Conéctate a nuestras redes
Thundercat Thundercat

En Vivo

Thundercat: El tronante ronroneo

Publicado

en

Nunca pensamos que esto pasaría, pero la noche del 8 de mayo de 2018 concretó uno de los anhelos más preciados para el público local. Stephen Bruner, el mismísimo Thundercat, debutó en Chile con un espectáculo demoledor. Las palabras podrían quedarse cortas para describir lo ocurrido en el Teatro Nescafé de las Artes, donde un público muy comprometido con el artista comenzó a llegar desde temprano para disfrutar de un show que se centraría en la promoción de “Drunk” (2017), su último trabajo de estudio, además de un pequeño repaso a sus colaboraciones y anteriores LP’s de su carrera. Con un retraso de apenas diez minutos, la banda completa subió al escenario, ante el aplauso de quienes por fin podrían presenciar el poderío de uno de los bajistas más prolijos en la actualidad.

Desde el comienzo, Bruner derrochó su impecable técnica para tocar el bajo, aprovechando muchas de las instancias instrumentales en sus canciones para darle rienda suelta a las seis cuerdas de su feroz y ronroneante instrumento. Acompañado de una impecable sección rítmica, tanto el teclado como la batería fueron parte fundamental en el cimiento sonoro por donde las líneas de bajo del músico se paseaban cual gato sobre una azotea, con cortes como “Captain Stupido” y “Uh Uh” siendo coreados por gran parte de los presentes. Una de las canciones más esperadas fue “A Fan’s Mail (Tron Song Suite II)“, con el característico “meow, meow, meow” coreado con gran sentido del humor por los asistentes, lo que provocó más de alguna sonrisa en el lúdico y distendido bajista, quien se mostró muy contento en todo momento por el recibimiento de su música.

Existe un componente constante en la calidad musical que el artista ha desarrollado durante su discografía, pero con “Drunk” el asunto fue mucho más allá. Independiente de las colaboraciones con una selecta lista de invitados que tiene la placa, esta además destaca gracias a una elocuencia muy presente entre una composición y otra. No se trata de hacer canciones “que suenen todas iguales”, como dicen los críticos menos minuciosos, sino que también en cumplir con un estándar base para mantener un relato que no presente ripios en el camino. Aunque la interpretación del LP que Thundercat hace en el escenario no representa necesariamente un orden idéntico a la versión original, el músico va intercalando las canciones por serie, tocando un puñado de estas en orden, para luego introducir alguna composición de sus anteriores trabajos, o una colaboración con sus socios más recurrentes: Kendrick Lamar, con sus respectivos guiños en extractos de “These Walls” y “Complexion (A Zulu Love)“, o también Flying Lotus, sobre el que reflexionó antes de “MmmHmm“, donde manifestó su satisfacción al estar involucrado en Brainfeeder, el sello discográfico del artista, quien también nos visitó este año hace casi un mes junto a Radiohead.

Otro elemento más que favorable, es el gran sentido del humor de Bruner, permitiendo un show distendido y lleno de instantes memorables, como los constantes chistes que iba contando, así como esas risotadas que lanzaba absolutamente de la nada, sólo demostrando que es un tipo alegre que mira la vida de una manera muy diferente a los demás. Punto aparte para la historia que contó mientras interpretaba “Tokyo“, dedicada a todos los fans de Dragon Ball, donde habló un poco del nacimiento de esta canción, así como su estancia en Tokyo, donde no lo pasó del todo bien producto de algunas anécdotas relacionadas al “Bosque de los Suicidios“, uno de los lugares más misteriosos y tenebrosos del mundo. No obstante, ese espíritu infantil que muchas veces evidencia en su actuar, se reflejó muy bien en su profundo amor por los dibujos animados, porque, tal como dijo en el escenario, “Dragon Ball es vida“. Amén por eso.

Casi dos horas de show, más canciones que de costumbre, improvisación al borde del caos, y mucha, mucha buena onda. Todo eso, y más, fue el saldo que dejó el debut de Thundercat en Santiago, alzándose de inmediato como una de las presentaciones más destacadas del año. Independiente de unos pequeños ripios de sonido que aparecieron en algunos fragmentos del show, nada pudo opacar el tremendo talento de este verdadero felino en el escenario, quien demostró por qué se ha ido ganando su espacio dentro de la escena.

Pocas veces se ve un recibimiento de este tipo para un artista tan complejo como este. La devoción que Thundercat generó en su presentación fue una sorpresa agradable, demostrando la fuerte relación del jazz con nuestro país. Santiago fue visitado por un felino sigiloso y a la vez juguetón, cuyo tronante ronroneo cautivó a todos quienes se dejaron llevar por su sonido.

Setlist

  1. Rabbot Ho
  2. Captain Stupido
  3. Uh Uh
  4. Bus In These Streets / These Walls (original de Kendrick Lamar)
  5. A Fan’s Mail (Tron Song Suite II)
  6. Tron Song
  7. Jethro
  8. Heartbreaks + Setbacks
  9. Lava Lamp
  10. Lone Wolf And Cub
  11. Song For The Dead
  12. MmmHmm (original de Flying Lotus) / Complexion (A Zulu Love) (original de Kendrick Lamar)
  13. I Am Crazy
  14. 3AM
  15. Drunk
  16. Drink Dat
  17. Tokyo
  18. Friend Zone
  19. Them Changes
  20. Lotus And The Jondy
  21. DUI

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

AniPower: Un gran homenaje a las emociones

Publicado

en

AniPower

Con el recuerdo aún fresco del tremendo show que fue Dragon Ball Rock Sinfónico en la Cúpula Multiespacio, ayer pudimos vivir el evento bautizado como AniPower, concierto ideado por la Power Up, orquesta argentina que se dedica a interpretar música de animé y videojuegos, donde repasaron un montón de series de origen asiático de la década de los 90, 2000 y también actuales, en el recital definitivo para cualquier fanático de la animación japonesa. Si bien, la concurrencia no fue en masa como ocurrió en el concierto dedicado a los Guerreros Z, los asistentes disfrutaron de un espectáculo completísimo, tanto musical como audiovisualmente, que no se sostuvo solamente en la nostalgia, sino que también en la celebración de un arte que nos ha entregado –y sigue entregándonos– un montón de grandes y épicas historias.

La orquesta comenzó a la segura con dos sandías caladas: el opening de Dragon Ball Z correspondiente a la saga de Majin Boo y el memorable opening de Digimon, este último despertando de inmediato las emociones del respetable, dejando el terreno preparado para la oleada de himnos que se vendrían en los próximos minutos. One Piece, Detetive Conan, Slam Dunk y Evangelion fueron alguna de las joyitas que despertaron la ovación del respetable.

El sonido era perfecto y la orquesta Power Up chilena que acompañó al proyecto en esta oportunidad ejecutó de maravilla cada uno de los cortes. El maestro de ceremonias, Mariano Cazorla, quien ha sido el responsable de transcribir todas las composiciones y convocar a los músicos de la orquesta, anunciaba cada composición con un comentario previo, muchas veces en tono de broma, como cuando estaban a punto de tocar el opening de Pokémon y declaró que la serie de los monstruos de bolsillo nos había enseñado que podemos capturar a nuestras mascotas y ponerlas a pelear con las de otros, sacando las risas del público. Qué duda cabe que la canción principal de las aventuras de Ash y Pikachu fue uno de los momentos álgidos de la jornada, y así también lo fueron cortes como el de Slam Dunk, Sailor Moon y Ranma.

Pero no sólo de canciones de apertura se sostenía el recital, sino que también tuvimos la oportunidad de escuchar extractos de la música incidental más recordada de las series, tales como el tema del Equipo Rocket en Pokémon, la música que acompañaba las intervenciones de Tuxedo Mask en Sailor Moon y una serie de endings de la saga Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco o Digimon.

Los mejores momentos fueron aquellos donde escuchamos canciones de series clásicas que no son frecuentemente revisadas por este tipo de proyectos al no ser las más “populares”, como lo fueron Sakura Card Captor, Arale, Beyblade, Zenki, Mazinger Z o Los Súper Campeones. También hay que destacar la revisión de series más contemporáneas, como lo son Shingeki No Kyojin, u otras que provocaron los gritos de emoción de la fanaticada, como lo fue el opening de Fullmetal Alchemist.

Estas novedades son las que hicieron de este concierto un mar de emociones y recuerdos, algo que, lamentablemente, se pierde un poco al dedicar la última parte del show a repasar la música de Dragon Ball. Es cierto que la serie de Son Goku y compañía es considerada el anime más grande y popular de todos los tiempos, pero dedicar los últimos treinta minutos del set exclusivamente a ella hace perder esa magia y dinamismo que contiene el show en su primera parte. Sobre todo cuando todavía quedaban grandes nombres en el tintero como Yu-Gi-Oh!, Cowboy Bebop, o el más solicitado por la muchedumbre, Naruto.

Así y todo, con “Cha-La Head-Cha-La” y la repetición del opening de Slam Dunk solicitado por el público, Power Up dio por terminada su primera presentación en la capital, dejando a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja y con la promesa de regresar con alguno de sus shows temáticos. Esperamos que la respuesta de la gente sea mayor en su retorno, ya que el espectáculo de los argentinos se lo merece. Evocando memorias y amor por aquellos dibujos animados que nos hicieron y nos siguen haciendo soñar, AniPower fue un gran homenaje a nuestras emociones.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 6 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 6 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 7 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 7 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 7 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 7 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 7 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 7 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 7 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 7 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas