Conéctate a nuestras redes

En Vivo

The Neal Morse Band: La fe ante todo

Publicado

en

En medio de un temporal que sigue azotando a la capital como una verdadera catástrofe de proporciones bíblicas, el Teatro Teletón recibió en sus dependencias al norteamericano Neal Morse, multiinstrumenta mejor conocido por formar parte de bandas de rock progresivo como Spock’s Beard y Transatlantic, quien aterrizó en nuestro país junto a su notable banda para presentar de forma íntegra su más reciente LP, “The Similitude Of A Dream” (2016), obra conceptual inspirada en la novela “El Progreso Del Peregrino” de John Bunyan, que cuenta la historia de un hombre llamado Cristiano, que emprende un largo viaje en busca de la salvación.

Desde el año 2002, Morse se ha declarado a sí mismo como un “cristiano renacido”, transformándose en un devoto de Dios y enfocando su carrera musical en pregonar su fe a través de sus canciones. Es así como el estadounidense y sus virtuosos músicos, donde destaca la presencia de Mike Portnoy, ex baterista de Dream Theater, nos rescataron de la inundación embarcándonos en su arca, en una odisea de más de dos horas del rock progresivo más fino, que no estuvo exenta de complicaciones.

En una performance que mezclaba lo musical con lo teatral, Neal Morse se tomó el escenario caracterizado como un personaje cuyo periplo por el mundo de lo banal concluyó en su encuentro con la luz. En un recorrido dividido en dos partes, el grupo nos entregó un show de similares características a lo que hizo Roger Waters con “The Wall” (1979), en menores proporciones obviamente, mezclando lo audiovisual con la performance del músico, quien a ratos parecía un verdadero personaje en medio de una ópera rock.

Durante la primera mitad del show destacaron canciones como “City Of Destruction”, “So Far Gone”, “The Ways Of A Fool”, cuyos ecos a Queen agregaron nuevos matices a la velada, y la impresionante “Overture”, una de las que abrió el espectáculo y sirvió de vitrina para que los cinco hombres sobre el escenario dieran rienda suelta a sus talentos, dejando boquiabiertos a todos los asistentes. Bajo un sonido potente y una ejecución perfecta, la primera parte del set culminó con la apoteósica “Breath Of Angels”, con un Morse vistiendo de blanco y dirigiendo la comparsa entre las nubes.

Dejándonos en el paraíso, una pausa de unos quince minutos antecedió a la parte final del disco, donde, lamentablemente, las cosas se pusieron difíciles. Como si una fuerza demoniaca hubiese querido conspirar contra la música, muchos problemas de sonido aparecieron durante las siguientes canciones. Este redactor especula que pudieron haber sido los constantes cambios de voltaje provocados por las precipitaciones y vientos que hacían estragos en la ciudad a esas horas, los que dieron como resultado la caída de los amplificadores en ciertas ocasiones, como fue en el caso de la poderosa “The Man In The Iron Cage”, que tuvo que ser retomada una vez que los músicos se dieron cuenta del problema.

Las cosas se mantuvieron bien, y canciones como “The Mask” o “Freedom Song” sonaron impecables y entrañables dentro del repertorio, pero el obstáculo más grande llegó cuando el teclado del maestro de ceremonias, conectado a un computador, dejó de funcionar definitivamente hacía el final del concierto. Rompiendo la ilusión del teatro y teniendo a un Neal Morse junto a su roadie bien incómodos tratando de averiguar qué ocurría con el instrumento, mientras el resto de la banda seguía realizando su trabajo a pesar de todo, instalaron un aire de tensión entre los presentes a la espera de que las cosas se solucionaran pronto. Finalmente, y como si de un milagro se tratara, durante la interpretación “Broken Sky” Neal Morse se acercó con dudas a su teclado para entrar con su parte, y al momento de ejecutar el acorde en el instrumento, el sonido volvió a este y la culminación de “The Similitude Of A Dream” sonó más monumental que nunca. Incluso Morse levantó los brazos en señal de victoria y exclamó un sonoro “We made it!”, “¡Lo logramos!” en español, cuando la última nota de “Long Day” fue ejecutada anunciando el gran final del set regular.

Con los ánimos en todo lo alto y un público que había vivido en carne propia un viaje tan intenso como el del personaje interpretado por Morse, el final de la velada llegó con la tripleta conformada por “Author Of Confusion”, que vino acompañada de un entretenido solo de batería de Potnoy, “Agenda” y “The Call”, transformando al Teatro Teletón en una especie de iglesia góspel con todo el mundo con las manos en el aire y cantando al unísono. Definitivamente un gran final para una noche que tuvo de todo, y donde la fe se sobrepuso a la adversidad de la mano de una banda de otro planeta. The Neal Morse Band nos salvó del diluvio a punta de rock y fe, por sobre todas las cosas.

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Pedro Mora

Setlist

  1. Long Day
  2. Overture
  3. The Dream
  4. City Of Destruction
  5. We Have Got To Go
  6. Makes No Sense
  7. Draw The Line
  8. The Slough
  9. Back To The City
  10. The Ways Of A Fool
  11. So Far Gone
  12. Breath Of Angels
  13. Slave To Your Mind
  14. Shortcut To Salvation
  15. The Man In The Iron Cage
  16. The Road Called Home
  17. Sloth
  18. Freedom Song
  19. I’m Running
  20. The Mask
  21. Confrontation
  22. The Battle
  23. Broken Sky / Long Day (Reprise)
  24. Author Of Confusion
  25. Agenda
  26. The Call

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Noche Escandinava III: Expedita conexión transatlántica

Publicado

en

Noche Escandinava

Jorge Drexler tira en una frase de una canción: “Voy en este vuelo transoceánico oyendo tus versos melancólicos”. Esa es la sensación que queda cuando se está ante música traída directamente desde un país que se reconoce como el fin del mundo, en el norte, en especial cuando llega a un territorio que es el fin del mundo, pero en el sur. Aunque Finlandia no es parte de la región escandinava, los orígenes del proyecto liderado por la multifacética Tarja Turunen –que incluían en un comienzo canciones de compositores noruegos y suecos– tienen una raíz en ese espacio del mundo, y por ello le llamaron “Noche Escandinava” también a esta, la tercera gira en este formato, que trajo en la noche del 22 de mayo a un Teatro Cariola a medio llenar a Tarja junto a la soprano Marjut Kuhnhenn, al barítono Juha Koskela y la pianista Ann Rautakoski.

Era diferente a cualquier experiencia ver un espectáculo en el Cariola que se apoyara más en las voces, instrumentos y la acústica del teatro, más que en la amplificación. Y aunque parte del público no entendía el respeto necesario para un espectáculo de estas características, ciertamente que la belleza de lo simple fue poco a poco agarrando a la gente que, por cierto, cuando más aplaudía era cuando Tarja salía a escena, y más aún ante su español argentinizado que la dota de un carisma aún mayor que el usual. El primero en salir a escena fue Koskela para interpretar obras de Jean Sibelius y Oskar Merikanto, y luego entraría Marjut para seguir con Sibelius, y posteriormente entraba Tarja para romper con la consecución de autores fineses y, así, introducir composiciones de Manuel de Falla, un español clave en la música clásica del país ibérico en la primera mitad del siglo XX. Quizás por ello incluyeron la ciudad de Mijas en este tour, por el impacto de los sones españoles en este repertorio, que se advertía como el primer desvío de lo que fue un viaje que posteriormente quedaría con tintes transatlánticos.

Antes de ello, las “sillitas musicales” continuaban y la rotación de cantantes se daba, mientras se mantenía en el piano la solvente y delicada interpretación por parte de Ann Rautakoski, ya fuera por partituras escritas por Einojuhani Rautavaara o por el “Mehn Sehnen, Mein Wähnen” de la ópera “Die Tote Stadt” de Korngold, ese son de nostalgia y canto al pasado que ilustra un luto más festivo que llorón en esa pieza del autor austriaco.

Aunque los actos se notan muy estáticos en el papel, la fluidez en el paso de una voz a la otra enriquece el espectáculo, pese a la aparente falta de conexión entre las piezas elegidas. Lo que se busca es la belleza del canto y la canción –en general finesa– con elegancia y simpatía, casi como una consagración a la composición de autores de esas tierras, y otras que se cuelan en el viaje, como las del influyente argentino Carlos Guastavino, en específico de su recopilación de canciones populares de la tradición oral argentina, como “Bonita Rama Del Sauce” o “La Rosa y El Sauce”, que confirman la destinación de un viaje sonoro.

Al final del set principal, con el dueto “Là Ci Darem La Mano” directo desde la ópera “Don Giovanni” de Mozart entre Tarja y Juha, y los tres cantando la opus 62 nº 2 de “Oi Kiitos Sa Luojani Armollinen” de Merikanto (pese a que la pieza es pensada como un dueto), quedaba claro que lo de Tarja esta vez no era ni un intento de traer Escandinavia o Finlandia a estos parajes latinoamericanos, sino que en esta tercera ocasión venía con un viaje completo, incluyendo clásicos de la música clásica y también piezas del santafecino Guastavino.

El encore con el “Duetto Buffo Di Due Gatti”, con Marjut y Tarja con un cintillo con orejas de gato cantando “miau” en múltiples variaciones, no sólo era gracioso, sino también muestra de la dinámica entre los artistas, que luego se concentrarían en un tango finlandés, como explicaba Tarja, que cerraba todo, luego de ochenta minutos de calidad, simpatía, composiciones que fluían y un viaje que cruzó continentes a través de la música.

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 13 horas

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 2 días

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 1 semana

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 1 mes

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas