recinto bajaba sus luces y las trompetas características de “Pretty Fly (Reprise)” –canción que cierra el icónico “Americana” (1998)– daban inicio al número estelar de la jornada. Y es que, luego de la enérgica rendición de los clásicos “Americana”, “All I Want” y “Come Out And Play”, no cabía duda de que los fanáticos de The Offspring ansiaban un baño de nostalgia tras casi cuatro años de espera y del reagendamiento dado por la contingencia en el territorio nacional. El triplete, ovacionado y disfrutado por los presentes hasta con bengala incluida, dejó en evidencia el excelente estado de la banda gracias a una perfecta ecualización que reverberó sin problemas en el globo. Tras dicho inicio, Dexter bromeó que este sería “probablemente el último concierto en el hemisferio occidental” y que, a pesar de todo, no podían cancelar tan especial reencuentro. El vocalista finalizó su humorística intervención no sin antes recomendar evitar el contacto físico para prevenir cualquier contagio relacionado a la pandemia que acecha al mundo por estos días.

Pausando el repertorio típico por algunos momentos, el cuarteto estadounidense presentó “It Won’t Get Better”, una de sus más recientes creaciones, ante una respetuosa audiencia que apoyó con palmas cuando la canción y los músicos lo requirieron. Luego, volvieron al ruedo con “Want You Bad”, “Session”, “Original Prankster” y “Staring At The Sun”, hitazos que encendieron al público y lo llevaron a iniciar diversos –y poco recomendados– mosh pits a lo largo de la sección. La voz de Dexter merece mención aparte, pues, a pesar de los años, llega a los tonos requeridos por la selección y es capaz de interpretar con la fuerza que una agrupación de este estilo demanda. Al finalizar un diálogo que sólo The Offspring puede llevar a cabo a la perfección, haciendo chistes sobre cómo Dexter, aparte de ser el liricista principal de la banda, también tenía un doctorado en virología, llegando a la hora de los covers. Y es que, tal y como lo reconocieron en el escenario, no habría grupo sin Ramones o sin la influencia de los hermanos Young.

Una vez terminado el homenaje, los norteamericanos versionaron sus tradicionales “Bad Habit”, “Gotta Get Away” y una emotiva “Gone Away” en piano, la que demostró el correcto estado vocal de Holland y constituyó una mezcla perfecta entre aterciopelados tonos de sensibilidad y el estruendo característico de la banda hacia el ocaso del tema. Luego, los éxitos insignes de la banda “Why Don’t You Get A Job?”, que incluyó unas pelotas plásticas de colores para interactuar con los fans, “(Can’t Get My) Head Around You”, “Pretty Fly” y “The Kids Aren’t Alright” sentaron precedente de que la potencia del grupo sigue incólume tras 34 años de carrera. Hacia el epitafio del periplo, y a modo de encore luego de un par de minutos de reposo, retornaron al escenario para finalizar con dos clásicos y un inesperado tributo a Pennywise, quienes tuvieron que restarse del evento a última hora dada la alerta de salud mundial. Cerrando con “You’re Gonna Go Far, Kid”, “Bro Hymn” y “Self Esteem”, The Offspring le puso broche de oro a una icónica noche en Movistar Arena, lugar que marca un hito de masividad en la historia del grupo en cuanto a conciertos en nuestro país.

Tomando las palabras de Holland en los últimos minutos del show, es menester mencionar que este fue, probablemente, el bastión final en un largo tiempo de eventos masivos en la industria de la música en Chile y en occidente. Sin embargo, eso no fue impedimento para el disfrute de miles de asistentes que llegaron y lo dieron todo en un espectáculo que logró llevarse a cabo de manera perfecta, pese a todos los contratiempos y dificultades que surgieron. Ciertamente, resulta muy importante tomar las recomendaciones del vocalista antes de despedirse: “Cuídense, por favor. Hasta la próxima”. Un incierto cierre temporal para el showbiz musical que promete un “hasta luego”, pero que desconoce qué tan pronto se reactivará el flujo normal y necesario de adrenalina y fervor que solamente las melodías pueden proveer a los habitantes de esta tierra.

Setlist BBS Paranoicos

  1. Sin Salida
  2. Mis Demonios
  3. La Rabia
  4. No Siento Culpa
  5. Eterno Retorno
  6. Sanatorio
  7. Mentira
  8. Ruidos
  9. Corazón Al barro
  10. Tanto Insistir
  11. Daño Permanente
  12. Recuerdos
  13. Como Una Sombra
  14. Cristales
  15. Calla y Espera
  16. El Regreso
  17. Ausencia
  18. Irreparable
  19. No Lo Veo Como Tú

Setlist Eterna Inocencia

  1. Viejas Esperanzas
  2. Encuentro Mi Descanso Aquí, En Este Estuario
  3. A Los Que Se Han Apagado…
  4. Trizas De Vos
  5. Abrazo
  6. A Elsa y Juan
  7. La Risa De Los Necios
  8. El Guardián
  9. La Mentira Sin Fin
  10. Cuando Pasan Las Madrugadas…
  11. Hazlo Tú Mismo
  12. Cartago
  13. Sin Quererlo (Mi Alma Se Desangra)
  14. Cassiopeia
  15. Le Pertenezco A Tus Ojos…
  16. Puente De Piedra
  17. Nuestras Fronteras
  18. Weichafe Catrileo

Setlist The Offspring

  1. Americana
  2. All I Want
  3. Come Out and Play
  4. It Won’t Get Better
  5. Want You Bad
  6. Session
  7. Original Prankster
  8. Staring At The Sun
  9. Blitzkrieg Bop (original de The Ramones)
  10. Whole Lotta Rosie (original de AC/DC)
  11. Bad Habit
  12. Gotta Get Away
  13. Gone Away
  14. Why Don’t Get You Get A Job?
  15. (Can’t Get My) Head Around You
  16. Pretty Fly
  17. The Kids Aren’t Alright
  18. You’re Gonna Go Far, Kid
  19. Bro Hymn (original de Pennywise)
  20. Self Esteem

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E69

Facebook

Discos

Little Oblivions Little Oblivions
DiscosHace 5 horas

Julien Baker – “Little Oblivions”

No pasa ni un minuto del inicio de “Little Oblivions” para que quede claro que este será un viaje distinto...

For Those That Wish To Exist For Those That Wish To Exist
DiscosHace 1 día

Architects – “For Those That Wish To Exist”

“Tengo mucho que perder, pero no te mentiré”, es el inicio de la estrofa final del noveno disco de Architects,...

FLOWERS for VASES / descansos FLOWERS for VASES / descansos
DiscosHace 6 días

Hayley Williams – “FLOWERS for VASES / descansos”

Todos guardamos o conservamos cosas que nos recuerdan a alguna situación o período particular de nuestras vidas. Puede ser algo...

For The First Time For The First Time
DiscosHace 1 semana

Black Country, New Road – “For The First Time”

¿Qué es hablar de creatividad en el rock contemporáneo? Una pregunta siempre presente en un mundo musical que vive en...

Ignorance Ignorance
DiscosHace 2 semanas

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 2 semanas

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 3 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 3 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 3 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 4 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: