Contáctanos

En Vivo

Thirty Seconds To Mars: Derribando prejuicios

Publicado

en

El pasado mes de mayo, cuando se conoció la lamentable noticia de que los californianos de Thirty Seconds To Mars debían reprogramar su gira sudamericana a raíz de problemas médicos de uno de sus integrantes, un gran contingente de fanáticos nacionales se sintieron profundamente decepcionados por tener que esperar otros cinco meses para tener por segunda vez en nuestro territorio a Jared Leto y compañía, tras su fugaz paso por el Festival Lollapalooza de 2011. Sin embargo, como no hay plazo que no se cumpla, la espera terminó y el trío aterrizó en Chile para presentar su más reciente producción, “Love, Lust, Faith And Dreams” (2013), ante un imponente marco de público que, desde muy temprano, comenzó a inundar cada una de las locaciones disponibles del Movistar Arena, habilitado a la mitad de su capacidad para la ocasión.

30 SECONDS TO MARS CHILE 2014 01

Promediando las 21:15 hrs., el escenario se llena de luces que entremezclan colores, mientras incidentalmente comienza a sonar la música de la cantata Carmina Burana “O Fortuna” de Carl Orff, llenando el ambiente con tintes de solemnidad y misticismo que se fracturan de golpe con un aluvión de gritos eufóricos y desenfrenados, dando la bienvenida a los integrantes de Thirty Seconds To Mars en una explosión de energía e intensidad que amenaza con echar abajo la estructura del Parque O’Higgins. La  conexión es instantánea y el público comienza a saltar al ritmo frenético de “Up In The Air”; miles de voces al unísono envuelven a la banda, dejando en claro que esta velada la energía será protagonista excluyente. La batería de Shannon Leto ataca con potentes ráfagas sonoras en “Search And Destroy”, tema adornado con pinceladas del bajo de Stephen Aiello, que busca pasar desapercibido a un costado del escenario.

30 SECONDS TO MARS CHILE 2014 07

Thirty Seconds To Mars es un producto que, más que en lo musical, se soporta en la carismática figura de Jared Leto, lo que no deja de ser una apuesta arriesgada pero efectiva. La presencia del frontman domina por completo a la masa, que sigue cada una de sus instrucciones al pie de la letra. Un ejemplo de esto son los miles de puños en alto que, a solicitud del vocalista, se mueven al ritmo de “This Is War”, con el rugido desbordante en el sector de la cancha que no permite apreciar en toda su magnitud la calidad vocal de Leto. En un movimiento rápido e inesperado, el recinto se llena de globos multicolores gigantes, configurando una bella postal que por algunos segundos le roba el protagonismo a la banda, en una suerte de distracción que, al cabo de un rato, se torna un tanto molesta. “Conquistador” y “Kings And Queens” arremeten con fuerza, siempre con las voces del público como un coro incansable, mientras que las precisas secuencias de cuerdas de Tomo Miličević suenan nítidas y cristalinas. La parafernalia vuelve a decir presente, esta vez con una lluvia de confeti plateado que hace aun más majestuosa la propuesta.

30 SECONDS TO MARS CHILE 2014 06

Por momentos da la sensación de que Leto no deja nada al azar, como si siguiera un guión perfectamente elaborado de cómo cautivar a sus fanáticos. Recorre el escenario agitando una enorme bandera chilena, un recurso infalible para generar empatía; queda claro que el trato está cerrado, ya no necesita demostrar nada. En “City Of Angels” el Movistar Arena se convierte en una constelación de celulares, cientos de destellos que se traducen en uno de los momentos más sensibles de la jornada. El sonido del teclado, perfectamente ejecutado por Miličević, se roba todas las miradas, dando paso a la base más melódica de “End Of All Days”, que permite apreciar por primera vez la voz del frontman, sorprendiendo por su claridad y nitidez. Shannon Leto desciende de la plataforma donde se encuentra la batería para interpretar en solitario el tema instrumental “L490”, dándole tiempo a su hermano para que se traslade hasta el sector de la mesa de sonido para ejecutar una improvisada sesión acústica.

30 SECONDS TO MARS CHILE 2014 02

Resguardado por más de una decena de guardias de seguridad y en medio de una ovación que se entremezcla con el delirio colectivo, Jared Leto asume posición en una tarima previamente habilitada, teniendo como único elemento de apoyo su guitarra acústica. A esta altura, para nadie resulta un secreto que una de sus principales armas es su atractivo físico, lo que queda en evidencia con el mar de suspiros que roba cada vez que casualmente deja ver sus abdominales. En su versión más relajada, se da el tiempo para dialogar y bromear con el público, consultando por las canciones que quieren escuchar o alguna preferencia en particular. Es así como suenan los coros de “Attack” y “From Yesterday”, para posteriormente subir a una niña del público para escuchar su pedido, donde al parecer el idioma fue un obstáculo insoslayable, debiendo recurrir a una segunda fanática que adicionalmente sirvió como intérprete traductora para ofrecer un mensaje de gratitud al público chileno. La sesión prosiguió con algunos fragmentos de “A Beautiful Lie” y “Hurricane”, para terminar con la sensible interpretación de “The Kill (Bury Me)”, recibiendo una cerrada ovación desde todos los sectores del recinto.

30 SECONDS TO MARS CHILE 2014 03

Sin ser un show particularmente extenso, su alto nivel de intensidad –prácticamente sin respiro- hace que se perciba mucho más largo y consistente, en una ilusión que habla muy bien de la preparación y estructura del espectáculo. La banda retorna al escenario para ofrecer la última parte de su solida presentación, la que comienza con la melodía a medio tiempo de “Bright Lights”, continuando con el sonido sintetizado de “Northern Lights” que, al igual que toda la noche, recibe el apoyo incondicional de sus fanáticos. La agrupación se toma la libertad de sacarse una foto con los miles de seguidores chilenos de fondo. Si había algún elemento faltante en el show, era la interpretación de algún cover, siendo el elegido el clásico “Enter Sandman” de Metallica, en una versión acotada que sirvió para subir las pulsaciones y preparar el ambiente para ponerle el broche de oro a la velada, el que llegaría de la mano de “Closer To The Edge”, mientras el escenario se va llenando con decenas de personas que se convierten en una extensión de la banda. Thirty Seconds To Mars agradece el cariño de los miles de miles de fanáticos que repletaron el Movistar Arena y desaparece con la promesa de Jared Leto de volver a nuestro país.

30 SECONDS TO MARS CHILE 2014 04

Hay que reconocer que, desde que se conoció la noticia de la visita del trío, este redactor tuvo serias dudas respecto a la calidad del espectáculo que ofrecería Thirty Seconds To Mars en nuestro país, cometiendo la fatal equivocación de generar prejuicios usando como referencia lo mostrado hace tres años en Lollapalooza –con lo poco ortodoxo que puede resultar este ejercicio-, pero lo cierto es que Jared Leto y compañía superaron con creces la vara que habían dejado en su anterior paso por nuestro territorio, mostrando una solidez y cohesión propia de bandas con muchas horas de rock en el cuerpo, y donde sorprendió gratamente la capacidad vocal de Leto, destacando sobre todo en las canciones de corte más melódico. Tras esta presentación no cabe ninguna duda que Thirty Seconds To Mars ha madurado artística y musicalmente, y que no estamos en presencia de un producto de laboratorio, sino más bien ante una banda que cumple todos los requisitos para ganarse un nombre dentro del variopinto catálogo de rock alternativo.

30 SECONDS TO MARS CHILE 2014 05

Thirty Seconds To Mars saca una importante ventaja del innato sentido del espectáculo que profesa su vocalista, usando a su favor cada uno de los elementos disuasivos a los que se puede echar mano cuando se monta un show de esta envergadura. Globos, confeti, banderas, un fluido diálogo con el público y el carisma a flor de piel, son herramientas que permiten que los fanáticos no opongan ningún tipo de resistencia a la propuesta del trío, entregándose a los brazos de Leto desde el primer minuto que sale a escena. Sería aventurado afirmar que el show careció de imperfecciones, ya que cualquier desliz sonoro habría sido perfectamente disimulado bajo una marea de gritos histéricos, y es precisamente aquí donde radica el atractivo de este concierto, que probablemente si hubiese sonado mal, a absolutamente nadie le habría importado.

Setlist

  1. Up In The Air
  2. Search And Destroy
  3. This Is War
  4. Conquistador
  5. Kings And Queens
  6. Do Or Die
  7. City Of Angels
  8. End Of All Days
  9. Night Of The Hunter
  10.  L490
  11. Attack
  12. From Yesterday
  13. A Beautiful Lie
  14. Hurricane
  15. The Kill (Bury Me)
  16. Bright Lights
  17. Northern Lights
  18. Enter Sandman (original de Metallica)
  19. Closer To The Edge

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Julio Ortúzar

Publicidad
8 Comentarios

8 Comments

  1. Manuel

    15-Oct-2014 en 12:39 pm

    Viejo siempre leo tus comentarios y este ha sido lejos el mejor y se agradece el mea culpa. Centrarse solo el la figura del vocalista es una soberana falta de respeto con el resto de la banda. Solo te faltó decir que se echó de menos la apertura apoteósita que le da Birth y que anoche no tocaron. Me quedé con la cámara lista para grabarla y cuek
    Tremendo show

  2. Dominique

    15-Oct-2014 en 3:50 pm

    se agradece una nota que no sólo se centra en Jared 🙂 fue un show increible ! pd: night of the hunter no la tocaron

  3. Connie

    15-Oct-2014 en 4:27 pm

    Excelente reseña del concierto. Fue un gran espectáculo lleno de energía, aunque, como el comentario anterior mencionó, concuerdo que faltó Birth.
    Ahora, he de recalcar, que su artículo posee un pequeño, pero error al fin y al cabo, de un término mal empleado. Cuando menciona, que Jared sube a otra chica para ser su “traductora”, bueno en este caso, no hablamos de “traductor”, sino que de “intérprete”.

    • María José Miranda

      15-Oct-2014 en 11:04 pm

      Exacto Connie; solo para que quede claro: traductor(a) es término para un texto escrito, mientras que intérprete es para un discurso hablado.

  4. Tamy Bathory

    15-Oct-2014 en 6:05 pm

    Excelente crítica.. hacer un mea culpa siempre engrandece a la gente… pero muy pocas personas lo hace. Da gusto leer a alguien que se toma enserio su trabajo y no solo habla desde la ignorancia. Te felicito y sé que todos quienes amamos a la banda estaremos de lo mas felices con esta reseña.

  5. Sandra Allende

    16-Oct-2014 en 11:05 am

    Muchas gracias por esta crítica, creo que es una de las pocas que he leído haciendo un mea culpa de una idea preconcebida del grupo.

    Cabe recordar que Jared, para la presentación del Lollapalooza 2011 estaba enfermo, lo que puede haber afectado su calidad vocal en esa oportunidad.

  6. Ale Peña Moraga

    16-Oct-2014 en 8:24 pm

    Se agradece está critica, se nota el profesionalismo.

  7. Connyv

    16-Oct-2014 en 8:50 pm

    Fue un excelente show, la verdad yo fui para llevar a mi hermana chica y conociendo sólo las primeras canciones de la banda, pero quedé gratamente sorprendida, fue un concierto super lindo y bien logrado.

    una cosa, cuando bajó a la niña del escenario no fue por idioma, fue porque la niña era de Francia y le pidió que subiera a alguien chileno, de hecho el mismo dijo CHILENO jaja eso.

    Muy buena nota, saludos.

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 3 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 5 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: