Conéctate a nuestras redes

En Vivo

The Devil Wears Prada: La música de moda y alta factura

Publicado

en

No tienen nada que ver con la novela, mucho menos con la película de Anne Hathaway y Meryl Streep. Puede ser un comienzo. No el más decidor, no el más acertado. Mucho menos el más creativo. Pero para quiénes recién dilucidan que existe además del largometraje y el libro, una banda. Es información “relevante”. Por otro lado, si te causa demasiado sentido este párrafo, y no puedes evitar sentirte identificado. Debo decirte que te has perdido durante cinco años una banda prometedora y no te queda más que esperar otra visita de los norteamericanos.

La primera visita.

Finalmente el sexteto post-hardcore cristiano arribó a suelo chileno. Gracias a las mediaciones de BTS, la visita The Devil Wears Prada a Chile, se hizo realidad, como muchas otras bandas prolíferas del género. Y no es menor, el trabajo de esta productora nos ha permitido presenciar shows del más alto nivel, e impensados para una realidad musical que ha ido en exponencial aumento.

Esta vez, el club Rock & Guitarras se portó bien para la presentación de los veinteañeros de Dayton, Ohio. El sonido pulcro y nítido que entregó la banda, sumado a un público que coreó la presentación completa, hicieron de la tarde del jueves una experiencia no menos placentera. Cuestión que quedó en evidencia clara, para los cerca de 400 aficionados que repletaron el recinto de Ñuñoa. Se nota también, al momento de revisar videos de la presentación y las opiniones de los cientos de fans, que no se han hecho esperar en la red.

Si consideramos que lo de la trayectoria de The Devil Wears Prada, no es de lo más extensa. Pero si intensa. En sólo cinco años han editado cuatro discos de estudio. El primero, “Patterns of a Horizon” (2005), independiente, los dos siguientes, “Dear Love: A Beautiful Discord” (2006) y “Plagues” (2007), bajo el alero de Rise Records (Dance Gavin Dance y Emarosa).  Su última placa “With Roots Above and Branches Below”, lanzada el año pasado bajo Ferret Records (el mismo de Every time I Die y Poison the well). Representan el raudo avance que Hranica y compañía han vivido.

Todo eso, sumado al éxito, indica que The Devil Wears Prada se encuentra en su mejor momento girando por Sudamérica. Lugar en donde no podemos olvidar que este puñado de agrupaciones, hace rato que gozan de una salud implacable.

Así comenzaba el show.

El show como estaba estipulado comenzó a las 19hrs., ‘Intro (The End Breakdown to Lord Xenu)’ abría los fuegos, y ‘Hey John, What’s Your Name Again?’, desataba la algarabía de la fanaticada presente.

Si bien es cierto, bandas de esta calaña poseen una manada de fieles seguidores que en promedio no superan los veinte años. Los cuatrocientos asistentes el día jueves, dieron fe de lo acérrimos que llegan a ser al profesar tal devoción por esta agrupación. De todos modos el promedio de edad de la banda también rodea los veintiún años. Cuestión no menor, si a todo lo anterior añadimos el oficio, madurez compositiva y calidad que ha desarrollado esta agrupación en su breve carrera.

‘Sassafras’ y ‘Ben Has a Kid’ continuaron un inicio de show electrizante, por sobre todo potente, y con una muestra de sonido perfecta. El audio del Rock & Guitarras pasaba la prueba con honores, de entrada.

A ratos, la actitud de los hombres de las cuerdas (Jeremy DePoyster, Chris Rubey en guitarras, y Andy Trick en bajo) llamaba la atención. En la mayoría de las canciones, y por largo rato tocaban cada tema de espaldas al público y solo en ciertos momentos se tornaban hacia el frente. Hranica hacía lo suyo, y a ratos desaparecía del escenario, como queriendo decir que: “Nuestro show es más importante que nosotros mismos”.

‘Goats on a Boat’, ‘Dogs Can Grow Beards All Over’ y ‘Danger : Wildman’, no hacían más que pulverizar los oídos de una entusiasta audiencia, que no contenía su ánimo de corear cada canción. Lo de The Devil Wears Prada, hasta pasadas las 19:30hrs. era una declaración perfecta de su potencial.

‘I Know a Ghost’, ‘Dez Moines’ y una espectacular ‘HTML Rulez d00d’, fueron sonando una tras otra, como ráfagas acribillantes de un poderío manifiesto. ‘Dont Dink and Drance’ y ‘Assistant to the Regional Manager’, cerraban entonces el show, de manera magnífica. Pero la cita no terminó hasta el último acorde de ‘Wapakalypse’. La emoción de los seis integrantes cerró con una tremenda hora de intensa presentación.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. fanboy

    17-May-2010 en 12:48 am

    Estuvo excelente!!!! gran concierto…
    debió ser en el Caupolicán o algo así…
    Saludos HN…

Responder

En Vivo

Alcest: El territorio de lo imaginario

Publicado

en

Alcest

En un cotidiano tan moldeado por lo concreto, encontrarse con experiencias que dialogan con lo imaginario resulta un acontecimiento casi surreal. Bajo esa óptica, el concepto artístico de los franceses Alcest va en estrecha relación con aquellos episodios inusuales que retoman la fantasía. A cuatro años de su debut, la presentación del disco “Kodama” (2016) fue la coyuntura para esta segunda cita en Club Blondie, una velada etérea, que invitó a viajar a través de mundos que trascienden lo cotidiano.

Como antesala para este segundo encuentro, Bauda tomó la responsabilidad de abrir la jornada. Seleccionados por los mismos anfitriones, los teloneros contaron con una cantidad de público satisfactoriamente alta, quienes incluso participaron activamente en algunas canciones, como el caso de “Tectonic Cells”, mientras sonaban sus primeros arpegios. Las capas sonoras reverberantes proporcionadas por los locales permitieron crear una atmósfera familiarizada al sonido de los franceses, entregando una primera invitación a visitar los estados imaginarios que se profundizaron con los anfitriones.

Ya que el contexto de esta segunda visita se enmarca en la gira de “Kodama”, la presentación de los franceses se dividió en dos partes, dedicando la primera a interpretar íntegramente este trabajo, el cual carga con una importante inspiración de la cultura japonesa y, principalmente, en la obra de Hayao Miyazaki. Siguiendo el mismo orden que su versión de estudio, “Kodama” y “Eclosion” situaron a los presentes en este mundo donde la naturaleza cobra espiritualidad y se enfrenta a la inclemencia de la tecnología. Luego de estas dos canciones, Neige se tomó el tiempo para saludar al público, o más bien recibir los aplausos apabullantes en agradecimiento por una jornada que recién estaba comenzando. Luego de la evidente muestra de afecto, el alma creadora de Alcest se limitó a agradecer y continuar la carga.

La música de Alcest despierta emociones intensas. Los distintos matices por los que atraviesan las canciones entregan un ir y venir de contrapuntos sonoros, haciendo de cada canción un pequeño viaje en sí mismo, donde incluso el silencio es parte de la experiencia. Canciones como “Je Suis D’Ailleurs” pusieron a prueba la euforia del fanático en favor de disfrutar cada elemento de la canción. Por otro lado, “Untouched” y “Oiseaux De Proie” presentaron esta energía vertiginosa y emotiva que también es parte de la identidad del proyecto, la cuál mezcla de un modo sutil y equilibrado sonoridades tan disímiles como el black metal con el shoegaze. Ya presentada la obra en su totalidad, la banda visitó sus primeras composiciones con “Souvenirs D’Un Autre Monde”, trasladando el imaginario con influencia oriental a este otro terreno fantástico. Lamentablemente, parte de este ensueño fue interrumpido por una falla técnica que se extendió por más de lo esperado. Luego que Neige ofreciera las disculpas pertinentes, la banda interpretó “Percées De Lumière” y “Autre Temps”, recogidos de su segunda y tercera placa, respectivamente, generando en esta última un coro espontáneo del público.

Uno de los momentos más potentes de la noche estuvo marcado al cierre con la interpretación de “Sur L’Océam Couleur De Fer”, donde la quietud de la pieza mantuvo absorto a todo el Club Blondie en un instante legítimamente hermoso. Luego de que la banda se retirara tras interpretar “Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles”, el público no se movió en absoluto esperando su retorno. En una tónica netamente reverberante, “Délivrance” marcó un cierre sutil, mientras cada miembro de la banda se retiraba y dejaba a Neige solo, envuelto en estas capas atmosféricas, retornando con el mismo temple que caracteriza tanto a la obra como al autor.

Hacer lo que logra Alcest no es un ejercicio fácil. Si bien los franceses son  influencia del metal contemporáneo que busca explorar horizontes sonoros, no hay duda que son pocas las bandas que logran hacerlo con tanta naturalidad como ellos. El aura que rodea las canciones detrás del genio de Neige funciona como un intermediario entre lo mundano y lo ilusorio, que rara vez se logra traspasar a lo concreto. En tiempos tan privados de sentimientos, presenciar un show como Alcest otorga la escasa oportunidad de visitar estos territorios de fantasía que alguna vez solimos recorrer durante la infancia.

Setlist

  1. Kodama
  2. Eclosion
  3. Je Suis D’Ailleurs
  4. Untouched
  5. Oiseaux De Proie
  6. Onyx
  7. Souvenirs D’Un Autre Monde
  8. Percées De Lumière
  9. Autre Temps
  10. Sur L’Océan Couleur De Fer
  11. Là Où Naissent Les Couleurs Nouvelles
  12. Delivrance

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 2 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 2 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 3 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 3 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 3 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 3 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 3 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 3 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: