Contáctanos

En Vivo

The Jesus And Mary Chain: Lo justo y lo necesario

Publicado

en

Los tuvimos por primera vez el año 2008 en el marco del extinto festival SUE. Esa noche se presentaron junto a R.E.M., por lo que el foco principal estaba puesto en la banda de Georgia, relegando a The Jesus And Mary Chain a un segundo plano, independiente de su loable trayectoria y significado en la escena rockera de los años ochenta y noventa. Es por eso que tenerlos de vuelta en un show a solas, era una oportunidad que no se podía dejar pasar, más aun si se realizaba en un recinto tan íntimo como el Teatro La Cúpula del Parque O’Higgins. A pesar de que existían augurios pesimistas sobre la afluencia de público, hay que reconocer que, sin repletar el lugar, los escoceses lograron congregar a un número considerable de asistentes que vibraron durante la acotada hora de show que ofrecieron los intérpretes de “Just Like Honey”.

THE JESUS AND MARY CHAIN CHILE 2014 01

Sin editar material original desde el año 1998, el quinteto se ha dedicado a girar por el mundo con los temas que los convirtieron en verdaderos íconos del rock alternativo, tocando un set que no se ha modificado demasiado entre gira y gira, demostrando que el interés de la banda no está puesta en seguir creciendo como agrupación, sino que en seguir explotando un material que, de por sí, ya es solvente. Esto se nota en la actitud de los músicos en escena, partiendo por Jim Reid, quien salió a tomar su micrófono con una botella de cerveza en mano y, al parecer, ya había tenido unas cuantas tras bambalinas, ya que su comportamiento durante el concierto evidenciaba cierto estado etílico que nunca llegó a afectar su impecable desempeño vocal, pero despertaba la curiosidad cuando cometía algunos desatinos como golpear su rostro con el atril, o dejar caer su micrófono accidentalmente durante un intenso episodio de la velada.

THE JESUS AND MARY CHAIN CHILE 2014 03

Por otra parte, William Reid era el más distante con su guitarra, pero también era el instrumento más importante en el escenario, más aun cuando un acople que mantuvo durante toda la presentación como un efecto más de su guitarra, funcionaba como un eléctrico complemento para las viscerales composiciones del grupo. Sin dedicar mayores palabras al público, la velada avanzó rápidamente y sin mayores sobresaltos, como un tren directo al pasado, cortesía de los sonidos post-punk, que muchas veces hacían parecer a cada uno de los cortes como parte de una misma caravana que avanzaba sin detenerse.

THE JESUS AND MARY CHAIN CHILE 2014 06

“Snakedriver” dio el puntapié inicial, instalando enseguida la atmósfera existencialista de sus letras, invitando al respetable a sumergirse en la misma emoción, sólo dejando a los más apasionados dar saltos y seguir cada una de las letras. El sonido era más que decente y canciones como “Some Candy Talking” se transformaron en puntos álgidos de la jornada, capaces de levantar un poco los ánimos y sacarnos de la hipnosis en la que nos tenía The Jesus And Mary Chain.

THE JESUS AND MARY CHAIN CHILE 2014 04

A lo largo del concierto, se pudo apreciar con mayor notoriedad la “ligereza” con la que el grupo está viviendo estos años de vida. En un momento, el vocalista declaró que ellos no ensayaban, por lo tanto no podían tocar más canciones, cuando tocó explicar al respetable el porqué de lo acotado de su espectáculo. Miradas cómplices, algunas salidas de libreto que endulzaron la noche, y la invitación al escenario de una amiga de la banda (pido perdón por no poder reconocer su nombre) para interpretar “Just Like Honey”, eran prueba de que, por estos días, The Jesus And Mary Chain está disfrutando más que nunca el trabajo de años, y qué mejor si siguen tocando tan bien como siempre y entregando un conjunto de canciones que dejaron contento a todo el mundo.

THE JESUS AND MARY CHAIN CHILE 2014 05

“Reverence” puso la guinda de la torta, para una presentación breve y relajada, muy en la onda de “viernes chico”, que dejó contento a todos los asistentes. A pesar de que nos hubiese gustado seguir escuchando más, la banda entregó lo justo y necesario, e hizo justicia a un legado que se mantiene fresco y tan potente como antaño. Algunas veces, no hace falta seguir creciendo.

Setlist

  1. Snakedriver
  2. Head On
  3. Far Gone And Out
  4. Between Planets
  5. Blues From A Gun
  6. Teenage Lust
  7. Sidewalking
  8. Cracking Up
  9. All Things Must Pass
  10. Some Candy Talking
  11. Happy When It Rains
  12. Halfway To Crazy
  13. Just Like Honey
  14. The Hardest Walk
  15. Taste Of Cindy
  16. Reverence

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Julio Ortúzar

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Javier Æøå (@javier_aeoa)

    23-May-2014 en 7:47 pm

    Creo que la necesidad de buscar palabras rebuscadas a emociones que no requieren mayor explicación fue un punto bajo de la review.

    No sé, con leer al Seba siento que maté toda la buena onda del show de ayer.

    “Miradas cómplices, algunas salidas de libreto que endulzaron la noche”??? Flaco el webeo con el tipo que quería chela fue uno de los mejores episodios de la jornada xd

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: