Contáctanos

En Vivo

Stone Sour: El Show Debe Continuar

Publicado

en

El marco para el debut de Stone Sour en nuestro país no podía tener un mejor pronostico, compartiendo protagonismo con Deftones, una de las bandas emblemáticas del metal alternativo, en el íntimo escenario del Teatro Caupolicán (con una capacidad acotada de 2.000 espectadores), y con la flamante primera parte de su cuarto álbum de estudio bajo el brazo, trabajo que para muchos fanáticos aspira a convertirse en el mejor de su carrera. Desde que se conoció que estos dos monstruos animarían otro de los sideshows de la tercera edición de Maquinaria Festival, las expectativas se elevaron por las nubes, lo que se vio reflejado en la rápida respuesta por adquirir alguno de los tickets disponibles, agotando el 50% de las localidades en menos de 10 horas.

Sin embargo, durante la jornada se conoció la noticia de que Deftones había tenido problemas con la carga de sus equipos en México y que por lo mismo no se podría presentar junto a Corey Taylor y compañía en el recinto de San Diego, levantando de inmediato una sombra de dudas respecto a la recepción de los fanáticos y la posible hostilidad con que sería asimilado el cambio en la planificación. Stone Sour, fiel a sus fanáticos, asumió la responsabilidad de sacar adelante el evento, incorporando inclusive tres canciones adicionales al setlist que tenían preparado originalmente, y el público no decepcionó, desde temprano comenzaron a llegar al Caupolicán, y ya sobre la hora, la cancha se presentaba por sobre el 80% de su capacidad.

Unos pocos minutos antes de las 21:00 hrs. se apagaron las luces y con un escenario vacío comenzó a sonar la música de “Gone Sovereign”, primer sencillo de su última producción. Al cabo de unos segundos, hace su ingreso el baterista Roy Mayorga seguido por el resto de la banda, desatando la euforia de los asistentes. La atmósfera se llena de inmediato de toda la energía que transmite Corey Taylor, quien hace gala de su potencia vocal tomándose pequeñas pausas para beber agua y escupirla al público. Llega el turno de otros dos temas pertenecientes a su más reciente álbum, “Absolute Zero” y “A Rumor Of Skin”, los que mantienen la tendencia a los sonidos intensos, con una batería que suena potente y sólidas secuencias de cuerdas que, sin embargo, no logran entrar en sintonía con la totalidad de los fanáticos, existiendo sólo reducidos grupos que saltan y acompañan las letras de las canciones. El público comienza a corear el nombre del vocalista y el frontman responde con un nítido “Thank you so much, Santiago”, dando paso al tema “Hell & Consequences”, que derrocha energía y dinamismo, provocando las primeras secuencias de mosh pit en la cancha. A esta altura ya se comienzan a evidenciar los problemas de salud de Taylor, que constantemente consume líquido para no deshidratarse.

Con los primeros acordes de “Orchids”, el vocalista recuerda que este año se cumple una década desde el lanzamiento de su disco debut, provocando la ovación de los asistentes que saltan en perfecta comunión, estremeciéndose con cada una de las ráfagas de potencia que caen desde el escenario. A pesar de su mermada salud, Taylor demuestra toda su experiencia, apoderándose de cada centímetro de la pista y mostrando un manejo avanzado de todos los fundamentos que debe dominar un vocalista. Con la pregunta de cuantos han escuchado el álbum “Come What(ever) May” (2006) se da paso al tema “Made Of Scars”, que vuelve a dar señales de un público que no termina por encajar. Las revoluciones suben otra vez de la mano de “Mission Statement”, en donde los fanáticos acompañan con los puños en alto, no tardando en aparecer las primeras semillas de moshing, que fluyen al compás de las sólidas secuencias de la guitarra de James Root. La energía e intensidad de “Reborn” parece despertar a un Caupolicán pasivo que, a punta de potencia, comienza a salir de su letargo. Para cuando comienza a sonar “RU486”, el frontman pide la participación de los asistentes, pero sólo unos pocos se comprometen con la propuesta. Taylor continúa escupiendo y lanzando botellas con agua al público, las que en algunos casos pasan peligrosamente cerca de los focos.

Llega el turno de “Monolith”, donde ambos guitarristas se lucen a punta de glissandi y licks perfectamente bien ejecutados; una bandera cae el escenario, la que el vocalista utiliza para secar su sudor y posteriormente lanzarla sobre la batería. Como todo buen anfitrión, Taylor presenta a cada uno de los miembros de la banda, los que son recibidos con una ovación, para luego contraatacar con toda la potencia de “Blotter”. Para la interpretación de “Say You’ll Haunt Me”, el cantante pregunta al público si están dispuestos a ayudarlo a interpretarla, recibiendo casi en un acto reflejo la aprobación de todo el recinto. El carácter más melódico del corte conspira a tener una mayor participación de los fanáticos, los que cantan cada una de las líneas del tema, en las cuales suena nítido el bajo de Johny Chow. Por mientras, Corey Taylor se divierte pidiendo una cámara fotográfica a alguien de la cancha para tomar algunas fotos y posteriormente devolverla. Ya entrando en el último tramo del show, el vocalista se despachó la clásica afirmación de encontrarse en presencia de la mejor audiencia que haya visto en su vida, una frase que, a pesar de rayar en el cliché, cumple con su objetivo de motivar a los asistentes.

El concierto continúa con toda la intensidad de “Digital (Did You Tell)”, que sólo logra entusiasmar parcialmente a los fanáticos. La banda desaparece del escenario, y al cabo de unos segundos vuelve Corey Taylor, acompañado sólo con su guitarra, siendo recibido con aplausos y gritos de cada uno de sus fieles seguidores. Los primeros acordes de “Nutshell”, original de Alice In Chains, bastan para desatar uno de los puntos más memorables de la jornada, con todo el teatro cantando al unísono en una perfecta comunión y con un vocalista evidentemente emocionado. Sólo la primera parte del tema fue necesaria para calentar el ambiente, y de esta forma dar paso a “Bother”, otro tema melódico que es interpretado de manera brillante por el frontman, desplegando lo mejor de su repertorio vocal, el cual es recompensado con los aplausos y la ovación de cada una de las almas del recinto de San Diego. Los últimos suspiros del concierto corren por cuenta de “Through Glass”, donde la banda vuelve al escenario, estructurando un ambiente único, con el público explotando en una sola voz, efecto que sólo se ve interrumpido por una falla técnica que hizo perder potencia a los instrumentos, y que habría pasado desapercibida si Taylor hubiese dejado que los fanáticos siguiesen cantando a cappella. El cierre de la presentación, llega con toda la fuerza y potencia de “30/30-150”, en donde todos los asistentes saltan y cantan aprovechando al máximo los últimos minutos de Stone Sour. La banda se retira entre aplausos y una cerrada ovación; el último en abandonar el escenario es el baterista, quien despliega una bandera chilena que luego usa como capa, mientras reparte sus baquetas entre los fanáticos.

Ni la suspensión del show de Deftones, ni los evidentes problemas de salud de Corey Taylor, ni siquiera la pasividad del público durante largos pasajes del concierto, lograron empañar el excelente debut de Stone Sour en nuestro país, que de la mano de un repertorio potente y enérgico, matizado con algunos temas de corte más melódico, ofreció una presentación sólida, generando grandes expectativas para su concierto del próximo sábado en la primera jornada de Maquinaria Festival. Por otra parte, el sonido no estuvo exento de ripios, haciendo que la voz se diluyera en demasía con el resto de los instrumentos durante la primera parte del evento, sin embargo, es aquí donde surge toda la experiencia y dominio de la figura de Corey Taylor, que desde el primer minuto se apoderó del público y del escenario, dejando en claro que, a pesar de todos los inconvenientes que puedan ocurrir, el show siempre debe continuar.

Setlist

  1. Gone Sovereign
  2. Absolute Zero
  3. A Rumor Of Skin
  4. Hell & Consequences
  5. Orchids
  6. Made Of Scars
  7. Mission Statement
  8. Reborn
  9. RU486
  10. Monolith
  11. Blotter
  12. Say You’ll Haunt Me
  13. Digital (Did You Tell)
  14. Nutshell (cover de Alice In Chains)
  15. Bother
  16. Through Glass
  17. 30/30-150

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Sebastián Rojas

Publicidad
21 Comentarios

21 Comments

  1. El Acotador

    07-Nov-2012 en 4:04 am

    Se nota que son el medio oficial. Nada más que acotar.

    • sergio soto

      07-Nov-2012 en 10:40 am

      Son como los argentinos del fox spots con messi, en vez de jugar el barcelona, juega… messi y casi que el es el dios creador y bondadoso de toda la creación y exitencia…. humo negro es igual con maquinaria se la chupa hasta dejar con ronchas!

      falta de consecuencia!

  2. Krist

    07-Nov-2012 en 4:49 am

    Tal como fue, excelente.

  3. Felipe

    07-Nov-2012 en 5:20 am

    Bien gusto a poco el sideshow de stone sour, faltaron ene temones como get inside… inhale… etc. Bastante gusto a poco (casi.. una hora de show descontando el corte de sonido y el leve retraso), considerando que en un sideshow mínimo por el precio pagado debería ser hora y media por banda. Habrá que esperar a que Deftones la rompa mañana nomás, si no, esto fué una estafa y no valía la pena pagar las lucas por un show supuestamente más completo que el que ofrecerán el fin de semana en maquinaria, donde o tocarán el mismo tiempo, o incluso más…

    • OsoFH

      07-Nov-2012 en 5:38 am

      Dude… crees q no valió la pena pagar 19k por ver a Stone Sour?

      Piensa que hay bandas “menores” que cobran sobre 30k, sólo para verlos a ellos y QUIZÁS un telonero.
      Por otro lado, iwal agradece que hicieron un show aparte en un recinto más pequeño, lo cual le da un aire más cercano, incluso hasta más “personal”.

      Pero bueh… siendo q no fui, pero me llamaron en varias ocasiones, encontré que estuvo DE LUJO.
      Espero mañana sea mejor =)!

      Esop 😛

      • yerko

        07-Nov-2012 en 10:26 am

        Creo Osofh el side show cumplio con las espectativas y cabe recordar que si faltaron esos temas es porque estan promocionando su disco nuevo y que es lo logico a mi me gusto bastante salieron a la hora exacta a pesar de que hubo ese desperfecto con el penultimo tema, creo que supieron sacar adelante un evento el cual ellos era los ” teloneros ” y que por supuesto queda evidenciado que si se vendia la capacidad completa del recinto y deftones tocaba .. Caupolican se LLENABA .. bien humo negro buen review 😉

      • c

        07-Nov-2012 en 11:22 pm

        19000? la entrada cstaba 38000, 28000 con descuento maquinaria. no se de donde sacasta 19000.

  4. Jonathan

    07-Nov-2012 en 7:22 am

    Corey Taylor es un profesional, hoy puede tocar con cualquier banda y hacerlo excelente. Estoy ansioso por verlos en el Maquinaria!

  5. Danilo

    07-Nov-2012 en 9:18 am

    la raja, el concierto, nada que decir faltaron uno que otro tema pero espero en maquinaria sea mas completo, la información entregada en su plenitud, GRANDE STONE SOUR!

  6. Juan Pablo

    07-Nov-2012 en 10:25 am

    compro entrada para hoy, favor contactar mi numero de contacto es: 96900941 y 02-5895466

  7. Marcos

    07-Nov-2012 en 10:27 am

    Qué problemas de salud tiene Corey?

  8. Nicolas

    07-Nov-2012 en 10:54 am

    Que problema de salud tenia corey taylor? si por tomar agua cada 2 canciones es tener problemas de salud, entonces 7 mil millones de personas en el planeta si cantaran tendrian problemas de salud. A mi me parecio impecable el show, lo unico que estoy seguro que en el maquinaria tocaran casi exactamente lo mismo, ya que este set list deayer, si no fuera por una que otra cancion fue lo mismo que lo que vienen tocando en sus ultimos recitales, es decir es lo unico que esta ensayado. Punto a parte roy mayorga un reloj en la bateria, no le escuche absolutamente nada mas que perfeccion.

    • Diego

      07-Nov-2012 en 11:51 am

      Enfermo estaba, si estuviste ayer escuchando cuando consulto si se escuchaba bien ya que estaba enfermo por el clima.

      • Felipe

        07-Nov-2012 en 1:15 pm

        under the weather es una expresion. no quiere decir q estaba enfermo por el clima.

    • Elma Montt

      07-Nov-2012 en 4:24 pm

      en resumen el mismo dijo “como me escucho?, es q estoy pal pico de enfermo, pero demosle.”

    • Elma Montt

      07-Nov-2012 en 4:24 pm

      en resumen el mismo dijo “como me escucho?, es q estoy pal pico de enfermo, pero demosle.”

  9. Juan José

    07-Nov-2012 en 1:16 pm

    Soy fanático de Stone Sour, los sigo desde su primer disco, pero de verdad quedé con gusto a poco, a pesar de eso, la banda es realmente sólida. Como dijeron más por ahí, el show estuvo corto, poco más de hora y diez, incluyendo las pausas y el problema técnico. Tampoco hay que ser care raja y exigirle mucho a Corey que si bien se lució, se notaba que no estaba bien físicamente, por lo que sería irresponsable pedir más. Ojalá que en Maquinaria toquen los temas que faltaron ayer, pero lo más probable es que el show sea más corto.

  10. mauro

    07-Nov-2012 en 10:59 pm

    Cabros, bien juleras las fotos wn; medio oficial y fotos ahi no mas; ojo con eso

  11. c

    07-Nov-2012 en 11:27 pm

    Muy corto el concierto y es verdad, el publico no estaba tan prendido (obviamente habia gente que solo compro la entrada por deftones). No tenia idea del setlist que estaban tocando por sudamerica, asi que me sorprendió Monolith y los temas del Audio Secrecy que pense no tocaria, esperaba, en cambio que tocarian Come What (ever) May y Get inside…

  12. cuir longchamp

    08-Nov-2012 en 4:31 am

    Top put up. I anticipate reading further. Cheers

  13. Gusanote

    08-Nov-2012 en 12:31 pm

    Medio oficial y no se puede esperar mas.

    “…efecto que sólo se ve interrumpido por una falla técnica que hizo perder potencia a los instrumentos, y que habría pasado desapercibida si Taylor hubiese dejado que los fanáticos siguiesen cantando a cappella. ” NIGGA PLEASE!

    Ese condorazo no hizo que bajara la potencia. Se fue a la mierda el sonido! y que hubiese pasado desapercibida si nos hubiesen dejado cantar solos? jajajjaa se pasaron.

    Stone Sour se las mandó pero no le bajen el perfil al condorazo que no fue una vez si no 2 veces.

Responder

En Vivo

DIIV: Esquemas Juveniles

Publicado

en

DIIV

Aunque estamos en una época con la posibilidad de más estilos que nunca, lo que es más claro de ver son las convergencias, cuando existen cosas muy diferentes que tienen un punto de encuentro. Nadie podría decir que Mac DeMarco, Wild Nothing y DIIV suenan igual, pero estos tres actos, con popularidad en nuestro país, tienen una sensibilidad con las guitarras y los ritmos que los hacen convivir incluso en el mismo sello, Captured Tracks. Pero luego aparecen las diferencias, que tienen más relación con cómo se disponen en un escenario o cómo se disponen ante su propia música, algo que se reafirmó en una nueva visita de DIIV, enterando su tercera vez en Chile.

Antes, todo partió con un potente set de Adelaida. La banda de Valparaíso estuvo muy bien elegida para partir con la jornada, en especial por la energía desplegada, que redundó en una ovación del público al cierre de su show pasadas las 21:45 hrs., donde pasaron por canciones como “1999” y “Eco”, para cerrar con la explosiva “Cienfuegos”, en su mayoría tracks que pertenecen a “Paraíso”, el disco que editaron en 2017. Un sólido espectáculo de una de las bandas más potentes del rock chileno, cuyo repertorio está siendo rápidamente engrosado.

Tras 25 minutos de espera, y teniendo a la mitad de DIIV en los últimos minutos ajustando ellos mismos sus instrumentos, entró a escena la banda de Brooklyn, que de inmediato podía establecer su potencia. A diferencia de Wild Nothing o DeMarco, lo de DIIV es más potente en el proscenio, y ellos no caen en la autoindulgencia, pese a que las formas de Zachary Cole Smith pudieran hacer creer lo contrario. Toda la banda suena cohesionada y eso deriva en el peso escénico que proyectan. Mientras Zachary pareciera al comienzo un vocalista parco que no se interesa en que se le entienda poco, luego se denota que eso es parte de la estética mientras él está enfocado como láser en lo suyo, y también en la guitarra de Andrew Bailey, con quien se complementan perfectamente.

Además, esta energía enfocada y este sonido aplanador no caen en un saco roto, porque el público que llegó a Club Blondie (que, vale decir, cada vez suena mejor para bandas) estaba dispuesto a saltar y sentir este show como algo realmente relevante. Ya en “Human” y “Dopamine” la algarabía era tal, que gente de la audiencia hacía crowdsurfing y otros revoleaban la polera o lo que fuera en el aire, como si se estuviera alentando al equipo en el estadio, con una conexión envidiable.

Aunque se ha visto a DIIV varias veces en vivo, existe algo que hace que se vuelva a ellos. Y tal vez sea esa sensación de que, en medio de todos los esquemas que rodean lo que son y proyectan sus canciones, existe una banda que tiene mucho que entregar, enfrentándose al cliché de los conjuntos que suenan o se ven similar, y que en general tienden a restringir el caudal de energía. En temas como “Past Lives” quedaba en claro que no se trataba meramente de escuchar versiones como las oscuras rendiciones de los discos, sino que algo de mayor alcance explosivo, sin traicionar esas sensaciones.

No es que DIIV sea la banda más brillante del mundo. Tras entregar una canción nueva sin título, tocaron un minuto de algo ininteligible y esos son gestos contradictorios, pero al menos reposa algo de honestidad en ellos que los hace ser de lo mejor de su rebaño, algo que en el iluminado final con “Dust”, “Doused”, y luego el encore con “Wait” (en el cual Andrew salió con un sostén que una persona lanzó al escenario) quedó de manifiesto. Poco más de una hora y cuarto que explicitan a DIIV como parte de los actos en los que no se debe desconfiar, porque pese a seguir modelos que parecieran muy definidos, ellos aún son capaces de entregar algo que los separa de la indulgencia y la simplona sencillez, y es así como probablemente los neoyorquinos consigan el paso a la trascendencia.

Setlist

  1. (Druun Pt. II)
  2. Is The Is Are
  3. (Druun)
  4. Human
  5. Under The Sun
  6. Dopamine
  7. Sometime
  8. Oshin (Subsume)
  9. Incarnate Devil
  10. Bent (Roi’s Song)
  11. Past Lives
  12. Nueva canción
  13. Healthy Moon
  14. Loose Ends
  15. Dust
  16. Doused
  17. Wait

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: