Contáctanos

En Vivo

Sting: Un viaje indeleble

Publicado

en

Corría octubre de 1980 y los icónicos The Police lanzaban el exitoso álbum “Zenyattà Mondatta”, su tercer trabajo tras los también excelsos “Outlandos D’Amour” (1978) y “Reggatta De Blanc” (1979), y tan sólo un par de meses después de esta fecha este redactor llegaría al mundo, obviamente sin tener ningún grado de consciencia respecto a que en ese mismo contexto histórico estaba compartiendo escenario con una de las bandas de rock más influyentes de Reino Unido, y mucho menos podría haber reconocido la importancia y trascendencia que tendría Sting, Andy Summers y Stewart Copeland, las talentosas figuras tras este magistral proyecto. A medida que fui creciendo, y a pesar de la sorpresiva extinción de la agrupación en 1984, la música de The Police se convirtió en invitado frecuente en cada una de las reuniones familiares. Años después, la figura de Sting se hizo cada vez más grande, no sólo por su invaluable legado junto a Summers y Copeland, sino también por su exitosa carrera solista que parecía no conocer de límites, exudando talento e inspiración en cada una de sus composiciones.

11 Sting @ Movistar Arena 2015

Han pasado casi cuatro décadas desde que Sting comenzara a forjar su estatus de leyenda a nivel mundial, y hoy, a escasos minutos del inicio de una nueva presentación en nuestro territorio, el Movistar Arena está completamente saturado de miles de enfervorecidas almas. Una experiencia diferente a la vivida en 2007, cuando The Police se presentó en el Estadio Nacional: ahora el escenario es más íntimo, la conexión más inmediata, y la promesa de un show que vaticina un repaso por sus grandes éxitos, hacen de este momento una postal singular, uno de esos recuerdos que permanecerán indelebles en nuestro subconsciente, incluso cuando la  memoria comience a fallar a raíz de la edad. Las luces se apagan, el corazón acelera su ritmo, los músculos se contraen y, en una suerte de surrealismo mágico, la carismática figura de Sting, acompañado por sus cuatro músicos y su bajo, hace su aparición en medio de una ensordecedora ovación.

Sin mediar introducción, llega el primer golpe sonoro de la mano de “If I Ever Lose My Faith In You”, donde de inmediato queda en evidencia que la calidad vocal de Sting se mantiene intacta, no acusando el paso de sus 64 años. “Every Little Thing She Does Is Magic” es el primer tema de The Police en hacer su aparición, y las miles de voces que acompañan la melodía son testimonio viviente de lo arraigada que están estas canciones en el inconsciente colectivo nacional. Uno a uno se van sucediendo los incombustibles éxitos del catálogo del sempiterno músico. “Englishman In New York” y “So Lonely” penetran en los sentidos con la precisión de dagas perfectamente afiladas; una exquisita combinación de melodías y texturas que resuenan en un volumen moderado, pero que se proyectan por todo el lugar a través de las voces de los fanáticos que desde el primer minuto conectaron con el británico, estableciendo una comunión casi instantánea, un lazo invisible.

05 Sting @ Movistar Arena 2015

El dinámico ritmo de “When The World Is Running Down, You Make The Best Of What’s Still Around” sobresale por el delicado sonido del teclado de David Sancious. “Seven Days” y el clásico “Fields Of Gold” siguen manteniendo en alto la intensidad de la presentación, con los músicos funcionando en una sólida complicidad y un Sting que a ratos no teme ceder el protagonismo a la delicada melodía que emana de la guitarra acústica de Dominic Miller, quien en “Driven To Tears” intercambia los sonidos más pausados por toda la potencia y distorsión de la guitarra eléctrica. El frontman interactúa con el público para improvisar una suerte de colaboración en el coro de “Heavy Cloud No Rain”, que aporta un grado aun mayor de conexión y que configura uno de los momentos más participativos de una velada que hasta el momento ha carecido de puntos bajos.

La mirada de Sting se pierde en el mar de fanáticos que se rinden ante su majestuosidad, como si quisiera escarbar un poco más profundo en la multitud, desgarrando con sencilla precisión cada una de las fibras del cuerpo para inyectar cada nota directamente en las entrañas. “Message In A Bottle” y “Shape Of My Heart” someten aún más a la bestia, reduciéndola a su más mínima expresión, mientras el músico se mantiene impávido, con la tranquilidad del apostador que sabe que tiene la mano ganadora, y que los dados están cargados a su favor desde que el juego comenzó. La sobriedad de Sting es el principal ejemplo de que no siempre es necesario valerse de una gran cantidad de elementos anexos y apoyos visuales para estructurar un show de calidad, muy por el contrario, la génesis de toda buena presentación radica en la calidad de los músicos que están sobre el escenario, y es justamente en este ítem que el inglés muestra todas sus credenciales, con una voz muy bien cuidada, un preciso manejo escénico, y una combinación de músicos de gran nivel.

01 Sting @ Movistar Arena 2015

Sting motiva al público para que alienten a Vinnie Colaiuta en la introducción de “The Hounds Of Winter”, en donde todos los aplausos se los lleva la potente voz de la corista Jo Lawry, sorprendiendo por su exquisito control, que le permite transitar en el filo de la cornisa de los gritos, en un ejercicio muy difícil de lograr, pero que en ella fluye de manera totalmente natural. Tal vez debido a la calidad de la presentación o a la mezcla de ansiedad y excitación acumulada por tanto tiempo, en un abrir y cerrar de ojos ya se había ido la primera hora de show, con una inmejorable selección de éxitos que sobresalen por su energía y calidad de ejecución. La liturgia continúa con “Wrapped Around Your Finger” y “De Do Do Do, De Da Da Da”, que siguen consumiendo la energía del enfervorecido Movistar Arena, que no para de rendir pleitesía a la imponente figura de Sting.

El escenario es cubierto por un manto de luces rojas, marcando así el ambiente perfecto para dar la bienvenida a una extensa interpretación del clásico “Roxanne”, el que es amalgamado con una versión de “Ain’t No Sunshine”, original del músico estadounidense Bill Withers, en una combinación que recibe la aprobación de todo el público. Los músicos abandonan el escenario y de inmediato un aluvión de silbidos y gritos comienzan a clamar por el regreso de sus ídolos, los que rápidamente satisfacen el requerimiento y retornan para seguir ofreciendo nuevas dosis del exquisito repertorio de Sting. Con “Desert Rose”, melodía con tintes árabes, el músico deleita a sus fanáticos con algunos pasos de baile que arrancan más de un grito apasionado y, sobre todo, varios suspiros ahogados. Qué desafío tan exigente tener que salir al escenario día tras día, a interpretar canciones que has cantado miles de veces, tratando de sonar convincente y proyectar las mismas emociones y sensaciones de la primera vez. Y es precisamente en este rubro donde Sting saca enorme ventaja sobre otros artistas: con una capacidad innata de impregnar de sentimiento cada una de sus interpretaciones, “King Of Pain” y “Every Breath You Take” sería la evidencia más empírica de este fenómeno, con melodías rebosantes de autenticidad y sensibilidad, estableciendo una suerte de trance entre el músico y su público.

12 Sting @ Movistar Arena 2015

Los músicos vuelven a abandonar el escenario, pero de inmediato queda en evidencia que ninguna de las personas presentes están dispuestas a moverse de sus asientos sin deleitarse con un poco más de Sting y compañía. Al cabo de unos pocos segundos –donde la ansiedad extendió más de la cuenta- los músicos retornan para ofrecer las últimas dos canciones de la velada. Primero la sólida “Next To You”, para posteriormente bajar el telón con una bella interpretación de “Fragile”, en donde Sting por primera vez se desprende de su desgastado bajo, para colgarse la guitarra acústica, en una de las imágenes más bellas de la jornada, poniendo el broche de oro a una presentación memorable de principio a fin, y en donde pudimos ver la figura de Sting en toda su magnitud.

Años de espera que se diluyen en menos de dos horas, tiempo insuficiente para hacer un recorrido más profundo a través del exquisito repertorio de Sting, pero que deja una selección de episodios memorables, una suerte de grietas sensoriales que permanecerán grabadas a fuego en el subconsciente de quienes esta noche se dieron cita en Movistar Arena. Qué lujo ser testigo de un show de esta envergadura, el que no sólo sobresalió por el inherente carisma del músico inglés, sino también por su mágica capacidad de conjugar sensibles melodías con pasajes colmados de sentimiento y emoción, manteniendo siempre un equilibrio sonoro que se extendió a lo largo y ancho del recinto del Parque O’Higgins, sometiendo a un público completamente conectado, el que en ningún momento opuso resistencia y que, sin duda, a partir de este momento no perderán oportunidad para comentarle a sus amigos que estuvieron presentes en una de las mejores presentaciones que han pasado por nuestro territorio. Tal como era de esperarse, Sting no decepcionó, y nos llevó en un viaje a través de su trayectoria, desde sus primeros pasos junto a The Police hasta su consagración como una de las figuras más respetables del universo del rock.

Por Gustavo Inzunza

Fotos por Luis Marchant

Setlist

  1. If I Ever Lose My Faith In You
  2. Every Little Thing She Does Is Magic (original de The Police)
  3. Englishman In New York
  4. So Lonely (original de The Police)
  5. When The World Is Running Down, You Make The Best Of What’s Still Around (original de The Police)
  6. Seven Days
  7. Fields Of Gold
  8. Driven To Tears (original de The Police)
  9. Heavy Cloud No Rain
  10. Message In A Bottle (original de The Police)
  11. Shape Of My Heart
  12. The Hounds Of Winter
  13. Wrapped Around Your Finger (original de The Police)
  14. De Do Do Do, De Da Da Da (original de The Police)
  15. Roxanne (original de The Police) / Ain’t No Sunshine (original de Bill Withers)
  16. Desert Rose
  17. King Of Pain (original de The Police)
  18. Every Breath You Take (original de The Police)
  19. Next To You (original de The Police)
  20. Fragile

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

En Vivo

Septicflesh + Fleshgod Apocalypse: Colosales

Publicado

en

Septicflesh

En todas las ocasiones en que la sangre ha reemplazado a la tinta y ha teñido las páginas de HumoNegro con el propósito de hablar acerca del death metal, ha sido un deber el reconocimiento de la trascendencia del género en la historia de la música extrema y de cómo su proliferación ha sido capaz de revitalizar de forma constante a gran parte del espectro. Tal vorágine se ha gestado durante más de tres décadas, período donde ha experimentado la manera en que, desde sus entrañas, la esencia indómita y vehemente que caracteriza al estilo ha mutado a través del tiempo, incorporando elementos y sobre todo nuevas perspectivas creativas, asesinas del letargo. En ese sentido, Septicflesh y Fleshgod Apocalypse, protagonistas de la velada en Club Blondie y debutantes en Chile, ostentan un prestigio que los ubica en la vanguardia del contexto, gracias propuestas cuyo hilo conductor no sólo se basa en perpetuar la escuela del “metal muerte”, sino también en la complejidad de la música clásica y sus arreglos.

En este lado del mundo ambas agrupaciones gozan de bastante de popularidad, y así quedó demostrado ayer con el contingente que desde temprano llenó las dependencias del recinto de calle Alameda, incluso al momento de Homicide, el acto soporte nacional, quienes en esta oportunidad, acorde al tenor de la jornada, exhibieron con mucho ímpetu y rigor parte de su último trabajo, “The Sosh Guar”, del año pasado, en treinta minutos que a grandes rasgos no tuvieron inconvenientes en la ecualización, y donde fueron bien recibidos por la concurrencia.

Puntuales a las 20:00 horas, los italianos de Fleshgod Apocalypse dieron inicio a sesenta minutos de actuación que rozaron la perfección, evidenciando desde “In Aeternum” –el primer tema como tal tras la introducción instrumental– la razones que los han llevado en apenas diez años de carrera a ser considerados un acto imprescindible en la escena actual, y uno de los más extremos y técnicos en los anales del death metal. La puesta en escena de la concepción híbrida del arte que practica la banda cautivó a la audiencia de inmediato, varios mostrándose atónitos e incrédulos ante la ejecución casi “robótica” (en el buen sentido de la palabra) de “Healing Through War” o “Cold As Perfection”, que, junto a la anterior, forman parte de su último disco, “King” (2016), dueño de la venia de la crítica y del público, y que compone mayoritariamente el repertorio del grupo en esta gira.

The Violation” sonó insana; el corte promocional de “Agony” (2011) es una de sus canciones más conocidas, y así lo demostró la gente que vibró con la velocidad sobrehumana que predomina no solo en esta composición, sino en el alma de Fleshgod Apocalypse. Durante todo el concierto fue posible oír con claridad los arreglos orquestales y también el acompañamiento de la soprano, como ocurrió en “Epilogue”, única pista extraída de “Labyrinth” (2013), donde se muestran sobresalientes, mientras que “Gravity” se acerca más a lo convencional propio del estilo, aunque sus detalles mantienen el entramado y su sofisticación.

Para cerrar su estreno en territorio nacional, “The Fool”, single de “King”, desplegó todas sus armas para convencer a los seguidores de su poder y para confirmar las alabanzas que el disco ha cosechado en el planeta. “The Egoism” y luego “Syphilis”, también de “King”, bajaron el telón ante una ovación que conmovió a los europeos, quienes prometieron volver al país y así impresionar una vez más a los seguidores, hasta el punto de dejarlos atónitos, tal como aconteció ayer.

Con la portada de su flamante “Codex Omega” (2017) de fondo, más algo de parafernalia alrededor del mismo álbum, Septicflesh ocupó sus posiciones y, tras saludar efusivamente a los presentes, se despacharon “War In Heaven”, canción que abre la genialidad del registro  “Titan” del año 2014 y que, junto a “Communion” (2008), “The Great Mass” y su disco más reciente, forman parte del renacer del conjunto griego que en el año 2003 se separó por casi un lustro, hasta que con aires renovados y maestría retomaron una carrera que, desde entonces, sólo ha conocido de halagos.

Se entiende, entonces, que el primer tercio de su presentación incluyera una pieza de cada ciclo de esta nueva etapa; “Communion” es una demostración de la máxima ferocidad que han alcanzado, mientras que “Pyramid God” y “Martyr” cuentan con una mayor cantidad de matices y texturas, sobre todo del metal más contemporáneo, que en la sumatoria han refrescado el espíritu de la banda, además de acercarlos a un público más joven.

Cabe recordar que Christos Antoniou, guitarrista y compositor de Septicflesh, tiene un postgrado en música clásica obtenido en la Escuela de Música de Londres, hecho que le ha permitido incorporar en la grabación de los discos tanto a la Orquesta Filarmónica de Praga como a su coro de niños, ampliando de forma exponencial el impacto de los arreglos orquestales compuestos por él en la música de los helénicos, algo que es sin dudas su principal fortaleza, de la mano con la ejecución meticulosa por parte de todos los integrantes, destacando a su baterista Kerim “Krimh” Lechner (ex Decapitated), quien se ubica con facilidad en el círculo de los mejores en su puesto, porque sus habilidades y su presencia en la mezcla en vivo son superlativas. Es así como el equilibrio entre la belleza de la música docta y la naturaleza violenta de la agrupación dan origen a un ser único en su especie, que en “Prototype” y “The Vampire From Nazareth” hizo gala de tales características y cautivó a los presentes, quienes desde Fleshgod Apocalypse ya se encontraban en trance, totalmente conectados con los artistas.

La canción más antigua tocada por Septicflesh anoche fue “Unbeliever”, proveniente de “Sumerian Demons” (2003) y fue la antesala a un remate a cargo de “Persepolis” y, la más coreada de la noche, “Anubis”, ambas del aclamado “Communion”, por lo tanto, es posible aseverar que aquel momento la gente se mostró aún más efusiva, provocando uno de los mosh pit más grande la tarde.

La historia griega de la deidad benefactora y creadora de la humanidad es aludida en “Prometheus”, corte que concluyó la presentación con los ánimos muy encendidos y con mucha euforia por parte todos los asistentes, satisfechos y conformes tras ser testigos de una jornada atípica, dadas las personalidades exóticas y, sobre todo, técnicas tanto de Septicflesh como de Fleshgod Apocalypse. Ambos prometieron volver al país y es de esperar que así sea, porque lo presenciado anoche fue sublime y ratificó la vigencia del metal extremo en estos días, en su vertiente más innovadora.

Setlist Fleshgod Apocalypse

  1. Marche Royale
  2. In Aeternum
  3. Healing Through War
  4. Cold As Perfection
  5. The Violation
  6. Prologue
  7. Epilogue
  8. Gravity
  9. The Fool
  10. The Egoism
  11. Syphilis

Setlist Septicflesh

  1. Dogma Of Prometheus Orchestral
  2. War In Heaven
  3. Communion
  4. Pyramid God
  5. Martyr
  6. Prototype
  7. The Vampire From Nazareth
  8. Portrait Of A Headless Man
  9. Unbeliever
  10. Persepolis
  11. Anubis
  12. Prometheus

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Deeper Understanding A Deeper Understanding
DiscosHace 2 horas

The War On Drugs – “A Deeper Understanding”

Existe un encanto en las obsesiones, pero también esto configura enemigos internos que, en el caso de proyectos exitosos, son...

Colossus Colossus
DiscosHace 1 día

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 5 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 6 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

Publicidad

Más vistas