Contáctanos

En Vivo

Suicide Silence: La batalla continúa

Publicado

en

Los estadounidenses de Suicide Silence regresaron por tercera vez a la capital para realizar su primer show junto a Hernán “Eddie” Hermida como frontman de la banda, quien desempeña este rol desde el año 2013, tras reemplazar al fallecido Mitch Lucker. Y fue la conexión del vocalista venezolano-estadounidense con el público la que se transformó en la protagonista de un concierto muy breve –apenas duró una hora–, pero que dejó satisfecha a la joven fanaticada del quinteto en las dependencias del Teatro Cariola.

02 Suicide Silence @ Teatro Cariola 2016

Ad portas del lanzamiento de su quinto LP, la agrupación llegó con una batería de canciones que apelaron a lo más destacado de su discografía, encontrando sus mejores momentos cuando echaban mano al catálogo de los años en que Lucker brillaba como voz e imagen del grupo. Así lo confirmó la contundente partida del show con “Unanswered”, una de las composiciones más populares del conjunto, que inmediatamente armó el mosh pit al centro del recinto. Amparados por un sonido que no alcanzó la perfección, pero que dejó que todos los instrumentos sonaran bien en la mezcla, dando un especial énfasis a la voz del All Shall Perish, la banda se movió sin mayores problemas en el escenario, haciendo avanzar rápidamente el show para que este cumpliera con el cronograma establecido. Es así que cortes como “No Pity For A Coward” e “Inherit The Crown”, cayeron como única gran bola de demolición que no dejó a nadie indiferente.

21 Suicide Silence @ Teatro Cariola 2016

Una pequeña pausa dio espacio a Hermida para que empezara a hacer de las suyas. Hablando en español, como casi nunca ocurre con este tipo de bandas, el hombre agradeció la concurrencia y expresó el orgullo de ser latino y poder estar al frente de una agrupación tan connotada como Suicide Silence. El apoyo del respetable fue absoluto para Hermida, en cuyo debut por estas tierras demostró con creces que fue la mejor elección para el puesto, derrochando carisma y una voz bestial, cuyos guturales llegaban a comerse al resto de los instrumentos y que le otorgan un toque de grindcore al cuadrado deathcore que profesan los norteamericanos. Totalmente aprobado.

11 Suicide Silence @ Teatro Cariola 2016

Wake Up” y “Fuck Everything” seguían echando mano a los viejos clásicos del grupo, para pasar al material más reciente con “Cease To Exit” y “Sacred Words”. A pesar de la baja afluencia de público presente en el local de la calle San Diego, las energías de los más eufóricos llenaron cualquier rincón vacío. Un importante número de adolescentes se dieron con todo al centro de la cancha, sobre todo cuando llegó el momento de armar el mortal wall of death, donde todo el público se separó en dos facciones para luego colisionar en plena ejecución de “Disengage”. Sin duda, otro gran momento de la velada. La banda hizo una pausa e incluso hubo un espacio para bromear con un poco de reggaetón a lo Suicide Silence, para luego retomar la destrucción con “Slaves To Substance” y “You Can’t Stop Me”, esta última el sencillo con el que el quinteto le dijo al mundo que no se iba a detener, aunque la vida les pusiera en frente un obstáculo tan grande como la muerte.

25 Suicide Silence @ Teatro Cariola 2016

La salida en falso la marcó “Destruction Of A Statue”, corte extraído del álbum “The Cleansing” (2007), y que hace poco fue revivido por el grupo para ser reinterpretado por la garganta indolente de Hermida. La pausa fue breve y la batería de Alex Lopez dio la partida a “Bludgeoned To Death”, para bajar el telón del teatro con el éxito más grande del grupo, el hit “You Only Live Once”. La banda repartió un par de uñetas y baquetas, y Hermida bajó hasta la barricada para estrechar la mano de alguno de sus fanáticos. El grupo salió de escena después de una hora exacta de show, sin salirse del libreto. Para este redactor, este tipo de giras son bastante mezquinas y dejan con gusto a poco, pero los fanáticos salieron conformes y eso es lo que importa. En su tercer concierto en la capital, Suicide Silence mostró sus credenciales y confirmó que todavía tiene pasta para seguir batallando, después de todo, ya vencieron al contrincante más grande, la muerte.

Por Sebastián Zumelzu

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. Unanswered
  2. No Pity For A Coward
  3. Inherit The Crown
  4. Wake Up
  5. Fuck Everything
  6. Cease To Exist
  7. Sacred Words
  8. Disengage
  9. Slaves To Substance
  10. You Can’t Stop Me
  11. Destruction Of A Statue
  12. Bludgeoned To Death
  13. You Only Live Once

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Mario Gonzalez

    27-Jul-2016 en 2:09 pm

    Bueno BUENO Gracias Humonegro

  2. Tomás

    28-Jul-2016 en 12:39 pm

    Quede satisfecho respecto a lo musical y al planteamiento en el escenario de la banda. Pero obviamente la corta duración del show es un contra a combatir, no necesariamente con un set más largo sino que o con giras de 2 o 3 grupos (como lo fue cuando vinieron con Cannibal Corpse y The Black Dahlia Murder) que vendría a ayudar a la baja cantidad de publico, o con bandas teloneras de calibre adecuado (chilenas). Esto último bajo la responsabilidad de las productoras que aún no logran entender este importante factor en los conciertos.

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: