Conéctate a nuestras redes

En Vivo

The Used: Sonido homogéneo

Publicado

en

La música es una de las formas de expresión más universales que existen. No todos la tienen que entender, pero a todos les pasa algo al recibirla. Amor, odio, cercanía, etcétera. Provenga del lugar que provenga, sea del estilo que sea, tiene como objetivo llenar los oídos de las personas y que estas le den su propia lectura, aún cuando el compositor y/o intérprete la hayan creado con un sentido muy distinto.

The Used, no escapa a esto. Son hijos de la década del 2000, cuando bandas como My Chemical Romance o Fall Out Boy cimentaban un camino que, cada cierto tiempo, crece como una necesidad de sufrir con rudeza. Tienen un sonido que posee mixturas del génesis más puro del punk rock o el hardcore, por mencionar algunos sub géneros. Sabiendo sólo esto, pensaríamos que estamos frente a una banda de diversos colores. Pero no es tan así.

The Used llegó al país para su segunda presentación. Esta vez el lugar elegido fue el Club Chocolate, el cual albergó con tranquilidad los aproximados mil asistentes, en su mayoría adolescentes y post adolescentes que se rindieron desde el primer segundo ante los alaridos de Bert McCracken, vocalista y líder absoluto de la banda. McCracken revoluciona a su público a punta de saltos, gestos sexuales, gritos y un sin fin de artilugios que parecen resultarles muy bien, sobre todo cuando lo más importante falla: su voz. Si bien no es un mal cantante en vivo, la exigencia del género hace que a ratos su trabajo vocal se fatigue, y quizás por eso es que en reiteradas ocasiones compartió el micrófono con toda su audiencia.

Desde un inicio, The Used demostró en el escenario lo que mejor sabe hacer, elevar sus sonidos hasta crear la estridencia deseada, pero no por eso, tan efectiva. Partieron a las 21:10 con “Put Me Out” y desde ese instante la audiencia, mayormente la ubicada en cancha, siguió cada uno de los movimientos del cuarteto, siendo de aquel tipo de fanaticada que de vez en cuando extrañamos. Efervescencia pura.

Por momentos, a pesar que hay ingenieros de sala que pueden obtener un muy buen sonido en el Club Chocolate, el sonido de The Used fue poco claro, comenzando por la voz de McCracken, y en algunos pasajes de la noche, el estruendoso y positivamente sobresaliente bajo de Jeph Howard, enmudeció los sonidos de la guitarra de Quinn Allman, como sucedió con “Best of Me” o “I Caugh Fire”.

En “Take it Away”, demuestran la poca justicia que le hacen las comparaciones reiteradas con sus compatriotas de My Chemical Romance. Estos últimos resultan más baladistas al lado del cuarteto de Utah. El problema es que, a medida que avanzó el show, los matices se fueron perdiendo, formando poco a poco una extensa canción demasiado homogénea. “Listening” y “Kiss It Goodbye” son muestra de ello. Y las pausas necesarias se hacen escasas, al menos hasta la mitad del show.

En medio del relajo asoman las frases clichés como “ustedes son tan sexies” o “me gustaría tener relaciones con todas las mujeres de aquí”, y el resto de la banda regala lo que puede, baquetas, botellas, de todo. Para luego seguir con la segunda mitad del show, y varias entregas de “Vulnerable” (2012), su último disco que ha recibido críticas bastante mixtas.

En “Buried Myself Alive”, saltan a la vista –y al oído- pequeñas imperfecciones de parte de Daniel Whitesides que, a pesar de tener una rítmica bastante repetitiva en ciertas canciones, aún así pierde por milésima de segundos el ritmo. Algo que sí se agradece en el repertorio, es la evidente evolución desde las viejas canciones y su hardcore casi adolescente, hasta un bagaje por sonidos más oscuros, más intensos, como en “I Come Alive”.

La última parte del show fue el desenfreno máximo de sonidos posibles. Con una aceptable claridad por parte del sonido de sala, el cuarteto prosiguió con una sesión de karaoke intensa y ruidosa, como “Blood On My Hands” y “Pretty Handsome Awkward”, que dejaron como cierre antes de la pausa. A su vuelta, regalaron el momento más melódico y apacible de la noche con “On My Own”, para cerrar con la intro de “Smell Like Teen Spirit”, llamada la mejor canción alguna vez escrita por el mismo McCracken, para luego bajar el telón con “A Box Full Of Sharp Objects”.

Hay que ser justos. Probablemente para gran cantidad de los presentes en cancha, esta noche fue particularmente grandiosa. Otros dirán que fue el recital de sus vidas. The Used tiene las herramientas necesarias para funcionar a la perfección dentro de su género y, por qué no decirlo, dentro de su nicho. El problema es que el hardcore, el punk rock, el emo core, y otros géneros de similar tendencia, necesitan matices para llevar la hora de música por distintos parajes y entregar realmente un grupo de canciones que funcionen con coherencia, casi como una historia. Es cosa de escuchar en vivo a Deftones o Korn y notar las diferencias timbrísticas que se pueden encontrar dentro de una de sus presentaciones.

The Used, es una banda que está afiatada, pero de pronto surgen dudas al escucharlos. ¿Cómo no estarlo si en momentos se convierten en una agrupación poco compleja y plana? Y aquí la enmienda de universalidad musical se cumple a la perfección; The Used a ratos sí genera una clara lectura de su show: ruidoso, violento, pasional, pero parejo, muy parejo.

Setlist

  1. Put Me Out
  2. Take It Away
  3. Bird and the Worm
  4. Listening
  5. Kiss It Goodbye
  6. I Come Alive
  7. I Caught Fire
  8. The Taste Of Ink
  9. All That I’ve Got
  10. Buried Myself Alive
  11. Blue and Yellow
  12. Blood on my hands
  13. Best of Me
  14. Pretty Handsome Awkward
  15. On My Own
  16. A Box Full of Sharp Objects

Por Pamela Cortés

Fotos por Praxila Larenas

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. lukas

    11-Oct-2012 en 11:32 pm

    El show estuvo bien bueno, The Used estuvo notable,son un espectáculo de verdad, buen sonido y desplante escenico. Discrepo con el review ya que encontré que la banda ha logrado una madurez evidente y se les baja de inmediato el perfíl por el estilo de música.
    Otro punto que merece distinción: Los teloneros. Ribo me sorprendió, conocía una que otra canción y tuve la posibilidad de ver todo su show, y me sorprendieron completamente, una solides impecable, el sonido, el desplante, las canciones, de un nivel totalmente internacional; así que encuentro que justo destacarlos.
    En conclusión un show de altísima

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 mes

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 1 mes

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 2 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 2 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 2 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: