Conéctate a nuestras redes
Exodus Exodus

En Vivo

Thrash Old True: Deporte extremo

Publicado

en

A estas alturas, la amplia convocatoria de los shows de metal no son ninguna novedad, siendo el thrash metal un género que continúa citando fanáticos. Es por dicha razón que una fecha de la talla del Thrash Old True se le puede catalogar de imperdible. Reuniendo a nombres de la vieja escuela, Club Blondie recibió como plato fuerte de la jornada a Exodus, quienes, pese a sus múltiples visitas, no dejan de sorprender con un espectáculo donde la energía extrema se vive a tope.

Dando inicio a la velada, Sobernot fueron los únicos encargados de representar a la escena local. En shows donde se acostumbra ver teloneros “consolidados”, la apuesta por invitar nombres actuales da una buena señal, quienes demostraron satisfactoriamente por qué comienzan a hacerse un espacio en fechas junto a artista internacionales.

Luego de agradecer a los presentes, fue el turno de At War para inaugurar el trío de clásicos que animó la jornada. Gracias al carisma del bajista y líder, Paul Arnold, los fanáticos coreaban el repertorio de la banda. Con la misma gracia, Katon W. De Pena entusiasmó al público junto a Hirax y, dándose el tiempo para devolver cada saludo, el frontman de los californianos se despedía con “El Diablo Negro”, agradeciendo en un español adecuado la energía que brotaba en el recinto.

A pesar de que la jornada estuvo marcada por un ritmo intenso, es necesario destacar que Exodus, como justos anfitriones, elevaron la magnitud del evento desde los primeros minutos de su presentación. Dejando en claro que se iba a tratar de un repertorio extenuante, “Bonded By Blood” desató la locura inmediata en el público, marcando junto a “Exodus” un inicio arrollador. Entre los aplausos y el desenfreno, Steve Souza saludaba a los fanáticos recordando su última visita en el país, hace cuatro años. “Blood In, Blood Out” retomó el ritmo acelerado para luego dar paso a “And Then There Where None”, uno de los momentos más arriesgados de la noche, cuando una bengala se encendió en medio del mosh pit, causando sorpresa incluso entre los mismos músicos.

Dejando en claro que el ímpetu de Exodus puede rayar en el extremo del peligro, Souza aprovechó la ocasión para relajar el ambiente y celebrar el retorno de Gary Holt a las guitarras. Ovacionado por el público, el guitarrista también es reconocido por ser parte de la formación actual de Slayer. La habilidad y técnica, tanto de Holt como de Lee Altus, logró relucir durante la frenética interpretación de “Fabulous Disaster”, intercalando solos de guitarra que iban acoplándose paulatinamente. Recordando el álbum “Shovel Headed Kill Machine” (2005), “Deathamphetamine” volvió a convocar un mosh implacable y un incesante número de fanáticos que navegaba sobre las cabezas de Club Blondie.

Como si no hubiese sido suficiente muestra de potencia, Souza advertía a los asistentes para enfrentar su repertorio más veloz de la mano de “A Lesson In Violence”. Incentivando los stage dive, que ya desembocaban con naturalidad en la barricada frente al escenario, “War Is My Shepherd” no daba respiro a los espectadores. El éxtasis aumentó cuando la banda invitó a Katon a cantar “The Toxic Waltz”.

Para cerrar la velada de una forma apoteósica, un gran círculo se abría en la pista de Club Blondie para recibir los primeros acordes de “Strike Of The Beast”, desatando un caos general que se ganó el asombro de la banda de San Francisco. Evidenciando el entusiasmo del público, Exodus invitaba a los fanáticos a continuar la fiesta durante su próxima fecha en Valparaíso. Para complacer por última vez a los presentes, “Metal Command” y “Piranha” marcaron el cierre definitivo de una jornada donde la música se vivió como si fuese un deporte extremo de alta exigencia.

Si bien, se trata de una banda con varias visitas registradas en el país, Exodus deja en claro que no es solamente su carácter precursor lo que los mantiene como un nombre clave dentro del thrash metal. Mientras algunos de sus coetáneos fueron alejándose de la energía ferviente, pareciera que el conjunto de San Francisco sigue fiel a la vereda más radical de lo veloz y lo salvaje, llevando su fórmula a los límites de lo caótico. Thrash Old True trajo de vuelta una postal clásica de la vieja escuela; a pesar de la nostalgia, destacó por su potencia y vitalidad. Un show extenuante y que no tuvo ningún minuto de sosiego.

Setlist Exodus

  1. Bonded By Blood
  2. Exodus
  3. Blood In, Blood Out
  4. And Then There Where None
  5. Iconoclasm
  6. Fabulous Disaster
  7. Body Harvest
  8. Deathamphetamine
  9. Blacklist
  10. A Lesson In Violence
  11. War Is My Shepherd
  12. The Toxic Waltz
  13. Strike Of The Beast
  14. Metal Command
  15. Piranha

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: A toda máquina

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

Tuvieron que pasar largos meses para recuperar, en parte, la valiosa experiencia de ver música en vivo. Y es que, pese a que la pandemia aún no se acaba ni se controla y los cuidados deben seguir al pie de la letra, las libertades que permiten la realización de eventos –bien organizados– nos ha devuelto la posibilidad de retomar el curso sobre los escenarios. Buena noticia para el público y también para músicos, técnicos y trabajadores de la industria.

Ese es el caso del ciclo Cultura Re-activa, organizado por Santiago Fusión, que en su última fecha se anotó con el lanzamiento de “MMXX” de Cómo Asesinar A Felipes, quienes, puntuales sobre el escenario del Teatro Nescafé de las Artes, se conectaron entre teclas y cables para interpretar de manera íntegra su último trabajo, no sin antes dar paso a Cinema Tornamesa, el proyecto de DJ Spacio (acompañado de Milton Russell en el contrabajo) que mezcla imágenes de cine clásico, soundtracks, beats y samples, y se encargó de abrir el show.

Cómo Asesinar A Felipes ha sabido sintetizar de buena manera una etapa donde los sintes son clave en su propuesta, y así se preparó a la audiencia, con la fina selección de DJ Spacio y los interludios a cargo de Sebastián Vergara quien, a un costado del escenario y tras cada cierre de telón, dio vida a correctas melodías acompañado de un modular. El show precisó de aquellos interludios, ya que el desafío técnico era mayor.

La banda entró en escena con su nueva configuración cien por ciento electrónica y una buena presentación de “MMXX”, sin embargo, aquel formato –al menos en esta pasada– pareciera no apreciarse bien ni conectar con una audiencia más grande. Así, la idea de intimidad del quinteto, a solas con sus máquinas y artilugios, a ratos se perdía en dinamismo y por las dimensiones del teatro (que estaba a toda capacidad), pero sí se valió de un siempre buen juego de luces y gráficas que fortalecieron la presentación de los siete temas de “MMXX”. El oficio de Koala Contreras en la voz, y la habilidad de todos en este desafío, puede llenar cualquier vacío y sorprender de variadas formas en todos los niveles, especialmente en las irrupciones de “Debes Saberlo” o “Persiste/Cuestiona”, dos de los temas más inquietos del set.

Una vez más, y tras un nuevo cierre del telón, Sebastián Vergara tomó el modular para un nuevo interludio. CAF planteó en escena dos shows totalmente diferentes y completísimos, marcando las dos etapas de la banda, jugando con lo nuevo y lo clásico, e interpretando canciones de casi todos sus discos. El desafío técnico significó desmontar la cuadrada configuración electrónica y montar el formato tradicional, y la sorpresa y entusiasmo del público se hizo notar, quienes –más prendidos que en la primera parte– corearon en su totalidad el repertorio clásico.

Ya instalados para mostrar los hits, Koala dio el vamos con “Pájaros En Contra”, y qué bien se sintieron los primeros compases de la batería de Felipe Salas, que una vez más demostró su increíble destreza y calidad en “La Puerta No Se Abre Sola”, “Nunca Será Lo Mismo” y en todos los cambios de ritmo e intensidad de “Disparan” (Chino Moreno incluido en el sample).

Lamentablemente, la banda no contó en escena con su clásico Rhodes ni Marcos Meza, lo que podría haber sido una interesante sorpresa, sin embargo, las teclas sustituidas hace rato inteligentemente por el saxo de Cristian Gallardo dan claridad y dinámica a los arreglos en vivo, que es donde tiene la libertad de jugar e improvisar, demostrando por qué es un nombre fijo para los vientos. Luego de despedirse tras el grueso del repertorio, el público ansioso por una más coreó hasta el rápido regreso de la banda para terminar con el himno “Nada Más, Nada Menos”, coronando el regreso de CAF a un escenario grande junto a su gente.

Las dos versiones de CAF que se pudieron ver este miércoles en el Teatro Nescafé de las Artes, demuestran la interesante e inquieta evolución de una banda que siempre empujará sus límites, y sobre el escenario son un bloque en extremo cohesionado y que contagia a cualquier audiencia. El desplante mostrado –ahora y siempre– deja en claro que Cómo Asesinar A Felipes es probablemente, y hace rato, uno de los mejores shows para ver en vivo, y lo de anoche probablemente dejó a sus secuaces ansiosos por el próximo crimen.

Setlist

  1. MMXX
  2. Hemos Vuelto del Abismo
  3. Ahora es Cuando
  4. Debes Saberlo
  5. No Hay Cómo Frenarlo
  6. Persiste/Cuestiona
  7. Se Repite
  8. Pájaros en Contra
  9. Operación CAF
  10. La Puerta No Se Abre Sola
  11. Caen
  12. Nunca Será Lo Mismo
  13. III
  14. Disparan (Fill the Skies)
  15. Ha Vuelto a Pasar
  16. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bloodmoon: I Bloodmoon: I
DiscosHace 1 mes

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a...

Things Take Time, Take Time Things Take Time, Take Time
DiscosHace 1 mes

Courtney Barnett – “Things Take Time, Take Time”

Cuando Courtney Barnett irrumpió y su nombre ganó un espacio privilegiado en la exitosa y explosiva escena australiana, una de...

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 2 meses

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 meses

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 2 meses

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 meses

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 meses

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 meses

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 meses

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 meses

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas