Conéctate a nuestras redes

En Vivo

Theatre of Tragedy: El Teletón se tornó en tragedia

Publicado

en

Agridulce. Solo eso se puede inferir, en resumidas cuentas, de la presentación de Theatre of Tragedy en Chile. Si bien fue una excelente ocasión para saciar las ansias de muchos por ver a los noruegos en nuestro país. No sé si estaré en lo correcto, pero es injusto perder el auge, o divisarlo a la distancia, de bandas tan importantes. Tal como lo ha sido Theatre of Tragedy para el género gótico e industrial, por ejemplo.

Suena igualmente injusto pensar que sólo para su gira de despedida y luego de 17 años,  esta banda pisara Chile por primera vez.  Pero por otro lado, ¡qué privilegio!, es el haberlos tenido en frente. Es probable que así lo piensen, los más de 500 asistentes que no alcanzaron ni para dar el lleno de un tercio del teatro.

A las 20:00 hrs., tras una inusitada aparición de una banda telonera, la escuetísima audiencia que comenzaba a llenar el Teletón reaccionó. Muy poco fue anunciado y solo los más cercanos a la producción sabían de esta participación.

Sacramento se adueñó rápidamente del escenario y con un oficio respetable para la novicia banda, se llevó el respeto de muchos, como la indiferencia de otros, y repudio de algunos cuantos. Inexplicable, puesto que si bien sus integrantes tiene experiencia en otras bandas (UDK), y lo que entregaron fue digno de elogio. La risa burlesca de algunos no tenía lógicamente cabida. En fin, cabe destacar el buen sonido, y un fiato en buenas vías de desarrollo.

Por otro lado, es también importante recalcar, sin intención de atacar a las productoras. Pero por favor, “Más trabajo en la ecualización previa”, las bandas chilenas merecen más que solo las amplifiquen, necesitan sonar mejor. Y no hay grandes excusas, sino ¿Cómo se explica la diferencia estratosférica entre el sonido de la batería de Sacramento y la de Hein Frode Hansen?.

Tras treinta correctísimos minutos de presentación, la banda se bajó del escenario, y dio paso a otros treinta minutos de espera y por consiguiente un show lleno de emociones encontradas, pero sobre todo melancolía.

Si bien hubo puntuales fallas en el sonido, el espectáculo ofrecido por Nell y Ray no fue opacado, es más, el dramatismo y la teatralidad que con tan sutiles gestos añadieron a cada canción del show, hizo de este una experiencia notable. Un repaso por lo más destacado de su repertorio fue parte de la avasalladora presentación del septeto noruego en el Teatro Teletón.

El ambiente familiar, de cercanía, y acogedor, se sentía. Quizás lo único positivo de tan baja concurrencia era, ese sentimiento de exclusividad y personalización que la banda tuvo con los presentes. No pararon durante todo el concierto con las frases y los elogios para Chile y sus fanáticos. Cuestión que debería haber sido diametralmente opuesta.

Con una formación de lujo y siete integrantes sobre el escenario, conformados por el dúo vocal de Raymond J. Rohonyi y Nell Sigland, la pareja de guitarras por el oxigenado Vegar T. Thorsen, y un casi estático Frank Claussen. Para finalizar con el emblemático Lorentz Aspen en teclados, y los no menos importantes Hein Frode Hansen en batería, y Erik Torp (Deathfare, Lowdown), en bajo. Este último incluido especialmente para esta gira.

Los fuegos comenzaron a encenderse con los primeros acordes de ‘Hide and seek’, para continuar sin pausa alguna con ‘Bring forth ye shadow’, de su segunda opus, “Velvet darkness they fear” (1996). También tocarían después ‘Der tanz der schatten’, de ese mismo álbum. La presentación incluyó además, clásicos como ‘Lorelei’, ‘Venus’ y ‘Cassandra’ de su placa de 1998, “Aégis”.

Entre otras, interpretaron pinceladas de su última placa “Forever is the world”, con ‘Frozen’, ‘Hollow’ y la canción que lleva como título, el mismo del disco. Dijeron presente ‘Ashes and dreams’, ‘Fade’ y ‘Storm’, de su disco “Storm” (2006), en el que sería el otrora debut de Nell en la banda. Por cierto, Liv Kristine dejaría bien alta la vara. Y cuestión que tras la brillante participación de la soprano en los últimos cuatro años, surgió un duelo de fanáticos de ambas vocalistas. ‘Fragment’ e ‘Image’ de parte del “Musique” (2000)

Lo de Theatre of Tragedy, y en especial la reacción de la fanaticada chilena fue sumamente idéntico a lo sucedido con Cristina Scabbia (Lacuna Coil) y con anterioridad Simone Simmons (Epica). Más de algún piropo generalizado, uno que otro fanático más atento que aprovechó momentos de silencio para lanzar divertidas proposiciones amorosas a la frontwoman de la banda, que no pasaron desapercibidas, y más de alguna risa arrancó. Sobre todo el escueto pero directo “I love you” que alguien le dedicara a Nell, tras una espléndida interpretación de ‘Cassandra’.

Más allá del tremendo setlist, y una entrega total de la banda, que de alguna manera pagó el fervor, el fanatismo, la entrega y la espera de la fanaticada chilena que presenció su performance. El show fue emotivo, simple, directo y sin excusas. Hacia adelante y de hecho desde el frente era el lugar perfecto para presenciar lo entregado por los siete músicos escandinavos.

La carga emotiva que se generaba entre el dúo vocal visual y sonoramente, sumado al juego de iluminación, con una cuota de humo bien sincronizado y el oficio incólume de los restantes integrantes. Generaron a ratos, un ambiente y un clima incandescente y armónico para la vista y oídos de los presentes. La puesta en escena con tan poco, incluso llegó a ser muy plástica y sobre todo pictórica. Es una lástima que el show se acabe para tan tremenda agrupación.

“A Hamlet for a Slothful Vassal” de su disco debut, sumó otro episodio en la noche. Lorentz quien fuera uno de los precursores de la idea de “cerrar el Teatro, definitivamente”, no pudo contenerse y abandonó su puesto habitual, para acercarse al público. Pareciera que tras el final de la historia, está recuperando la motivación y la entretención de tocar en vivo. Yo me pregunto, será muy egocéntrico pensar que si la gira de los noruegos venía antes, la historia ¿sería diferente?.

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Ray

    02-Ago-2010 en 11:20 am

    Notable concierto, pero pq no han puesto los últimos!!!

  2. elroco

    14-Oct-2010 en 12:59 am

    Nunca supe que vinieron, cuando fue eso?

Responder

En Vivo

Corrosion Of Conformity: Los astros alineados

Publicado

en

Corrosion Of Conformity

Fue hace cinco años, dentro del contexto de The Metal Fest, la última ocasión en que Corrosion Of Conformity se presentaba en Santiago. Para esa oportunidad las circunstancias eran diferentes: el conjunto se articulaba en formato de power trio, en el que anecdóticamente presentó un par de temas junto a uno de sus miembros más célebres; Pepper Keenan, incansable guitarrista de la escena metal de ritmo espeso y colaborador de otro importante proyecto afín, Down. Lo que en ese entonces sólo fue una pizca, ayer se presentó como un plato completo. Es por lo mismo que ver a la banda en su formación más sólida –en términos de trabajos de estudio– resultaba tan atractivo. Si bien, la gira se enmarca bajo la presentación de “No Cross No Crown” (2018), urgía la necesidad de sacarle provecho a la coyuntura, desempolvar lo mejor de su repertorio y entregar un show marcado por la consistencia arrolladora que ofrecen como cuarteto.

Como precalentamiento para la velada, el Club Blondie recibió a un número indiscutido de la escena stoner local. Yajaira subía al escenario de la mano del mítico “Comegato” Montenegro, entusiasmado por estar “nuevamente representando al rock pesado que se hace por estos lados”. Luego de un agradecimiento al público, la banda presentó durante un poco más de 45 minutos una potente carga de riffs y frecuencias bajas que hicieron vibrar cada rincón del subterráneo, despidiéndose con el respeto y cariño por tantos años de trabajo con un amplio aplauso.

Entre el ruido del murmullo, los anfitriones abrieron su show mediante un breve solo del bajista Mike Dean, el cual se anexó con gracia y apoyo del público al riff repetitivo de “Bottom Feeder (El Que Come Abajo)”, para esta ocasión a un ritmo ralentizado que acentuaba una atmósfera cargada al doom. Fue cosa que sonaran las primeras notas para que los fanáticos siguieran a coro la melodía instrumental. Ya introducidos en este imaginario denso y sicodélico, la muestra de lo más nuevo no se dejó esperar con “The Luddite”, que curiosamente fue lo único del repertorio reciente junto a “Wolf Named Crow”, quizás debido a una decisión a conciencia por aprovechar la ocasión y ponderar los clásicos por sobre lo nuevo. Y así fue con creces.

La dupleta “Broken Man” y “Señor Limpio” introdujo a lo que sería una seguidilla de clásicos de sus años dorados, repasando en reiteradas ocasiones el álbum “Deliverance” (1994). Luego de “Long Whip/Big America”, la banda recibió una ovación, y aprovechando el impulso, Pepper Keenan agradeció al público, confesando el agrado que significa realizar giras por Sudamérica. El júbilo se inmortalizó cuando Keenan no aguantó su ansiedad e hizo subir al escenario a un fotógrafo para registrar la emoción del momento.

Concentrados en retomar la marcha, el potente riff de “Seven Days” se encaminó nuevamente hacia un repertorio clásico. El ritmo espeso de la canción se conjugó con la enérgica abertura de “Paranoid Opioid”, retornando a las melodías hipnóticas en la porción final y ofreciendo un quiebre fresco. El altibajo de emociones concluyó de manera sublime con la exquisita aura sicodélica de “13 Angels”, en lo que fue uno de los pasajes más implacables de la jornada.

Demostrado ya el grueso calibre de Corrosion Of Conformity, no quedó más que rectificar su categoría con la pesada pieza “Vote With A Bullet” y la envolvente frecuencia de “Albatross”, todo con el cierre magistral de “Clean My Wounds” luego del encore, otra infaltable de la banda que se extendió en un colaborativo jamming, dándole un cierre redondo a una jornada ejecutada con precisión y consistencia.

Dos elementos estaban claros al evaluar la coyuntura de este show: podríamos escuchar parte del material de “No Cross No Crown”, como es lógico, junto con la nostalgia de revisitar composiciones de la formación que convocaba. Sorpresivamente, la banda se fue en contra de la obviedad, cargando la balanza casi en su totalidad hacia lo clásico, ofreciendo un show que no sólo dejó en claro el valor de su repertorio más conocido, sino también demostró la solidez que tiene la banda en vivo, entregando un catálogo que le concedió un cariño a los fanáticos. Una oportunidad diferente a la anterior, donde los astros que giran alrededor de esta banda volvieron a reunirse en un desplante arrollador que jugó a desempolvar clásicos.

Setlist

  1. Bottom Feeder (El Que Come Abajo)
  2. The Luddite
  3. Broken Man
  4. Señor Limpio
  5. Long Whip/Big America
  6. Wiseblood
  7. Who’s Got The Fire
  8. Seven Days
  9. Paranoid Opioid
  10. 13 Angels
  11. Vote With A Bullet
  12. Wolf Named Crow
  13. Albatross
  14. Clean My Wounds

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

New Material New Material
DiscosHace 6 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 2 meses

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: