Conéctate a nuestras redes
The Cardigans The Cardigans

En Vivo

The Cardigans: Levántate y brilla

Publicado

en

Casi 15 años sin novedades discográficas, con pocas giras y sin mucho afán de publicitarse, pareciera ser una receta para el olvido, pero con The Cardigans no existe Alzheimer que pueda generar algo que borre los recuerdos. De hecho, con cada visita pareciera que su capacidad de enganchar públicos variopintos se acrecienta. Esto muestra cómo las canciones se vuelven instrumentos atemporales de identificación, idealización, goce, ocio y, más importante para pasar la barrera del tiempo, energía en estado puro.

La banda sueca había visitado Chile con dos shows el año 2015, basando los sets en sus tres últimos discos editados y sin canciones nuevas; ese era el similar panorama que se avizoraba con el doblete de presentaciones que The Cardigans agendó en Santiago y en Concepción. Si hace tres años y medio hubo una sensación de haber encontrado la laminita del álbum que faltaba, en esta nueva ocasión lo que queda es el disfrute en un estado casi puro.

La Cúpula Multiespacio estaba repleta, con tickets agotados, y no era por un hit en particular o por una noticia viral. Mucho hubo de boca a boca, de buenos comentarios, de decir que The Cardigans no era sólo “Lovefool” y “Carnival”, y ahí radica algo que diferenció la jornada del viernes 15 de marzo de 2019 –que partió con absoluta puntualidad a las 22:00 horas– de otros espectáculos: con el correr del show, existe una posibilidad de descubrimientos que maravillan mediante la sorpresa y la pulcritud que los suecos imprimen a cada obra pop que generan.

Partieron con “Erase/Rewind”, éxito de “Gran Turismo” (1998), ese disco que parecía darle un carácter frontal y sofisticado a una banda a la que, luego quedaría claro, le interesaba más expresar historias y humanidad, que es lo que destilan temas como “You’re The Storm” o “Feathers And Down”. En medio de la voz un poco quebrantada, pero siempre con amplia proyección de Nina Persson, se mezclan historias de amor, de supervivencia, de autorreflexión y de relaciones humanas. Eso hace que el quinteto brille, aunque Nina se salte medio compás en “Little Black Cloud”, y aunque la idea del solo de Moto Boy (guitarrista que reemplaza en las giras al ausente Peter Svensson) en “Hanging Around” tarde en tener sentido completo. The Cardigans brilla a través de un cancionero que puede apelar a un rock directo, como en “I Need Some Fine Wine And You, You Need To Be Nicer” o a un cuasi folk que crece pasito a pasito en “And Then You Kissed Me”. Y en medio, la entrega de amor para todas partes.

Se podría decir que el público pecó un poco de frialdad en aquellas canciones que no eran hits planetarios, pero también había un respeto implacable al acto de escuchar. Probablemente, muchos no habían puesto tanta atención a la súplica de un amor bueno que es “Holy Love” o a la capacidad vocal de Nina en una canción que la exigió mucho, como es “Don’t Blame Your Daughter (Diamonds)”. Esto permitió disfrutar de canciones sorpresivas en el setlist, como “Marvel Hill”, track favorito de varios fans de “Gran Turismo”, o de una versión jazzera de “Ironman” de Black Sabbath, que en manos de The Cardigans queda como una sensual invitación a la fortaleza.

La mayor sorpresa fue una que se repitió respecto a 2015: la versión bilingüe, en sueco y español, de “Gracias A La Vida” de Violeta Parra. Persson dijo que es una canción importante para su generación, que luego del Golpe Militar en Chile, en Suecia se tradujo y se cantaba en los colegios, por lo que crecieron con ella. Eso se notaba en la solemnidad que ponía Nina en la interpretación, conociendo las palabras, incluso en esas estrofas de la segunda mitad en español. No era un gesto para los fans, sino para ese entendimiento de la belleza de la vida que unía a suecos con chilenos a través de la canción, sentimiento que inundó los 85 minutos de show.

Magnus Sveningsson se cayó, pero eso no le impidió ser una luz en el escenario, generando ternura, pese a su aspecto intimidante, y también entregando parte del peso que separa las canciones de The Cardigans del montón en el pop. Esto se notó especialmente en “My Favourite Game”, donde las líneas de bajo eran implacables y tenían un sentido mucho más experimental. Es esa mezcla de aproximaciones a la interpretación la que hace de The Cardigans algo tan único, que puede sonar liviano en un single como “Carnival” y también pesado en una canción claustrofóbica como “Hanging Around”.

El cierre con “Lovefool” fue un servicio a los fans de la superficie de la carrera de una banda que, en vivo, ha podido mostrar en Chile su calidad y una madurez que viene de aquel que observa su obra y entiende que puede trascender el tiempo y las nostalgias estacionarias. The Cardigans no tiene novedades en casi 15 años, pero eso poco importa cuando las canciones suenan tan frescas, que se vuelven un recuerdo del hoy y se levantan para brillar casi sin esfuerzo, redundando en noches de cariño y admiración como pocas veces se puede ver en estos tiempos de la adulación fugaz y el smartphone por los aires. Un lujo.

Setlist

  1. Erase / Rewind
  2. Little Black Cloud
  3. You’re The Storm
  4. Feathers And Down
  5. Live And Learn
  6. For What It’s Worth
  7. Hanging Around
  8. Holy Love
  9. And Then You Kissed Me
  10. Don’t Blame Your Daughter (Diamonds)
  11. Marvel Hill
  12. I Need Some Fine Wine And You, You Need To Be Nicer
  13. My Favourite Game
  14. Communication
  15. Jag Vill Tacka Livet / Gracias A La Vida (original de Violeta Parra)
  16. Ironman (original de Black Sabbath)
  17. Carnival
  18. Lovefool

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Ivonne

    18-Mar-2019 en 9:25 am

    Excelente banda, disfruté mi canción favorita y descubrí nuevos temas, lo que siempre se agradece.
    Me pareció que la mesa de sonido no hizo buen trabajo, desajustada la guitarra del resto de la banda, en gran parte del concierto.

Responder

En Vivo

Soziedad Alkoholika: Vuelven los tiempos oscuros

Publicado

en

Soziedad Alkoholika

Hay ocasiones en que la música trasciende lo estrictamente artístico para obedecer a un fin mayor. Música de resistencia, donde el ojo crítico y contingente pareciera ser un aspecto inexorable al momento de componer. Esa es la fórmula que cultiva el conjunto de Vitoria hace más de treinta años: líricas frontales acompañadas por la fuerza del crossover thrash. Un combo indisoluble que, frente a los tiempos que corren, no pierde validez. Así quedó demostrado durante la jornada del sábado en el Teatro Teletón, donde las canciones de los vascos de Soziedad Alkohólika no dejaron de exponer su perspectiva de mundo y sonaron tan urgentes como antaño.

Como antesala al show, los locales de Gordom fueron los encargados de encender el ambiente, ofreciendo una mixtura de thrash metal y hardcore ejecutado con energía. Si bien, se presentaron ante un público bastante reducido, fueron capaces de ofrecer un repertorio a la altura. Por otro lado, Social Crisis entregó su hardcore con influencias de rap y cultura callejera, animando a los asistentes con canciones que disparaban a la iglesia, los políticos y la inconsecuencia.

Con el ambiente listo para recibir a los anfitriones, el conjunto vasco entraba a un Teatro Teletón entusiasta por darlo todo, como si no hubiese mañana. Desafortunadamente, el inicio fue truncado por problemas técnicos luego de “Alienado” y “Causas Podridas”, forzando a tomar una pausa que afectó el ritmo del show. Pese a las dificultades, la fanaticada demostró su afecto a la banda aplaudiendo con paciencia y sin perder la exaltación.

Luego del paso en falso, la jornada comenzó a tomar forma con “Tiempos Oscuros”, haciendo referencia al retorno de los discursos de odio alrededor del mundo, o a los sucesivos crímenes homofóbicos que han acontecido en Chile, sin ir más lejos. “Dirección Propia”, “Niebla De Guerra” y particularmente “Política Del Miedo”, continuaron encendiendo a un público ya totalmente enfocado en disfrutar alrededor de los primeros mosh pits. Alejándose por unos minutos del discurso crítico, “Alkohol” invitaba a un ambiente de fiesta, pero no por eso menos impetuoso y agresivo.

El conjunto vasco no tiene ningún reparo en ser frontal si lo estima necesario, así quedó demostrado en “Palomas y Buitres”, recitando que “sin justicia no habrá paz”, acusando la inconsecuencia de las políticas internacionales, o también en “Estado Enfermo”, calificando al poder de podrido, corrupto y degenerado. Ya en mitad de la jornada, Juan, frontman de la banda, invitó a otro insigne coterráneo. Carlitos, vocalista de Non Servium, subió al escenario para interpretar “Ciencia Asesina” mientras Juan se hacía cargo de los arreglos en armónica, luciendo una suerte de blues hardcore.

Si bien es cierto que el conjunto euskera ofrece una interpretación impecable, donde lucen tanto sus temas más antiguos como recientes, no hay duda de que el fuerte de su show recae en los clásicos. Esto quedó demostrado desde que comenzaron a sonar los primeros arpegios de “S.H.A.K.T.A.L.E.”, acrónimo de “Siempre Hay Alguien Ke Te Amarga La Existencia”, dándole una breve, pero directa dedicatoria a Sebastián Piñera. La seguidilla de clásicos siguió con “Automarginado”, “Ratas”, el coro multitudinario de “La Aventura Del Saber” y el punto cúlmine durante “Piedra Contra Tijera”, otra canción que dio pie para cuestionar los recientes casos de manipulación mediática con tal de criminalizar los movimientos sociales. Con un público evidentemente más cansado por la potencia del repertorio, “Peces Mutantes”, “No Kiero Participar” y “Cuando Nada Vale Nada” fue la tripleta que comenzó a cerrar el show.

El encore, breve pero contundente, fue una muestra definitiva de la misión insurrecta de la banda. El llamado a la desobediencia civil en “Pauso Bat” –único tema en euskera del show– fue continuado por la veloz y potente “Sin Dios Ni Na”, para dar el cierre definitivo y culminante con “Nos Vimos En Berlín”, el cual logró desatar con eficacia toda la energía que quedaba entre los asistentes. Luego de una despedida entusiasta, Juan dedicó sus palabras finales para reivindicar la resistencia del pueblo mapuche, reiterando de manera definitiva, la postura de la banda.

Soziedad Alkoholika cuenta con más de treinta años de carrera y su show da cuenta de toda esa experiencia. Desde lo instrumental se trata de un show contundente, pesado y con una ejecución ejemplar, sin embargo, son sus canciones las que parecen absolutamente necesarias. Para tiempos en que los discursos a favor de la intolerancia buscan adeptos y legitimidad, canciones que acusan al abuso del poder siguen sonando vigentes.

Setlist

  1. Alienado
  2. Causas Podridas
  3. Tiempos Oscuros
  4. Dirección Propia
  5. Política Del Miedo
  6. Niebla De Guerra
  7. Alkohol
  8. Palomas Y Buitres
  9. Estado Enfermo
  10. Sangre Al Fin
  11. Cienzia Asesina
  12. Fugitivos
  13. S.H.A.K.T.A.L.E.
  14. Automarginado
  15. Ratas
  16. La Aventura Del Saber
  17. Intoxikazión Etílika
  18. Piedra Contra Tijera
  19. Peces Mutantes
  20. No Kiero Participar
  21. Cuando Nada Vale Nada
  22. Pauso Bat
  23. Sin Dios Ni Na
  24. Nos Vimos En Berlín

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

 

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 2 semanas

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 10 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 10 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 10 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 10 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 10 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 10 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 10 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 10 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: