Contáctanos

En Vivo

The Cult: Épicas del rock

Publicado

en

Cada cierto tiempo existe la discusión de si el rock está muerto, vivo, agonizando o cualquier otro estado hospitalario que suene divertido de analizar, pero esto resulta fútil cuando se olvida lo que trasciende, que son las instancias de escuchar y vivir la música. El rock es más comentado porque sus cultores se atribuyen ciertas características que, a veces, caen en clichés o puntos de encuentro demasiado claros y estrictos, entonces la discusión no es muy útil cuando las posibilidades de un cambio son dificultosas. He ahí donde surge la necesidad de apuntar a esas bandas que logran mantener la épica del rock, sin caer en una caricatura o un encajonamiento que quite el foco de lo que pasa en el disco o el escenario.

The Cult es una banda como existen pocas en el rock, porque pese a basar sus shows en un set de grandes éxitos, esas canciones se pueden plantar de igual a igual en materia de frescura con lo nuevo, y eso es un valor de redescubrimiento propio y de reflexión constante. El acto de fluir termina manteniendo no con vida, sino que con disfrute del presente a una agrupación que perfectamente podría haberse estacionado en su pasado, o haberse mezclado con el panorama general para elaborar un pastiche de sí mismos. Esto no es lo que pasa en 2017 con la agrupación que el año anterior lanzó su décimo álbum de estudio, “Hidden City”, que sirvió como excusa para su esperado debut en Chile, congregando a unas dos mil personas en el Teatro Caupolicán que buscaban algo épico, que llegaban con expectativas altas y cuyo recuerdo de The Cult es profundo. Lo que se encontrarían sería aún mejor de lo esperado.

Quizás la puntualidad inglesa de los de Bradford hizo que se adelantara todo y que muchos no llegaran a ver algo de la banda que abrió los fuegos, The Ganjas, que se subió alrededor de las 20:15 hrs. al escenario, y así la gente llegaba directo a The Cult, que tres minutos de la hora del papel, 21:30 hrs., se subió al proscenio para evitar la nostalgia y llevar a pasear a los cancerberos del rock. Sí, existen muchas cosas que no nos pueden gustar de los clichés del rock, pero hay aspectos que lo definen y que se hacen necesarios, como la potencia o el compromiso del público. La efervescencia de un show de rock (tanto en este caso o el viernes pasado en Stgo Rock City, por dar un ejemplo cercano) es algo que sólo se puede encontrar también en un concierto de pop adolescente, con energía y una relación establecida con tal fuerza que la intensidad no decaiga.

The Cult no sólo se sirve de lo externo, en todo caso: Ian Astbury es un frontman que tiene todo lo que se necesita de alguien que toma el micrófono, desde un registro vocal que parece incluso con más personalidad que en los 80, hasta una entrega con el sentido del espectáculo, sin perder el foco en los aspectos que han configurado a su personaje a lo largo de más de tres décadas. En tanto, Billy Duffy hace de su guitarra una línea aparte del evento y un acontecimiento en sí mismo. Si Astbury parece tener una solidez implacable, Duffy goza de una exuberancia que, inexplicablemente, mezcla con la elegancia más absoluta, pasando de recursos de un rock clásico hacia algo más alternativo, o al hard rock en momentos de una misma canción, como se pudo apreciar en “Nirvana” o “Rain”, en tanto que Ian hacía gala de sus múltiples colores e impostaciones desde lo crooner en “Birds Of Paradise”, hasta el punk a lo Danzig en “Lil Devil” o “Fire Woman”. Un lujo de banda, que se completa con la brutalidad bien pensada de la batería de John Tempesta y los touring members Damon Fox y Grant Fitzpatrick, que no sólo no desteñían, sino que le entregaban más frescura aún a un conjunto que, en medio del huracán, podía sacarse un compás que equilibrara todo.

El debut de The Cult en Chile dejó en claro no sólo que la historia de la banda no puede conjugarse en pasado, sino también que su excelencia se hace necesaria en tiempos complejos para el rock. Cuando los referentes parecen estar en un crepúsculo inevitable, es necesario que aquellos con trayectoria y pergaminos relevantes puedan exponer cómo se pueden evitar las trampas o el auto boicot, y así llegar en hora y media a mostrar en una noche en Santiago de Chile cómo es que el rock tiene épica, emoción, calidad y energía. Claro, o sólo es que The Cult es una fuerza de la naturaleza que explota a su antojo, pero quizás una nueva visita pueda ayudar con esto. Por ahora, queda el recuerdo. Uno muy bueno.

Por Manuel Toledo-Campos

Fotos por Pedro Mora

Setlist

  1. Wild Flower
  2. Rain
  3. Dark Energy
  4. Lil’ Devil
  5. Peace Dog
  6. Rise
  7. Nirvana
  8. Birds Of Paradise
  9. Deeply Ordered Chaos
  10. The Phoenix
  11. Sweet Soul Sister
  12. She Sells Sanctuary
  13. Fire Woman
  14. King Contrary Man
  15. G O A T
  16. Love Removal Machine

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

Toe: El elemento principal

Publicado

en

Toe

El esperado debut de la banda japonesa Toe en nuestro país puede ser considerado, sin duda alguna, como el primer gran evento musical de la temporada. Con un Teatro Nescafé de las Artes completamente agotado, Toe nos entregó poco más de hora y media de post rock con toques de math rock y algunas pizcas de noise. Los cuatro miembros originales, sumados a un tecladista, se tomaron el escenario del teatro de la calle Manuel Montt para dar cátedra y dejar más que satisfechos a los cientos de fans que ovacionaron cada uno de los cortes presentados por el conjunto asiático.

Para abrir la velada, la banda chilena de post rock, Tortuganónima, se presentó ante un recinto que ya tenía ocupados gran parte de sus asientos. Echando mano a sus tres lanzamientos de estudio, siendo el más reciente el EP “Asteral” (2016), los nacionales presentaron un show de treinta minutos que sacó los aplausos de propios y extraños, al mostrar buenas composiciones y apasionadas interpretaciones, en una presentación precisa y llena de energía, que dejó un muy buen sabor de boca y los ánimos por todo lo alto para recibir el plato fuerte de la jornada.

Un poco pasados en el cronograma, el cuarteto de Tokio salió al proscenio sin mayores aspavientos, para hacerse de sus instrumentos y dar inicio al concierto con los primeros acordes de “Premonition”, introducción que da pie a “A Desert Of Human”, ambas composiciones que abren “Hear You” (2015), el más reciente LP de Toe. Las guitarras acústicas subían en intensidad y el resto de los músicos se unían a la comparsa para comenzar a vivir de forma oficial el debut de los japoneses en escenarios locales. Luego llegaron “After Image” y “1/21”, esta última despertando las palmas del público, participación que duró poco, ya que la mayoría de la asistencia estaba concentrada en mantener silencio y escuchar a la banda en plenitud.

El sonido acompañó en todo momento al grupo, a pesar de que ellos estuvieron durante todo el espectáculo lidiando con los retornos, problema que no mermó su interpretación, que a ratos rayó la perfección. Además de las notables demostraciones de técnica, los nipones también hacen gala de una energía única en escena, pasión que también se transmite al público y es algo difícil de liberar en un asiento, por lo que la invitación de Yamazaki Hirokazu –guitarrista principal de Toe– a que el respetable se levantara de sus asientos y se apostara frente al escenario, fue inmediatamente aceptada por los fanáticos y llegó en el momento indicado, porque “Two Moons” seguía en el set y su atmósfera íntima se adecuó completamente al nuevo escenario, para luego rematar con “Run For Word”, cuya intensidad demandaba el estar de pie y poder moverse a gusto al ritmo de la frenética batería y las distorsiones de guitarra.

Sin teclados, los siguientes cortes se encargaron de mostrar lo mejor de la faceta eléctrica de los orientales. “I Dance Alone” antecedió a la celebrada “Kodoku No Hatsumei”, que incluso fue coreada por la muchedumbre. “Mukougishi Ga Miru Yume” volvió a instalar la calma momentánea, aunque esto era sólo en la superficie, ya que la batería de Kashikura Takashi no dejó de lanzar los redobles más complicados y técnicos de la noche. De ahí en adelante, el recital sólo subió de intensidad con la rockera “My Little Wish” y la hipnotizante “Because I Hear You”. La gran explosión se vivió con la impresionante “Esoterikku”, con el cuarteto dejándolo todo sobre el escenario y la posterior ovación de los presentes.

Después de esa verdadera catarsis sonora, el final del show llegó con los dos cortes cantados por Hirokazu, “Guddobai” y “Song Silly”, dejando a todo el mundo con ganas de más, por lo que en su regreso post bis la banda tocó uno de sus temas más famosos, “Path”, cerrando un concierto que nadie quería que acabara. A la espera de su segundo recital en la capital esta noche, el debut de Toe –tal como señalamos en un principio– será recordado como uno de los grandes eventos musicales de la temporada y, por qué no, del año. La fusión entre emoción, técnica y energía fue el elemento principal de un concierto memorable, y esperamos que no tengan que pasar muchos años para volver a vivirlo.

Setlist

  1. Premonition (Beginning Of A Desert Of Human)
  2. A Desert Of Human
  3. After Image
  4. 1/21
  5. Two Moons
  6. Run For Word
  7. I Dance Alone
  8. Kodoku No Hatsumei
  9. Mukougishi Ga Miru Yume
  10. My Little Wish
  11. Because I Hear You
  12. Esoterikku
  13. Guddobai
  14. Song Silly
  15. Path

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 2 meses

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 2 meses

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 2 meses

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 2 meses

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 2 meses

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 3 meses

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 3 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 3 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas