Conéctate a nuestras redes
Stick Men + David Cross Stick Men + David Cross

En Vivo

Stick Men + David Cross: Choque de astros

Publicado

en

Stick Men ya ha visitado nuestro país en cuatro ocasiones, y si pensamos en las veces que Tony Levin y Pat Mastelotto lo han hecho con otros proyectos, podríamos notar que ambos músicos se presentan en Chile prácticamente una vez al año. Ahora, la agrupación de rock progresivo se presentaría una vez más, pero esta vez lo harían con el debutante David Cross, leyenda del violín que formó parte de King Crimson en el período entre los años 1972 y 1974, alcanzando a participar en tres álbumes fundamentales del grupo: “Larks’ Tongues In Aspic” (1973), “Starless And Bible Black” (1974) y “Red” (1974). A todas luces, el show de Stick Men + David Cross prometería ser un imperdible para los amantes del estilo, ya que estas verdaderas leyendas no sólo interpretarían el material de su autoría, sino que también repasarían algunas composiciones de la emblemática banda liderada por Robert Fripp. Es por eso que, desde muy temprano, los fans comenzaron a llenar el Teatro Nescafé de las Artes, nadie quería perderse un sólo minuto de este histórico concierto.

Con una destacable puntualidad, el conjunto ingresó al escenario para comenzar la presentación, lanzándose con un improvisado calentamiento previo para echar a andar toda la maquinaria y arremeter con “Hide The Trees”, canción que abrió el repertorio, demostrando de inmediato todo el virtuosismo y gran entendimiento que cada músico posee no sólo con su instrumento, sino que también con el resto de sus compañeros. La adición de David Cross permite dar un nuevo aire a la clave progresiva que va marcando la banda, agregando así un nuevo espacio donde poder desarrollar creatividad sonora y dejarse llevar por el sentimiento dominante en el momento, puesto que la especialidad de Stick Men guarda mucha relación con la convivencia entre diferentes espacios, ritmos y formas, estableciendo una armonía que se ve orquestada principalmente desde la batería de Pat Mastelotto, quien, con sus apaleadores golpes, va marcando la pauta para los movimientos que emanan del resto de las piezas de este conjunto.

Así mismo, el Chapman Stick de Tony Levin fue dando rienda suelta a todas las melodías en cada uno de los temas, complementándose perfectamente con Markus Reuter y David Cross, quien de manera inconsciente terminó siendo la estrella principal del show del power trio. De esa manera, era prácticamente imposible dejar pasar el evidente recuerdo a King Crimson con canciones como “The Talking Drum”, “Sartori In Tangier” o “Red”, acogidas con gran entusiasmo por los fanáticos e interpretadas de una manera excepcional por la banda, quienes hicieron gala de toda su creatividad con la adición de pasajes de improvisación entre ciertas composiciones puntuales, generando momentos de mucho goce para los músicos en el escenario, a quienes se les vio concentrados y cómodos a la vez generando estas melodías que nacieron directamente desde los sentimientos. Tal como las describió Levin en un momento, las composiciones cobraban vida delante del público, como si estuvieran junto a la banda en el estudio de grabación, solamente liberando ideas sin ningún ensayo o parámetro previo.

El viaje cobró más fuerza aún mediante los galopantes sonidos de “Mantra”, transportando a los asistentes por los confines del espacio mediante sus espaciales y futuristas estructuras. Fue increíble ver cómo cada músico iba proyectando su música de manera autónoma, reiterando el concepto de que el funcionamiento principal de Stick Men se ve guiado por las ideas individuales y su convivencia en conjunto. “Prog Noir” pudo demostrar eso, dándose el lujo de ser además uno de los únicos momentos puntuales del show que contuvieron voces, quitándose la premisa original, así como también “Open”, cuya versión ultra extendida finiquitó la impecable presentación del cuarteto.

Lo que para algunos podría resultar aburrido o repetitivo, obtuvo una reacción absolutamente contraria a eso, ya que la audiencia en general disfrutó de cada composición interpretada por el conjunto, en una noche donde los sonidos salieron desde cuatro mentes diferentes, con distintas motivaciones, quienes expresaron ideas abstractas que fueron encontrando puntos en común con sus pares. Un show de Stick Men es como presenciar la conformación de una constelación de estrellas, con cuatro cuerpos diferentes formando una sola figura a través de sus sonidos y provocando estallidos de creatividad que inundaron por completo el teatro. La banda hizo suyas canciones que fueron desplegando todo su potencial mediante la ejecución de los instrumentos, siendo las melodías las principales protagonistas de este ballet cósmico. Bastó sólo con una potencia instrumental sin precedentes, ya que las palabras no se echaron de menos en un show donde lo más importante fue la música y su capacidad para contar un relato sin esbozar ninguna silaba.

Setlist

  1. Opening Soundscape / Improvisation
  2. Hide The Trees
  3. Cusp
  4. The Talking Drum (original de King Crimson)
  5. Larks’ Tongues In Aspic, Part Two (original de King Crimson)
  6. Crack In The Sky
  7. Schattenhaft
  8. Sartori In Tangier (original de King Crimson)
  9. Swimming In Tea (nueva canción)
  10. Never The Same
  11. Plutonium
  12. Red (original de King Crimson)
  13. Mantra
  14. Prog Noir
  15. Shades Of Starless
  16. Level Five (original de King Crimson)
  17. Open

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Chumy

    07-Sep-2018 en 10:03 am

    Falto Plutonium en el set list!

    por lo demas, muuuuy buena nota, el recital no tuvo desperdicio alguno…

Responder

En Vivo

Baroness: Celebración y devoción

Publicado

en

Baroness

En pleno desarrollo de la Copa América de fútbol profesional, el evento en Club Blondie comenzó con la transmisión del partido entre la selección chilena de futbol versus la selección de Ecuador. Con el dulce sabor de la victoria de “La Roja”, la banda chilena Bagval salió a hacer de número de apertura. Promocionando su más reciente álbum, “Nvlla” (2017), el cuarteto gozó de un buen sonido y el beneplácito del público, celebrando el show de los locales, quienes se despidieron de la mano de la potente “El Ojo De Dios”. El recinto se llenaba y todo estaba listo para recibir al plato de fondo.

En tiempos donde parece que todo ya está dicho, sobre todo en lo que respecta al rock y al metal, es un gusto encontrarse con una banda que trae a la mesa algo nuevo y fresco. En su década y poco más de carrera, y con cinco álbumes bajo el brazo, Baroness no ha reinventado la rueda, pero sí ha logrado encontrar un estilo propio en la amalgama de sonidos reminiscentes a la primera época de Mastodon y a las clásicas melodías a dos guitarras de Iron Maiden.

John Baizley es la mente maestra de este proyecto, que hoy en día está dando sus mayores pasos, siendo el show de ayer en la capital el primero de una gira que por fin los trajo a este lado del continente como número principal de la jornada. Toda la frescura y versatilidad de sus discos pudo ser disfrutada en vivo, confirmando que Baroness es una de las apuestas más notables del metal en la actualidad.

A Horse Called Golgotha” abrió la actuación de los estadounidenses, respaldados por un buen sonido y la energía de una fanaticada que, conforme iban pasando las canciones, se transformó en el quinto integrante del grupo, funcionando como el gran coro que no se contentaba con cantar cada letra, sino que también cada solo y melodía de las guitarras. “Morningstar” y “Borderlines” siguieron en el set sin mayores pausas entre ellas, dejando en claro que la banda iba a aprovechar a concho cada minuto de la hora y media que estuvieron sobre el escenario de Club Blondie.

Gold & Grey” (2019) había sido lanzado hace exactamente una semana y fue el principal foco de la velada, destacando los sencillos “Seasons” y “Tourniquet”. Aún así, hubo espacio para temazos como “March To The Sea”, “Shock Me” o el tremendo instrumental “Green Theme”. En vivo, todas las virtudes que podemos escuchar en sus discos son elevadas hasta el punto máximo. La conexión y confidencia entre los músicos es total, destacando la presencia de la última ingresada Gina Gleason, quien, además de complementar de manera tremenda a Baizley en la guitarra, es una figura que dota de peso y garra al cuarteto en escena. Esa sinergia, sumada a un público que se portó de maravilla, dio como resultado una noche que rozó la perfección en muchos de sus pasajes.

El encore estuvo marcado por “Isak” y “Take My Bones Away”, esta última funcionando como la gran descarga final, dando por concluido un debut ideal, donde cada una de las piezas encajaron a la perfección y el ambiente fue de celebración y devoción a un grupo que, por lo que pudimos comprobar por sus constantes cumplidos y agradecimientos al respetable, se llevó una gran impresión de nuestro país. Y cómo no hacerlo, si su actuación es una de esas que se agradecen, sobre todo cuando logran reavivar las ganas de seguir escuchando un estilo que, pese a todo lo que algunos digan, todavía nos puede sorprender.

Setlist

  1. A Horse Called Golgotha
  2. Morningstar
  3. Borderlines
  4. March To The Sea
  5. Green Theme
  6. I’m Already Gone
  7. Tourniquet
  8. Shock Me
  9. Eula
  10. Chlorine & Wine
  11. Can Oscura
  12. Seasons
  13. The Gnashing
  14. Isak
  15. Take My Bones Away

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 38 mins

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Fishing For Fishies Fishing For Fishies
DiscosHace 1 día

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Fishing For Fishies”

Nueve años de carrera y 14 discos de estudio. Ese es el saldo de la discografía de los australianos, quienes,...

Corazones Corazones
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 meses

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 2 meses

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 3 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 4 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: