Conéctate a nuestras redes
Steve Rothery Steve Rothery

En Vivo

Steve Rothery: Celebrando conexiones cósmicas

Publicado

en

El eclipse total de sol se podrá ver el 2 de julio, pero algunos de sus efectos y coincidencias providenciales se pudieron observar incluso tres noches antes en el Teatro Oriente de Providencia. Steve Rothery es uno de los guitarristas más relevantes en el rock progresivo y, con este género musical siendo parte de esos referenciados como “perfectos” para musicalizar hechos astronómicos, no es raro que el músico haya sido invitado a tocar en tres observatorios en Chile en el contexto del evento astronómico del año. Aprovechando el cariño que tiene por nuestro país, surgió la opción de una fecha para celebrar sus 40 años en Marillion, y precisamente ese es el concepto que estas conexiones cósmicas permitieron: una celebración.

Ante un Teatro Oriente repleto, lo primero que se vio en el escenario tras el telón fue la banda tributo Fugazi, que, con tres canciones y casi veinte minutos, demostró que suena bien, algo que importaría mucho más adelante, porque sólo diez minutos después de Fugazi, Steve Rothery y algunos miembros de su banda, apoyados por Franco Basso en batería y José Luis Ramos en bajo (ambos de Fugazi) comenzarían el show con un clásico de clásicos de Marillion. “Cinderella Search” e “Incubus” se sucedían, y era apenas el comienzo. Gabriel Agudo estuvo más que competente en la entrega vocal para estas canciones, y el argentino además tiene ese carisma contenido, pero claro para convocar a un público devoto a sumarse a aplausos, coreos y más detalles para que participen en un show que luego de Fugazi tuvo un par de tracks del trabajo solista de Rothery.

The Ghosts Of Pripyat” fue lanzado en 2014, pero quizás con la salida de la serie “Chernobyl” la imaginería de ese disco podía ser aún más patente, y quizás por ello cada solo de Rothery era más interesante, más intrigante, más potente, ya fuera en la épica “Morpheus” o en la melancólica y desgarradora “Old Man Of The Sea”. Más conexiones cósmicas: en esta sección del show el bajo no lo tocó Ramos, sino que Rick Armstrong, hijo del primer hombre en poner un pie en la luna, amigo de Rothery y que hizo un gran trabajo, distintivo con su Rickenbacker, la que vibró fuerte en las paredes del teatro. Pero tras esas extensas composiciones, reverenciadas por un público que se ponía de pie casi después de cada canción, obviamente que lo más esperado fueron los temas de Marillion.

Antes de ir con el disco prometido, “Clutching At Straws” (1987), todavía quedaban momentos tremendos. Luego de la retracción del alma en el trabajo solista de Steve, venía lo más granado de Marillion con el hit planetario “Kayleigh” pegada con “Lavender” y “Heart Of Lothian” como una gran y mutante canción, llena de una épica tierna, pero intenso, para luego tener dos canciones de las favoritas de Rothery como él mismo decía: “Porque eso es lo bueno de hacer una celebración así, que puedo elegir mis canciones favoritas sin que nadie pueda decir lo contrario”, ante las risas de un público que se sorprendía al escuchar “Easter” seguida de “Afraid Of Sunlight”, justo antes del disco prometido.

Escuchar un disco en vivo siempre es una experiencia diferente a cualquier cosa que podría ocurrir en un concierto. Es un producto completo, cuya observación usualmente se ha reservado para momentos individuales o íntimos, que en un escenario se convierte en escena colectiva. Quizás por ello un disco que no muchas veces se considera, al ponderar el legado de los discos de Marillion con el vocalista Fish, agarra otro tipo de vida. “Clutching At Straws” es un álbum conceptual que aborda temas difíciles, como sentir que las cosas no tienen sentido, que trabajar puede ser un escape o una prisión, y cómo se resienten las relaciones cuando el sistema te falla, que es algo que también le pasó a la banda en la vida real con los líos con Capitol Records, que desgastaron a una agrupación en su mejor momento, debiendo rearmarse posteriormente.

La profunda “That Time Of The Night (The Short Straw)”, la muy narrativa “White Russian” o la bailable “Incommunicado” destacaban por sí solas, además de “Warm Wet Circles”, canción que usualmente se encuentra en los setlists de Marillion. Donde la devoción del público se notó más, fue en la reacción a la magistral entrega de “Slàinte Mhath”, tras la cual el propio Steve Rothery analizó cómo es que la gente de Sudamérica, y especialmente en Chile, vivía las cosas con pasión, recordando cómo sintió a la hinchada en un bar viendo el partido con Colombia la noche anterior. El público no sólo aplaudía, sino que había demostrado eso como correcto todo el tiempo, con “Sugar Mice” y “The Last Straw” como últimas canciones de un main set que, tras más de dos horas, aún no agotaba a nadie, dado el talento y energía desplegada.

Por ello nadie se fue, esperando el tramo final, que se alinearan los astros. Y así ocurrió con el gran final, donde Rothery invitó a todos los miembros de Fugazi para conformar una bestial sonoridad, incluyendo también al guitarrista Dave Foster y al tecladista Riccardo Romano. Destacable fue la labor impecable de Franco Basso, quien no sólo es un ingeniero experto en transporte, sino también un baterista que domina todas las facetas del repertorio de Marillion e incluso el material solista de Rothery, una responsabilidad que cumplió de forma sobria, pero clave para el momentum de un show que con “Garden Party” y “Market Square Heroes” pudo culminar dos horas y media de una conexión maravillosa, con Steve Rothery feliz, listo para subir a La Silla o ALMA a tocar más cerca del cielo eclipsado, luego de un baño de energía de un público no sólo devoto, sino también feliz de haber vivido esta celebración prácticamente perfecta.

Setlist

  1. Cinderella Search (original de Marillion)
  2. Incubus (original de Marillion)
  3. Fugazi (original de Marillion)
  4. Morpheus
  5. Old Man Of The Sea
  6. Kayleigh (original de Marillion)
  7. Lavender (original de Marillion)
  8. Heart Of Lothian (original de Marillion)
  9. Easter (original de Marillion)
  10. Afraid Of Sunlight (original de Marillion)
  11. Hotel Hobbies (original de Marillion)
  12. Warm Wet Circles (original de Marillion)
  13. That Time Of The Night (The Short Straw) (original de Marillion)
  14. Going Under (original de Marillion)
  15. Just For The Record (original de Marillion)
  16. White Russian (original de Marillion)
  17. Incommunicado (original de Marillion)
  18. Torch Song (original de Marillion)
  19. Slàinte Mhath (original de Marillion)
  20. Sugar Mice (original de Marillion)
  21. The Last Straw (original de Marillion)
  22. Garden Party (original de Marillion)
  23. Market Square Heroes (original de Marillion)

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Publicidad
Clic para comentar

Responder

En Vivo

Cómo Asesinar A Felipes: Operación en tres pasos

Publicado

en

Cómo Asesinar A Felipes

En tiempos de streaming y de la fugacidad máxima en la atención a la escucha de la música, no apostar por los singles es una derrota segura en los papeles para muchos, pero cuando se conocen las capacidades, esto no importa. Estamos en un año bisagra, de final de década, y luego de ver el lanzamiento de “Naturaleza Muerta”, el séptimo capítulo discográfico de Cómo Asesinar A Felipes, se puede observar cómo es que, en el balance, CAF es probablemente la mejor banda chilena de la década. La capacidad de evolucionar, de sobreponerse a la adversidad, de seguir adelante, aunque la música no tenga vocación de masividad porque el arte no se corrompe para llegar a más gente. Tienen una de las trayectorias más potentes en la música chilena como un todo, más allá de cuánta gente llevan a los conciertos o de cuánto se hable de ellos. Lo indefinible de su propuesta es una bendición y una maldición a la vez, pero nada de eso afecta a cómo su discografía y arrojo en vivo se hace más y más fuerte.

Sala Metrónomo recibió a cientos de personas que esperaban a CAF mientras colgaban las palabras “Cómo Asesinar A Felipes”, dándole un marco gigante a todo, mientras un espacio similar a una mesa de sonido estaba cubierto en el medio de la cancha. A las 22:40 hrs. la acción inició con bailarines casi a oscuras, mientras bases (que perfectamente podrían ser demos de CAF) sonaban para marcar los espacios de iluminación, manejada como un misterio, mientras la operación se ponía en marcha, en tres actos claros y llenos de significancia para comprender todos los momentos en los que la banda está a la vez.

Minutos después, DJ Spacio, SebaBala, Metraca y Cristián Gallardo iban a ese espacio cubierto que escondía la propuesta “CAF Entre Máquinas”, que, con sintetizadores, tornamesa y un controlador MIDI, podía armar el sonido CAF mientras Koala Contreras comenzaba con las líricas de “Formo Parte De Un Engaño”. Aunque CAF tiene una raíz orgánica, con su sonido teniendo como piedra angular la desafiante base rítmica que ponen Felipe Salas y Sebastián Muñoz, las máquinas le sientan bien al conjunto y extiende la profundidad sonora en tracks que en su mayoría vienen de los primeros discos, como “Ya Llegó” o “Alerta Roja”. Koala Contreras rapea a la distancia, mientras la gente se concentra –a lo Boiler Room– en lo que hace el cuarteto en el medio de todo, con todo el mundo disfrutando en este primer acto que incluso tuvo la dificultad de ciertos contratiempos en el Macbook usado por DJ Spacio, pero que no representó una amenaza inmovilizadora para el conjunto. Koala Contreras apareció en momentos esporádicos para acercarse piola a sus compañeros, mientras sonreía al ver la escena, al convertirse en narrador omnisciente y observar al público maravillado.

Tras el cierre de este acto, bailarines estuvieron entre la gente, siendo una transición precisa para lo que sería la aparición en el escenario de CAF, que, luego de la intro de “Naturaleza Muerta”, “La Verdad Fundamental”, tocarían “Días Oscuros” acompañados al igual que en el disco por Camila Moreno y Raimundo Santander. Esta canción tiene la misma sensación que en el álbum, donde primero su dinámica desconcierta, pero luego es el fraseo de Camila el que hace que todo aterrice, entre trazos de trip hop y jazz, mientras la flauta de Cristián y la guitarra de Raimundo operan como mecanismos de ternura en medio de atmósferas cargadas, y así es cómo se desarrolla el disco completo en este segundo acto. Adaptarse, cambiar o desaparecer. Lo dice claramente el intermedio del mismo nombre que suena antes de “Disparan (Fill The Skies)”, donde una voz grabada de Chino Moreno golpea duro, mientras Koala Contreras mira al lado como si el fantasma del vocalista de Deftones estuviera ahí, sonando como si la física no existiera y la teletransportación fuera posible.

Luego de “Los Misterios De La Naturaleza”, un cello y un violín se introducen mediante el talento de dos músicos mujeres que suman épica a “Busca La Paz”, mientras que, luego de “Nada Existe Aisladamente”, el grupo Avalancha y David Añiñir, poeta mapurbe, se hacen presentes en el cierre del segundo capítulo de esta noche con “Ha Vuelto A Pasar”. La intensidad de esta canción se acrecienta con los versos urgentes del poeta, con su entrega nerviosa, enfática y compleja, buscando los recovecos del ritmo para no conflictuar a la canción, y así enriquecerla. Luego toma la trutruka para formar parte del sonido, porque sí, nada existe aisladamente y el mensaje de Añiñir es uno en el que la conexión entre la gente es fundamental, algo que CAF aplicó con maestría en una noche de lanzamiento llena de generosidad.

Parecía que luego de esto el show se acabaría o contaría con un encore simple, pero con la sucesión de las canciones se vería que este era un tercer acto donde la banda quería dar una pincelada a través de su catálogo, desde “Pájaros En Contra” en adelante. This is not about an álbum. Y es cierto, se trata de una carrera, coronada por un disco que referencia a la naturaleza humana, a la naturaleza muerta, y también a la naturaleza de las máquinas disponibles. “Ya Perdimos La Paciencia” dice que “tenemos un propósito en común: aprender a crecer”, y esta canción es premonitoria de lo que sería CAF. Eso se nota con la composición inmediatamente consecutiva, “Exterior (Parte I)”, de “Elipse” (2017), disco sin canciones, sino que con movimientos y partes, desde la obsesión con el número 3 que quizás un show en tres actos sigue recogiendo, con maestría, por “la necesidad de compartir un mensaje” que todavía tiene mucho por resonar.

Síguela” y “III” prendiendo la mecha cerrarían un show implacable en sus ambiciones y sus posibilidades, valorando cada remoto rincón de esa exploración que, como pocos, logra Cómo Asesinar A Felipes. “Nada Más, Nada Menos” sería el verdadero encore para cerrar con broche de oro, como se merece esta trayectoria como pocas. “Lengua de doble filo en contra rebota, te habla el corazón y te quema la boca”, dice otra gran composición de CAF, y es que es difícil mantener este nivel y hacer lucir como si fuera fácil.

Podría parecer que los parabienes hacia Cómo Asesinar A Felipes son repetidos y casi por añadidura, pero lo cierto es que, como pocos, el quinteto consigue mantenerse en alza, en una operación compleja aunque exitosa en cada paso que dan, y tras la hora y cuarenta y cinco minutos de experiencia en Sala Metrónomo, lo cierto es que, si ellos son como tú, el peor ejemplo, entonces que así sea, tal como dice la banda chilena de la década.

Setlist 

  1. Formo Parte De Un Engaño
  2. Ya Llegó
  3. Caen
  4. Alerta Roja
  5. Influencia
  6. La Verdad Fundamental
  7. Días Oscuros
  8. Adaptarse, Cambiar O Desaparecer
  9. Disparan (Fill The Skies)
  10. Los Misterios De La Naturaleza
  11. Busca La Paz
  12. Nada Existe Aisladamente
  13. Ha Vuelto A Pasar
  14. Pájaros En Contra
  15. Ya Perdimos La Paciencia
  16. Exterior (Parte I)
  17. Síguela
  18. III
  19. Nada Más, Nada Menos

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Everything Not Saved Will Be Lost Everything Not Saved Will Be Lost
DiscosHace 5 días

Foals – “Everything Not Saved Will Be Lost – Part 1”

Foals aparece este 2019 como si estuviera indagando en su propia capacidad de lograr una atmósfera íntima, pero también llena...

False Alarm False Alarm
DiscosHace 6 días

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 7 días

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 2 semanas

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 2 semanas

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 2 semanas

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 3 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 3 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 3 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 4 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Publicidad
Publicidad

Más vistas