Conéctate a nuestras redes
The Cardigans The Cardigans

En Vivo

The Cardigans: Levántate y brilla

Publicado

en

Casi 15 años sin novedades discográficas, con pocas giras y sin mucho afán de publicitarse, pareciera ser una receta para el olvido, pero con The Cardigans no existe Alzheimer que pueda generar algo que borre los recuerdos. De hecho, con cada visita pareciera que su capacidad de enganchar públicos variopintos se acrecienta. Esto muestra cómo las canciones se vuelven instrumentos atemporales de identificación, idealización, goce, ocio y, más importante para pasar la barrera del tiempo, energía en estado puro.

La banda sueca había visitado Chile con dos shows el año 2015, basando los sets en sus tres últimos discos editados y sin canciones nuevas; ese era el similar panorama que se avizoraba con el doblete de presentaciones que The Cardigans agendó en Santiago y en Concepción. Si hace tres años y medio hubo una sensación de haber encontrado la laminita del álbum que faltaba, en esta nueva ocasión lo que queda es el disfrute en un estado casi puro.

La Cúpula Multiespacio estaba repleta, con tickets agotados, y no era por un hit en particular o por una noticia viral. Mucho hubo de boca a boca, de buenos comentarios, de decir que The Cardigans no era sólo “Lovefool” y “Carnival”, y ahí radica algo que diferenció la jornada del viernes 15 de marzo de 2019 –que partió con absoluta puntualidad a las 22:00 horas– de otros espectáculos: con el correr del show, existe una posibilidad de descubrimientos que maravillan mediante la sorpresa y la pulcritud que los suecos imprimen a cada obra pop que generan.

Partieron con “Erase/Rewind”, éxito de “Gran Turismo” (1998), ese disco que parecía darle un carácter frontal y sofisticado a una banda a la que, luego quedaría claro, le interesaba más expresar historias y humanidad, que es lo que destilan temas como “You’re The Storm” o “Feathers And Down”. En medio de la voz un poco quebrantada, pero siempre con amplia proyección de Nina Persson, se mezclan historias de amor, de supervivencia, de autorreflexión y de relaciones humanas. Eso hace que el quinteto brille, aunque Nina se salte medio compás en “Little Black Cloud”, y aunque la idea del solo de Moto Boy (guitarrista que reemplaza en las giras al ausente Peter Svensson) en “Hanging Around” tarde en tener sentido completo. The Cardigans brilla a través de un cancionero que puede apelar a un rock directo, como en “I Need Some Fine Wine And You, You Need To Be Nicer” o a un cuasi folk que crece pasito a pasito en “And Then You Kissed Me”. Y en medio, la entrega de amor para todas partes.

Se podría decir que el público pecó un poco de frialdad en aquellas canciones que no eran hits planetarios, pero también había un respeto implacable al acto de escuchar. Probablemente, muchos no habían puesto tanta atención a la súplica de un amor bueno que es “Holy Love” o a la capacidad vocal de Nina en una canción que la exigió mucho, como es “Don’t Blame Your Daughter (Diamonds)”. Esto permitió disfrutar de canciones sorpresivas en el setlist, como “Marvel Hill”, track favorito de varios fans de “Gran Turismo”, o de una versión jazzera de “Ironman” de Black Sabbath, que en manos de The Cardigans queda como una sensual invitación a la fortaleza.

La mayor sorpresa fue una que se repitió respecto a 2015: la versión bilingüe, en sueco y español, de “Gracias A La Vida” de Violeta Parra. Persson dijo que es una canción importante para su generación, que luego del Golpe Militar en Chile, en Suecia se tradujo y se cantaba en los colegios, por lo que crecieron con ella. Eso se notaba en la solemnidad que ponía Nina en la interpretación, conociendo las palabras, incluso en esas estrofas de la segunda mitad en español. No era un gesto para los fans, sino para ese entendimiento de la belleza de la vida que unía a suecos con chilenos a través de la canción, sentimiento que inundó los 85 minutos de show.

Magnus Sveningsson se cayó, pero eso no le impidió ser una luz en el escenario, generando ternura, pese a su aspecto intimidante, y también entregando parte del peso que separa las canciones de The Cardigans del montón en el pop. Esto se notó especialmente en “My Favourite Game”, donde las líneas de bajo eran implacables y tenían un sentido mucho más experimental. Es esa mezcla de aproximaciones a la interpretación la que hace de The Cardigans algo tan único, que puede sonar liviano en un single como “Carnival” y también pesado en una canción claustrofóbica como “Hanging Around”.

El cierre con “Lovefool” fue un servicio a los fans de la superficie de la carrera de una banda que, en vivo, ha podido mostrar en Chile su calidad y una madurez que viene de aquel que observa su obra y entiende que puede trascender el tiempo y las nostalgias estacionarias. The Cardigans no tiene novedades en casi 15 años, pero eso poco importa cuando las canciones suenan tan frescas, que se vuelven un recuerdo del hoy y se levantan para brillar casi sin esfuerzo, redundando en noches de cariño y admiración como pocas veces se puede ver en estos tiempos de la adulación fugaz y el smartphone por los aires. Un lujo.

Setlist

  1. Erase / Rewind
  2. Little Black Cloud
  3. You’re The Storm
  4. Feathers And Down
  5. Live And Learn
  6. For What It’s Worth
  7. Hanging Around
  8. Holy Love
  9. And Then You Kissed Me
  10. Don’t Blame Your Daughter (Diamonds)
  11. Marvel Hill
  12. I Need Some Fine Wine And You, You Need To Be Nicer
  13. My Favourite Game
  14. Communication
  15. Jag Vill Tacka Livet / Gracias A La Vida (original de Violeta Parra)
  16. Ironman (original de Black Sabbath)
  17. Carnival
  18. Lovefool

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Ivonne

    18-Mar-2019 en 9:25 am

    Excelente banda, disfruté mi canción favorita y descubrí nuevos temas, lo que siempre se agradece.
    Me pareció que la mesa de sonido no hizo buen trabajo, desajustada la guitarra del resto de la banda, en gran parte del concierto.

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: Operación en tres pasos

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

En tiempos de streaming y de la fugacidad máxima en la atención a la escucha de la música, no apostar por los singles es una derrota segura en los papeles para muchos, pero cuando se conocen las capacidades, esto no importa. Estamos en un año bisagra, de final de década, y luego de ver el lanzamiento de “Naturaleza Muerta”, el séptimo capítulo discográfico de Cómo Asesinar A Felipes, se puede observar cómo es que, en el balance, CAF es probablemente la mejor banda chilena de la década. La capacidad de evolucionar, de sobreponerse a la adversidad, de seguir adelante, aunque la música no tenga vocación de masividad porque el arte no se corrompe para llegar a más gente. Tienen una de las trayectorias más potentes en la música chilena como un todo, más allá de cuánta gente llevan a los conciertos o de cuánto se hable de ellos. Lo indefinible de su propuesta es una bendición y una maldición a la vez, pero nada de eso afecta a cómo su discografía y arrojo en vivo se hace más y más fuerte.

Sala Metrónomo recibió a cientos de personas que esperaban a CAF mientras colgaban las palabras “Cómo Asesinar A Felipes”, dándole un marco gigante a todo, mientras un espacio similar a una mesa de sonido estaba cubierto en el medio de la cancha. A las 22:40 hrs. la acción inició con bailarines casi a oscuras, mientras bases (que perfectamente podrían ser demos de CAF) sonaban para marcar los espacios de iluminación, manejada como un misterio, mientras la operación se ponía en marcha, en tres actos claros y llenos de significancia para comprender todos los momentos en los que la banda está a la vez.

Minutos después, DJ Spacio, SebaBala, Metraca y Cristián Gallardo iban a ese espacio cubierto que escondía la propuesta “CAF Entre Máquinas”, que, con sintetizadores, tornamesa y un controlador MIDI, podía armar el sonido CAF mientras Koala Contreras comenzaba con las líricas de “Formo Parte De Un Engaño”. Aunque CAF tiene una raíz orgánica, con su sonido teniendo como piedra angular la desafiante base rítmica que ponen Felipe Salas y Sebastián Muñoz, las máquinas le sientan bien al conjunto y extiende la profundidad sonora en tracks que en su mayoría vienen de los primeros discos, como “Ya Llegó” o “Alerta Roja”. Koala Contreras rapea a la distancia, mientras la gente se concentra –a lo Boiler Room– en lo que hace el cuarteto en el medio de todo, con todo el mundo disfrutando en este primer acto que incluso tuvo la dificultad de ciertos contratiempos en el Macbook usado por DJ Spacio, pero que no representó una amenaza inmovilizadora para el conjunto. Koala Contreras apareció en momentos esporádicos para acercarse piola a sus compañeros, mientras sonreía al ver la escena, al convertirse en narrador omnisciente y observar al público maravillado.

Tras el cierre de este acto, bailarines estuvieron entre la gente, siendo una transición precisa para lo que sería la aparición en el escenario de CAF, que, luego de la intro de “Naturaleza Muerta”, “La Verdad Fundamental”, tocarían “Días Oscuros” acompañados al igual que en el disco por Camila Moreno y Raimundo Santander. Esta canción tiene la misma sensación que en el álbum, donde primero su dinámica desconcierta, pero luego es el fraseo de Camila el que hace que todo aterrice, entre trazos de trip hop y jazz, mientras la flauta de Cristián y la guitarra de Raimundo operan como mecanismos de ternura en medio de atmósferas cargadas, y así es cómo se desarrolla el disco completo en este segundo acto. Adaptarse, cambiar o desaparecer. Lo dice claramente el intermedio del mismo nombre que suena antes de “Disparan (Fill The Skies)”, donde una voz grabada de Chino Moreno golpea duro, mientras Koala Contreras mira al lado como si el fantasma del vocalista de Deftones estuviera ahí, sonando como si la física no existiera y la teletransportación fuera posible.

Luego de “Los Misterios De La Naturaleza”, un cello y un violín se introducen mediante el talento de dos músicos mujeres que suman épica a “Busca La Paz”, mientras que, luego de “Nada Existe Aisladamente”, el grupo Avalancha y David Añiñir, poeta mapurbe, se hacen presentes en el cierre del segundo capítulo de esta noche con “Ha Vuelto A Pasar”. La intensidad de esta canción se acrecienta con los versos urgentes del poeta, con su entrega nerviosa, enfática y compleja, buscando los recovecos del ritmo para no conflictuar a la canción, y así enriquecerla. Luego toma la trutruka para formar parte del sonido, porque sí, nada existe aisladamente y el mensaje de Añiñir es uno en el que la conexión entre la gente es fundamental, algo que CAF aplicó con maestría en una noche de lanzamiento llena de generosidad.

Parecía que luego de esto el show se acabaría o contaría con un encore simple, pero con la sucesión de las canciones se vería que este era un tercer acto donde la banda quería dar una pincelada a través de su catálogo, desde “Pájaros En Contra” en adelante. This is not about an álbum. Y es cierto, se trata de una carrera, coronada por un disco que referencia a la naturaleza humana, a la naturaleza muerta, y también a la naturaleza de las máquinas disponibles. “Ya Perdimos La Paciencia” dice que “tenemos un propósito en común: aprender a crecer”, y esta canción es premonitoria de lo que sería CAF. Eso se nota con la composición inmediatamente consecutiva, “Exterior (Parte I)”, de “Elipse” (2017), disco sin canciones, sino que con movimientos y partes, desde la obsesión con el número 3 que quizás un show en tres actos sigue recogiendo, con maestría, por “la necesidad de compartir un mensaje” que todavía tiene mucho por resonar.

Síguela” y “III” prendiendo la mecha cerrarían un show implacable en sus ambiciones y sus posibilidades, valorando cada remoto rincón de esa exploración que, como pocos, logra Cómo Asesinar A Felipes. “Nada Más, Nada Menos” sería el verdadero encore para cerrar con broche de oro, como se merece esta trayectoria como pocas. “Lengua de doble filo en contra rebota, te habla el corazón y te quema la boca”, dice otra gran composición de CAF, y es que es difícil mantener este nivel y hacer lucir como si fuera fácil.

Podría parecer que los parabienes hacia Cómo Asesinar A Felipes son repetidos y casi por añadidura, pero lo cierto es que, como pocos, el quinteto consigue mantenerse en alza, en una operación compleja aunque exitosa en cada paso que dan, y tras la hora y cuarenta y cinco minutos de experiencia en Sala Metrónomo, lo cierto es que, si ellos son como tú, el peor ejemplo, entonces que así sea, tal como dice la banda chilena de la década.

Setlist 

  1. Formo Parte De Un Engaño
  2. Ya Llegó
  3. Caen
  4. Alerta Roja
  5. Influencia
  6. La Verdad Fundamental
  7. Días Oscuros
  8. Adaptarse, Cambiar O Desaparecer
  9. Disparan (Fill The Skies)
  10. Los Misterios De La Naturaleza
  11. Busca La Paz
  12. Nada Existe Aisladamente
  13. Ha Vuelto A Pasar
  14. Pájaros En Contra
  15. Ya Perdimos La Paciencia
  16. Exterior (Parte I)
  17. Síguela
  18. III
  19. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Everything Not Saved Will Be Lost Everything Not Saved Will Be Lost
DiscosHace 2 días

Foals – “Everything Not Saved Will Be Lost – Part 1”

Foals aparece este 2019 como si estuviera indagando en su propia capacidad de lograr una atmósfera íntima, pero también llena...

False Alarm False Alarm
DiscosHace 3 días

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 4 días

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 1 semana

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 1 semana

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 2 semanas

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 2 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 2 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 3 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: