Conéctate a nuestras redes

En Vivo

THE POLICE // La leyenda continúa

Publicado

en

thepoliceenchile3.jpg

La banda británica se presentó en el Estadio Nacional ante unos 50 mil asistentes, que se deleitaron con el espectáculo más notable de lo que va quedando del año.

Por Ricardo Dachelet Q.
Fotos por Jorge Leiva

El esperado momento de ver al trío londinense, ya fue un hecho. El 2007 es sin duda el boom de las reuniones y resucitaciones, siendo la vuelta de The Police una de las más bulladas, tras luego de una serie de rumores que sugerían una posible reunión del grupo en conmemoración de sus 30 años, se presentaron en febrero de este año en la entrega de los premios Grammys, en los siguientes meses la banda anunciaba su mediática y lucrativa gira, que los traía de vuelta a Chile tras 25 años que visitarán por primera vez nuestro país, en la polémica y recordada presentación en el Festival de Viña.

Sin duda, que un regreso tras 21 años de su separación, es un seductor pretexto para comprar el ticket y ser participe de una memorable postal sonora.

La cita de miércoles 5 de diciembre tenia un soporte telonero de lujo, al norteamericano Beck, el cual, pese a su excelente carrera, no estuvo en el escenario preciso para plasmar su intensa fusión de estilos, pero no se logro realizar un show independiente. Con puntualidad salieron los cuatro músicos que acompañaron a Beck el cual salió a escena con una pinta que emulaba a Kurt Cobain, tocando los primeros acordes de “Devil’s Haircut” del destacado Odelay (1996) que no se distinguía muy bien el sonido.

En realidad la presentación tuvo un precario sonido, no se distinguían las guitarras y su voz se escucho extremadamente baja, por lo mismo, Beck no es para un show en estadio, sino que en recintos acogedores y con buena acústica, un punto atractivo fue ver a el productor Nigel Godrich, encargado de los teclados. Alrededor de una hora de show, con 12 tema, donde resaltaron sus mejores temas “Black Tambourine”, “New Pollution”, la movida “Where It’s At”, “Think I’m in Love” de su última placa The Information (2006) y cerró su desencajada pero destacable presentación con “Loser”, uno de los himno de los 90 y con la potente “E- Pro” (Güero). Es evidente que el show de Beck tuviera la tibia recepción de público, ya que, la noche era de The Police.

thepoliceenchile1.jpg

Pasadas las 22.30, se apagan las luces y el primero en salir es sin duda Gordon Matthew Sumner (Sting) seguido por Andy Summers y Stewart Copeland, acompañados por una intensa y extensa ovación de los presentes. El inicio no puedo ser mejor, “Message in a Bottle”, “Synchronicity II” y “Walking on the Moon” con sólo tres temas y el estadio estaba efervescente ante la calidad sonora del trío. No pasó mucho tiempo para que Sting diera las primeras palabras en español, tras lo cual estalló el estadio. El desplante escénico fue un excelente complemento con la música, siete pantallas, con una notable nitidez permitió ver con claridad el show.

¿Quieren cantar conmigo? pidió Sting al público en un perfecto castellano para el tema “Walking on the Moon”. La mítica formación recurrió a los clásicos hits para la gira mundial de su regreso a la actividad a 21 años de su separación.

El show de The Police en Santiago fue el número 82 de su gira mundial y la audiencia fue bastante heterogénea, era claro que los seguidores eran de más de 30 años de edad, pero también convocaron a los más jóvenes que lograron ver a una legenda, y juntos sumaron sus voces para corear éxitos como “Every Little Thing She Does Is Magic’ ,“Don’t Stand So Close To Me”, “Voices Inside My Head” y “De Do Do, Da Da Da”.

En “Invisible Sun” mostraron imágenes de niños que viven sumidos en la pobreza en distintos lugares del mundo, y continuaron con “Wrapped Around Your Finger”, “Walking in Your Footsteps” para darle paso a la elogiada “Roxanne”, que dio un merecido descanso a la banda, que rápidamente regreso para e interpretar “King Of Pain”, detallando lo multifacético del baterista Stewart Copeland. “So Lonely” fue amoldada a la edad actual del trío, ya que, ese frenético tema, se puede interpretar a gran velocidad con plenitud juvenil, lo cual, no implicó, que está versión 2007 sea pobre.

thepoliceenchile2.jpg

Luego “Every Breath You Take”, demostró el por qué es considerado un himno, dando otro descanso a la banda, sólo quedo en el escenario Andy Summers, quien hizo reír a los presentes para que luego regresen los miembros restantes y cerraron con “Next To You” siendo un show de alrededor de una hora y cuarenta minutos. El estadio estallo en aplausos agradeciendo el intenso y potente recital, que demuestra que el sonido del “ayer” de The Police es actualizado y totalmente no se ha perdido ese encanto. Es incierto si la banda seguirá después de terminar su gira el próximo 28 de Junio de 2008 en Manchester, pero lo que se sabe es que Chile logró ver y escuchar a una legenda de la música y siendo este el show más notable de este año.

Set list:
Message in a Bottle
Synchronicity II
Walking On The Moon
Voices Inside My Head
Don’t Stand So Close To Me
Driven To Tears
Hole In My Life
Truth Hits Everybody
Every Little Thing She Does Is Magic
Wrapped Around Your Finger
De Do Do Do De Da Da Da
Invisible Sun
Walking In Your Footsteps
Can’t Stand Losing You
Roxanne

King Of Pain
So Lonely
Every Breath You Take

Next To You

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. onfire

    08-Dic-2007 en 8:18 am

    el mejor concierto del añooo junto con incubus!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    la raja the policeeeee

    ojala sigan viniendo bandas como esta a nuestro pais

    saludos!!

  2. Pablo Recabal

    08-Dic-2007 en 9:26 am

    ¿ Alguien sabe el setlist de Beck ?

  3. elias eddu

    08-Dic-2007 en 9:54 pm

    THE POLICE es la mejor bada q eh conocido en mi 14 años q tengo , sus canciones como desde q comensaron a tocar hasta hoy son unos grandes del ROCK por eso soy su fans numero 1 de PERU

Responder

En Vivo

Lacuna Coil: Sin miedo a nada

Publicado

en

El acto de sacar la voz se ha convertido en un método de supervivencia para las mentes de chilenas y chilenos después del 18 de octubre. La lucha transcurre en las calles, en las redes sociales, en el espacio público, e incluso en los conciertos. Ya es parte de la “nueva normalidad” que la gente haga hora gritando “el que no salta es paco” y “Piñera culiao”, entonces existe un uso de la voz que no sólo valoriza lo que se dice, sino que el acto mismo de decir y enunciar, que no es más que lanzarse a las profundidades de la incomodidad de dejar de disfrutar el silencio. Eso también es lo que hacen las bandas musicales, lanzarse al sonido, y cuando el tiempo pasa, también es trascendente cómo la voz sigue existiendo, sin doblegarse, tal como ha pasado con Lacuna Coil, agrupación italiana que ya tiene más de dos décadas de historia, en las que obviamente han enfrentado dificultades, y siguen ahí, generando canciones que son puntos de encuentro, pero sin dejar de lado cómo la lucha continúa.

El retorno de los italianos tampoco se hizo esperar tanto, sumando casi tres años de ausencia, pero sí había una deuda que saldar con el público chileno que no vio la gira de celebración de los 20 años de la agrupación, y aquello sería el ingrediente más trascendente de lo que ocurriría más adelante. Antes, la jornada iniciaría con BlackFlow en el escenario de Club Blondie, que mostró por qué fue un nombre destacado en varias publicaciones con su EP “Confusion & Time” de 2018, y más material, aunque el público recién empezaría a repletar el tradicional recinto cuando ya estaba en el escenario la banda que acompañó a Lacuna Coil en su gira sudamericana y también lo hará en la parte asiática de ese periplo, los estadounidenses Uncured.

Es entretenido ver cuando se nota que los músicos en el escenario tienen un carisma contagioso y muestran una verdadera hambre juvenil, algo que es extraño porque en general los grupos de metal llegan a nuestro país lo hacen con mucho recorrido, entonces esas prácticas salen más pauteadas. En cambio, lo de Uncured en su debut en Chile fue explosivo, divertido, potente y con ganas de éxito, y eso incluso se notó en lo rápido que se armó todo para que tocaran: si BlackFlow terminó a las 19:30 hrs., ya a las 19:44 hrs. el cuarteto de New Jersey estaba comenzando con lo suyo, un minuto antes incluso de lo que indicaba el itinerario. Canciones como “Sacrifice”, “Myopic” o “Desecration” mostraban lo frenético del espectáculo, con una ejecución precisa por parte de los líderes del proyecto, los hermanos Zak y Rex Cox, que eran la voz y las guitarras dinámicas de un proyecto que en 45 minutos dejó una gran impresión, incluso estrenando una canción inédita y haciendo un cover de “Roots Bloody Roots” de Sepultura, ganándose a la gente, muchos de los cuales tendrán un nuevo nombre a poner en las playlists.

Pero el evento principal de la noche aún no se asomaba y ya la gente se agolpaba más adelante para ver más de cerca a Cristina Scabbia, Andrea Ferro y el resto de Lacuna Coil, banda que puntual a las 21:00 hrs. inició su show, que tendría casi dos mitades exactas, en la primera con un set basado principalmente en material más nuevo, tanto de “Black Anima”, disco editado en octubre pasado, apenas una semana antes del estallido social en nuestro país, como de “Delirium” (2016).

Reckless”, “Downfall”, “Layers Of Time” o “Save Me” eran tracks elegidos para mostrar la potencia de la propuesta de Lacuna Coil, sin perder urgencia ni voz propia, teniendo su fortaleza en su maquinaria simple pero efectiva. Los timbres de Cristina y Andrea son muy diferentes, pero las canciones les entregan momentos perfectos para lucirse en su extremo a cada uno, sea en canciones más rítmicas como “Blood, Tears, Dust” o en costados más emotivos como la ya mencionada “Save Me”.

Pero la noche no sólo era de canciones y virtuosismo instrumental, sino también de compartir lo que se siente, y por ello es que tras “My Demons” Cristina tomó el micrófono para decir que la banda no es ciega y que han visto las noticias y lo difícil que está todo en el país, así que por ello valoraban aún más la intención de estar ahí, en ese espacio, luchando. La banda sabe qué es luchar y sabe qué es tener que hacer sin mirar atrás, porque en su tiempo, cuando aparecieron en escena, eran algo distinto, no la típica fórmula de una vocalista femenina que flotara sobre la potencia del metal, sino que con diálogo, y potencia por parte de la propia intérprete. “Enjoy The Silence”, el cover de Depeche Mode que pasa ese test de que la versión logre identidad propia, resuena con fuerza y aroma a final del show, con todo el mundo cantando, sacando la voz, unidos ahí.

Pero Lacuna Coil sí salió del escenario, tras la 11ª canción, entonces las caras de sorpresa irrumpían en la Blondie, mientras otras calmaban la cosa diciendo que era la primera mitad del show. Tenían razón en esa aseveración, porque a los cinco minutos el quinteto volvió, con diferente vestuario, y dispuestos a saldar esa deuda con la celebración de las dos décadas de historia con la gente. Canciones antiguas como “A Current Obsession”, “Soul Into Hades” o “Tight Rope” eran coreadas por todo el mundo, y pese a que muchos se nota que vieron el setlist de los shows en Brasil y Buenos Aires, de todas formas había esa sensación de ver algo único, siendo ejecutado con maestría.

Parece ser algo obvio a estas alturas, pero no se debe dejar de mencionar cómo la voz de Cristina Scabbia es implacable, perfecta, lozana y -lo más importante- capaz de arrasar con todo a su paso. Es ese carisma que le han dado los años, además, el que hace que se vea como dominadora de todo lo que pasa, incluso cuando se debe improvisar, como cuando en medio de “1.19” decidió salir del escenario para asistir a una fan que se desmayó en las cercanías de la reja, sin dejar de cantar. Son esos detalles los que muestran parte de la receta para que Lacuna Coil dure tanto tiempo, y es que la fluidez y naturalidad son clave, y por ello cuando Andrea o Cristina dicen que la gente “se mantenga con fuerza” o invitan a corear “We fear nothing” (no le tenemos miedo a nada) sea algo de corazón.

También era divertido cómo la banda no se hizo de rogar para tocar un tema fuera de lo convenido en su setlist a pedido de la gente. El coro popular decía con coordinación impactante “Senzafine”, y quizás la idea le gustó mucho a Lacuna Coil porque la tocaron segundos después, de forma magistral, igual que “Veneficium” y el gran final con “Nothing Stands In Our Way”, donde la banda invitó a la gente a seguir adelante, a que nada se interponga en el camino, y que todos estamos juntos en esto porque lo importante es mejorar lo que se tiene, para todas y todos, y luego de una hora y 52 minutos de alto nivel musical y canciones llenas de emociones, sin duda que son momentos como los entregados por Lacuna Coil los que permiten sacar la voz, incluso lejos de las calles, liberando las vallas papales en las calles de la propia consciencia.

Setlist

  1. Blood, Tears, Dust
  2. Our Truth
  3. Reckless
  4. My Demons
  5. Layers Of Time
  6. Downfall
  7. The House Of Shame
  8. Sword Of Anger
  9. Heaven’s A Lie
  10. Save Me
  11. Enjoy The Silence (original de Depeche Mode)
  12. A Current Obsession
  13. 1.19
  14. When A Dead Man Walks
  15. Soul Into Hades
  16. Tight Rope
  17. Comalies
  18. Senzafine
  19. Veneficium
  20. Nothing Stands In Our Way

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

On Circles On Circles
DiscosHace 17 horas

Caspian – “On Circles”

Cada vez más pantanoso, el territorio del post rock busca permanentemente desmarcarse de los clichés y estar en constante evolución....

Hotspot Hotspot
DiscosHace 7 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: